Web Analytics
Director general: Miguel Cantón Zetina | @MiguelCanton1
Somos parte de:
Lunes 10 Diciembre del 2018
nubes dispersas 21°

Voces

¿Y qué tal una guardia chilanga?

Maestro, Sheinbaum anunció la desaparición del cuerpo de granaderos.

-Le hace justicia a una de las demandas del movimiento estudiantil de 1968, pero ya que los actuales no son tan represores como aquellos, ¿qué tal si los integran a una guardia chilanga, para emular a la nacional?

Por orden de doña Claudia, el Área de Atención Ciudadana de la CDMX ya asesora el caso de la Cooperativa Excélsior.

-Sólo con un gobierno progresista y democrático podía suceder: se tocaron las puertas de Los Pinos de 2006 a 2018 y nunca se abrieron, solapando un fraude en el que se vio inmiscuida hasta la ex vicepresidenta Marta Sahagún.

Un juez amparó a Emilio Lozoya y solicitó a la Fepade determinar si habrá acción penal en su contra.

-¿Qué prisa hay si el 21 de marzo será la tercera consulta y ahí se decidirá su futuro, que lo más seguro es la cárcel?

AMLO desclasificará información reservada por PGR en el caso Odebrecht.
-Eso: que se sepa cuánto recibió don Emilio y a quiénes compartió y protegió.

Miguel Torruco anunció que el Aeropuerto de Santa Lucía será para vuelos internacionales y el AICM para nacionales.

-Que entonces se llame ACM: Aeropuerto de la Ciudad de México (la I sobraría).

Salinas fue al funeral de George Bush y se sentó juntó a Angela Merkel y adelante del príncipe Carlos.

-¡A ver si no les abrió la bolsa y la cartera!

Reeligieron a Gustavo de Hoyos en Coparmex para un cuarto periodo: 2019.

-¡Otro año para descalificar a AMLO hasta por estornudar! Nada le parece al tipo.

Que difíciles somos…

El general Eduardo Bahena, tan serio, tan callado habitualmente, tan instalado en el bajo perfil, contaba cosas, hazañas, anécdotas de nuestros tiempos coincidentes en estado mayor presidencial, en la fuente de presidencia, en nuestros viajes y desafíos.

¿Me incomodaba?  Al contrario, me divertía recuperar los recuerdos.  El secretario de gobierno, Francisco López Mena se reía.  La palapa de casa de gobierno estaba llena, y como es habitual desde hace varios sexenios habían puesto sobre las mesas galletas y queso crema.

Otros compañeros permanecían callados.  Lejos del protocolo social que obliga, mínimo, a presentarse.  Como somos, me incluyo, monstruos que debemos ser reconocidos por todos permanentemente.  Ignacio Reina junto a mí, un poco fuera de lugar porque no vive en Chetumal, lo que lo convertía en ajeno a los usos y costumbres locales.

La invitación había pedido, exigido, que los periodistas se presentasen entre ocho y nueve de la noche, no más tarde.  Con lo que habían conseguido una cierta puntualidad.  A diferencia del año pasado, una de las bienaventuradas diferencias, había cervezas y ron y whisky.  Justo como una posada, celebración navideña.

Alejandra, la jefa de prensa de López Mena, iba elegantísima, estilo del Norte, con tacones y hasta brillo en el maquillaje. Otras compañeras llevaban pantalón de mezclilla con cierto aire de los años setentas, muy pasado de moda, queriendo ser “contestatario”.
El gobernador, Carlos Joaquín, llegó saludando.  En su estilo, fuera de toda distancia, abierto, cálido, abrazando, deteniéndose a las fotografías, escuchando peticiones. Porque la mayoría ahí presente aprovechó, otra vez estilo Chetumal, para sacar su lista de pedidos al gobierno.  De dónde, obvio, Yohanet Torres, era la más solicitada, saludada, requerida…

¿Por qué una “posada” con los periodistas?  De entrada por la convivencia.  Porque es difícil coincidir socialmente en el día a día del ejercicio del poder con quiénes viven de reseñar, escribir, cuestionar esa realidad. Y por la democracia.  Por la verdadera cercanía de Carlos Joaquín con la gente, en este caso con “sus” reporteros.  Que vaya que son, somos, muchos. Y eso que solamente estaban presentes los del “Sur”.

Lo mejor era la paciencia del gobernador, que a instancias de Haide Serrano se levantó a bailar con una reportera.  Y que toda la noche platicó, escuchó, atendió, tuvo espacio para quienes se le acercaron mientras sus ayudantes le traían una Coca Cola detrás de otra.  Ni siquiera demostró cansancio.

Más que el buen sabor de boca, deja establecida la voluntad de mantener una relación abierta con los reporteros, que es mucho más de lo que podrían imaginar varios gobernadores…

Arrancan, rumbo a 2024

Claudia, Ebrard, Monreal
Descartes y encartes en 2021
Corral, Alfaro, Osorio, Ruiz Massieu

Con la toma de posesión de Claudia Sheinbaum en la Ciudad de México ha quedado instalado el equipo político de primer nivel del presidente Andrés Manuel López Obrador y, al mismo tiempo, arranca en forma la natural competencia por la candidatura presidencial de 2024 (en previsión de que a algunos cuidadores de las formas les parezca adelantada la mención futurista, valga recordar que en un sistema presidencialista, ahora con un AMLO tan superpresidencialista, la preparación del relevo suele iniciar el mismo día en que al dedo decisor le es colocada la banda tricolor).

Por razones de gran edad o de insuficiente carrera política (varios secretarios de estado llegaron al gabinete desde posiciones menores o ninguna), en esta primera promoción de figuras políticas solo destacan, en cuanto a posibilidades de la candidatura presidencial siguiente, tres personajes: la citada Sheinbaum, quien a estas alturas goza del aprecio e impulso del círculo central y familiar de López Obrador; el secretario de relaciones exteriores, Marcelo Ebrard (a cuya cuenta política hay que sumar a Mario Delgado, el coordinador de los diputados de Morena, además de otros cargos medianos en distintos puntos de la estructura federal de segundo nivel) y el coordinador de los senadores del partido dominante, Ricardo Monreal Ávila, tal vez el más rezagado en cuanto a afectos y confianza en el ánimo del primer círculo obradorista pero siempre abierto a negociaciones y entendimientos con fuerzas partidistas aparte de la propia.

Faltan algunas decisiones importantes, ya prefiguradas, en materia de fiscalías general, anticorrupción y electoral, pero difícilmente sus titulares habrán de aspirar a la próxima candidatura presidencial por parte de Morena.

Las elecciones intermedias, de 2021, cambiarán el panorama actual, pues es previsible que haya descartes e inclusiones. De los gobernadores morenistas, hay quienes creen que Cuitláhuac García, de Veracruz, pudiera crecer como para aspirar a más. La presidenta del partido, Yeidckol Polevnsky, ha llevado la carga de un desgaste que debería llevarla más adelante a una posición de descanso y respiro, sin aspiraciones electorales de primer nivel en 2024. La diputada Tatiana Clouthier, la mayor revelación en la reciente campaña electoral, pareciera encaminada a buscar la gubernatura de Nuevo León, al igual que el poderoso secretario de seguridad pública, Alfonso Durazo, podría buscar la gubernatura de Sonora.

Aun cuando los partidos opositores aparecen desfondados, incapaces de armar una estrategia efectiva que les permita levantarse, desde hoy aparecen personajes que podrían avanzar en la búsqueda de la candidatura presidencial de 2024. Dos de ellos son gobernadores y tal plataforma les da especial visibilidad: Javier Corral Jurado, panista de Chihuahua, y Enrique Alfaro, jalisciense arropado por el Movimiento Ciudadano. Ambos han pretendido armar una bandera de oposiciones a puntos programáticos de López Obrador, en particular en cuanto a los superdelegados que, aun cuando fueron despojados de la pretensión de coordinar acciones estatales de seguridad, seguirán dando materia para el litigio mediático con los gobernadores.

Del lado priista no aparece una figura que pudiera intentar el regreso del dinosaurio de tres colores (en caso de que subsista el PRI con tal nombre y con tal distinción cromática). Hasta ahora, el mayor balbuceo antiobradorista proviene de Miguel Ángel Osorio Chong, el secretario de gobernación de Enrique Peña Nieto que fue hecho a un lado para postular al tecnócrata José Antonio Meade Kuribreña. Otra voz con algunas posibilidades de desarrollo sería la de Claudia Ruiz Massieu, sobrina de Carlos Salinas de Gortari, quien podría quedar como el último político con poder que deseara apostar a la eventual resurrección del PRI, con ese o con otro nombre.

La búsqueda de opciones en otros partidos parece infructuosa. El Partido de la Revolución Democrática aspira a sobrevivir, con el riesgo de desaparecer en las próximas elecciones, ya sin figuras relevantes y con intereses mezquinos e incluso oscuros que buscan quedarse con el membrete y la franquicia. Aun cuando mantiene una bancada legislativa, gracias a maniobras agradecidas de Morena, el Partido Encuentro Social, sin registro a nivel nacional, tiene una carta interesante a jugar, la del ex futbolista profesional Cuauhtémoc Blanco, cuyo talante desenfadado y populachero puede ir ganando presencia si los políticos profesionales, incluso López Obrador, fueran perdiendo fuelle o los problemas no resueltos les fueran desacreditando.

