¿Cómo hacer que tu hijo deje el pañal en tan sólo tres días?

Se trata de la técnica Julie Fellom, una maestra de preescolar de San Francisco que inició su programa “Diaper Free Toddlers” (Niños libres de pañales) en 2006

3

CIUDAD DE MÉXICO

Cómo dejar el pañal es una de las preguntas más consultadas en internet.

Hacer que un pequeño aprenda a ir al baño puede parecer una tarea difícil, pero no imposible.

 

Los pañales son parte integral de la vida de un bebé y son extremadamente convenientes en los primeros dos años, pero en el momento en el que los padres quieren que el pequeño deje los pañales, pueden convertirse en una pesadilla.

Sin embargo, existe un método para hacer que un niño deje el pañal en solo tres días.

Se trata de la técnica Julie Fellom, una maestra de preescolar de San Francisco que inició su programa “Diaper Free Toddlers” (Niños libres de pañales) en 2006, después de que entrenara a más de 100 niños.

Su principal motivación para dejar el pañal es mantener los pañales desechables fuera de los vertederos, por lo que ayuda a los padres a entrenar a sus hijos antes.

Su método puede funcionar para niños de hasta 15 meses de edad, y es más efectivo para los menores de 28 meses.

Aunque puede ser un método efectivo, el uso de este u otros métodos de entrenamiento rápido no significa que tu hijo estará perfectamente entrenado para ir al baño en días, y es posible que aún tenga accidentes y necesitarás ayudarlo con el proceso.

La técnica de Fellom requiere compromiso, enfoque y dedicación. Y durante los tres meses posteriores a que inicies el entrenamiento para ir al baño, tu hijo tendrá que andar desnudo por debajo de la cintura cuando esté despierto en casa y usar pantalones holgados, sin nada debajo cuando esté afuera.

 

Los pañales y los pantalones de entrenamiento están bien, pero son solo para la hora de la siesta y la hora de acostarse.

Si realmente quieres que esto funcione, solo funciona si el niño anda desnudo”, dijo Fellom. “

No debe haber absolutamente nada de pantalón en la casa durante los primeros tres meses”.

Para comenzar el entrenamiento y dejar el pañal, tienes que buscar estas señales en tu hijo: permanecer seco durante dos o más horas, pedir usar el inodoro, negarse a cambiar los pañales y hacer popó a una hora regular todos los días.

Luego, dedícale todo el fin de semana a dejar el pañal y planea pasar tres días enfocado en ello.

 

De dos a cinco semanas antes del fin de semana de entrenamiento para ir al baño, deja que tu hijo te acompañe a hacer del baño para que pueda observar cómo te bajas los pantalones y la ropa interior, te sientas, haces pipí o popó, te limpias, bajas la palanca del inodoro y te lavas las manos.

Día uno

Explícale al niño que dejará de usar pañales, y que andará desnudo, al menos de la parte inferior, esos días.

Durante el día, túrnate con tu pareja para observar al niño y detectar señales de que necesita orinar o hacer popó. Cuando comience a hacer, llévalo al baño más cercano.

A lo largo del día, haz que todos coman bocadillos salados o alimentos con alto contenido de agua y que beban muchos líquidos, para que tengan que orinar con frecuencia, y cuando tú o tu pareja tengan que ir al baño, lleven al niño.

Celebra cuando el niño haga pipí dentro de la taza o el orinal de entrenamiento y si tiene un accidente, simplemente recuérdale que la pipí o popó va dentro de la taza o orinal, y ayúdale a limpiarlo. Recuerda no avergonzarlo, estos accidentes van a ocurrir y es normal.

Antes de la hora de la siesta y de la hora de acostarse, dile a tu hijo que es hora de ir al baño (no le preguntes si necesita ir, porque por lo general los niños dicen que no). Puedes ponerle un pañal a para dormir, a menos de que estés seguro de que permanecerá seco.

Día dos

Repite las instrucciones del primer día, pero esta vez, ponle pantalones holgados sin nada abajo y salgan todos juntos por una hora por la tarde. Lleva al niño al baño para que haga antes de salir.

La meta es que no haya accidentes mientras están fuera, por lo que la recomendación es dar un paseo cerca de casa, sin necesidad de usar el carro. No olvides llevar un orinal portátil, si lo tienes, y un cambio de ropa.

Día tres

Repite una vez más las instrucciones del primer día, pero el tercer día salgan una hora por la mañana y otra hora por la tarde. Cada vez, haz que el niño use el baño justo antes de salir de casa.

Nuevamente, cuando salgas, ponle pantalones sueltos sin nada debajo al pequeño, lleva el orinal portátil y un cambio de ropa.

Durante los próximos tres meses, mantén a tu hijo desnudo por debajo de la cintura cuando esté en casa (puede usar pañales para la siesta y la noche, según sea necesario). Cuando salgan, o incluso en la guardería, ponle pantalones sueltos sin nada debajo.

La razón de esto es que Fellom cree que los calzoncillos y calzoncillos de entrenamiento son como un pañal para un niño, y que usarlos antes de que hayan pasado tres meses alienta al niño a comenzar a orinar en ellos nuevamente.

Después de tres meses sin accidentes, tu hijo puede comenzar a usar calzoncillos y ya no necesita andar sin pantalones en casa.