Web Analytics
Director general: Miguel Cantón Zetina | @MiguelCanton1
Somos parte de:
Martes 23 Octubre del 2018
nubes dispersas 21°

Paradigmas

“Ley pajareras”, nueva puñalada

Nuevamente, los que supuestamente representan los intereses de la población, acaban por apuñalar a quienes en las urnas depositamos la confianza para que nos protejan, representen y apoyen desde el poder legislativo, y encontrar equilibrio y beneficio en la sociedad en general.

El jueves pasado, se publicó en el Periódico Oficial del Estado (POE) le Ley de Asentamientos Humanos, la cual favorece en toda la extensión de la palabra a las constructoras de viviendas, mismas que podrán edificar “pajareras” para aprovechar más sus espacios y por ende obtener todavía más ganancias de las que ya acumulan en la actualidad. Sobre todo en ciudades que en los últimos años son de las de mayor crecimiento demográfico en Quintana Roo, como lo son Playa del Carmen y Cancún; éste último por ejemplo ocupa el primer lugar en desarrollo inmobiliario del país, los bienes raíces siguen disparados desde hace años consolidándose como uno de los mercados más importantes.

Para comprender mejor esta nueva sandez de los legisladores, déjeme comentarle que en la anterior ley (artículo 14 fracción III) indicaba que los lotes de fraccionamientos urbanos de tipo popular o interés social, no podían tener un frente menor a 7.20 metros, ni una superficie menor a 110 metros cuadrados.

Hoy, con la nueva “ley pajarera”, que oficialmente se le denomina “de acciones urbanísticas” los lotes podrán tener solamente 6 metros de frente y una superficie mínima de 108 metros cuadrados; sin duda una irracionalidad, una bestialidad más de quienes lamentablemente nos representan en el congreso.

Estos imbéciles, o por lo menos los que la aprobaron, no tienen ni la más remota idea de lo que es vivir en dimensiones reducidas como las que palomearon. Lo que hicieron estos diputados, que por cierto no lo hicieron de forma incluyente, minimizando a la población al no haber hecho alguna consulta pública.

A semanas, para cumplir promesas

La cuenta regresiva ya comenzó para lo que serán las nuevas administraciones municipales en los 11 ayuntamientos que integran Quintana Roo. En este sentido, considerando que a partir de las elecciones pasadas la ley permitía la reelección en los gobiernos municipales, seis alcaldes y alcaldesas que buscaron continuar su mandato, solamente tres lograron conquistar nuevamente al electorado y repetirán al mando de sus demarcaciones como lo son Laura Fernández Piña en Puerto Morelos, Juan Carrillo Soberanis en Isla Mujeres y Alexander Zetina en Bacalar.

Los tres curiosamente bajo las siglas del Partido Revolucionario Institucional; aunque destaca por ejemplo Laura Fernández es ya militante del Partido Verde Ecologista de México. Sin embargo, su triunfo lo obtuvo bajo la bandera de la coalición conformada por PRI-PVEM-Panal; asimismo en Bacalar, Alexander Zetina, obtuvo el triunfo bajo la misma coalición, y en el caso de Juan Carrillo, él si fue abanderado única y exclusivamente por el PRI.

Los demás ediles, ocho para ser precisos, debutarán como mandamases de sus respectivas municipalidades; algunos ya con experiencia en la administración pública, otros sin esa trayectoria política pero con expectativas muy grandes de poder resolver los problemas que aquejan a cada una de las demarcaciones.

Aquellos que en el papel no cuentan con antecedentes en la vida política, como puede ser el caso de la próxima alcaldesa de Benito Juárez, Mara Lezama, es muy importante conformar un equipo que lo integren personas de experiencia; sí, pero sobre todo gente honesta y comprometida con su comunidad, con su ciudad, no con los amigos y con las cuentas bancarias de unos cuantos.

Apenas ésta semana que concluyó, se dio a conocer parte del equipo de Mara Lezama que formara parte de la entrega-recepción; transición inevitable con la administración que agoniza de Remberto Estrada.

Mara envío una buena señal cuando dio a conocer a las personas que se encargarán de esta transición; sin embargo, fue muy clara al señalar que no necesariamente éste equipo será quienes integren su gabinete. Son dos cosas muy diferentes, y en ese sentido fue muy clara Lezama Espinoza.

Habrá que esperar esos nombramientos de su gabinete y sobre todo que pueda desde el día siguiente de su toma de protesta como alcaldesa de Benito Juárez, empezar a cumplir con lo prometido, lo pactado en campaña.

Otro que hará prácticamente su debut en la administración pública es Pedro Joaquín Delbouis, ya que solamente ha ocupado un cargo en el gobierno y fue como presidente de la Fundación de Parques y Museos. Aunque a diferencia de la próxima edil benitojuarense, el cozumeleño proviene de una familia que es considerada una dinastía en la vida política y empresarial de Quintana Roo; además de que en lo personal ya se ha desempeñado como dirigente de la Coparmex y la Canaco en la isla de las golondrinas.
Pedro Joaquín tiene tablas, y es sin duda una de las esperanzas del propio PRI para el futuro cercano.

El problema para Pedro Joaquín, a diferencia de Mara Lezama, es que en Cozumel sí tiene problemas con la entrega-recepción; la todavía alcaldesa Perla Tun, fiel a su costumbre puso trabas para formalizar la inevitable transición.

En Solidaridad, contrario a lo que se esperaba, sobre todo por lo cerrada de la contienda entre Cristina Torres y Laura Beristain, todo apunta a que se ejecutará sin problemas el proceso del cambio de estafeta. Beristain Navarrete es una mujer pensante, con experiencia, como diputada de la XV legislatura.

