DE LA REDACCIÓN
GRUPO CANTÓN

CHETUMAL.- Tras enfrentamiento a balazos entre soldados y presuntos narcomenudistas, un jet utilizado para el trasiego de droga fue asegurado en la carretera Polyuc-José María Morelos, la mañana de este domingo.

También se incautó una camioneta y 390 kilogramos de supuesta cocaína, con valor de 109 millones 151 mil 250 pesos.

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) informó que el Sistema Integral de Vigilancia Aérea detectó un vuelo irregular.

Se desplegaron las acciones y protocolos de la Fuerza Aérea Mexicana (FAM). Durante un sobrevuelo de un helicóptero de la Sedena en la carretera Chunhuhub-José María Morelos, cerca del Rancho “Ocho Venados”, fue atacado a balazos.

Los efectivos repelieron la agresión y descendieron sobre en el kilómetro 61 de la carretera Chunhuhub-José María Morelos, donde había un jet bimotor tipo Hawker 700, con matrícula XB-RCM, en llamas.

Con el apoyo de la Secretaría de Marina (Semar) se desplegó operativo por los alrededores, con dos “tanquetas” y un helicóptero, de búsqueda de los presuntos narcotraficantes.

Una camioneta tipo Tacoma roja con matrícula TA-2101-J, que trasladaba varios paquetes encintados y cubiertos con bolsas negras, fue incautada en la carretera rumbo a José María Morelos.

Estaba abandonada.

Al parecer los ocupantes se internaron en el monte al percatarse de los efectivos de la Sedena. La droga pesó 390 kilogramos distribuidos en 13 paquetes y proviene de Venezuela.

La unidad y el presunto estupefaciente quedaron a disposición de la Fiscalía General de la República (FGR).

Según reportes de Inteligencia de la 34° Zona Militar con sede en Chetumal, la aeronave proviene de Venezuela. En la madrugada fue detectada en Honduras y se dio parte a autoridades mexicanas.

Al ser descubierta, el piloto realizó aterrizaje forzoso en el entronque de la comunidad de Dos Aguadas, José María Morelos.

La supuesta droga fue descargada y trasladada en camionetas por caminos que conducen a la Zona Limítrofe con Campeche.

Los operativos se desarrollan de Polyuc a Dziuché. Se revisaron ranchos y vehículos. Hasta la tarde de este domingo no había detenidos.

La Zona Maya está sitiada por fuerzas federales. Agentes de la FGR se sumaron a esta labor.