Google apuesta por inteligencia artificial para una sociedad más humanitaria

La empresa destinará 25 millones de dólares a proyectos que propongan formas para utilizar la inteligencia artificial de las computadoras

3

Google destinará 25 millones de dólares a proyectos que propongan formas para utilizar la inteligencia artificial de las computadoras para ayudar a crear una sociedad más humanitaria.

El programa de subvenciones anunciado el lunes forma parte de una iniciativa más amplia de Google llamada “AI for Social Good” que está dirigida a mitigar los temores de que los avances en la inteligencia artificial eliminarán empleos y quizás puedan ser desplegadas de forma autónoma por los militares para matar personas.

Otras compañías tecnológicas han tomado medidas similares para abordar los problemas éticos de la inteligencia artificial.

Por ejemplo, Microsoft se comprometió a destinar 115 millones de dólares para otra iniciativa, llamada “AI for Good” que proporciona subvenciones a las organizaciones que aprovechan la inteligencia artificial para proyectos humanitarios, ambientales y de accesibilidad.

Durante la presentación realizada en Sunnyvale, California, Googlemostró cómo su tecnología de inteligencia artificial ya se utiliza para diagnosticar enfermedades, ayudar a personas con discapacidades, predecir zonas propensas a inundaciones y para proteger a las especies en peligro de extinción.

Pese a los compromisos por parte de Google y Microsoft, sigue persistiendo el espectro de que la inteligencia artificial puede resultar en algo terrible.

Aunque se comprometió a hacer cosas buenas con la inteligencia artificial,Microsoft busca obtener un enorme contrato militar que provocó que a principios del mes un grupo que dijo ser de empleados publicara una carta en la que señaló que teme que la empresa esté traicionando sus propios principios de inteligencia artificial.

Microsoft reafirmó su voluntad de obtener el contrato militar en una publicación hecha la semana pasada y prometió abordar cualquier inquietud ética que pueda surgir si termina obteniendo el proyecto.

Google decidió no participar en la licitación del mismo contrato después que sus propios empleados protestaron. La compañía concluyó que el contrato, con un valor potencial de 10.000 millones de dólares, no cumplía con sus principios en inteligencia artificial, que prohíben que dicha tecnología se emplee para causar lesiones a las personas.

Cortesía: Vanguardia MX