Laura Beristain después de lograr su triunfo no perdió el tiempo, de inmediato empezó a reunirse con dirigentes de Morena, trabaja en la reconstrucción del tejido social, acude a las colonias para que la propia ciudadanía marque el plan de gobierno, prioriza las necesidades de los solidaridenses.

De los 11 ediles que presidirán sus municipios, siete son hombres y cuatro mujeres. Sin embargo, en la zona norte del estado las mujeres ya dominan el escenario, las Lauras, Beristain y Fernández, respectivamente , así como Mara, conforman un tridente que deberán pesar políticamente en Quintana Roo, pero antes de pesar, deberán cumplir sus promesas de campaña.

Mención aparte para Víctor Mas, que tampoco tuvo prácticamente receso después de su victoria en las elecciones.

Víctor está muy activo en redes sociales, en reuniones que permitan ir despejando dudas sobre quiénes conformarán su equipo en el periodo 2018-2021; hay que recordar que ante el descalabro de Cristina Torres en Solidaridad, Víctor Mas se convierte automáticamente en la carta fuerte del gobernador Carlos Joaquín, considerando que ambos fueron ganadores bajo la coalición integrada por el PAN y el PRD.

A siete semanas de que asuman sus cargos, los presidentes municipales que vienen, siguen dando muestras de la forma en que posiblemente trabajarán ya al frente de sus demarcaciones.

Habla mucho de ellas y ellos lo que hoy ya como electas o electos realizan, si empiezan a cumplir con promesas, acuerdos y pactos que hicieron durante la campaña; o serán esos clásicos políticos que aplicaran la teoría del “ya me ayudaste, ya me serviste y ahora te ignoro”.

Porque esas actitudes fueron las que han hundido a muchos hombres y mujeres que se dedican a la política, sin importar los colores partidistas, la ciudadanía está cansada de esos políticos que no cumplen y que no vuelven a pisar las calles donde transitaron para pedir el voto.

Esperamos que estas actitudes y malos hábitos que se asumen cuando se llega al poder no se vuelvan a repetir y este próximo trienio 2018-2021 se convierta en un Quintana Roo unido; independientemente del partido que representen, por lo que más deben representar es a la comunidad, a la población que les favoreció con el sufragio y también a los que no votaron por ellos.

A esos más, porque serán los primeros que exigirán y a los que se les deberá demostrar que un alcalde gobierna para todos, no sólo por quienes votaron a su favor. ¿No cree usted?

Sargazo, el visitante incómodo

En los últimos dos meses, luego del tema de las elecciones y el mundial de futbol, hay otro asunto que ha acaparado la atención sobre todo de quienes vivimos aquí en Quintana Roo; se trata del fenómeno del sargazo, el cual incluso ha llamado la atención más allá de nuestras fronteras.

El sargazo es un fenómeno que siempre ha existido, éste reportero desde 1984 ha acudido a las diferentes playas del Caribe mexicano y jamás hasta ahora había presenciado un recale tan abundante de algas en las costas quintanarroenses; un arribo masivo atípico de esta alga marina que ha provocado que los tres niveles de gobierno se coordinen para poderle hacer frente a este incómodo visitante.

La llegada de sargazo al litoral de la entidad es algo común, es un proceso natural que en realidad no debería preocupar a los quintanarroenses. La situación aquí es que el alga que nos visita, llegó cargada con toda su familia, que son matemáticamente hablando toneladas y toneladas de seres vivientes que al recalar y morir en nuestras playas puede provocar olores fétidos si no se retira a tiempo las mismas.

Para los miles de turistas que visitan el Caribe mexicano en busca de las arenas blancas y el mar turquesa de Cancún, Playa del Carmen, Puerto Morelos, Mahahual, Tulum , por citar de las más importantes, no contemplan nadar entre algas o soportar aromas desagradables que inevitablemente expide el sargazo cuando yace durante días en las playas. Por ello, las alarmas se encendieron en todo el estado, autoridades, hoteleros, empresarios y la propia ciudadanía han unido esfuerzos para hacerle frente al visitante incómodo.

El gobernador del estado, Carlos Joaquín González, ha sido pieza importante para atender la contingencia , su gestión de obtener recursos superiores a los 60 millones de pesos por parte del gobierno federal, han sido de gran utilidad para la atención, contención y disposición final de la alga marina, en donde se han realizado trabajos de limpieza en más de 38 mil metros lineales de playas en los municipios donde se acentúa el problema , como lo son Benito Juárez, Solidaridad, Isla Mujeres, Tulum, Othón Pompeyo Blanco y Puerto Morelos.

Por cierto, ese último municipio, el más joven del país, ha puesto el ejemplo de crear y formalizar el “Protocolo Puerto Morelos”, el cual está integrado por especialistas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), biólogos, transportistas, ciudadanos en general, así como el Parque Marino y Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), el cual marca un precedente en Quintana Roo y que bien pueden emular los otros nueve municipios que conforman la entidad.

Luis Cardeña, director de Servicios Públicos en el ayuntamiento portomorelense, me comentó en entrevista para mi programa de radio, que el “Protocolo Puerto Morelos” es una iniciativa que surge de un fin común, que es proteger a las playas del sargazo ya que será un problema con el que se deberá aprender a vivir y por ende se debe estar preparado para combatirlo para que no afecte al turismo y se mantengan los arenales con el esplendor que les caracteriza.

