Estalla ferry de los Borge

Presunta falla mecánica deja como saldo 24 heridos; Fiscalía y PGR investigan el incidente

540

PLAYA DEL CARMEN, Quintana Roo.-Veinticuatro personas afectadas, entre ellos turistas, fue el saldo de la explosión de uno de los ferries de la empresa Barcos Caribe, la cual presuntamente es propiedad del papá del ex gobernador Roberto Borge Angulo, Roberto Borge Martín, así como de César Celso González Hermosillo y Melgarejo, abogado de la familia.

Las causas aún son investigadas por la Marina, Ejército y Procuraduría General de la República (PGR).

Los hechos ocurrieron aproximadamente a las 12:45 horas de ayer, cuando la embarcación atracaba en el muelle fiscal de la ciudad de Playa del Carmen.
En los videos subidos a redes sociales, se observa un flamazo en la parte media de la embarcación.

Instantes después se registró una fuerte movilización por parte de las autoridades policíacas de los tres órdenes de gobierno, de las fuerzas armadas, así como de elementos de Protección Civil, bomberos y paramédicos de la Cruz Roja y particulares.
El primero en dar un informe preliminar de la situación fue el director general de Seguridad Pública, Joaquín Morales, quien informó que se trataban de 18 personas heridas, pero horas después, la Fiscalía General del Estado confirmó que eran 24.

La presidenta municipal de Solidaridad, Cristina Torres Gómez, tras reunirse con las autoridades federales en el sitio del incidente, informó: “prácticamente la mayoría de los pasajeros había descendido, las esquirlas alcanzan a golpear a una docena, vidrio y metal; no tenemos ningún herido que tenga en peligro su vida, fueron atendidos primero por los guardavidas y luego por los servicios de emergencia, y después trasladados a dos clínicas”.

“En este momento no se descarta ni se comprueba nada, hay que hacer un estudio, serán los expertos que analizarán la causa; nuestra prioridad es la vida de las personas y es a lo que nos avocamos”, agregó.

Señaló que corresponderá a las autoridades portuarias hacer la investigación y peritajes correspondientes, para saber dónde y qué originó esta explosión.

En tanto, Manuel Paredes Mendoza, dirigente de la Asociación de Hoteles de la Riviera Maya, informó que tras lo ocurrido han transmitido únicamente el reporte oficial de las autoridades a todos los huéspedes, a fin de evitar que se alarmen o se difunda otra información falsa.

“Estamos distribuyendo la información oficial, es importante no confundir al turista, ni alarmarlo”, destacó.

Por su parte, Alicia Ricalde Magaña, directora general de la Administración Integral de Quintana Roo (Apiqroo), informó de forma preliminar que una falla mecánica originó la explosión de la nave.

Indicó que hay dos carpetas de investigación: una del estado y otra de la PGR.
Tras los hechos, la empresa Ultramar habilitó su muelle ubicado al final de la avenida Constituyentes para dar el servicio.

Investiga Fiscalía percance marítimo

La Fiscalía General del Estado informó que en coordinación con instancias municipales, estales y federales, se trabaja de manera conjunta para recabar todas aquellas diligencias y datos de prueba que sean necesarios para el esclarecimiento del estallido que sufrió un barco en la terminal marítima de Playa del Carmen.

El fiscal del Ministerio Público inició la carpeta la investigación 19/2018, por los hechos reportados al número de emergencia 911.

Independientemente de tratarse de una zona marítima federal, la institución estatal inició oportunamente las investigaciones, procediendo a privilegiar la salud y la vida de las personas que estaban a bordo de dicha embarcación.

En total resultaron 24 personas afectadas, desde aturdimiento, hematomas y dolor de oídos, de las cuales 15 presentaron lesiones leves, incluyendo a cinco turistas estadounidenses, por lo que recibieron atención médica en un hospital privado.

Entre los pasajeros heridos se encuentra uno de nacionalidad mexicana, quien está en situación crítica, con quemaduras de segundo y tercer grado en el área facial.

Niegan falla en la embarcación

Tras los hechos registrados ayer, de manera preliminar, la empresa Barcos Caribe señaló que su maquinaria y equipo se encontraban trabajando adecuadamente, desconociendo aún el motivo del incidente.

“Los pasajeros lesionados están siendo atendidos, ya que como empresa responsable, prestadora de un servicio público federal, tenemos cobertura de responsabilidad civil”, destacó en un comunicado.

“Nos encontramos trabajando con las autoridades correspondientes para poder brindarles el peritaje oficial, seguiremos informando de este hecho conforme tengamos avances por parte de éstas”, finalizó.

Vieron de cerca la muerte

Testigos refirieron que escucharon como si un transformador explotara y posteriormente vieron el movimiento en la terminal y el humo que salía de la embarcación.

David, uno de los comerciantes de la zona, grabó lo ocurrido minutos después de la explosión.

“Todo era caos, la gente no sabía qué hacer hasta que comenzaron a llegar los soldados y la policía a atender a los heridos, vimos nada más como pasaban las ambulancias, unas cinco o seis y ya después acordonaron”, comentó.

Tania, por su parte, comentó que mucha gente comenzó a cancelar sus boletos para Cozumel, por el miedo de que fuera un atentado.

“Había mucha gente que ya no quería salir y nosotros no sabíamos a qué hora se reanudaban las rutas”, refirió.

“Ahorita (alrededor de las 14:20 horas) ya nos dieron instrucciones de que el servicio saldrá del muelle de la Constituyentes, el primero a las 15 horas”, agregó.

Diana Acopa, estudiante de la Universidad del Sur, indicó que hasta sus instalaciones se escuchó el estallido, pero no fue sino hasta que se escuchó el ruido de las sirenas que se dieron cuenta que algo pasaba.

“Nada más veía como la gente corría para acá (al muelle) y vinimos a ver, pero ya sólo cuando llegaban las ambulancias alcancé a ver”, señaló. (Fernando Morcillo/QUINTANA ROO HOY)