Quedan dos opciones por construir. Felipe Calderón Hinojosa y Margarita Zavala intentarán la constitución de un partido propio, que pretendería captar a militantes descontentos con el rumbo de Acción Nacional.

Y, mientras el ambiente ya huele a ponche y a descanso de temporada, con la política rodando más o menos bajo control, pero los focos parpadeantes en materia económica, sobre todo por cuanto a la negociación de los bonos del aeropuerto proyectado en Texcoco.

Todos a portarnos bien, lo dijo AMLO

Si me preguntasen ¿qué duele más? Sin titubeos, respondería que el lacerante burocratismo en todas las instancias en nuestro país, el palabrerío que he tenido que escuchar, las vicisitudes que obligan a pasar, a quien desea, que México y cada uno de sus habitantes viva feliz, asumiendo sus derechos y obligaciones, mismas que hay que cumplir con cabalidad.

¿Por qué no accionaron el arma con la que me amenazaron? Es la pregunta que más difícil de responder me ha sido. En ocasiones digo que lo ignoro, en otras que uno de los tres que me cerraron el paso recibió una llamada, también respondí a esa inapropiada pregunta, pero que si llegase a suceder nuevamente, lo cual no deseo, les preguntaría, para resolverles esa duda. Ser responsables de nuestras palabras, que concuerden con nuestras acciones, inequívocamente dará como resultado algo positivo y favorable para nosotros y nuestro entorno.

Claro, preciso y directo, sin esa doble moral que estorba, como lo es el presidente de los Estados Unidos Mexicanos, López Obrador, a quien tengo el gusto de conocer y trabajar cerca de él, en el estado de Campeche, hace 20 años, o poco más. Cuando la hoy alcalde de Álvaro Obregón, Layda Sansores, fue candidata a la gubernatura de ese estado, nuestro presidente, así como Porfirio Muñoz Ledo, en repetidas ocasiones, trabajaba con ellos de sol a sol, para hacer de ese estado un mejor lugar.

Por supuesto que ganó Layda Sansores, pero… ¿Qué creen? Fue un fraude más, y el PRI y su ya conocida maquinaria hizo de las suyas, de la forma más terrible, soez, e impositiva. Incluso se apertura el museo del fraude. ¡Si! Para Ripley, pero es que se contaba con tantas pruebas, posterior a las denuncias de fraude, había que exhibirlas.

Antonio Kuri se sentó en su silla y se creyó gobernador. Mientras tanto AMLO, Layda Sansores, muchísimos seres de gran calado intelectual y yo, desde mi encomienda laboral, con la prensa de medios electrónicos y monitoreos de prensa de ese estado. Desde un intenso trabajo por Campeche, en el cual aprendí tanto y agradezco al equipo por la confianza que depositaron en mi, hasta mi último aliento, mi respeto y cariño por todas sus constantes acciones enfocadas a hacer de este, un mejor país.

Científica Sheinbaum contra ruda realidad

El principal reto de Claudia Sheinbaum consistirá en hacer un buen gobierno sin que se note demasiado, sin levantar tolvaneras internas en un partido y en un liderazgo presidencial en el que no aceptan más que una figura fuerte.

De entrada, la científica metida a la política tiene bastantes fichas a su favor: es la primera mujer en llegar a la máxima responsabilidad ejecutiva en la capital del país, goza del aprecio y la confianza plena del jefe político, AMLO, y del círculo más cercano a este, y podrá aplicar y potenciar algunos postulados de avanzada contenidos en la primera constitución de México.

Su punto de referencia debe ser la gestión realizada por el propio López Obrador durante cinco años en que se sentaron las bases del crecimiento político y social, que llevó al tabasqueño al Palacio Nacional, con signos característicos de honestidad en el manejo del dinero público y un marcado sentido social.

El sucesor de AMLO, Marcelo Ebrard, cumplió en general (afectado por el caso de la línea 12 del Metro) y dio pasos fuertes en terrenos donde Andrés Manuel se había mostrado conservador, como la aprobación legal del matrimonio entre personas del mismo sexo y su derecho a adoptar hijos. Ebrard mantuvo una confrontación, incluso en el terreno judicial, con el máximo jefe de la ultraderecha mexicana, el cardenal jalisciense Juan Sandoval Íñiguez.

Antes, en 2007, al firmar la ley expedida por la Asamblea Legislativa del Distrito Federal para despenalizar la suspensión voluntaria del embarazo, Ebrard fue atacado por la jerarquía católica. El arzobispado primero de México, a cargo del cardenal, Norberto Rivera, lo declaró “fuera de la iglesia”, en una forma verbal con pretensiones de etiquetarlo como virtualmente ex comulgado. “Político que juega a ser dictadorzuelo” y que ha puesto “en riesgo su alma y salvación eterna”, le dijo ese arzobispado a Ebrard.
Pero, ahora, la científica Sheinbaum recibe una administración y una realidad degradada.

Por una decisión cupular de López Obrador y Ebrard, en 2012 fue designado Miguel Mancera como candidato de la “izquierda” a la sucesión.

Con un comportamiento social esperanzado y con mínima crítica izquierdista, igual que sucede actualmente con algunas decisiones de esa misma izquierda partidista llegada al poder presidencial, Mancera fue instalado como gobernante.

La administración de MAM fue pésima. Se mantuvo en constante entrega con Peña Nieto. Sus referentes fueron las élites económicas y políticas, dejando el manejo político de lo cotidiano a una camarilla en la que destacó un personaje tenebroso, Héctor Serrano, quien fue secretario de gobierno y secretario de movilidad, truculento encargado de “construir” en efectivo la presunta candidatura presidencial de Mancera.

Ante el cúmulo de problemas graves que hereda de la administración de Mancera y del tramo final, ejercido por José Amieva, y de la insuficiencia presupuestal para resolverlos de fondo, Sheinbaum tendrá que desplegar artes políticas de las que no ha dado una magistral muestra hasta ahora, caminante exitosa porque una mano superior la ha ido guiando.

Medidas, como la supresión del cuerpo de granaderos y de las fotomultas, generan una primera impresión positiva para la nueva gobernadora. Pero el cambio de fondo habrá de demostrarse, por dar dos ejemplos, en terrenos como la honestidad en la relación con las inmobiliarias y el castigo a corruptos.

A propósito de la desaparición de la figura de los granaderos será interesante si el gobierno capitalino va a prescindir de alguna forma de contención de movilizaciones públicas críticas o adversas a los poderes asentados en la capital del país. Es emotivo dedicar tal desaparición a las exigencias estudiantiles de 1968 y, desde luego, de entonces a la fecha tal corporación de granaderos ha tenido suficientes actos negativos para invocar el adiós a tal agrupación.

Pero la realidad política de nuestro país hace necesarias las fórmulas policiacas de control de multitudes, a menos que Sheinbaum crea que de pronto van a desaparecer las causas que motivan marchas, protestas y desbordamientos de violencia política. Ojalá no se esté en presencia de un mero cambio de etiquetas, como ha sucedido con la “desaparición” del Cisen, para convertirlo en una nueva agencia, bajo el mando del general Audomaro Martínez. ¡Hasta mañana!

Discurso ambulante

La firmeza y convicción que refleja una persona al hablar primero y actuar según sus palabras, después, habla mucho de sí misma, de su profesionalismo, del respeto a los demás, pero, sobre todo, transmite confianza, su misma vida se aligera y con toda tranquilidad podrá ver directo a los ojos de quienes le rodean.

Se dice que como la lengua no tiene hueso, es muy difícil de controlar, y la única forma que hay de lograrlo es precisamente desde la educación en valores, que privilegie y honre el valor de la palabra empeñada, con los demás y consigo mismo, de lograr hablar solo cuando es justo y necesario, con las palabras precisas y sin intención de endulzar el oído a quienes se dirige.

Sin embargo, existen personas, cada día más, que así como dicen una cosa, dicen otra, esas personas que tienen la costumbre o podría llamarse, hasta facilidad de adaptar su discurso según a quien vaya dirigido, aquellos que buscan justificar casi siempre la incongruencia de acción mediante los discursos, esos que hace unos años incluían un mensaje y posteriormente usan otro con sentido diferente y mueven su discurso hacia otro sentido, un discurso ambulante que va de un lado a otro sin mayor preocupación.

Es penoso o incluso podría ser hasta nauseabundo cada momento donde se contrasta lo dicho en el pasado con lo actual y en la verborrea utilizada, alguien busca escapar a sus propias palabras o hechos, culpando o señalando personas o acontecimientos que utiliza para tratar de justificar ese discurso ambulante que se tambalea permanentemente pero que, al ser ya una técnica o estrategia, rayan en lo cínico y hasta falta de respeto hacia quienes en algún momento llegan a creer.

