El estreno de ‘Game of Thrones’, temporada 8, rompe récords de audiencia

El estreno ‘Juego de Tronos’, temporada 8, fue un auténtico éxito de audiencia en todo el mundo. HBO compartió las cifras de espectadores, confirmando que rompieron los récords anteriores.

13

La temporada 8 de Juego de Tronos inició con el pie derecho en todo el mundo. HBO reveló que el primer episodio tuvo una audiencia de 17,4 millones de espectadores en las diferentes opciones donde se realizó la transmisión, incluyendo HBO Go y HBO Now. De la cifra mencionada, 11,8 millones de personas lo disfrutaron en el canal.

La cifra es significativa, lo suficiente para romper los anteriores récords de la serie y del propio canal. Si hacemos una comparación, la temporada 7 alcanzó los 16,1 millones de espectadores. De hecho, también venció al final de la temporada anterior, que tuvo una audiencia de 16,9 millones. Queda claro que la expectación se fue acumulando durante los dos años de espera.

La empresa también debe estar contenta por el éxito de sus plataformas de streaming gracias al estreno. En HBO Now vieron un incremento del 50% respecto al último capítulo de la séptima temporada, y un 90% más en comparación con el estreno de esta misma.

Por supuesto, aún no es posible establecer un promedio de espectadores por episodio para la octava temporada. Si la tendencia continúa, no deberá tener mayor problema para superar a la temporada 7. El siguiente listado muestra los promedios por episodio:

  • Temporada 7: 32.8 milliones
  • Temporada 6: 25.7 millones
  • Temporada 5: 20.2 millones
  • Temporada 4: 19.1 millones
  • Temporada 3: 14.4 millones
  • Temporada 2: 11.6 millones
  • Temporada 1: 9.3 millones

Juego de Tronos también triunfó en redes sociales. Según la estadística de Entertainment Weekly, en la noche del domingo se publicaron cinco millones de tweets relacionados con la serie. Entrando en terreno de spoilers, los datos indican que el momento más comentado fue cuando Sam le reveló a Jon Snow quiénes eran sus verdaderos padres, Lyanna Stark y Rhaegar Targaryen.

 

Cortesía: Hipertextual