MÉXICO

Un video en el que se ve a un hombre golpeando a un paciente tendido sobre una camilla se ha compartido más de 8,000 veces en redes sociales desde el pasado 30 de junio con la afirmación de que se trata de una persona con Covid-19 y que falleció horas después producto de la agresión.

La secuencia es real, pero fue grabada en Rusia en 2013, años antes de la pandemia de coronavirus, y muestra a un anestesiólogo junto a un hombre recién operado que murió una semana después del ataque.

“INDIGNANTE!! PACIENTE COVID-19 ES MALTRATADO EN HOSPITAL Y GOLPEADO POR MÉDICO: Según informan el paciente murió, no se sabe si por efecto del covid-19 o por los golpes y mala atención en un hospital”, dicen publicaciones en Facebook  que comparten el video.

El mensaje continúa así: “Si fue en el Perú o en otro país, el tema está que no llevemos a nuestros familiares a un hospital si podemos tratarlo en casa, las medicinas que te dan en el hospital son las mismas que puedes tomar en casa, saber cuales son los síntomas del covid-19 ya no es automedicarse; es salvarse del covid19 y de los malos médicos. Llevar al hospital a nuestros enfermos, debe ser nuestra última e inevitable opción (sic)”.

Varias frases están sobreimpresas en el video: “Que esta pasando en los hospitales hoy en día?. Es responsabilidad de nosotros no dejar a nuestros familiares en manos de desconocidos. El paciente horas más tarde sufre un paro respiratorio y muere. Están entrando pacientes sanos y salen muertos por covid-19. Este paciente estaba indefenso (sic)”.

¿Cómo se logró dar con el video real?

Con la herramienta InVid-WeVerify se pudo hacer un rastreo de fotogramas del video en los motores Google y Yandex. Ambos muestran entre sus resultados registros de prensa y portales, según los cuales la secuencia fue publicada en julio de 2013.

De acuerdo con el diario británico The Independent, las imágenes corresponden a un “un anestesista ruso” llamado Andrey Votyakov que “golpea a un paciente que está en cuidados intensivos”.

1TV, el canal de televisión pública rusa, indicó que sucedió en el Centro de Cirugía Cardiovascular de Perm, oeste del país, y precisó que, aunque las imágenes se dieron a conocer en julio, el hecho ocurrió en febrero de 2013.