La aplicación FaceApp comenzó a circular nuevamente en las redes sociales después del lanzamiento gratuito del filtro “cambio de género“.

La novedad incluso generó el hashtag “faceappchallenge” y recibió cientos de miles de acciones en Facebook e Instagram.

Como resultado, también se volvieron a plantear dudas sobre la seguridad de la aplicación de reconocimiento facial y los riesgos de compartir esta información por motivos de privacidad.

Fabio Assolini, analista senior de seguridad en Kaspersky, aseguró que la aplicación no contiene ningún elemento malicioso. Sin embargo, dado que el reconocimiento facial es una tecnología utilizada principalmente para la autenticación de contraseñasel usuario debe tener mucho cuidado al compartir su imagen con terceros.

“Tenemos que tratar estas nuevas formas de autenticación como contraseñas, ya que cualquier sistema de reconocimiento facial disponible ampliamente puede terminar siendo utilizado tanto para bien como para mal”, advirtió el experto de Kaspersky.

Según Assolini, la compañía propietaria de la aplicación podría vender las imágenes a entidades que utilizan la Inteligencia Artificial (IA) para realizar modificaciones de reconocimiento facial.

“Además, se debe tener en cuenta que estos datos se almacenan en servidores de terceros, y que también pueden ser robados por ciberdelincuentes y utilizados para suplantar identidades”, agregó.

El analista pidió a los usuarios ser conscientes sobre la seguridad de la aplicación y descargarla solo de tiendas oficiales.

Reiteró la importancia de leer los términos de privacidad de las aplicaciones para comprender qué información se solicita.

“Según datos de nuestro estudio Resaca Digital, más del 55 por ciento de los latinoamericanos no lee los términos de uso de aplicaciones y se olvidan de pensar cómo sus datos pueden ser utilizados”, concluyó Assolini.

Estas son algunas recomendaciones que deben seguir los usuarios antes de bajar la aplicación.

  • Asegúrese de que la aplicación sea confiable y se descargue de tiendas oficiales.
  • Lea los términos de privacidad para comprender qué información se solicita.
  • Trate el reconocimiento facial como una contraseña: no lo use en todas partes.
  • Compruebe siempre los permisos que se solicitan, como el inicio de sesión asociado a una cuenta existente en una red social determinada.

 

Con información de López-Dóriga Digital