Es tan agradable y da tanta confianza el tratar con aquellas personas o personajes que son consistentes en sus ideas, convicciones, discursos y estilos de vida, que logran transmitir seguridad al entrar en contacto o llevar a cabo acuerdos o negocios que se sabe cumplirán en lo comprometido.

Al ver hacia el futuro, es posible vislumbrar que, de no corregir el camino, podría premiarse a quienes abusan del discurso ambulante, premiarse con otorgan altas responsabilidades, liberaciones de compromisos o hasta hacer daño a otras personas.
La palabra empeñada debe ser para un hombre, el compromiso sublime que le da permiso de dormir y descansar hasta que haya cumplido su promesa.

La irresponsabilidad federal

Imposible admitir que un reo pueda fugarse a través de un cuartel militar.
Como tampoco podemos imaginar que un avión cargado de droga, una y media toneladas de cocaína, pueda aterrizar impunemente en el aeropuerto de Chetumal y sus ocupantes salir por la puerta.

Estos hechos, recientes, son de irresponsabilidad federal. Es decir, corresponde a la autoridad federal, a los militares, a los marinos, a la PGR y a la Policía Federal.
En el caso del reo que se fugó de la cárcel de Cancún, casi colindante con una instalación militar, es la segunda vez que sucede. ¿No lo vieron? ¿Cualquiera puede, impunemente, sin extrañamiento alguno, entrar a sus terrenos? ¿No tomaron precauciones después de la anterior fuga?

El nuevo subsecretario responsable de los penales, de todo el tema carcelario en Quintana Roo, Lucio Hernández, es un profesional del tema, con mucha experiencia, pero no es mago. Y vaya que se necesitaría magia para enderezar el tema de las cárceles, que no es de ahora, que ha padecido un inmenso abandono por parte del gobierno federal.

Se necesita presupuesto, se necesitan nuevas instalaciones carcelarias, se requiere que se lleven a los reos federales a cárceles federales. Hace falta, con urgencia, que los jueces se pongan a trabajar y dictaminen sobre la presunta responsabilidad de internos que llevan hasta siete años en espera de una sentencia.

Las cárceles de Quintana Roo no fueron construidas para tal efecto. No tienen instalaciones adecuadas para albergar a los reos, no hay espacio para separar a reos sentenciados de quienes, como ya dijimos, llevan años esperando ser encontrados “inocentes” o “culpables”.

Hay un olvido de la federación en todo sentido. Que comienza con el presupuesto federal.
Lucio Hernández sabe mucho de lo que acontece en las cárceles. Tiene la disposición para cambiar todo lo que tiene que cambiarse, pero hay que insistir, no es mago. Que los militares nos expliquen por qué motivo pudo un reo fugarse a través de uno de sus cuarteles.

Y, también, junto con la Policía Federal, con los marinos que tienen instalaciones a un lado, nos digan de qué forma pudieron los pilotos, el supuesto pasajero que iba a bordo, salir caminando del aeropuerto de Chetumal cuando aterrizaron llevando una tonelada y media de cocaína dentro del jet donde viajaban.
¿A esto se le llama impunidad consentida?

Reiniciando el sistema

El sábado 1º de diciembre, tras un extenso periodo de transición, tomó posesión del cargo de presidente de la república mexicana el Lic. Andrés Manuel López Obrador. Y junto con él se presenta en nuestro país una concepción distinta en el ejercicio de gobierno. Ha tomado el poder un liderazgo con una visión distinta a la mostrada por los últimos mandatarios que han asumido la presidencia, lo que representa el inicio de una nueva etapa en materia económica.

Cabe hacer mención, que en el discurso, nuestro presidente ha dejado en claro, entre otras cosas, el repudio a la política económica neoliberal, así como la firme convicción de generar una separación entre el poder político y el poder económico. Situación que en la práctica ha llevado a encaminar decisiones que han generado incertidumbre en los mercados financieros.

Tomando como ejemplo el anuncio sobre la cancelación del proyecto del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México, la dinámica a la que se empiezan a enfrentar los inversionistas se modifica. Como lo ha expresado el presidente, se busca que las grandes decisiones del país se sometan a consulta pública, asumiendo que la opinión popular encaminará los proyectos estratégicos de desarrollo social y económico.

A manera de conclusión, nos encontramos como país ante un cambio sustancial de modelo económico que se incorpora a la autoproclamada “cuarta transformación” de la nación.

El sistema político mexicano se reinicia para transitar a un sexenio en el que se replantea la participación de la iniciativa privada dentro de los proyectos de infraestructura pública y en el que los mercados financieros deberán adecuar su actuación a las perspectivas del poder público. Solo el tiempo definirá si ésta última premisa funciona con éxito.

Mientras tanto hago votos para que se mantenga la inversión y el crecimiento económico en nuestro Estado, y que ello se encuentre ligado al buen manejo del gobierno entrante.

AMLO: Presidente en campaña

En sendos discursos, Andrés Manuel López Obrador descalificó abiertamente a sus antípodas (en San Lázaro, con Enrique Peña Nieto como desencajado testigo y destinatario) y refrendó su credo transformador (en el zócalo capitalino, en medio de un ceremonial cargado de simbolismo popular).

En su discurso de toma de posesión soltó una descarnada crítica a la administración que le precedió y al neoliberalismo de tres décadas (con una significativa nostalgia por la etapa del priismo de buenos resultados en las pizarras económicas).  Y en su discurso ante una Plaza de la Constitución rebosante, recurrió de manera abierta a su base popular de apoyo, como sustento necesario para una travesía plena de riesgos.

Riesgos presentes desde los primeros momentos de la presidencia de la república con mayor respaldo popular de la historia moderna, un respaldo manifestado vivamente por la gente que al paso del ya famoso Jetta blanco le vitoreó y en algunos casos se arriesgó, en bicicletas o motocicletas, con tal de acercarse al tabasqueño de muy frágil burbuja de protección formal.

Riesgos relacionados con la capacidad presupuestal para cumplir en tiempo y forma la amplia lista de compromisos, con el sistemático amago de “los mercados” y con las dificultades propias de la integración de un variopinto equipo de trabajo que en algunos casos parece desfigurarse conforme va llenando los huecos inferiores del primer y segundo niveles del organigrama codiciado.

El simbolismo, en esta primera etapa, puede darse por bien servido. La apertura de Los Pinos al público en general; el recorrido automovilístico rumbo al Palacio Legislativo y a Palacio Nacional, entre vallas y euforia populares; el discurso de congruencia ante Peña Nieto; el manejo sin incidentes de los actos protocolarios, con Ivanka Trump y Mike Pence presentes en San Lázaro, pero no en la comida de Palacio Nacional a la que sí asistió Nicolás Maduro; el hincarse durante la ceremonia en la que le entregó un símbolo de mando un presunto gobernador indígena (Hipólito Arriaga, ex militante de la Confederación Nacional Campesina y promovido por grupos priistas del Estado de México.

Discursos, promesas en curso y simbolismos van destinados a la consolidación de la base popular de apoyo de AMLO. Los ocupantes de Los Pinos apelaron siempre a las élites, pues de esa fuente de poder provenían y de su respaldo necesitaban. AMLO, en cambio, requiere mantenerse como líder virtualmente en campaña, excitando a la porción social (mayoritaria) que le apoya, en preparación de eventuales choques u obstáculos mayores en el cumplimiento de una serie de programas de gobierno que necesitan ser “sentidos” y asumidos por esas bases populares para defenderlos en caso necesario.

En esta fase de consolidación política, mientras el amago de acciones legales de los acreedores de los bonos de financiamiento del aeropuerto que se proyectaba construir en Texcoco lleva al nuevo gobierno a prolongar los trabajos en ese lugar y a proponer la recompra de esos bonos, López Obrador busca establecer una relación estrecha con las fuerzas armadas, cuyo secretario de la defensa nacional, el general Luis Cresencio Sandoval, incluyó en su discurso el lema de la coalición partidista encabezada por Morena en las pasadas elecciones, “Juntos haremos historia”.

El presidente, está acelerando un proceso de internación en las fuerzas armadas para asegurar lealtad no solo declarativa o fundada en la relación con los altos mandos y, por otra parte, avanza en la confirmación práctica de la Guardia Nacional.

En el tema del aeropuerto, cuya construcción continuará en Texcoco se busca un arreglo específico con los principales inversionistas, vale recordar que sus directivos aseguraron semanas atrás que habría entendimientos, pero sin entrar a los detalles monetarios en los que suele estar el diablo. El riesgo de un oneroso y prolongado conflicto legal, bajo la jurisdicción de un tribunal neoyorquino, llevó a la nueva administración del aeropuerto de la Ciudad de México a hacer pública una estrategia de recompra de bonos que, obviamente, puede ser aceptada o rechazada por los afectados por la cancelación del mencionado proyecto al que algunos empresarios aún consideran susceptible de recuperación.

Y, mientras la primera visita de López Obrador a una entidad federativa ha sido a Veracruz, ya con el morenista Cuitláhuac García como gobernador y, obviamente, sin la presencia repudiada de Miguel Ángel Yunes, ¡hasta mañana, luego que este domingo se realizó la primera manifestación de adversarios de las políticas obradoristas, con pocos participantes y entre acusaciones de fifís y chairos que se lanzaron algunos de los protestantes y otros ciudadanos!

