Inversionistas no perderán ningún peso por cancelación del NAIM: Jesús Ramírez

Jesús Ramírez, próximo vocero de la presidencia de la República, informó que #AMLO ofrecerá una conferencia con la finalidad de aclarar algunos puntos sobre el nuevo gobierno y el Nuevo Aeropuerto Internacional de la CDMX.

10

CIUDAD DE MÉXICO.-  Jesús Ramírez, próximo vocero de la presidencia de la República, infirmó que Andrés Manuel López Obrador ofrecerá una conferencia a las 10:00 horas con la finalidad de aclarar algunos puntos sobre el nuevo gobierno y el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

Luego de que el domingo pasado finalizara la consulta que realizó el gobierno entrante con el fin de que a través del voto ciudadano se pudiera definir el futuro del NAIM, para decidir si se construía en Texcoco o en Santa Lucía. Con un total de 1,073 mesas de votación y un 69% de la preferencia, la opción de Santa Lucía ganó contra el 29% de apoyos que recibió Texcoco.

Por medio de una entrevista para Grupo Televisa, el vocero de la próxima administración dijo que la cotización del tipo de cambió es normal “porque abre un periodo de incertidumbre” y aseguro que pese a ello, no ven una situación de alarma en este momento y creo que es ser responsables y señalo que hay factores internacionales que también influyen en el precio de la divisa.

“Luego de que este lunes el peso abrió con caída, para cotizar en 19.8129 pesos por dólar.”

En cuanto a los inversionistas, Jesús Ramírez aseguró por la mañana en el programa Sin Anestesia, conducido por Carlos Loret de Mola que los inversionistas “no perderán ningún peso y al mismo tiempo vamos a tener un ahorro resolviendo un problema de saturación ”.

El vocero dijo que Grupo Riobóo podrá participar si quiere en la licitación para nuevo aeropuerto, considerado como uno de los inversionistas favoritos del gobierno de López Obrador.

Ante las declaraciones del vocero que aseguro que los contratos de Texcoco estaban plagados de corrupción, Amparo Casar aseguro que es una contradicción pues son a los mismos inversionistas a quienes se les daría el contrato de Santa Lucía.

 

Cortesía: El Economista