Difamar a como dé lugar

Laura Beristain inició una ofensiva contra el delegado de la presidencia de la República en Quintana Roo, Arturo Abreu

49

Laura Beristain inició una ofensiva contra el delegado de la presidencia de la República en Quintana Roo, Arturo Abreu, a través de sus operadores de medios Román Trejo, David Romero y el ex vocero de Borge, Rangel Rosado.

Desde hace un par de meses Beristain contrató a estos tres comunicadores para que, así como lo hicieron en el gobierno de Borge, difamaran e intimidaran a todo aquel que llegue a cuestionarla.

Sin importarle que el partido Morena la haya catapultado a la presidencia municipal de Solidaridad, aun cuando no tiene una gran trayectoria política, Beristain ataca al representante de AMLO en el estado mediante la columna, hoy, de Román Trejo, uno de los personajes más nefastos del periodismo dedicado a la extorsión y a cubrir las corruptelas y abusos de poder del jefe que le toque en turno, como lo fue Borge.

Es evidente que Beristain responde así a “los coscorrones” que Abreu dijo que requiere “para dejar su rebeldía y ponerse a trabajar de manera coordinada con el estado”.

Y —en su respuesta— la presidente municipal le da la razón al delegado federal, pues exhibe que su política es de choque y confrontación, igual que la que practica el único grupo al que pertenece: el de Félix González, Roberto Borge y Mauricio Góngora, estos dos últimos ya en prisión.