Primero México

La mayoría de los países en el mundo cuentan con sistemas de planeación de muy largo plazo; sería un error pensar que cualquier país desarrollado en cada cambio de gobierno redirija sus estrategias, cancele obra pública de mediano plazo y reinvente la organización del gobierno. Eso, queridos amigos sólo pasa en México, y esa es la principal razón, por la que avanzamos tan lento. Por eso, en este espacio haré un corte de caja que sirva de termómetro, y que nos mantenga alertas ante cualquier señal de retroceso e inestabilidad que vaya en detrimento de los mexicanos.

Las cifras ahí están, es una realidad que hay muchos logros a partir de las reformas estructurales; se activaron nuevos motores económicos que por décadas estuvieron dormidos, se crearon cuatro millones de empleos formales, el salario mínimo tuvo una recuperación real de más de 18%, somos el 4º exportador vehículos a nivel mundial y el 1er lugar de América Latina.

Transitamos de un modelo monopólico a uno de competencia abierta, Pemex comparte el mercado con 72 empresas de 21 países y CFE con 32 empresas de 12 países. El número de personas que usan internet se triplicó; los precios de la telefonía móvil disminuyeron 43% y la larga distancia 40%. México alcanzó un crecimiento acumulado de 13% en este sexenio; se mantuvieron finanzas públicas sanas y un ambiente adecuado para la generación de inversiones.

Se modernizaron 28 aeropuertos, se duplicó la capacidad portuaria marítima. Se construyeron 40 mil kilómetros de caminos rurales. Y se estaba construyendo el aeropuerto más sustentable y moderno del mundo para mejorar nuestra competitividad y volver a México un centro logístico de clase mundial.

Nuestro país transita a un nuevo régimen, pero, desafortunadamente, uno que no reconoce los logros alcanzados como una palanca que catapulte resultados y, tras el discurso de toma de posesión, me encuentro con más de lo mismo; falta de propuestas viables que de verdad espero no perjudiquen a mi tierra, Tabasco, y sobre todo a México.

Desde este espacio, agradezco al ex presidente Enrique Peña Nieto por la confianza que me depositó al frente del Indaabin. Juntos alcanzamos reconocimientos internacionales en la materia para nuestro país; pero lo más importante que aprendí de él es que encima de nuestros proyectos personales y políticos, siempre está primero México, después México, y al final también México.

López, el del Zócalo… Sin gafete

Llenó el Zócalo. Como lo hizo otras veces a través de los años. Lo llenó con su gente. Con ese México que tanto se negaron a ver sus antecesores, con los desarrapados, con los marginados, con los educados en el cambio, con los esperanzados, con los que votaron por él. Con un México que fue postergado intencionalmente.

A ellos les habló. Como acostumbra, pausado, lento, platicado. Con ellos se comunicó. Les informó. Les prometió una vez más.

Es con ellos que López se entiende a las mil maravillas. Con ellos, no con otros millones de mexicanos que se vieron rebasados por el cambio, por la expresión reiterada de cien compromisos que parecía no tener fin, por la presencia de Nicolás Maduro, por el bastón de mando entregado entre incienso humeante.

La ceremonia en el Zócalo de la Ciudad de México marcó la inmensa distancia entre sectores sociales a los que va a gobernar. Y reiteró que primero estarán los que fueron a escucharlo, los mismos que cruzaron las boletas a su favor, los que recorrieron esa mañana Los Pinos como si hubiesen ganado un trofeo. “Primero los pobres” volvió a decirles, a todos, a los que estuvieron en la cita y a los demás, López Obrador.

Y esta ceremonia agravó los sentimientos de duda, de resquemor, de miedo de otros millones de mexicanos.

¿Estamos hablando de los “conservadores” como ahora se refiere el primer mandatario a quienes no forman parte de su proyecto de Nación?

Lo cierto es que la ceremonia ¿política? en el Zócalo incidió todavía más en una confrontación que tendría que comenzar a ceder por el bien de la República.

Quienes votaron, votamos, por López Obrador hacen bien en celebrar. Es un triunfo de la voluntad de cambio, del hartazgo ante la corrupción, del dolor frente a la invisibilidad permanente que otorgaron otros gobiernos a la realidad. La pregunta es qué deben, que pueden, que harán quienes están aterrados por la llegada al poder de López Obrador.

¿Qué sienten, qué piensan, qué planean quienes esperaron, aunque la evidencia fuese en contrario, que el día primero de diciembre verían a un López Obrador diferente?

El país vuelve a ser, ahora en sentido invertido, el de las realidades irreconciliables. ¿Qué sigue? ¿Quién sabe qué sigue?

Surgen muchas interrogantes. Que no corresponden a los temores de millones, ni a la avasalladora alegría de otros millones de mexicanos. Interrogantes que tienen relación con lo inmediato, pero también con el largo plazo. Qué miedo la ratificación de la derogación del mandato presidencial en menos de tres años, porque podría darse, porque también implica una inmensa seguridad que tal vez no permita ver que no todo es como se dice.

Por lo pronto, para documentar el primer día del futuro, López Obrador dijo en el Zócalo que, sin el apoyo de su gente, de esos que estaban ahí, los “conservadores” lo avasallarían… ¿Fue sinónimo de destrucción? ¿Quiénes son, quiénes pueden llegar a ser identificados como “conservadores”?

Necesitamos promotores

Si algo caracteriza a Andrés Manuel López Obrador es su aferramiento a lo dicho.  Que para muchos es una cualidad.  Lo que, además, lo hace predecible en grado máximo.

De tal forma que el Tren Maya se construirá.  Y para ello se utilizará dinero del Consejo de Promoción Turística, que desaparecerá.  Lo que ha parado los pelos de más de uno.  Sobre todo de quienes no gastan mucho en el tema, aunque reciben los beneficios de esta “promoción”.

Ante esto, el gobernador Carlos Joaquín ha dicho que es un reto, que obliga a Quintana Roo a gastar más dinero en el tema.

Y, no lo dijo pero está explicito, a trabajar mucho en el extranjero.

Todos tendrán que dedicarse a promover a Quintana Roo, desde los dueños de los hoteles hasta quienes trabajan en la Secretaría de Turismo.  Y para ello se tendrá que hacer a un lado el prejuicio sobre el gobierno anterior y su exagerado gasto en todas las ferias internacionales de Turismo.

Se necesita salir.  Se necesitan mecanismos con mucha imaginación.  Se necesita convencer a los mayoristas, a quienes mueven los grandes flujos de viajeros de nuestras ventajas.  El dinero está de por medio, pero es indispensable hacerlo si no queremos ver el principio del final del auge turístico del Estado.

Hasta la fecha no ha habido bajas importantes en las reservaciones.  No como podían haberse dado ante el aumento de la violencia exponencial, sobre todo en Cancún.  Lo que quiere decir que Carlos Joaquín ha hecho bien su trabajo, y que existe una gran fortaleza de la entidad en el extranjero.

Sin embargo, se requiere, con urgencia encontrar salidas al tema de la inseguridad.  Sin la promoción nacional, sin dinero suficiente para la promoción local, sin una participación más decidida de los señores dueños de los hoteles.

Ya casi: ¡adiós, Peña!

En bronce estatuario, con 2.20 metros de altura, Enrique Peña Nieto quedará a disposición no solo de la historia (que desde ahora le adelanta pésimas calificaciones, las peores entre el catálogo de los peores después de la Revolución Mexicana) sino, de manera que podría ser literalmente contundente, de la opinión y acción de los viandantes que ahora podrán recorrer los arbolados caminos de la que a partir de este sábado dejará de ser la residencia oficial del presidente de los Estados Unidos Mexicanos./

Peña Nieto aprovechó su último día efectivo todavía al mando (es un decir) de la nación, para despedir y despedirse del Estado Mayor, que ahora se reintegra a las filas de la Secretaría de la Defensa Nacional. Fue el adiós a Los Pinos. El último acto con las características pretorianas que dominaron el ceremonial presidencial durante décadas. Más tarde, sin tanto boato, inauguró el Centro Médico Naval./

Hoy, Peña Nieto saldrá a Argentina, para participar el viernes en la reunión del G-20, atestiguar la firma del nuevo tratado comercial trumpista y entregar la condecoración de la Orden del Águila Azteca al yerno Jared Kushner. Luego, regresará a México para asistir el sábado al Palacio Legislativo de San Lázaro a la ceremonia de transmisión de poderes (aunque, en los hechos, López Obrador habrá asumido el control oficial del país desde el primer minuto del sábado, así como asumió paulatinamente el control extraoficial del país al segundo día después de las elecciones del pasado julio)./

En las premuras de cierre del ciclo peñista, la Comisión Nacional de Derechos Humanos, presidida por Luis Raúl González Pérez, se atrevió a última hora a dar a conocer su recomendación sobre el caso Iguala-Ayotzinapa. En esencia, señala las diversas facetas de irresponsabilidad, distorsión y encubrimiento en que incurrieron personajes de los tres niveles de gobierno (municipal, estatal y federal), sobre todo en cuanto a la Procuraduría General de la República./