Un estudio del Marine Pollution Bulletin establece que el sargazo pelágico está compuesto por dos especies de algas pardas, Sargassun natans y Sargassun fluitans. Estas algas pardas poseen estructuras que les permiten flotar y ser transportadas por las corrientes marinas, a diferencia de las que viven adheridas al suelo marino, por lo cual el sargazo se mueve a merced de las corrientes oceánicas.

En el Atlántico norte, grandes masas de estas algas se encuentran concentradas en el Mar de los Sargazos. Es una región del océano Atlántico norte, entre las coordenadas 28°20’08’’N 66°10’30’’, su extensión se ha estimado en cerca de dos millones de millas cuadradas, y a pesar de que la profundidad del espesor de las algas no supera los 50 centímetros, su biomasa se ha calculado en un valor entre los cuatro y 11 millones de toneladas de peso húmedo.

La razón de que semejante masa de algas permanezca en esa región específica del océano Atlántico es el rizo formado por las corrientes oceanográficas ascendentes del Golfo y del Atlántico norte, que corren hacia el este por arriba de los 40° de latitud norte y la descendente de las Islas Canarias y la deriva Norecuatorial, que corre hacia el oeste por abajo de los 20° de latitud norte.

Existen diferentes inferencias sobre el origen de las masas de algas que en estos momentos llegan al Caribe, las cuales no están asociadas al Mar de los Sargazos. Científicos han identificado zonas de grandes masas de sargazos al oeste de África que se expanden dada las altas temperaturas en el agua y las altas cantidades de nutrientes. Estas masas se transportan por corrientes hacia el este del océano Atlántico, suben por las costas de Brasil hasta llegar a la región del Caribe.

En el mar abierto, las masas flotantes de sargazo representan un hábitat de más 120 especies de peces y más 120 especies de invertebrados. Uno de ellos es el pez de los sargazos Histrio histrio, cuyo nombre significa “actor” ya que se confunde con la fronda de las algas flotantes y se desplaza sobre las algas para capturar a sus presas. Bajo el sargazo también se pueden encontrar neonatos de tortugas marinas, caballitos de mar y otros peces de menor talla, sirve como área de reproducción de especies de singular importancia como el pez volador (Exocoietidae sp.) y de una gran cantidad de peces que a su vez sirven de alimento a peces grandes como el dorado (Coryphaena hippurus), especie muy atractiva para los pescadores deportivos.Las masas flotantes de sargazo también tienen un importante rol como áreas de alimentación y vivero en las etapas juveniles de más de 100 especies de peces de importancia comercial y recreativa tales como sierras, jureles, atunes, peje puerco, barracudas, peto, dorado y peces de pico.

Varias especies de tortugas marinas en peligro de extinción utilizan al sargazo para alimentarse y protegerse durante sus primeros años de vida. Sin duda, es un estudio muy completo que me permití compartir para no satanizar a nuestro “visitante incómodo”. Si bien es cierto que afecta la imagen de nuestros destinos, también son seres vivos que tienen su función en el ecosistema marino, ¿no cree usted?

 

¿Nuevos líderes del PRI y PVEM en Q. Roo?

Si bien es cierto que el Partido Revolucionario Institucional y el Partido Verde Ecologista no perderán su registro como fuerza política, como será el caso muy probablemente del Partido Nueva Alianza (PANAL) y del Partido Encuentro Social (PES, luego de las pasadas elecciones del 1 de julio, también es cierto que tanto PRI como PVEM sufren una profunda crisis en el país.

Pero sobre todo aquí en Quintana Roo, donde los números comparados con otros procesos fueron muy pobres; mismos que se verán reflejados en la nueva conformación de los ayuntamientos; y qué decir a nivel federal con las diputaciones y las senadurías.

Aquellos tiempos en que el PRI, ya sea con alianza del PVEM o sin ella, arrasaba en los comicios han quedado atrás; tanto, que, en las más recientes elecciones, era el Verde quien ya dominaba esa coalición con el partido tricolor.

Las nefastas administraciones de los últimos años del PRI, tanto a nivel federal como en otros estados de la república, llámese Chihuahua, Veracruz y por supuesto Quintana Roo, por citar sólo algunos, predominando en nuestro caso el que tuvimos con Roberto Borge, fue como la gota que derramó el vaso para todos los quintanarroenses que simpatizaban e incluso militaban en dicho partido

Pero se hartaron de ese tipo de gobiernos llenos de corrupción, de cinismo y descaro; que lograron prostituir incluso a varios buenos funcionarios priistas que eran honestos pero que fueron empujados otros no tanto pero al final del día encaminados a convertirse en simples cómplices de uno de los robos más descarados en la historia de nuestra entidad.
Los errores del PRI se han gestado en cascada, entre ellas la terrible negociación que hiciera la dupla de Félix González Canto y Roberto Borge con Jorge Emilio González ( Niño verde ) de ceder al PVEM la decisión de postular al candidato para la alcaldía de Benito Juárez, a quien hoy conocemos como el alcalde de este polo turístico, Remberto Estrada Barba, quien no dio el ancho. Una prueba de su negativa gestión, es simplemente el que no haya querido participar en buscar la reelección, y es que para Remberto Estrada no aplicaba ese dicho que dice: “No hay peor ciego que el que no quiere ver”, pues reconoció que no tendría posibilidades de ganar.

En estas elecciones se buscó arrebatar esa condición al Verde Ecologista, sin embargo el atrasar la decisión provocó una irregularidad involuntaria del diputado Mario Machuca, priista de cepa, incansable trabajador , surgido desde abajo desde la clase del proletariado; una buena decisión del PRI pero tardía, la cual le costó que no pudiera ser validada su candidatura ante la autoridad electoral. Ahí el PRI perdió la posibilidad de competir, ya que con la alternativa que se consideró para la contienda en la figura del verde-ecologista Luis Pablo Bustamante, el resultado fue catastrófico. pero predecible.
Por demás increíble, el PRI no aportará ningún diputado federal que emane desde Quintana Roo; mientras que el PVEM por la vía de la representación proporcional solamente estarán el “eterno” Jorge Emilio González, junto con Ana Patricia Peralta de la Peña.

