Contaminación silenciosa del agua en Quintana Roo

Por el vertimiento de aceite de cocina a la red drenaje, tanto de viviendas como de restaurantes y todo tipo de negocios gastronómicos

210

Cancún.- Cualquier tipo de aceite es sin duda, uno de los grandes contaminantes del agua potable y en el caso de los llamados “vegetales” (para la preparación de alimentos) no son la excepción, pues se estima que un litro de aceite puede contaminar un promedio de mil litros del vital líquido, según una valoración de la Asociación Nacional de Gestores de Residuos de Aceites y Grasas Comestibles de España.

Así lo compartió Huguette Hernández Gómez, directora general de UGA Soluciones Ambientales creada y establecida hace 13 años en Cancún, quien señaló que actualmente esta empresa realiza una recolección mensual de entre 30 y 50 toneladas de este aceite vegetal ya utilizado a través de rutas ya establecidas, donde están contemplados hoteles, restaurantes, cocinas económicas, negocios de comida rápida o cualquier otro lugares donde se desecha este producto no sólo de Benito Juárez, sino también en la Riviera Maya y Tulum.

Señaló que aunque en Benito Juárez existen varias empresas que se dedican a la recolección de este aceite, hay muchos establecimientos y hogares que lo siguen vertiendo en sus fregaderos, coladeras, registros de la calle o arena, por lo que a través de cualquiera de estas vías y ante la fragilidad de los recursos naturales y el suelo con que se cuenta en la zona, este aceite acaba prácticamente contaminando los mantos freáticos y ríos subterráneos.

Explicó que después de la recolección de este aceite, se introduce a una línea de producción que consta de varios procesos como colado, calentamiento y otros que dan como resultado la obtención del biodiesel, el cual se puede utilizar como un combustible completamente biodegradable en 99% al provenir del aceite vegetal y que a diferencia del diesel que tiene su origen en los derivados del petróleo es menos contaminante.

Manifestó que por el momento en Cancún muy pocos vehículos automotores están utilizando el biodiesel como combustible, mas no así las embarcaciones, sector al que apuntó desde hace varios años suministran de este combustible que no es contaminante y explicó que cualquier motor diesel puede ir utilizándolo paulatinamente hasta hacerlo al 100%.

Mencionó que lamentablemente entre la población no solo de Benito Juárez, sino en caso todo el país no existe esa cultura de que el aceite sobrante sea vertido en una botella y canalizarlo a este tipo de empresas para evitar esta contaminación del medio ambiente, al tiempo de comentar que este tipo de aceites, se ha convertido y además desde hace mucho tiempo, en un importante tema de salud.

Dijo que en el “mercado negro” de todas las ciudades incluido Cancún, hay empresas que después de recolectarlo, colarlo y clarificarlo, lo revenden como un aceite nuevo el cual se vende más barato, razón por la cual ante la situación económica de muchas personas lo adquieren, sin saber que este producto guarda enormes propiedades cancerígenas, aseguró.

Externó que lamentablemente la revisión de este producto no está regulada por las autoridades de salubridad, ni existe un control en los establecimientos para verificar que dicho aceite no esté contaminado, al tiempo de compartir que es muy difícil hablar de estadísticas de tales negocios en el municipio de Benito Juárez.

Ernesto Escudero
Grupo Cantón