Asociación de Padres de Familia con Hijos Deficientes Mentales

El ser productivos y ocupacionales se basa simplemente en la actitud

18

CANCÚN, Quintana Roo.-La discapacidad intelectual no es una enfermedad sino una alteración que se caracteriza por un déficit en la función intelectual que limita la capacidad de aprender y adaptarse a la vida y en esta ocasión el grupo editorial te muestra el claro ejemplo de ello a través de las personas quienes son parte de la Asociación de Padres de Familia con Hijos Deficientes Mentales en Benito Juárez.

Fue hace unos días que diferentes asociaciones se reunieron para dar a conocer todo lo que hacen a través de su gente y fue en la Plaza de la Reforma en donde esta asociación mostró como quienes la integran se preparan de manera productiva creando las famosas piñatas navideñas.

Una asociación que tiene decenas de personas quienes a diario disfrutan de la convivencia, de aprender y demostrar de que están hechos, pero sobre todo de que una discapacidad no limita a nadie para salir adelante.

Apafhdem, tiene como objetivo implementar programas de capacitación, actividades ocupacionales y productivas que permitan a las personas con discapacidad intelectual desarrollarse en el ámbito personal y en lo posible integrarse a un empleo regular e incluso ser dueños de sus propios negocios. (ALEJANDRA VÁZQUEZ/GRUPO CANTÓN)