En cuanto a los municipios, aquí en Benito Juárez, solamente habrá un verde-ecologista en el cabildo, Luis Pablo Bustamante; así de paupérrimo esta la representación de la que fuera una de las coaliciones (PRI-PVEM) más exitosas hace apenas algunos años.
Los únicos en dar la cara localmente por el PRI fueron Pedro Joaquín Delbouis y Juan Carrillo Soberanis, quienes se alzaron como presidentes electos de Cozumel e Isla Mujeres respectivamente.

Mientras tanto en el PVEM, su carta fuerte sigue siendo Laura Fernández Piña, quien con su reelección en Puerto Morelos, la ponen automáticamente como su figura más reconocida en Quintana Roo con miras a la gubernatura.

Sin duda el PRI y el PVEM están en decadencia, faltan líderes que puedan rescatar y sumar una nueva estructura de militantes y simpatizantes de ambas fuerzas políticas; mientras tanto dos figuras aparecen como potenciales aspirantes a luchar por recuperar la gubernatura de Quintana Roo en el 2022: Laura Fernández y Pedro Joaquín, del PVEM y PRI respectivamente, son los líderes que están buscando ambos partidos en la entidad. ¿Será?

Partidos moribundos

Las elecciones del pasado domingo fueron históricas, según datos del propio Instituto Nacional Electoral (INE).

Se tuvo una participación del 63.4% , es decir 56 millones de mexicanos emitimos el sufragio para elegir a nuestro próximo presidente, que será Andrés Manuel López Obrador , del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena); fuerza política que hace cuatro años no existía ni como asociación civil y mucho menos como partido político, ya que su registro fue precisamente un mes de julio, pero del 2014.

México también eligió el domingo pasado a los que serán sus representantes en el Congreso de la Unión. De igual manera, el tsunami Morena se llevó esa elección y por ende AMLO tendrá gran número de senadores y diputados, aliados que lejos de obstaculizar su camino le favorecerán para que pueda cumplir con mayor celeridad sus objetivos de gobierno.

Más allá de esta votación masiva en favor de Morena, la mayoría de los 56 millones de mexicanos que votamos también empezamos a tomar una decisión que en verdad nos hemos tardado y solapado por muchos años, que es el excesivo número de partidos políticos; mismos que son un lastre para los que nos esforzamos día a día para llevar a nuestros hogares comida y sustento.

Así pues, nuestro país también decidió ya no votar más por partidos que sólo son rémoras de otros y que viven de nuestros impuestos, pero que en la práctica sólo ven por su beneficio propio; olvidándose totalmente de la ciudadanía, de sus verdaderos patrones y los que pagan sus jugosos sueldos y mantenemos su vida de lujos a cambio de absolutamente nada.
Partidos como Encuentro Social (PES), que a pesar de haber formado alianza con Morena y Partido del Trabajo en las candidaturas federales, simplemente no fue del agrado de las mayorías.

Movimiento Ciudadano que todo y su canción “movimiento naranja”, de un ritmo muy pegajoso, no lo fue así para la mayoría que acudieron a las urnas a votar de forma inteligente, y no por una simple canción muy rítmica pero que en el fondo simplemente se trata de un partido más que no aporta gran cosa para el país.

Nueva Alianza, otra fuerza política que según sus orígenes es a través del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), es decir, los maestros de nuestra nación, algo aberrante simplemente ha venido sirviendo como rémora del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Otro instituto político es el Verde Ecologista de México (PVEM), con más años en este “negocio” en el año 2000 se alió con el Partido Acción Nacional para apoyar a Vicente Fox para terminar con 70 años de hegemonía priista.

Pero la historia ya la conocemos, ni Fox terminó con la hegemonía priista porque parece que nunca hubo cambio en el gobierno, y por otra parte el PVEM prosiguió traicionando a sus aliados y prostituyéndose por todo el país, incluso localmente en Quintana Roo. Donde su mandamás nacional, Jorge Emilio González, hizo pedazos al PRI, al quitarle la presidencia de la llamada “Joya de la corona” Benito Juárez. Hoy ese partido está al borde de la desaparición.

El que más llama la atención de los partidos que pueden perder su registro es el Partido de la Revolución Democrática (PRD), el otrora partido líder y poderoso de la izquierda mexicana que puso a temblar al PRI en la década de los noventa, con Cuauhtémoc Cárdenas. Y después en este siglo, pero bajo la figura de Andrés Manuel López Obrador, en las elecciones del 2006 y 2012.

Ahora puede estar en la tablita , la salida de AMLO del PRD por haber hecho el famoso “Pacto por México” con Enrique Peña Nieto, entre otros factores, y por ende la renuncia de decenas y decenas de militantes perredistas posterior al 2012, ha dado como resultado que millones de mexicanos le dieran la espalda a un partido que con tal de obtener poder, buscaba coaliciones con otras fuerzas partidistas aunque no llevaran una filosofía similar; eso para los solaztequistas era lo menos importante , tanto que hicieron alianzas con el PAN, es decir hicieron coalición la izquierda y la derecha. Pragmatismo puro.

