El peligro que esconde el símbolo de reciclaje en el plástico

Este es el peligro que esconde el símbolo de reciclaje en el plástico.

61

CIUDAD DE MÉXICO.-

Por todos lados nos dicen que calentar la comida en microondas (dentro de tuppers) es algo perjudicial para la salud. Sin embargo, existen más riesgos, debido a los muchos tipos de plásticos que hay en el mercado y, por lo tanto, resulta imposible adivinar cuál es el material permitido. Ante esto, decidimos investigar lo que significan los números en el triángulo de reciclaje de tus recipientes de plástico.

¿Alguna vez viste estos números? Se encuentran desde en tuppers y hasta en contenedores desechables de comida. 

Bueno, este es su significado… 

Sin embargo, aunque te parezcan de lo más normal, debes saber qué hace unos meses la Academia Americana de Pediatría (AAP) dio a conocer un informe en el que recomienda evitar el contacto de algunos de estos números con los niños.

Debido a que existe evidencia sobre los aditivos, que les añaden para crearlos y que pueden repercutir en las hormonas, el crecimiento y el desarrollo de los pequeños, e incluso, a incrementar el riesgo de obesidad, de acuerdo con el reporte emitido por la institución.  

Pero, ¿cuáles son los números que implican un mayor riesgo? Algunos de los aditivos más preocupantes, como los nitratos y los colorantes artificiales para alimentos, se ponen directamente en los alimentos.

Para evitarlo, la AAP recomienda comprar más alimentos integrales (como verduras y frutas frescas y congeladas) y menos procesados ​​(como carnes frías, perritos calientes y otras carnes procesadas).

Otros aditivos incluyen productos químicos de plásticos, pegamentos, tintes, papel y recubrimientos utilizados en el embalaje. Y ahí es donde entran los números 3, 6 y 7, que pueden contener ftalatos, estireno y bisfenoles.

Los ftalatos se añaden a los plásticos para hacerlos más flexibles y por lo regular, se encuentran en productos para el cuidado personal y alimentos procesados. Estos pueden repercutir en el desarrollo genital masculino y desencadenar obesidad, así como enfermedades cardiovasculares.

El estireno, una sustancia química en los recipientes de espuma de poliestireno (unicel) y plástico para alimentos y bebidas, es “razonablemente un carcinógeno para los humanos”.

Mientras que, en los bisfenoles que contienen los plásticos duros, el papel de los tickets de compra y el revestimiento de las latas, se descubrió que pueden provocar desequilibrios hormonales.