Una jugadora de Texas salva a su amigo en Reino Unido gracias a jugar juntos

Ambos estaban jugando, cuando Aidan Jackson empezó a sufrir convulsiones. Dia Lathora llamó a los servicios de urgencias desde Estados Unidos y pudieron socorrerlo.

21

ESTADOS UNIDOS.– Si algo nos han demostrado las nuevas tecnologías es que no importan las distancias: podemos forjar amistades y relaciones con otras personas, aunque vivan a kilómetros y kilómetros de nuestra ciudad.

Gracias a la faceta online de los videojuegos, incluso podemos jugar con ellos como si quedáramos juntos en casa. Ha sido por una de estas amistades que la jugadora de Texas, Dia Lathora, pudo salvar a su amigo Aidan Jackson, que vive en Reino Unido. Mientras jugaban juntos, Jackson comenzó a sufrir convulsiones y ella, rápidamente, se ocupó de llamar a los servicios de emergencias británicos para que pudieran atenderlo y salvarlo.

Desde la BBC y Sky News se hicieron eco de la heroica y rápida acción que realizó Dia Lathora. La jugadora de Texas sospechó que su compañero de videojuegos, Aidan Jackson, estaba sufriendo una emergencia médica. Y no se equivocó: los informes señalan que Jackson se encontraba padeciendo una convulsión. Lathora decidió hacer lo único que podía: llamar a la policía de Widnes – localizado en el condado de Cheshire, en el noroeste de Inglaterra – y pedirles que fueran a la casa de Jackson.

En la llamada realizada por Lathora, se la puede escuchar explicando la situación. “Hola, estoy llamando desde Estados Unidos”, empieza diciendo en la llamada. “Estoy ahora mismo en una llamada con mi amigo. Ha tenido una convulsión y no me está respondiendo”. Por suerte, tenía la dirección de Jackson: la policía y una ambulancia no tardaron en llegar a la casa de Aidan y, después de informar rápidamente a la madre de Jackson sobre lo que estaba sucediendo, todos subieron y encontraron a Jackson con una convulsión.

Jackson dejó de responder y su amiga Lathora llamó rápidamente a urgencias

Los padres de Jackson se encontraban en la planta inferior de la casa, y no pudieron enterarse de que su hijo estaba sufriendo una convulsión dado que la puerta de Jackson estaba cerrada. Lathora, en cambio, pudo darse cuenta de que algo estaba sucediendo gracias a estar jugando y hablando con él. El propio Aidan le dijo a Sky News que “se sintió un poco raro”; se levantó, y apuntó su micrófono hacia la cama para poder seguir hablando mientras se acostaba. Cuando ya no hubo respuesta, Lathora supo que algo iba mal.

Lo siguiente que supe fue que me estaba despertando, y la policía y mis padres estaban en mi habitación, diciendo que acababa de tener una convulsión”, dijo Jackson a Sky News. Aidan sufrió otro ataque el pasado mes de mayo de 2019. En esta ocasión, fue trasladado al hospital en ambulancia y regresó a casa después de someterse a algunas pruebas. Ahora, según las nuevas normas de su casa, no volverá a jugar con la puerta cerrada.

“No tenemos suficientes palabras de agradecimiento para Dia y los servicios de emergencia”

La madre de Jackson, Caroline, quiso dedicar unas palabras de agradecimiento a Lathora: “No tenemos suficientes palabras de agradecimiento para Dia y los servicios de emergencia por lo que hicieron, considerando los 7644 kilómetros que hay entre Dia y Aidan”, dijo Caroline Jackson al Liverpool Echo.

 

Vía: Vandal