Controversia por Grand Island; Fonatur se opone

El proyecto hotelero anunciado por AMLO en octubre del 2019, ya está avalado; funcionarios federales, ciudadania y grupos ecologistas, en contra

71

CANCÚN.- Pese a las declaraciones mediáticas del gobierno federal, para este mismo miércoles está prevista la colocación de la primera piedra del proyecto Grand Island de tres mil habitaciones en la zona hotelera de Cancún.

La empresa Bay View Grand arrancará la construcción de este inmueble con las obras de su centro de convenciones, denominado World Trade Center.

Semanas atrás, el director general del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), aseguró que han ofrecido canje de terrenos a los dueños de los proyectos hoteleros Grand Island y RIU Riviera Cancún, de tres mil y 500 habitaciones, respectivamente, para que se abstengan de construir en la zona hotelera de Cancún, debido, añadió, a que ya no existe la capacidad para dar servicio a nuevas habitaciones en el destino más importante de Quintana Roo.

Además, adelantó que enviarán una carta formal al ayuntamiento de Benito Juárez, a fin de solicitar que se abstenga de autorizar la construcción de nuevos complejos en la zona hotelera de Cancún por los mismos motivos, es decir, la no existencia de condiciones para seguir aumentando la infraestructura urbana.

Jiménez Pons aseveró que Fonatur tiene terrenos para ofrecer a cambio a los dueños de ambos proyectos en otros destinos turísticos de México, “donde sí hace falta nueva inversión hotelera, como Huatulco o algún otro centro integralmente planeado del país”.

“No queremos espantar la inversión, pero no estamos de acuerdo que se dé una sobreexplotación de lo que ya está muy sobrecargado. Lo que hoy pudiera ser considerado como una ganancia para la región en términos de inversión, a la larga se va a perder por la sobrecarga del entorno”, refirió.

CUENTA CON PERMISOS

Cabe recordar que en días pasado el gobernador Carlos Joaquín, señaló que los hoteles RIU Riviera Cancún y Grand Island pasaron por procesos de autorización federal e incluso uno de ellos enfrentó largos litigios que logró sortear luego de varios meses en tribunales, por lo que solicitar que no se construyan en Cancún como lo ha hecho Fonatur atenta con la certidumbre jurídica que es esencial para la atracción de nuevas inversiones.

El mandatario estatal aseguró que ambos proyectos cuentan con autorizaciones hechas por dependencias federales durante el actual gobierno de México.

 

Por Jesús Vázquez/GRUPO CANTÓN