‘Los tres amigos’ que conquistaron la década en los premios Oscar

Alfonso Cuarón, Alejandro González Iñárritu y Guillermo del Toro destacaron en varias ediciones de los premios Oscar durante la última década en las principales categorías del galardón.

40

El año 2013 dio el banderazo de salida de los éxitos que cosecharían tres de los directores más destacados que ha dado México en la historia del cine.

A partir de la 86 entrega de los premios Oscar, Alfonso Cuarón, Alejandro González Iñárritu y Guillermo del Toro han sido invitados constantes a la ceremonia, en donde han fungido como nominados y ganadores en las principales categorías.

La buena racha comenzó con Gravity (2013), de Alfonso Cuarón.

Y aunque el director nacido en la Ciudad de México ya había rosado las posibilidades de llevarse una de las estatuillas con Y tu mamá también (2002) y Children of men (2006), al figurar entre algunas nominaciones, fue hasta 2013 que este sueño se concretó.

Gravity, una película de ciencia ficción que narra la historia de dos astronautas en el espacio a quienes su nave se avería y quedan flotando en el espacio, le dio a Alfonso Cuarón dos premios Oscar, uno por Mejor montaje y el otro por Mejor director.

En esta película, Cuarón hizo mancuerna con el también mexicano Emmanuel Lubezki, quien se llevó la estatuilla por Mejor fotografía.

En total, esta producción estadounidense se llevó siete de las 10 nominaciones a las que aspiraba en la ceremonia.

Al año siguiente, la estafeta fue tomada por Alejandro González Iñárritu con Birdman (2014), quien se llevó las estatuillas por Mejor película, Mejor director y Mejor guion original.

Birdman, la película que cuenta la historia de un actor en decadencia que en sus años de gloria interpretó a un emblemático superhéroe, se llevó cuatro de los nueve premios a los que estuvo nominada; uno de ellos fue por Mejor fotografía, ganado por segundo año consecutivo por Emmanuel Lubezki.

Y hablando de premios consecutivos, el año siguiente, Alejandro González Iñárritu de nuevo fue la estrella de la ceremonia de premios gracias a The Revenant (2015), producción por la que recibió las estatuillas de Mejor película y Mejor director.

Adem´as de que Emmanuel Lubezki alcanzó el hat-trick de los galardones a Mejor fotografía, esta película fue decisiva para la carrera del actor Leonardo DiCaprio, quien después de varios años y taquilleras producciones cinematográficas, logró alcanzar su primer Oscar por Mejor actor.

Para alcanzar la cúspide, Iñárritu pasó previamente por las nominaciones al Oscar de trabajos como Amores perros (2001), Babel (2006) y Biutiful (2010).

The Shape of Water (2017), de Guillermo del Toro, supo cómo retomar la buena racha de los mexicanos tras la ausencia de ellos durante 2016 en las principales categorías.

La película del querido cineasta tapatío estuvo nominada a 13 galardones, de los cuales, se llevó cuatro, incluidos los de Mejor Película y Mejor director.

Al año siguiente, Alfonso Cuarón cierra el ciclo de victorias durante la década que él mismo comenzó.

Roma (2018), la obra autobiográfica de este director tuvo opiniones encontradas en cuanto a críticas, pero hizo historia al tratarse de la primera película financiada por una plataforma de Netflix y no por un gigantesco estudio de Hollywood en lograr 10 nominaciones al Oscar.

De dichas aspiraciones, Roma alcanzó las de Mejor director, Mejor fotografía y Mejor película extranjera.

Alfonso Cuarón además abrió otro ciclo: el de las producciones financiadas por plataformas de streaming que llegan a ser nominadas a un premio de la Academia.

El año anterior, RomaLa balada de Buster ScruggsPeriod. End of Sentence End of Game pisaron la alfombra roja de la ceremonia de Oscar, lo que labró el camino para al menos el doble de producciones que competirán en la próxima entrega, en febrero de 2020, contra los grandes estrenos de Hollywood.

 

Vía: Expansión