Banxico sigue el ‘guión’ y mantiene tasa de interés en 8.25%

El Banco Central decidió dejar sin cambios el referencial, actualmente en máximo histórico, en línea con lo esperado por el mercado.

36

El Banco de México mantuvo este jueves sin cambio su tasa de interés, en línea con lo esperado por el mercado.

De esta forma, el referencial se queda en 8.25 por ciento. Es la tercera reunión consecutiva de política monetaria en la que el Banco Central deja sin movimientos la tasa.

En la víspera, una encuesta de Bloomberg realizada a 21 especialistas mostró que la totalidad coincide en que el Banxico dejaría en 8.25 por ciento la tasa.

El Banco de México tiene como mandato único mantener la estabilidad de precios, con un rango objetivo para la inflación de 3 por ciento +/- un punto porcentual. En abril, el indicador fue de 4.41 por ciento, por encima de dicho rango.

En este sentido, el Banco destacó que los incrementos de precios son transitorios.

“Si bien la inflación general y la subyacente han aumentado, se considera que esto es transitorio y que la postura monetaria actual es congruente con la convergencia de la inflación a su meta en el horizonte en el que opera la política monetaria. Por ello, la Junta de Gobierno ha decidido por unanimidad mantener el objetivo para la tasa de interés interbancaria a un día en un nivel de 8.25%”, dijo el Banco en su comunicado de política monetaria.

En el texto, la entidad subrayó que la información que se tiene sugiere que en el primer trimestre de 2019 se acentuó la debilidad que la economía mexicana había exhibido desde el trimestre previo, asociada tanto a factores externos como internos, algunos de ellos de carácter transitorio.

“El balance de riesgos para el crecimiento se ha tornado más incierto y mantiene un sesgo a la baja”.

Entre los riesgos para la inflación, destacó que “dada la magnitud de los aumentos en el salario mínimo (…) se enfrenta el riesgo de que estos propicien revisiones salariales elevadas en diversos sectores”

Incluso, dijo, en algunos de ellos estas han rebasado las ganancias en productividad, lo que podría generar presiones de costos, con afectaciones en el empleo formal y contribuyendo a que la inflación se mantenga elevada.

“Para aumentar de manera sostenida el poder adquisitivo de los salarios es necesario considerar el papel de otras políticas públicas, en particular, fomentar la competencia en aquellos sectores de bienes y servicios con una participación elevada en la canasta de consumo de los segmentos de la población de menores ingresos”.

La decisión del Banco Central se da en momentos en que el comportamiento de variables clave en México y un escenario internacional caracterizado por tensiones comerciales mantienen las expectativas de que en este año habrá una baja en la tasa de interés, aunque aún es incierto el momento en que ocurrirá.

Analistas de Citibanamex indicaron en un reporte previo que las consideraciones de estabilidad económica jugarán un papel más importante en la toma de decisiones del Banco Central durante este año

El grupo financiero modificó su pronóstico de un recorte en la tasa de interés para septiembre, en lugar de junio. “Nos parece que tomará más tiempo para que la combinación de factores relevantes inclinen la balanza a favor de un recorte de tasa”, indicaron.