Corrupción en operativo antipolarizado

Los agentes de tránsito piden sin descaro “mordida”, sin que sus superiores se los prohíban

59

CANCÚN.- El operativo permanente contra el polarizado en automóviles se ha convertido en una “herramienta” de corrupción para los elementos de la Policía de Tránsito del municipio Benito Juárez. Esto ha sido denunciado tanto en redes sociales como en la propia Secretaría de Seguridad Pública.

Esta medida inició el 16 de mayo pasado en Benito Juárez y ha dado lugar a un sinnúmero arbitrariedades e inconformidades, ya que los agentes de la Dirección de Tránsito se burlan de los conductores, ya que lo aplican discrecionalmente, es decir, sancionan a quienes se niegan a darles mordida, mientras que dejan ir a quienes les dan dinero según relata doña Leonor.


“De manera descarada dejan ir a particulares y del servicio público, con polarizados totalmente obscuros, frente a todos. Es una simulación disfrazada para combatir la inseguridad. La evidencia está en las calles, con cientos de taxis, camionetas y vehículos con polarizados en los que no se ve nada hacia el interior, mientras se la pasan sancionando y sacando dinero a unidades a todas luces familiares”, aseguró.

Al buscar para entrevista al director de la policía de tránsito, Rodrigo Alcázar, para conocer las medidas que ha adoptado su corporación para tratar de meter en orden a los malos elementos, no fue posible ya que estaba localizable, según reportaron en su oficina.

“Yo observé cuando un conductor le dio su ‘mordida’ a un agente; vi muy claro cuando le puso el dinero en un libro. Yo me rehusé a darle dinero y me obligaron a quitar mi polarizado”, aseguró Enrique Salazar, otro ciudadano afectado.

Javier Robles
Grupo Cantón