El valor de una postura así queda opacado por el evidente acomodo a las horas finales del peñismo para lanzar, desde la onerosa y, en general, ineficaz instancia oficial de defensa de los derechos humanos, señalamientos que desacreditan totalmente la “verdad histórica” y abundan en lo que instancias independientes ya han señalado respecto al caso./

La recomendación de la citada comisión recibió una respuesta a la altura de las circunstancias cronológicas. Peña Nieto ayer cerró virtualmente su ejercicio como ocupante de la silla presidencial, pero aún así, con solemnidad tragicómica, el todavía secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida, dijo que el gobierno federal “acepta” la recomendación, estudia su contenido y verá si con ello se trastoca la tal “verdad histórica”./

La maniobra buscará “limpiar” al peñismo de última hora de la mancha dejada por Jesús Murillo Karam y habilitar al obradorismo para nuevas indagaciones. En su postrimería, Peña Nieto “entraría en razón” e, imbuido de espíritu justiciero, podría declararse “engañado” por el malévolo fabulador Murillo Karam. Y López Obrador, viendo hacia adelante, podría retomar la recomendación de la CNDH y avanzar e indagar, hasta donde le sea posible./

El presidente que está por tomar posesión se fue a Palenque, Chiapas, (donde tiene una finca familiar, La Chingada) en compañía del compositor y cantante cubano Silvio Rodríguez y de Miguel Ángel Revilla, presidente de la comunidad autónoma de Cantabria, cuya capital es Santander, donde está la sede del grupo bancario del mismo nombre (cuya presidenta, Ana Botín, visitó semanas atrás a López Obrador en su casa de la Ciudad de México, durante una visita en la que el tabasqueño ofreció garantías de respeto a la operación bancaria )./

Descansará estos días AMLO en aquellas tierras, dispuesto a cargar energías antes de la toma formal del poder mexicano, luego de un intenso e inusitado ejercicio como presidente electo que le ha llevado a bromear en el sentido de que rendirá protesta y, al mismo tiempo, dará su primer “informe de gobierno”.-

Gran ruido generó la declaración de Paco Ignacio Taibo II en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, luego que uno de los asistentes le preguntó por su destino como director del Fondo de Cultura Económica, propuesto por López Obrador pero entrampado debido a una disposición legal que exige ser mexicano por nacimiento para ocupar ese cargo.

Necesitamos promotores

Si algo caracteriza a Andrés Manuel López Obrador es su aferramiento a lo dicho.  Que para muchos es una cualidad.  Lo que, además, lo hace predecible en grado máximo.

De tal forma que el Tren Maya se construirá.  Y para ello se utilizará dinero del Consejo de Promoción Turística, que desaparecerá.  Lo que ha parado los pelos de más de uno.  Sobre todo de quienes no gastan mucho en el tema, aunque reciben los beneficios de esta “promoción”.

Ante esto, el gobernador Carlos Joaquín ha dicho que es un reto, que obliga a Quintana Roo a gastar más dinero en el tema.

Y, no lo dijo pero está explicito, a trabajar mucho en el extranjero.

Todos tendrán que dedicarse a promover a Quintana Roo, desde los dueños de los hoteles hasta quienes trabajan en la Secretaría de Turismo.  Y para ello se tendrá que hacer a un lado el prejuicio sobre el gobierno anterior y su exagerado gasto en todas las ferias internacionales de Turismo.

Se necesita salir.  Se necesitan mecanismos con mucha imaginación.  Se necesita convencer a los mayoristas, a quienes mueven los grandes flujos de viajeros de nuestras ventajas.  El dinero está de por medio, pero es indispensable hacerlo si no queremos ver el principio del final del auge turístico del Estado.

Hasta la fecha no ha habido bajas importantes en las reservaciones.  No como podían haberse dado ante el aumento de la violencia exponencial, sobre todo en Cancún.  Lo que quiere decir que Carlos Joaquín ha hecho bien su trabajo, y que existe una gran fortaleza de la entidad en el extranjero.

Sin embargo, se requiere, con urgencia encontrar salidas al tema de la inseguridad.  Sin la promoción nacional, sin dinero suficiente para la promoción local, sin una participación más decidida de los señores dueños de los hoteles.

Ya casi: ¡adiós, Peña!

En bronce estatuario, con 2.20 metros de altura, Enrique Peña Nieto quedará a disposición no solo de la historia (que desde ahora le adelanta pésimas calificaciones, las peores entre el catálogo de los peores después de la Revolución Mexicana) sino, de manera que podría ser literalmente contundente, de la opinión y acción de los viandantes que ahora podrán recorrer los arbolados caminos de la que a partir de este sábado dejará de ser la residencia oficial del presidente de los Estados Unidos Mexicanos.

Peña Nieto aprovechó su último día efectivo todavía al mando (es un decir) de la nación, para despedir y despedirse del Estado Mayor, que ahora se reintegra a las filas de la Secretaría de la Defensa Nacional. Fue el adiós a Los Pinos. El último acto con las características pretorianas que dominaron el ceremonial presidencial durante décadas. Más tarde, sin tanto boato, inauguró el Centro Médico Naval.

Hoy, Peña Nieto saldrá a Argentina, para participar el viernes en la reunión del G-20, atestiguar la firma del nuevo tratado comercial trumpista y entregar la condecoración de la Orden del Águila Azteca al yerno Jared Kushner. Luego, regresará a México para asistir el sábado al Palacio Legislativo de San Lázaro a la ceremonia de transmisión de poderes (aunque, en los hechos, López Obrador habrá asumido el control oficial del país desde el primer minuto del sábado, así como asumió paulatinamente el control extraoficial del país al segundo día después de las elecciones del pasado julio).

En las premuras de cierre del ciclo peñista, la Comisión Nacional de Derechos Humanos, presidida por Luis Raúl González Pérez, se atrevió a última hora a dar a conocer su recomendación sobre el caso Iguala-Ayotzinapa. En esencia, señala las diversas facetas de irresponsabilidad, distorsión y encubrimiento en que incurrieron personajes de los tres niveles de gobierno (municipal, estatal y federal), sobre todo en cuanto a la Procuraduría General de la República.

El valor de una postura así queda opacado por el evidente acomodo a las horas finales del peñismo para lanzar, desde la onerosa y, en general, ineficaz instancia oficial de defensa de los derechos humanos, señalamientos que desacreditan totalmente la “verdad histórica” y abundan en lo que instancias independientes ya han señalado respecto al caso.

La recomendación de la citada comisión recibió una respuesta a la altura de las circunstancias cronológicas. Peña Nieto ayer cerró virtualmente su ejercicio como ocupante de la silla presidencial, pero aún así, con solemnidad tragicómica, el todavía secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida, dijo que el gobierno federal “acepta” la recomendación, estudia su contenido y verá si con ello se trastoca la tal “verdad histórica”.

La maniobra buscará “limpiar” al peñismo de última hora de la mancha dejada por Jesús Murillo Karam y habilitar al obradorismo para nuevas indagaciones. En su postrimería, Peña Nieto “entraría en razón” e, imbuido de espíritu justiciero, podría declararse “engañado” por el malévolo fabulador Murillo Karam. Y López Obrador, viendo hacia adelante, podría retomar la recomendación de la CNDH y avanzar e indagar, hasta donde le sea posible.

El presidente que está por tomar posesión se fue a Palenque, Chiapas, (donde tiene una finca familiar, La Chingada) en compañía del compositor y cantante cubano Silvio Rodríguez y de Miguel Ángel Revilla, presidente de la comunidad autónoma de Cantabria, cuya capital es Santander, donde está la sede del grupo bancario del mismo nombre (cuya presidenta, Ana Botín, visitó semanas atrás a López Obrador en su casa de la Ciudad de México, durante una visita en la que el tabasqueño ofreció garantías de respeto a la operación bancaria ).

Descansará estos días AMLO en aquellas tierras, dispuesto a cargar energías antes de la toma formal del poder mexicano, luego de un intenso e inusitado ejercicio como presidente electo que le ha llevado a bromear en el sentido de que rendirá protesta y, al mismo tiempo, dará su primer “informe de gobierno”.-

Gran ruido generó la declaración de Paco Ignacio Taibo II en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, luego que uno de los asistentes le preguntó por su destino como director del Fondo de Cultura Económica, propuesto por López Obrador pero entrampado debido a una disposición legal que exige ser mexicano por nacimiento para ocupar ese cargo.

AMLO avanza en Banxico

• Esquivel y las turbulencias
• “Democracia deliberada”
• En enero, elección en SNTE

En medio de las turbulencias relacionadas con las operaciones bursátiles y la paridad cambiaria, el inminente presidente, Andrés Manuel López Obrador, da un paso en el rediseño de la Meca del economicismo neoliberal mexicano, el Banco de México, al proponer para subgobernador de esa institución “autónoma” a Gerardo Esquivel Hernández, el hombre del primer círculo económico de AMLO más cargado a la izquierda institucional (fue coordinador de investigación del Instituto Belisario Domínguez, del Senado, a la llegada del entonces perredista Miguel Barbosa a la presidencia de ese instituto).

