Desmiente Capella a Cuauhtémoc

Capella: "Para mi aprobación la SEMAR, SEDENA, CISEN, CNS y Gobernación hicieron un escrutinio amplísimo, mi nombramiento no es casual; estoy limpio", afirma.

76

CANCÚN, QROO.- El secretario de Seguridad Pública de Quintana Roo, Jesús Alberto Capella Ibarra, aseguró que las acusaciones del gobernador de Morelos, Cuauhtémoc Blanco, de que se llevó los recursos del Fortaseg es la manera de justificar su ineptitud al frente de un gobierno y que es más fácil echarle la culpa a otros, cuando del 1 de octubre a la fecha se incrementó la incidencia delictiva en esa entidad; aunado al enfrentamiento que tiene con la Fiscalía y la contratación de los ex funcionarios de seguridad del gobierno de Javier Duarte en Veracruz.

El jefe policiaco de Quintana Roo aseguró que la razón del incremento de los delitos de alto impacto en Morelos se debe a que no entendieron el modelo de mando único y no tienen información de inteligencia, porque las áreas federales perdieron confianza en las dependencias estatales, aunado a los puntos antes mencionados
Ahondó que, a manera de justificar su ineptitud, el gobernador de Morelos le echarle a él la culpa, cuando han cometido todas las pifias en relación con sus señalamientos y recomendaciones que dejó cuando fue jefe de la policía en la entidad.

“Ninguno ha denunciado, porque no tienen ni tendrán elementos y si lo hacen les garantizo el resultado. La Comisión Estatal de Seguridad Publica de Morelos fue institucional y socialmente evaluada. La Auditoría Superior de la Federación avaló el ejercicio de recursos del 2014 al 2017. Tengo los acuses de recibido oficiales”, aseguró Capella Ibarra.

Sin embargo, se informó que el gobernador de Morelos, Blanco Bravo interpuso una denuncia ante la PGR por presunto desvío de 27 millones de pesos del Fortaseg en contra de Capella Ibarra.

En su defensa, Alberto Capella aseguró que organizaciones como IMCO, Alto al Secuestro, Causa en Común, Observatorio Nacional Ciudadano, México SOS y la Universidad de Yale avalaron física y documentaron hasta septiembre del 2018 todo lo que hizo y dejó en la corporación policiaca.

El titular de Seguridad Pública en Quintana Roo comentó que Cuauhtémoc Blanco lamentablemente generó un profundo odio en contra del ex gobernador Graco Ramírez y de su principal funcionario en seguridad que era él, cuando fungía como alcalde de Cuernavaca.

Agregó que tampoco es posible entablar con el ex futbolista una conversación de 45 segundos seguidos de un tema institucional, porque no le entiende y que sus actitudes no son objetivas, sino que son de odio.

Capella Ibarra dejó en claro que, para estar como jefe policiaco por más de 11 años por Tijuana dos veces, una por Morelos y ahora en Quintana Roo, el escrutinio institucional que le hicieron fue enorme, ya que interviene el Cisen, CNS, Sedena, Semar y Gobernación.

“Mi llegada aquí no es una ocurrencia ni una decisión arbitraria. Se preguntó, consultó e investigó a los más altos niveles, inclusive de orden internacional. Cualquier cosa realmente rara no hubiera permitido mi nombramiento”, aseveró.

Por su parte, Cuauhtémoc Blanco aseguró en Morelos que Capella Ibarra se llevó los recursos del Fortaseg, que es una persona mala y que hizo un desastre en esta entidad, que se lo comentó en una reunión de la Conago al gobernador Carlos Joaquín.

“No le tengo miedo a una demanda de Capella Ibarra, ya que por su culpa los policías en Morelos no tienen equipamiento”, destacó el ex futbolista.

Logros en Morelos
A su paso por Morelos, Capella Ibarra logró que en 2018 se tuviera una reducción del 24% en el rubro de homicidios con respecto al 2012. Además, logró que también disminuyera 81% el delito de secuestro comparado con el 2013; al igual que en extorsión que bajó 94%, y el robo de vehículo con violencia descendió 35% y sin violencia el 31%.

Mientras otras entidades federativas subían a los primeros lugares nacionales en el delito de homicidio, Morelos en el 2018 salía de los primero cinco lugares a nivel nacional llegando a estar en el noveno.

Luego de encontrase por mucho tiempo en el ranking de los cinco primeros lugares a nivel nacional en el total de delitos cometidos por cada 100 mil habitantes, en el año 2018 pasó al séptimo lugar, demostrando así una reducción en el total de delitos.