Sólo resta esperar a que ninguno de los partidos antes mencionados logren el 3% en alguna de las elecciones federales; la chamba ya la estamos haciendo millones de mexicanos. Ojalá y haya sido suficiente para eliminar partidos que sólo viven del erario y nuestros impuestos.

México no necesita tantos partidos, considero que con tres son suficientes democráticamente, ya que más es un abuso. Por lo pronto México puso a varios partidos moribundos.

Elige AMLO la Península de Yucatán para cierres de campaña

La Península de Yucatán fue elegida por Andrés Manuel López Obrador como una de las regiones del país donde hará sus últimos cierres de campaña a nivel nacional.

Los últimos tres días de campaña son fundamentales para el día de la jornada electoral, es parte de la estrategia electoral y en ese sentido el equipo de AMLO decidió hacer sus cierres de la siguiente manera: Mañana lunes 25 de junio por la mañana en Morelia, Michoacán, tierra del ex presidente Lázaro Cárdenas, considerado uno de los mejores mandatarios que ha tenido nuestra nación, en este bastión cardenista, AMLO continuaría robusteciéndose hacia el “gran día”; por la tarde del mismo lunes 25, la escala será en uno de los polos turísticos más importantes de México, el puerto de Acapulco, Guerrero, un destino que al pasar de los años, se convirtió también en uno de las ciudades más violentas del país, no es para menos, pertenece a uno de los estados con mayor índice delictivo, tan solo en 2017 , el estado de Guerrero registró 33 homicidios, un secuestro, tres extorsiones y 70 robos a vehículos por cada mil habitantes; esta entidad del Pacífico sur, es una de las más pobres, por lo que representa para López Obrador de capital importancia conquistar Acapulco.

El martes 26 de junio, el penúltimo día de campaña, recorreá la Península de Yucatán, su primera parada será a las 10 de la mañana aquí en Cancún, Quintana Roo, el lugar exacto, el estacionamiento de la plaza comercial “Cancún Mall”, en la Región 228 de esta ciudad, es decir, en el norponiente, la zona con mayor crecimiento poblacional en los últimos años, en donde se instala la famosa mega casilla en la que acuden más de 40 mil potenciales electores.

A las 3 de la tarde AMLO hará lo propio en Mérida, Yucatán y cerrará a las 7 de la noche en Campeche, abarcando así la Península.

El último día de campaña está reservado para Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, uno de los estados con mayor riqueza natural, en diversidad cultural y turística pero inexplicablemente entre los más pobres del país, aunque eso de inexplicable parece si tener explicación, la corrupción y los malos manejos de sus gobernantes han hundido a este tesoro de la República Mexicana.
Por la tarde, alrededor de la 3 de la tarde no podía ser otro lugar, Villahermosa, Tabasco, tierra de AMLO, sin duda una entidad que añora tener a su paisano despechando desde Los Pinos o desde una casa rentada cerca de Palacio Nacional, desde donde sea, pero despachando como presidente de México.

El telón caerá en la segunda casa del candidato de la coalición “Juntos Haremos Historia”, nos referimos a la Ciudad de México, aquella que ya gobernó durante el período 2000-2005 y que la mayoría de los capitalinos son fervientes simpatizantes de AMLO, y si a eso le aunamos que para la Jefatura de Gobierno la candidata morenista Claudia Sheinbaum lidera las preferencias con amplio margen, no se puede esperar un mejor cierre, aquí el detalle es que será en un inmueble que hasta hace unos meses podría resultar difícil de creer, incluso rayaría con un insulto para sus seguidores, y es que se trata del estadio Azteca , la emblemática edificación de Televisa, ese mismo medio con el que ha mantenido diferencias muy profundas; sin embargo ahí será , llámese conciliación, llámese olvido, llámese pacto, o un simple acuerdo comercial única y exclusivamente para esa fecha, lo cierto es que las cartas ya están echadas y AMLO mostrará por última ocasión antes de la contienda, todo su músculo en el santuario deportivo de la avenida Tlalpan, en el ex Distrito Federal.

Morena tocaría el cielo

Cuando en julio del 2014 el Instituto Nacional Electoral registró al Movimiento Regeneración Nacional como un partido político, pocos se imaginaron que dicho partido se convertiría en un par de años (2016 ) en la principal fuerza de izquierda en nuestro país y en cuatro años (2018) podría convertirse en el partido más importante de la República Mexicana, no solo por el hecho de poder ganar la presidencia, sino por contar posiblemente con la mayoría en el Congreso de la Unión.

 

El crecimiento vertiginoso de Morena, cuyo líder podría convertirse en el próximo mandatario de México en la figura de Andrés Manuel López Obrador, ha hundido simultáneamente al Partido de la Revolución Democrática, el otrora partido que generó en su nacimiento las expectativas de generar un rumbo distinto en el país, lejos quedaron aquellos tiempos cuando en mayo de 1989 se fundaba el llamado partido del “sol azteca” aquel que comandaba Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, quien un año antes había perdido por escaso margen la presidencia con Carlos Salinas de Gortari, una página en la historia de nuestro país que se recuerda mucho por aquella famosa “caída” del sistema, el presunto fraude para arrebatarle el triunfo al hijo del ex presidente Lázaro Cárdenas, abanderado por el partido del Frente Cardenista de Reconstrucción Nacional, partido que por cierto en 1997 desapareció.

 

Aunque al mismo AMLO no le agrade el término “carro completo”, lo cierto es que así sería el nuevo mapa político del país, con la mayoría de morenistas en el Senado, en la Cámara de Diputados y por supuesto con el mando desde Los Pinos, bueno, seguramente ya no sería desde la todavía residencia oficial de Los Pinos, sino desde algún lugar muy cercano al palacio nacional, en el centro histórico de la Ciudad de México, ya que AMLO ya lo ha externado que de ganar el próximo 1 de julio, no viviría en Los Pinos, sino que rentaría una casa o departamento cercano a palacio nacional.