Esquivel ha fungido hasta ahora como anunciado subsecretario de ingresos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), donde Carlos Urzúa ha batallado para tratar de conjurar la incertidumbre y enojo de grandes empresarios e inversores a quienes asustan el estilo y varias de las propuestas de quien será a partir de este sábado el presidente de la República. La distribución de los ingresos fiscales durante el obradorismo, bajo una concepción de equilibrio macroeconómico y sentido social, había sido el encargo central de Esquivel.

Ahora, de avanzar esta propuesta (lo cual parece automático, pues el obradorismo tiene también el control del Poder Legislativo federal), el licenciado en economía por la UNAM, con maestría del Colegio de México y doctorado en la Universidad de Harvard, suplirá a Roberto del Cueto Legaspi en la Junta de Gobierno del citado Banco de México, integrada por el gobernador de esta institución, Alejandro Díaz de León Carrillo (quien llegó al cargo ante la postulación de José Antonio Meade Kuribreña como candidato presidencial priista), y cuatro subgobernadores.

Declarada su autonomía durante la presidencia de Ernesto Zedillo Ponce de León, el Banco de México ha sido gobernado desde entonces por inequívocos representantes de la escuela económica neoliberal: Miguel Mancera Aguayo (1994-1997), Guillermo Ortiz Martínez (1998-2009), Agustín Carstens Carstens (2010-2017) y el actual, Díaz de León Carrillo.

Esquivel Hernández forma parte de la corriente “Democracia Deliberada” (@ddeliberada, en Twitter), que se autodefine como “Corriente política en búsqueda de la izquierda perdida”. La esposa de Esquivel, Graciela Márquez Colín, propuesta para la Secretaría de Economía, ha sido miembro de este grupo, aunque su nombre aparece en la página oficial sin referencia hipertextual. Además, participan entre otros, Adrián Lajous, del equipo de Claudia Sheinbaum y Hernán Gómez, articulista en “El Universal” y activo participante en mesas de debate en Televisa, como “La hora de opinar”, con Leo Suckermann, donde también ha sido opinante el citado Esquivel.

Durante unos 45 minutos se reunieron representantes de la corriente sindical de Elba Esther Gordillo con el presidente electo. Estos visitantes de la casa de transición se retiraron con la convicción de que en enero habrá un congreso nacional democrático para elegir al nuevo dirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación. Dominga Escobar, profesora de la sección 22, de Oaxaca, planteó que debe haber piso parejo en esa elección interna y que ésta debe realizarse en el primer mes del próximo año.

Más tarde, López Obrador recibió a la directiva en funciones, encabezada por el coahuilense Alfonso Cepeda (del grupo de los Moreira), quien sustituyó al jalisciense Juan Díaz de la Torre, quien recientemente, entre impugnaciones, se había hecho elegir por seis años y, ante la presión del grupo elbista, renunció al cargo para dejar a Cepeda, con la intención de que este cubra el largo periodo pendiente.

López Obrador encomendó a las futuras secretarias de gobernación y del trabajo, Olga Sánchez y Luisa María Alcalde, respectivamente, que den continuidad al tema de la elección, con voto libre, directo y secreto, y que busquen impedir que se use el aparato de la Secretaría de Educación Pública en algunos estados (se dio como ejemplo Nayarit) para presionar a los profesores en determinado sentido sindical.

El gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo, llegado al cargo a nombre del Partido de la Revolución Democrática pero empujado por Enrique Peña Nieto, ha anunciado que “devuelve” al gobierno federal, es decir, a López Obrador, aunque este todavía no tome posesión de la silla presidencial, el manejo del sistema educativo estatal en sus ramas de instrucción básica y de normales.

Con ese movimiento, Aureoles Conejo busca trasladar al gobierno obradorista la carga presupuestal y los problemas derivados de incumplimientos e insuficiencias. Ha dicho que, en esencia, la educación es un asunto federal, y los gobiernos estatales y municipales son concurrentes. La medida tiene como contexto general la oposición de gobernadores panistas, priistas, perredista y del Movimiento Ciudadano, a diversas políticas del gobierno por entrar, en particular respecto a los superdelegados y a las funciones de éstos como eje convocante y decisorio de acciones de la futura Guardia Nacional.

No hubo sorpresa en cuanto al ejercicio de “reafirmación” (el término fue usado por AMLO en alguna entrevista periodística para precisar el sentido de lo que se llama “consultas ciudadanas”). Ni siquiera el apabullante porcentaje de apoyo (más del 90 por ciento) a las 10 propuestas de trabajo de López Obrador. Pero no serán suficientes el ejercicio de votación ni el altísimo apoyo reportado en temas como el Tren Maya, las Zonas Económicas Especiales y el corredor transístmico ante la necesidad de realizar verdaderas consultas a las comunidades que podrían ser afectadas o beneficiadas por tales planes.

El periodista Jenaro Villamil estará de lunes a viernes en el 620 de amplitud modulada en radio comercial, frecuencia perteneciente a la cadena “Rasa”. De una a dos de la tarde, acompañado de Lourdes Piña Soria, Villamil dará noticias y opiniones, en un ejercicio de plausible apertura a nuevas voces y enfoques, que podrá ser escuchado en la radio comercial y en www.villamilinforma.com
¡Hasta mañana!

Ahí va Gaby…

Dicen las mujeres que han parido que pueden volver a hacerlo porque la memoria les hace trampa, porque olvidan los dolores del parto y todas las incomodidades del embarazo.  Sin embargo, en política deberíamos tener recordatorios precisamente de todo lo malo que hemos vivido, para que no se repita.  Deberíamos hurgar y volver a hurgar en la herida abierta para que duela, para que la tengamos presente y no se convierta en nuevo “dolor”.

Porque tal parece, que el olvido se ha convertido en aliado de los protagonistas del pasado.  Sobre todo en Quintana Roo.

¿O es que alguien se acuerda del gasto millonario, más de trescientos mil pesos mensuales sin contar la época de Carnaval, pagado a un modista yucateco para vestir a la primera dama siempre en competencia con la amante que viajaba en primera clase y compraba zapatos de mil dólares?

En contraste inmenso, tenemos a Gabriela Rejón.  Es decir, la discreción.  Y el trabajo.  Así, como se escucha, discreción y trabajo.  Punto.

Y vaya que se puede hacer mucho en Quintana Roo trabajando por los sectores más vulnerables.  ¿En que se ha enfocado Gabriela Rejón de Joaquín?  Me parece que dos de sus prioridades lo merecen: La mujer y la familia.

Mujeres de todo el país han llegado a nuestro estado a comenzar de cero, a iniciar una nueva historia.  Y obviamente vienen con las manos vacías, muchas de ellas huyendo de maltrato.  De ahí que requieran siempre apoyo oficial.  Lo que se hace en el DIF para apoyar a las mujeres se magnifica porque, casi todas, son quienes mantienen la casa. Y son, también, quienes tienen doble jornada laboral, la del hogar y la de fuera.

Esta misma realidad, la de quienes llegan con un pasado a cuestas a convertirse en locales, tiene mucho importancia en el tema de las familias disfuncionales o que no existen más que en el nombre.  Con los horarios de trabajo extendidos de los padres, son los niños y los jóvenes quienes están más expuestos.

Quienes hayan trabajado con menores delincuentes saben que todo comenzó con el abandono familiar.

Gabriela Rejón, ha entendido que la función del DIF es servir.  Sin pretensiones de aparecer en las páginas de sociales, sin protagonismos vacíos, sin escaparates para vestidos y zapatos de lujo.  Se trata, simplemente, de ayudar a los más necesitados.  Y trabaja, como hormiguita, con ganas de hacerlo, con una sonrisa, con la mano extendida para todos.

Su discreción apoya, definitivo, a la imagen del gobernador Joaquín.  Son puntos a tomar en cuenta.  Son acciones que parecen no existir pero que en la contabilidad política definen la realidad.

Expectativas

Expectar significa fincar una expectativa y ésta es la esperanza o posibilidad de conseguir una cosa, por lo tanto, estar a la expectativa podría entenderse como la no acción, ni tomar alguna determinación hasta ver lo que sucede, esperar a que pase algo antes de hacer que pase otro algo.

Las personas se crean expectativas desde diferentes ámbitos, partiendo de sus paradigmas, filias y fobias, aspiraciones, metas y planes, actividad y muchos otros factores influyen para ello, dichas expectativas crean limites o abren horizontes, contribuyen a tu desarrollo o lo limitan.

Crearse expectativas basadas en otros o en factores externos podría ser demasiado iluso, incluso pondría en alto riesgo los proyectos de vida.

El enfoque en lo que se desea alcanzar es una ventaja que evita las distracciones y canaliza toda la energía a un objetivo, con la claridad de que a veces lo que sucede abona a la consecución de nuestras metas, aunque no lo veamos así en el momento y la mejor manera que hay de sacarle provecho a ese momento es, disfrutando al máximo cada caída y lo más pronto posible levantarse con la frente en alto.

