Empresarios celebran Plan de manejo de área De Yum Balam

El plan para proteger la ANP llega a un año de que los ambientalistas hicieran la petición

51

LÁZARO CÁRDENAS.-  Los habitantes de Holbox, empresarios turísticos y ambientalistas celebraron el hecho de que finalmente, luego de varias décadas, se expidiera el plan de manejo del Área Natural Protegida de Flora y Fauna Yum Balam en el municipio de Lázaro Cárdenas, Quintana Roo, cuya extensión es de 154 mil 42 hectáreas.

Después de varios años que se pidió y exigió, ayer sábado entró en vigor el Programa de Manejo del Área Natural Protegida con Categoría de Área de Protección de Flora y Fauna Yum Balam, ubicada en el municipio de Lázaro Cárdenas, Quintana Roo, publicado por el Diario Oficial de la Federación.

El objetivo general de este programa es constituir el instrumento rector de planeación y regulación que establece las actividades, acciones y lineamientos básicos para el manejo y la administración del área natural protegida con el carácter de Área de Protección de Flora y Fauna Yum Balam ubicada en la zona norte de Lázaro Cárdenas abarcando los ejidos de Solferino, Chiquilá y Holbox.

El plan llega a un año que los ambientalistas enviaron su petición a Carlos Joaquín González, gobernador de Quintana Roo, y demás autoridades federales y estatales como Rafael Pacchiano Alamán; Enrique de la Madrid, secretario de turismo federal; Marisol Vanegas, secretaria de turismo de Quintana Roo, entre otros.

De acuerdo a la petición mencionan: “Con preocupación vemos en Holbox y Chiquilá el incremento de desmontes, rellenos ilegales de manglar, tala sin control en la selva de la zona de influencia (Solferino), construcciones nuevas sin autorización, incendios, saturación del centro de transferencia de residuos sólidos, al igual que del sistema de drenaje, entre otras actividades y factores, que desafortunadamente están violentando el derecho a un medio ambiente sano de los habitantes de esta Área Natural Protegida, y la degradación del patrimonio natural de todos los mexicanos”.

En el documento señalan que hay preocupación por el uso sin control de redes de pesca que no solo degrada a los recursos pesqueros sino que también afecta a especies protegidas como las tortugas marinas, cocodrilos y manatí, entre otras debido a que no existe vigilancia suficiente, por parte de la autoridad, que regula la pesca legal y no se impide la pesca furtiva.

 

Por Luis Méndez/Grupo Cantón