 

Dicen que no hay peor ciego que el que no quiere ver, las encuestas por mucho que tengan varios puntos porcentuales de margen de error, es muy complicado que se equivoquen todas, sin duda es válido que los contrincantes de AMLO y de los que están contra los candidatos de Morena afirmen que la verdadera encuesta es el próximo 1 de julio, tienen toda la razón, pero también es una realidad lo que se observa en cada rincón del país, donde la mayoría está ávida de un cambio y ese cambio lo están decidiendo en este 2018 con AMLO.

 

En la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum lleva una ventaja muy considerable sobre la perredista Alejandra Barrales, que los expertos ya ponen a Sheinbaum al frente de la Jefatura de Gobierno, al PRD la ciudadanía le cobrará factura este 1 de julio por su acuerdo con Enrique Peña Nieto, el llamado “Pacto por México” cuando el pacto debió ser con el pueblo.

En Quintana Roo, rumbo al Senado, Marybel Villegas Canché y José Luis Pech Várguez, mantiene rezagado a la dupla de la coalición PRD-PAN-MC, Julián Ricalde y Mayuli Martínez, que decir de los priistas Raymundo King de la Rosa y Susana Hurtado Vallejo, que perdieron toda la credibilidad por el simple hecho de ser tricolores.

 

En nuestro municipio, Mara Lezama no tiene competencia, sigue arrasando en las preferencias, a pesar de no tener prácticamente alguien que le haga sombra, la candidata de Morena, continúa su campaña de manera intensa, buscando el acercamiento directo con la gente, mucha de ella que le escuchaba y le resolvió problemas desde los micrófonos de la radio y la televisión, ahora tendrá la oportunidad de hacerlo desde la silla grande de la avenida Tulum número 5 en caso de ganar el próximo 1 de julio, lo que es potencialmente probable; claro problemas más complejos y torales que requiere el polo turístico más importante del país; sin embargo, la gente confía en la honestidad, talento, y gestión que impondrá Mara Lezama en su potencial administración benitojuarense.

 

Morena no solo ha crecido y se ha convertido en el partido por excelencia de izquierda, sino que está a un tris de convertirse en el partido más importante de México, mientras el PRD se diluye, el sol azteca se pierde en el horizonte, tanto que por ejemplo aquí en el municipio de Benito Juárez, (Cancún) a dos semanas de la jornada electoral no tiene candidato.

El Coloso de Santa Úrsula y de AMLO

El anuncio que hiciera Andrés Manuel López Obrador, de utilizar el estadio Azteca, propiedad de la empresa Televisa, como alternativa para el cierre de su campaña ante la negativa del gobierno de la Ciudad de México de brindarle la oportunidad de hacerlo en el Zócalo, ha levantado una serie de especulaciones que más allá de ser verdad o mentira todo lo que se rumora, lo cierto es que sí causó en este reportero una sorpresa.
Si bien es cierto que no es la primera ocasión en que el llamado “Coloso de Santa Úrsula” es utilizado para un cierre de campaña presidencial, tratándose de AMLO, sí es una decisión inesperada para la mayoría de sus simpatizantes y también de aquellos que no coinciden con los ideales del tabasqueño; sobre todo porque a los largo de su trayectoria política su relación con la empresa de telecomunicaciones no ha sido buena, principalmente cuando ha buscado la Presidencia de la República, aunque en éste, su tercer intento, se percibe una relación más relajada , cordial.
En la elección presidencial del 2006, el panista Felipe Calderón hizo su cierre de campaña en el Coloso de Tlalpan, seis años después el priista Enrique Peña Nieto, hizo lo propio, nadie dijo nada, no se levantaron olas; sin embargo, la confirmación de que AMLO cerrará campaña en el estadio Azteca, llama mucho la atención, tanto que hasta se habla de un pacto entre EPN y AMLO.
La confirmación del arrendamiento del estadio Azteca para el evento de AMLO en donde por cierto estarán amenizando el mismo, grupos musicales y solistas de la talla de Zoé, Caifanes, Belinda , entre otros, fue por el director general Corporativo de Comunicación de Grupo Televisa, Rubén Acosta Montoya.
López Obrador, quien en anteriores campañas rumbo a Los Pinos se expresaba de la mayoría de los periodistas, conductores o comunicadores de Televisa como los voceros de la mafia del poder, hoy la situación es distinta, incluso durante su participación hace algunas semanas en el programa “Tercer Grado”, los periodistas que entrevistaban a AMLO no fueron tan quisquillosos, provocadores o sermoneadores como en otros tiempos ante el candidato de la coalición “Juntos Haremos Historia”, es más, el pasado mes de mayo, Televisa despidió al periodista Ricardo Alemán por lanzar un tweet (Twitter) violento contra López Obrador.
Más allá de pensar y especular de un pacto entre EPN o Televisa con AMLO, lo cierto es que Andrés Manuel va viento en popa hacia Los Pinos, todo indica que por fin logrará su anhelado sueño de ser mandatario nacional, en este tenor y observando su inminente triunfo el próximo 1 de julio, sin duda el comportamiento de varios personajes de la vida política, empresarial y hasta de los medios de comunicación hacia la figura del llamado “Peje” se ha modificado a tal grado de permitirle utilizar el emblemático estadio Azteca, inmueble deportivo y ahora también político que representa el poder de la empresa Televisa y ¿por qué no? del país.