Es importante comprender que el ámbito de acción es limitado, pero si nos hacemos cargo de lo que sí está en nuestras manos resolver, elevaremos la expectativa hacia nuestras posibilidades sin depender del exterior porque hay muchos aspectos que escapan de nuestras manos.

Decía Manuel J. Clouthier, el Maquio, “Que no haya ilusos para evitar desilusionados” y ante los cambios constantes en la vida, lo mejor es ser responsables de nuestro propio bienestar y de esa manera, pase lo que pase a partir de hoy, las expectativas serán solo un instrumento que nos ayude a conocer la diferencia entre lo que depende de uno y lo que no.

Migrantes CA, problema de México

• Estación de espera
• Velasco Coello, adiós violento
• Güero Consentido de la 4T

La administración Trump ha decidido que los migrantes centroamericanos en ruta hacia Estados Unidos deben ser contenidos desde el sur de México, como este país pueda, ya sea mediante el uso de la fuerza pública o mediante barreras económicas o laborales como el Tren Maya, el corredor transístmico y la siembra masiva de árboles. México, pues, como el verdadero muro de Trump.

En el caso de los migrantes en caravana, que a fin de cuentas le proporcionaron un buen servicio (aunque no suficiente) en las pasadas elecciones intermedias, Trump ha militarizado su frontera para impedir que un pie sin documento legal que lo avale pueda pisar territorio gringo. Ayer, luego de rebasar las prevenciones de la Policía Federal, un grupo de esos migrantes realizó un intempestivo intento de salto de muro, que fue contenido desde el lado estadounidense mediante el uso de gases lacrimógenos.

El volátil ambiente de esa caravana migrante centroamericana, con presencia de informantes, infiltrados y provocadores, queda ahora a disposición de las autoridades mexicanas salientes, cuyo secretario de gobernación, Alfonso Navarrete Prida, ha anunciado que el Instituto Nacional de Migración va a deportar a cuando menos medio millar de centroamericanos que participaron en el intento de ingreso violento a Estados Unidos. “La actuación será con firmeza”, dijo Navarrete, a quien queda menos de una semana en el cargo.

Luego tocará el turno a la administración obradorista que, según lo publicado por The Washington Post, habría llegado a un acuerdo para que los migrantes en solicitud de asilo estadounidense se mantengan en México, como si este país fuera una especie de estación de espera. El presunto acuerdo fue negado, con prosa confusa que ya le va siendo característica, por la futura secretaria de gobernación, Olga Sánchez Cordero.

Manuel Velasco Coello rindió su último informe como gobernador del estado de Chiapas. Hubo una abierta represión a trabajadores del sector salud y a desplazados de comunidades rurales que protestaron en el contexto del peculiar informe. El cierre violento de la administración del joven político conocido como “El Güero” fue congruente con las hechuras políticas de los seis años recientes: una administración pública caracterizada por el desdén hacia las demandas populares, la utilización de la pobreza como mecanismo de control electoral y la politiquería como método de subsistencia y ascenso en las cúpulas.

Las prácticas de Velasco Coello bien podrían ser inscritas en la muy precisa lista de lo que se supone que debería estar en proceso de extinción conforme a lo que se ha llamado “La cuarta transformación del país”. Miembro del deplorable Partido Verde Ecologista de México, peñista no solo por circunstancias sino por afinidad esencial, usuario del priismo y sus siglas para imponer en Chiapas una especie de bipartidismo de rienda única, acusado de corrupción y despilfarro, frívolo y clasista (llegó a permitir que pobladores de comunidades indígenas lo transportaran en andas), Velasco Coello ha gozado tempranamente de una excepcional benevolencia por parte de Andrés Manuel López Obrador y el partido Morena.

Quien está llamado a ser “El Güero” Consentido del Sexenio comparte la siguiente gubernatura chianapeca con el obradorismo, en la persona de Rutilio Escandón, y colocó en senadurías y diputaciones a miembros de su grupo. De escándalo fue la maroma del obradorismo senatorial a la hora de negarle permiso para dejar el Senado y luego, en segunda votación, restituirle tal vía que le permitió retomar el gobierno chiapaneco, con la posibilidad de regresar luego a tal escaño o ejercer abiertamente alguna función pública, tal vez relacionada con el proyecto del Tren Maya. En tales circunstancias, resulta que las protestas populares en su contra, la represión a esos protestantes y el saldo negativo de su gestión, son incidentes menores, ante la protección y promoción que le brinda el inminente presidente de la República.

López Obrador se reunió ayer con treinta y dos mil elementos de las fuerzas armadas mexicanas. Es inusual que se produzca un encuentro de esa magnitud con quien es presidente electo y, por tanto, aún no es el comandante formal del Ejército y la Marina. La visita al Campo Militar número uno ha tenido como referente discursivo el tema de la Guardia Nacional, que es uno de los varios puntos que han causado desconcierto en esos cuerpos castrenses.

El próximo presidente de la República pidió apoyo a quienes le escuchaban y les dijo que la creación de la citada Guardia es una necesidad, ante el desbordamiento de la violencia: propongo la Guardia “porque le tengo confianza al Ejército y a la Marina, porque el Ejército es el pueblo uniformado”. Acompañaron a AMLO quienes serán los secretarios de la Defensa Nacional y de la Marina del próximo gabinete, Luis Sandoval y José Ojeda, respectivamente, así como los titulares que van de salida, Salvador Cienfuegos y Vidal Soberón. Además, los futuros secretarios de gobernación y de seguridad pública, Olga Sánchez y Alfonso Durazo, y la próxima gobernadora capitalina, Claudia Sheinbaum. ¿Por qué hacer esta reunión masiva antes de la toma de posesión y no días o incluso horas después de esta?

Astillas: Se rebela Damián Zepeda a la colocación de Rafael Moreno Valle como coordinador de los senadores panistas, cargo que ocupaba Zepeda merced al mismo método discrecional que ahora impugna. Pleitos internos del partido blanquiazul que se agudizan, entre palabrería supuestamente virtuosa, que no alcanzan a esconder el drama de la seca reyerta por puestos y privilegios…

En el pelotón de opositores a los superdelegados obradoristas, que presentará objeciones constitucionales ante la Suprema Corte, destacan dos figuras que suman puntos con la vista puesta en la elección presidencial de 2024: el jalisciense Enrique Alfaro, a nombre del cuasi regional Movimiento Ciudadano, y el chihuahuense Javier Corral, a nombre de Acción Nacional o lo que de éste quede… ¡Hasta mañana!

Son los únicos que aplauden

Maestro, gobernadores de oposición se rebelan contra los superdelegados.

-Pues sí, pero así se evitarán más Duartes, Granier y demás fauna roedora tan nociva para las arcas.

AMLO dijo que el fin del régimen corrupto molesta a mandatarios estatales, pero que no aceptará chantajes ni será rehén de nadie.

-Urge una reunión con todos para que entiendan que debe acabarse la corrupción en palacios de gobierno, mediante vigilancia: no más gobernadores rateros.

Peña se ha pasado sus últimos días presidenciales en actos de la Marina y la Sedena, acompañado por Vidal Soberón y Cienfuegos.

-Es que ya son los únicos que aplauden… Ah, y los que fueron a la comida de despedida.
Navarrete Prida tomará clases de foxtrot y chachachá, saliendo de la Segob.

-Con él y con el chino Chong, el país ha bailado con las más feas: doña Violencia y la señora Inseguridad.

Alfonso Cepeda, nuevo líder del SNTE, advirtió a la exMiss Gordillo que ya no caben cacicazgos y la CNTE rechaza su regreso.

-Y todo el país también, por el bien de la docencia y contra la indecencia.

Baudel Maldonado citó que baleó a Ismael Figueroa, líder de los bomberos, porque “es un ojete”.

-El dirigente de los apagafuegos debe salir del hospital directo al reclusorio: tiene muchas acusaciones por corrupto y hay hasta videos.

Trump acompañó a Melania a recibir el árbol navideño de la Casa Blanca.

-Raro que un Grinch espere la Navidad: por lo regular la destruye ya instalada.

Carlos Joaquín, sin pleito con AMLO

Asegura el presidente electo, a pocos días de tomar posesión, que los gobernadores se molestan porque va a terminar con la corrupción.

Agregaría que, sobre todo, con el desorden en el manejo de los recursos federales; Que en Quintana Roo sirvieron para todo menos para los fines para los que venían etiquetados.

La figura de un “delegado” del gobierno federal que tenga fuerza, que pueda realmente “supervisar” el destino de estos recursos y de muchas otras cosas, es decir de un verdadero enviado de la presidencia de la República ha iniciado una supuesta “rebeldía” de gobernadores.

Que, obviamente, es causa perdida.  Porque el presupuesto, en nuestro sistema político vigente, está en manos del gobierno federal.  Y pelearse con el dinero es perder de antemano cualquier litigio.  El poder es, ha sido siempre, el poder.

¿Por qué no se une a este “pleito” el gobernador Carlos Joaquín?

