Denuncian negligencia médica por muerte de un recién nacido

Su hija nació viva, por alguna razón desconocida falleció y los médicos ocultaron el hecho, una hora y media rogaron para atención

110

COZUMEL.- Tras una presunta negligencia médica, derivó la muerte de un recién nacido en el hospital privado del grupo Costamed.

José Pulido Zavala, es el denunciante, señaló que fue por negligencia de los médicos, ya que dejaron en una camilla a su esposa sin atención donde nació su hija viva, pero por alguna razón desconocida, falleció horas después y los médicos intentaron ocultar el hecho diciendo que nació muerta.

“Dejar a mi esposa en una cama de urgencias y después de eso vivir el proceso de una carnicería, se conforman con decir que la culpa fue de nosotros porque la bebe ya venía muerta, cuando yo escuché los latidos y vi moverse a mi hija en el momento de la expulsión, porque ningún médico estaba junto a mi esposa”, recalcó.

Explico que cuando nació, la bebé nació padecía del síndrome de aspiración neonatal de meconio, sucede cuando los bebés inhalan meconio en sus pulmones durante o después del parto, una forma de dificultad respiratoria y entonces sí todo mundo corría.

“Ahora sí se activaron los protocolos, que la iban a salvar cuando no estaba el pediatra, la atendió la ginecóloga, a mi esposa la dejaron a un lado desangrándose y 21 minutos después se acordaron de ella y a mí me sacaron del área del urgencia”, agregó.

Pulido Zavala, denunció la presunta negligencia médica en el hospital privado antes conocido como Centro Médico de Cozumel (CMC) hoy Costamed, la cual ocurrió, el pasado viernes 17 de mayo “en el nacimiento y en memoria de mi hija Sofía Polanco”.

Añadió que el proceso interno del hospital fue injusto, su esposa Monseratt Polanco, llegó alrededor de las 8:00 horas, con dolores de contracciones severos, donde el proceso interno de recepción, de enfermería, médicos recientes, de su propia ginecóloga fue de apatía, tan solo con el solo hecho de dejar a su esposa sin las atenciones correspondientes en una cama de urgencias.

Ayer lunes por la mañana, la pareja se presentó al hospital Costamed, para solicitar toda la información con respecto al historial clínico de su esposa, debido a que es día hábil para la administración del hospital, sin embargo, no le quisieron entregar en su momento el historial clínico de su bebé.

Agregó que lo único para poder sacar a su del hospital, fue aceptar un acta de desistimiento y así darle sagrada sepultura, donde tuvo que tomarla en sus manos, porque si no era así a mi hija no se la podía llevar.

Ahora se lavan las manos diciendo que ellos hicieron todo lo posible, cuando cinco minutos antes que su esposa comenzara con la expulsión, en la sala de urgencias había un médico y un enfermo solamente “la ginecóloga nunca llegó, el pediatra nunca se asomó, internamente hoy me ven todos los del hospital y bajan la cabeza porque saben todo lo que pasó”, comentó.

“A mi hija me la tuve que llevar muerta y aun así me negaron la salida del hospital, hasta que no pagara y justificando simplemente que mi hija había nacido muerta, tuve que ponerme en una posición de bastante fuerza para poder sacar a mi hija en un ataúd, me sacaron por donde sale la basura, porque en el área donde podíamos haber salido habían pacientes, habían más mamas en gestación esperando ser atendidas, es lamentable teniendo un hospital de primer nivel, la calidad inhumana que tienen aquí, con el cinismo y la frialdad con que los médicos te atienden”.

Lamentó que no fuera atendido por el presidente del consejo de administración del grupo Costamed, Ricardo Segovia Gasque, cuando habían quedado que se verían el lunes a las 9:00 horas, pero dijo que estaba en una conferencia, en un congreso.

 

Por Alberto Tejero/Grupo Cantón