Muy cerca México del cambio ¿verdadero?

A menos de un mes de que millones de mexicanos emitamos el sufragio en las urnas para elegir al que será el próximo presidente de la República Mexicana, todas las encuestas ubican al candidato de la coalición “Juntos Haremos Historia”, Andrés Manuel López Obrador, como el líder de las mismas; sin embargo, eso no lo es todo, esta semana que concluyó, el periódico Reforma publica su última encuesta en donde según ésta, amplía AMLO su ventaja sobre sus contendientes que al parecer nunca lo fueron y lo serán en lo que resta de la campaña,  que son Ricardo Anaya, José Antonio Meade y Jaime Rodríguez.
Dicen un popular refrán que “del plato a la boca, se cae la sopa” y la historia nos ha dado muchos ejemplos de ello, el mismo Andrés Manuel López Obrador lo ha vivido en carne propia en las dos últimas elecciones.
Las cifras del periódico Reforma fueron:
 Andrés Manuel López Obrador 52%
Ricardo Anaya 26%
José Antonio Meade 19%
Jaime Rodríguez 03%
México está muy cerca de tener por primera vez un gobierno de izquierda, de ganar AMLO que todo apunta para que así sea, solo resta esperar que sea un hombre de palabra, que no decepcione a los millones de mexicanos que están dispuestos en formar parte de este cambio “verdadero”, aún recuerdo cuando triunfó Vicente Fox en el año 2000 y cientos o miles de mexicanos que se reunieron en el emblemático “Ángel de la Independencia” de la Ciudad de México, gritaban en una sola voz “no nos falles, no nos falles” y pues el resto ya lo conocemos, le faltaron muchas cosas a Fox para romper esa cadena de 70 años que tenía en ese entonces el PRI, hoy 18 años después la figura de AMLO es una nueva esperanza para millones de mexicanos que seguramente le gritarán lo mismo o algo muy similar la noche del próximo 1 de julio, claro, si no sucede algo inesperado como la caída del sistema que ocurrió en las elecciones de 1988 cuando competían Carlos Salinas de Gortari y Cuauhtémoc Cárdenas, en fin, ahora la tecnología es totalmente distinta, los actores son otros, la población también ha cambiado , la pregunta es entonces ¿habrá cambio verdadero el próximo 1 de julio?

El inalcanzable AMLO

Desfilaron durante los últimos días en Quintana Roo, los tres candidatos con mayores probabilidades de triunfar el próximo 1 de julio, aunque a decir verdad y según la mayoría de las encuestas, el asunto es solo de dos, entre Andrés Manuel López Obrador y Ricardo Anaya Cortés.

La visita de José Antonio Meade fue como el preludio de una inminente derrota, donde lucían incluso lugares vacíos en donde se presentó, mientras que por otra parte Ricardo Anaya, a pesar de que agendó su evento en Playa del Carmen, ciudad enclavada en el municipio de Solidaridad y que es gobernada por la coalición a la que pertenece, conformada por el Partido Acción Nacional, Partido de la Revolución Democrática y Movimiento Ciudadano, no tuvo el arrastre de AMLO que hizo lo propio también en Playa del Carmen apenas el pasado viernes.

Sin autobuses o taxis acarreando gente de otras comunidades, sin tortas de queso de puerco o de radiografía de jamón para degustar o bebidas refrescantes, sin nada de esas herramientas electorales que acostumbra a utilizar desde la década de los 80 el PRI, y que también con el pasar de los años aprendió el PAN, si nada de ello, Andrés Manuel López Obrador reunió a más de 10 mil personas en el deportivo Colosio del citado destino.

AMLO volvió a demostrar y ratificar por qué es el puntero en las encuestas, a pesar de los últimos señalamientos en su contra, el llamado “Peje” ha sido muy puntual en buscar que sus seguidores y simpatizantes no se dejen llevar por comentarios que ofrecen sus detractores y que se repite tantas veces que termina pareciendo verdad.

El mencionado enfrentamiento contra el sector empresarial, nuevamente lo desmintió, una cosa es que no esté de acuerdo en que algunos de los principales empresarios del país se hayan visto beneficiados históricamente por el gobierno federal que está en turno, y otra que generalice a los empresarios de este país, a los cuales dijo que se les respetará, no habrá expropiaciones como también han querido engañar a la población y mucho menos convertir a México como Venezuela.

Aquí el asunto, considera este reportero, que el peligro no es volvernos como Venezuela, el peligro es seguir como México.

El único pecado de AMLO es no haber puesto atención en el reparto de candidaturas, por lo menos en Quintana Roo, y es que aunque todos merecen mi respeto, resultó indignante para muchos militantes del Movimiento Regeneración Nacional ver en ese templete el pasado viernes a candidatos que para muchos no han hecho nada por el partido que se estrenará en una contienda presidencial y con la gran posibilidad de triunfar en la figura de su líder, el tabasqueño López Obrador; al contrario, verlos ahí,  a un costado de López Obrador, provocan en automático recordar el nefasto PRI de los últimos años en Quintana Roo.

Medirán músculo en Q. Roo presidenciables

Esta semana, Quintana Roo será escenario de la visita de cuatro de los cinco candidatos que buscan la Presidencia de México, aunque a decir verdad estando a menos de 65 días de la jornada electoral y con dos debates a cuestas, hay una realidad irrefutable, esta contienda es solo de dos , Andrés Manuel López Obrador por la Coalición “Juntos Haremos Historia”, conformada por los partidos Morena-PES-PT y por otra parte Ricardo Anaya Cortés, abanderando la Coalición “Por México al Frente”, integrada por las fuerzas políticas PAN-PRD-MC.

