Equipo de López Obrador cita estudio a favor de Santa Lucía, pero omite detalles en contra

Javier Jiménez Espriú, ha justificado la propuesta del nuevo gobierno para construir dos nuevas pistas en la base militar citando el estudio de la OACI, sin embargo, sus referencias han sido parciales.

32

CIUDAD DE MÉXICO.-  La opción de utilizar la base militar de Santa Lucía como aeropuerto “es claramente insuficiente” para absorber la demanda de la actual terminal y sustituirla en 30 años, concluye un estudio de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI).

Javier Jiménez Espriú, próximo secretario de Comunicaciones y Transportes, ha justificado la propuesta del nuevo gobierno para construir dos nuevas pistas en la base militar citando el estudio de la OACI, sin embargo, sus referencias han sido parciales.

Si bien la OACI señala que Santa Lucía está en una zona despejada con buena climatología y con trayectorias de operación compatibles con el actual aeropuerto,como ha argumentado Jiménez Espriú, también aclara que la base militar resultará insuficiente en el largo plazo.

Lo anterior contradice lo que ha declarado el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, de que la operación simultánea del AICM y Santa Lucía permitiría resolver el problema de saturación que hoy en día afecta a la terminal aérea de la capital del país, hacia 20 o 30 años a futuro.

El gobierno del actual presidente Peña Nieto, así como especialistas que han colaborado en la construcción del nuevo aeropuerto de Texcoco, han señalado que es inviable que los dos aeropuertos operen de manera simultánea, puesto que ocuparían espacios aéreos muy similares, pero el estudio de la OACI, como ha referido Jiménez Espriú, asegura que Santa Lucía sí es compatible con el actual aeropuerto.

No obstante, el próximo titular de Comunicaciones y Transportes ha omitido por ejemplo la lectura del cuarto párrafo de la página 69 de este estudio que dice: “Santa Lucía cuenta con argumentos fuertes para ser una poderosa opción. Sin embargo, si se trata, no solo, de que, ahora, absorba la demanda no atendida de AICM, sino que, en un horizonte de 30, sea quién lo sustituya por completo, Santa Lucía puede resultar claramente insuficiente”.

Asimismo, la OACI indica que “entre las opciones contempladas, la más adecuada es la de la construcción del NAIM en el emplazamiento de Texcoco que sustituya completamente al actual”.

En las conclusiones del estudio se enuncia entre las ventajas que el sitio de Texcoco presenta una mejor disponibilidad de desarrollo de terrenos, la cercanía entre el lago y la Ciudad de México que permitiría un rápido acceso a la capital y, como se trata de un aeropuerto que en el corto o medio plazo sustituirá al actual, Texcoco permite ubicar seis pistas paralelas que darían una capacidad para atender hasta 120 millones de pasajeros al año.

Este estudio, llamado “Necesidad e idoneidad de la solución propuesta para el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México”, elaborado por la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), agencia de la ONU integrada por 192 países y autoridad mundial en aeronáutica, fue presentado ante Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA) en noviembre de 2013 y consta de más de 160 páginas.

El pasado 11 de octubre, Jímenez Espriú dijo que sin importar el resultado de la consulta pública sobre si continúa o no la construcción del NAIM, el próximo gobierno invertirá 5 mil millones de pesos para la modernización del AICM y el relanzamiento del Aeropuerto Internacional de Toluca.

La intención de dicha inversión es ampliar la capacidad de servicio para atender a 60 millones de pasajeros.

 

Cortesía: AnimalPolitico.com