Contra la obesidad en México, comida saludable en escuelas

El Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia modificará el programa de desayunos escolares que se reparten actualmente

13

CIUDAD DE MÉXICO.- Con la finalidad de combatir el sobrepeso y la obesidad infantil, el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (SNDIF) de México apostará por mejorar los ambientes escolares y ofrecer comida más saludable.

Para ello, el organismo -perteneciente al Gobierno federal- modificará el programa de desayunos escolares que se reparten actualmente en los recintos educativos de educación básica.

En lugar de comidas frías se servirán desayunos calientes con alimentos más frescos y nutritivos.

“La idea es evitar que los alumnos consuman alimentos que no son sanos, ultraprocesados y que muchas veces se quedan en las mochilas”, indicó Rocío García Pérez, titular del SNFID.

Durante la inauguración de Foro “Fortalecimiento de la Alimentación y Entornos Escolares: Rumbo a una Política Pública Alimentaria Integral”, la funcionaria destacó que con esto se pretende modificar la alimentación de los niños en edad escolar.

“Queremos que se regrese a la comida tradicional y que estos desayunos se adapten a las costumbres y el paladar de los niños en cada región del país”, aseveró.

Además, dijo, buscará la adquisición de alimentos frescos y frutas y verduras saludables con el fin de combatir la desnutrición, ya sea por la carencia de nutrimentos o el consumo en exceso de alimentos no nutritivos y ultraprocesados.

Dijo que para este cambio, se hará uso de los 12 millones de pesos (unos 636.000 dólares) que tiene el organismo como presupuesto para estos desayunos y que espera que para el próximo año se tenga concluido este cambio.

Esto debido a que se requiere que exista infraestructura para comedores y cocinas en cada una de las 250.000 escuelas del país que ayuden a cumplir con esta estrategia.

Detalló que actualmente se trabaja en conjunto con las secretarías de Bienestar, Salud y Educación Pública “pues es una estrategia intersectorial”.

Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Protección a la salud de la Secretaría de Salud, aseveró que el desayuno en frío en las escuelas incluye bebidas azucaradas o barras energéticas que solo incrementan el riesgo de que los pequeños sufran obesidad y sobrepeso.

Sin embargo, señaló que la Secretaría de Salud aún tiene pendientes como la legislación del etiquetado frontal de alimentos y hacer cumplir la ley en cuanto a la publicidad en horario infantil y la implementación de bebederos en las escuelas.

Por su parte, Crispim Moreira, representante de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), señaló que generar entornos escolares saludables debe ser prioridad y una responsabilidad compartida de todas las instituciones involucradas.

Aseveró que esto requiere coordinación, políticas públicas y legislación propicia, además de capacidades institucionales y un alto compromiso político y humano.

“La escuela, representa un entorno primordial y significativo, tan solo después del hogar, contando con el potencial de influir o fortalecer hábitos de vida que repercutirán hasta su etapa adulta”, indicó.

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), en México, uno de cada tres niñas y niños vive con obesidad y uno de cada dos de los nacidos a partir de 2010 corre el riesgo de desarrollar diabetes a lo largo de la vida.

Durante el foro, cerca de 100 expertos de diversas instituciones gubernamentales, académicas y de la sociedad civil dialogaron para construir una estrategia interinstitucional para favorecer una alimentación saludable, sostenible y justa en el entorno escolar.

 

Cortesía: Excelsior