Más allá de quienes van arriba o abajo en las encuestas, todos tendrán la oportunidad de mostrar su músculo aquí en Quintana Roo, entidad que apenas logró deshacerse de 40 años bajo el yugo priista, que a pesar de ello en las últimas elecciones presidenciables sus candidatos, llámese Roberto Madrazo Pintado en 2006 y Enrique Peña Nieto en 2012, no pudieron triunfar en estas tierras, en donde AMLO triunfó de forma contundente, incluso por arriba de Felipe Calderón en 2006 a la postre presidente de nuestro país.

Este sábado tuvo su oportunidad Ricardo Anaya, quien se presentó en Playa del Carmen, perteneciente al municipio de Solidaridad, en donde gobierna precisamente la coalición que lo abandera en este momento, Anaya Cortés busca alcanzar a AMLO, pero especialistas en las encuestas aseguran que solo una hecatombe provocaría que el tabasqueño perdiera la elección ante la ventaja tan holgada que registra hoy, hoy, hoy, como diría Vicente Fox; sin embargo, Ricardo Anaya logró mostrar músculo por lo menos en Playa del Carmen.

El lunes 30 de abril, José Antonio Meade Kuribreña tendrá su oportunidad de conquistar al electorado de Cozumel, municipio que ostenta en este momento la coalición PAN-PRD-MC con la polémica Perla Tun, catalogada como la peor presidenta en la historia de la llamada isla de las golondrinas. Los isleños cuentan los días para que termine su administración, mientras esto sucede, el hijo del actual secretario de Energía y ex mandatario de Quintana Roo, Pedro Joaquín Coldwell, tiene el escenario puesto para poder asumir la presidencia municipal y lograr el retorno del PRI a Cozumel, Pedro Joaquín Delbouis no solo tiene el apellido, sino el talento, liderazgo y compromiso para obtener el triunfo, ante ello José Antonio Meade buscará ganar adeptos y hacer más digna su potencial derrota en la recta final por la presidencia del país.

Jaime Rodríguez, mejor conocido como “El Bronco”, también tocará suelo quintanarroense, incluso la “Bronca” su esposa Adalina Dávalos, ya estuvo de avanzada en Cancún e isla de las golondrinas, donde se reunió en este último lugar con mujeres teniendo de sede el hotel Cozumel & Resort, propiedad de la familia Toledo.

El próximo viernes 4 de mayo hará lo propio Andrés Manuel López Obrador, en Playa del Carmen, gobernado actualmente por PAN-PRD, pero que tiene en esta elección a una candidata fuerte, pensante y con arrastre como abanderada de Morena en la figura de Laura Beristain, sin duda un choque de trenes se espera en esta contienda en Solidaridad entre Laura Beristain Navarrete y Cristina Torres Gómez; lo cierto es que AMLO vendrá a ratificar su poder de convocatoria en Quintana Roo.

Destellos históricos en debates

Dicen que no hay tiempo que no se llegue ni plazo que no se cumpla y este domingo 22 de abril será el primero de los tres debates que sostendrán los candidatos a la presidencia de nuestro país.

El debate de este domingo será en Ciudad de México, el segundo se realizará en Tijuana, el próximo 20 de mayo, y por último el tercer debate tendrá como sede la ciudad de Mérida el próximo 12 de junio, es decir, 18 días antes de la elección.

Los debates a lo largo de la historia no han marcado el rumbo de la victoria o derrota de algún candidato; sin embargo, se recuerdan momentos hasta chuscos o frases contundentes entre los que se han parado ahí para debatir, aunque algunos solo lo aprovechan para atacar, difamar y dejan de hacer lo que más desea escuchar la ciudadanía, que son las propuestas y cómo lo harán para cumplirlas.

Escribiendo sobre este tema me vienen a la mente algunos chispazos de algunos debates, seguramente usted también los recordará como aquel del año de 1994, en donde Diego Fernández de Cevallos dijo lo siguiente:

“Yo estoy aquí porque miles de hombres y mujeres libres de Acción Nacional, votaron con libertad para esta candidatura y usted (refiriéndose al candidato del PRI, Ernesto Zedillo Ponce De León) con el debido respeto quiero decirle que está usted aquí como consecuencia de dos tragedias, por una parte la muerte de Colosio y por otra la designación presidencial”.

Posteriormente en el año 2000, recuerdo en particular aquel debate en donde el candidato del PRI, Francisco Labastida Ochoa, se quejó de lo que durante la campaña le venía diciendo el candidato del PAN, Vicente Fox, Labastida dijo así:

“En las últimas semanas me ha llamado chaparro, me ha llamado mariquita, me ha dicho la vestida, me ha dicho mandilón, ha hecho señas obscenas”.

El debate de 2012, lo que más se recuerda y llamó la atención fue la mirada que le echó el candidato del Panal, Gabriel Quadri, a la edecán del entonces IFE, actualmente INE, la Playboy, Julia Orayen, quien la encumbró en la fama y hasta logró ser contratada para formar parte de algunos programas de televisión, teniendo en el corto plazo un fracaso en dicho ámbito.

Habrá que esperar lo que nos traerá este primer debate del 2018, lo cierto es que el arribo “al cuarto para las doce” del independiente Jaime Rodríguez, mejor conocido como “El Bronco” obedece a órdenes desde Los Pinos para quitarle votos al hasta hoy puntero en todas las encuestas, Andrés Manuel López Obrador, así como enclavar sus señalamientos contra AMLO, “El Bronco” le dará por lo menos sabor a la campaña, la cual periodísticamente está más plana que nunca.