Mano dura a bares de Quintana Roo

Sefiplan revocará licencias de venta de alcohol a los negocios donde se hayan cometido actos constitutivos de delito

46
CHETUMAL, QUINTANA ROO.- “Por hechos violentos, ejecuciones, disparos de arma de fuego y otros actos delincuenciales en diferentes negocios, se encuentran en proceso de cancelación 11 licencias de venta de alcohol a empresarios de la zona norte del estado”, confirmó Jaime Zetina González, subsecretario de Ingresos de la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan).
En este sentido, comentó que el objetivo es dar a conocer los avances de la ejecución de la clausura de negocios por mal uso de las licencias de venta de alcohol en el estado, y de esta manera sentar un precedente.
Zetina González agregó que se revocarán licencias en los negocios donde se hayan cometido actos constitutivos de delito y violaciones a la ley: detonaciones de arma de fuego, homicidios o lesiones; venta a menores de edad y de alcohol adulterado.
Los distribuidores que vendan productos a quienes no cuenten con la licencia o permisos correspondientes también serán sancionados.
Lo anterior es en apego a la ley sobre la venta y consumo de bebidas alcohólicas en sus artículos 55 fracción VI, que establece como una de las causales para la revocación que se realicen actos constitutivos de delitos.
El funcionario de la Sefiplan,  ya cuenta con vareportes de revocación en varios puntos del estado y que se harán efectivos en esta semana.
Al ser cuestionado con respecto al número de licencias que serán revocadas por estar violentando la ley por actos constitutivos de delito, apuntó que son 11 a 12 y que principalmente están ubicados en la zona norte del estado, sin dar mayores detalles.
En Benito Juárez Solidaridad y Tulum, se han generado ejecuciones, lesiones y detonaciones de armas de fuego. Por ello es que se realizará la revocación en los próximos días.
En la pasada administración gubernamental se hizo entrega de poco más de 800 licencias de forma irregular, gracias a actos de corrupción que generaron afectaciones al erario público por más de mil millones de pesos y de los cuales sólo se han podido recuperar 200 millones de pesos y se han realizado las denuncias penales correspondientes en contra de quienes resulten responsables.
SAMUEL CAAMAL / GRUPO CANTÓN