El regreso de Mario Villanueva

73

¿Tan mal está el PRI en Quintana Roo?
Ya la presencia de Pedro Joaquín, tan reacio a venir a Quintana Roo, en la gira de René Juárez despertó todo tipo de suspicacias, ahora con el regreso de Mario Villanueva, investido de “delegado del PRI”, hay que creer que están a punto del peor colapso de la historia.

¿Puede perder el joven Pedro Joaquín en Cozumel? ¿Será derrotada Leslie Hendricks por Miguel Ramón?

¿Qué está pasando realmente en el plano electoral?
Es obvio que la señorita de las pantaletas y Raymundo King, que ni siquiera estuvo presente en las fotografías que subió René Juárez de su viaje a Quintana Roo, van a perder las senadurías. ¿Quiénes van a ganar? ¿MORENA por su inercia? ¿El FRENTE?
Todo indica que salvo en Tulum, tal vez en Cozumel, se van a perder las alcaldías. Del desastre de Benito Juárez, de cómo van a perder, regalar, la alcaldía, mejor ni hablamos. E imposible aceptar que la señorita Ayuso Achach, que tan a tiempo se “enfermó” para entregar el control del Congreso, pueda representar al PRI después de su traición.

Y todo este caos producto de la “entrega” que hiciera el PRI al VERDE, léase a Jorge Emilio Martínez, de toda la estructura del partido. Así como de la permanencia inmoral de Raymundo King en la dirigencia, y la ausencia de un delegado efectivo.

¿Qué sigue para el PRI?
Por lo pronto, han prendido su última veladora trayendo a Mario Villanueva a Chetumal, donde creen que podrá mover a su gente a favor del PRI.

¿Sueño guajiro?
¿Qué fuerza sigue teniendo el exgobernador Villanueva?
Lo que no podemos pensar es que su “regreso” a Chetumal, que tanto había pedido, sea inocente.

Como tampoco es casual que Pedro Joaquín Coldwell haya venido al terruño. ¿Valdrán los apellidos Villanueva, Joaquín Coldwell, Hendricks para inclinar la balanza, así sea un poco, a favor del PRI?

¿Y el gobernador Carlos Joaquín qué estará dispuesto a hacer o a no hacer? Porque las medidas de seguridad en el penal de Chetumal pueden reforzarse a discreción. Y Mario está acostumbrado a tener tres celulares y recibir visitas todo el día. Es decir, a despachar desde su celda.

¿Se le permitirá? ¿De qué manera piensa confrontar el regreso de Villanueva Madrid el gobernador? Porque Carlos Joaquín no es Félix ni Borge, cuidado con que el ingeniero Villanueva, ya de viejito gaga, se equivoque al medirlo.

Por lo pronto vemos como las medidas extraordinarias incluyen hasta los exgobernadores… así de desesperados están…