La respuesta es muy simple: Ya puso en orden la casa.  Ya consiguió, después de muchos esfuerzos, que los recursos públicos sean manejados con verdadera transparencia.  Entonces, así de fácil, no tiene esqueleto alguno en el closet.  No hay “transa” que venga a estorbar o desbaratar la presencia del gobierno federal.

De eso trata todo, detransparencia.

El problema es que los recursos que reciben las entidades federativas, es el caso de Quintana Roo, por cierto, no corresponden ni a sus necesidades ni al dinero que ingresan a la federación.  Y los recursos etiquetados suelen ser utilizados como “dinero de emergencia”, que tapa “hoyos” que sirve sobre todo para temas políticos.  Que prefieren los gobernadores cambiarle el destino.

No es el caso de Quintana Roo, que debería recibir mayores recursos económicos por los ingresos del turismo y porque tiene que proporcionar servicios a cientos de miles de visitantes.

Fue el caso de Quintana Roo.

Por su parte, que no es sorpresa, López Obrador ya dijo que no va a ser “rehén” de ninguno, que no va a dejarse “chantajear”.  Así que lo que veremos en las próximas semanas es un estilo muy diferente de gobernar, y un estira y afloja con ciertos gobernadores que están dando patadas de ahogados…

Mientras tanto Carlos Joaquín puede, fácilmente, ver la función desde un palco de primera fila…

Socios y accionistas serán revisados por SAT

El 7 de noviembre del presente año, el Sistema de Administración Tributaria (SAT) en un comunicado dio a conocer que identificó un nuevo esquema agresivo de simulación fiscal que están utilizando los contribuyentes para evitar el pago del ISR, a través de empresas facturadoras de operaciones simuladas, así como de prestanombres que participan como socios de dichas empresas.

En el esquema identificado, se involucra a sociedades pagadoras que evitan el entero de las contribuciones a su cargo, aplicando en su beneficio el crédito al salario, deducciones y compensaciones improcedentes.

Se ha identificado que están involucrados en el uso de este esquema socios, accionistas, representante legales, entre otros, de grandes empresas, a quienes se les está contactando para invitarlos a corregir su situación fiscal de manera voluntaria y así evitar que se sujeten a proceso por la posible comisión de un delito.

En el primer caso identificado de un contribuyente que utilizó este esquema, se le invitó a corregir su situación fiscal de manera voluntaria y pagar más de 161 millones de pesos, correspondientes al ISR de cinco ejercicios fiscales, lo que posibilitó concluir con ello el procedimiento de carácter penal.

Este hallazgo es resultado de la aplicación del Programa Integral de Autocorrección Fiscal, mediante el cual el SAT detecta a los contribuyentes que, utilizando la figura de sueldos, salarios y asimilados, perciben ingresos provenientes de esquemas agresivos en los que se simulan operaciones.

Con este antecedente, la autoridad fiscal analizará a todos los contribuyentes que hayan aplicado esta estrategia indebida; los invitará a la autocorrección, y si éstos no lo hacen podrá iniciar sus facultades de comprobación para determinar las contribuciones omitidas y en su caso determinar las sanciones penales correspondientes.

Esta nueva forma de evasión de impuestos es diferente al outsourcing, ya que en esta modalidad se omite el impuesto y se procura un beneficio económico directo para el dueño de la empresa.

Cabe mencionar que la tendencia de la autoridad fiscal es buscar el acercamiento con los contribuyentes, en aras de convencerlos a efecto de que de manera voluntaria paguen las contribuciones omitidas, en lugar de practicar auditorias en forma inmediata.

De igual manera, cabe señalar que objetivo del SAT no solo es la recuperación de los impuestos omitidos, sino algo más importante, indispensable y prioritario, que es eliminar el esquema de evasión, en el que las empresas aumentan sus plantillas laborales.

 

Por Pablo Gutiérrez Laguna

Apostémosle a la inclusión

El tema de la inclusión en nuestro país debe ser impulsado y defendido a toda costa. Siempre he insistido en que debemos tener una sociedad más igualitaria y participativa en todos los sectores. Sin embargo, es claro que aún queda mucho por hacer para consolidar el México que nos merecemos.

En ese sentido, esta semana presenté una iniciativa cuyo objeto es la incorporación de la perspectiva de género en la Ley General de Desarrollo Social. Esta iniciativa más allá de buscar la transformación de las estructuras sociales desiguales que existen; pretende fomentar el empoderamiento económico de la mujer, impulsar una economía incluyente desde el gasto público y establecer, como principio de la política de desarrollo social, la “transversalidad”.

No podemos tener desarrollo social sin la inclusión de todos en la actividad económica, pero en especial, no se puede hablar de una economía incluyente, sin considerar los temas de género. Según la OCDE, la adición de mujeres a la fuerza de trabajo conlleva a un crecimiento económico más acelerado, con empresas encabezadas por mujeres registrando un retorno de capital 44% mayor que aquellas lideradas por hombres.

Adicionalmente, el Banco Mundial y el “World Economic Forum” han señalado que la fuerza laboral femenina puede aumentar el PIB nacional, como se ha visto en Japón y la India.

Según la OIT, la desigualdad laboral es un grave problema, particularmente en regiones marginadas como América Latina, donde, según la ONU, es 54% más probable que sean las mujeres las que trabajen en el sector informal de la economía.

Es por eso que es indispensable que luchemos por incorporar la perspectiva de género en el gasto público, que busquemos transformar las estructuras que regulan estos aspectos y que tomemos acciones afirmativas que permitan la participación y la paliación de la desigualdad existente.

Como mujer y servidora pública estoy convencida que los enfoques participativos, exigen, no solo una representación equilibrada, sino que requieren la creación de las condiciones necesarias para que las estrategias de desarrollo social en verdad atiendan a los ciudadanos.

A unos días de que se presente el presupuesto 2019, debemos asegurarnos que la política y el gasto social tengan una visión de inclusión económica, ya que ¡apostarle a la inclusión, es apostarle con efectividad a México!

“No saben con quién están tratando”: Capella

El secretario de Seguridad Pública definió en un desayuno con periodistas un estilo de “comunicar” al que no están acostumbrados en Quintana Roo. No solamente por lo abierto, duro incluso, de sus planteamientos sino por la gran cantidad de información que divulgó, incluso antes de las preguntas.

Que difícilmente será digerida por los ahí presentes.

Entre los conceptos más importantes estaría que los policías municipales de Cancún, en su “rebeldía” iban un paso detrás, que Capella siempre estuvo informado de sus movimientos, y que los dejó hacer porque con su conducta contribuyeron al camino del “Mando Único”. Vaya, que hasta los aventones contra el director, fueron conocidos de antemano por él.

Sentenció: “Es que no saben con quién están tratando”.

Obviamente quienes fuimos invitados a lo reunión, salimos con una idea más definida de quién es Capella y cuáles son sus alcances, sus planes, su visión de seguridad en la entidad. Y, también, quedó establecido el gran apoyo que tiene del gobernador.

Lenguaje coloquial, el titular de la SSP afirmó que lo que “recibió” no es algo que le agrada. Y entre lo negativo mencionó que los policías tienen un seguro de vida muy limitado, de 100 mil pesos. Que lo va a aumentar hasta tres millones de pesos. También aseveró que su intención es “que la maquinita se aceite”, lo que llevará tiempo aunque va muy adelantado en sus planes.

Dijo tener muy clara la estrategia a seguir, ya que no suele dar “palos de ciego”. Que para lograrlo vinieron con él 50 personas y vendrán todavía más.

¿Cómo logrará convencer a un sector social importante de esto? Porque deben ganar mucho más que la nómina establecida para aceptar venir, dejar a sus familias, poner casa, todos los gastos. Y en una entidad donde hay déficit de empleo en el sector público digamos que es complicada la traducción.

¿Había de otra? No lo creo. En Seguridad necesitas a tu gente de confianza, con la que has trabajado con otro ritmo.

También se quejó de que la mayoría de los policías son de Chetumal, 95% dijo. Sin saber que antes eran 100%. Lo que dificulta que quieran trabajar en Cancún, y supongo que en otras partes de la entidad. Y se fue contra la presidenta municipal de Solidaridad, Laura Beristain, por no aceptar el “Mando Único”, aunque en lo privado, afirmó, ya había dicho que sí.

Capella, quedó establecido, es un personaje. Un gran comunicador. Un hombre que entiende la Seguridad a su manera. Y tal vez, habrá que concederle el beneficio de la duda; un hombre, un funcionario, que puede resolver los tremendos problemas de la inseguridad que vivimos…

Vamos a ver qué sigue con él…
En Twitter: @isabelarvide Blog: CambioQRR.com

El pueblo habrá que opinar y hacerse escuchar

Andrés Manuel López Obrador, el presidente electo de México, a través de su canal en YouTube,  pidió a los usuarios de “las benditas redes sociales” su participación en la nueva consulta ciudadana, a realizarse este 24 y 25 de noviembre, sobre los 10 programas prioritarios propuestos en campaña y así, impulsar lo que denominó democracia participativa.

¿Por qué la consulta?, “Porque nuestros adversarios, los conservadores, se quedaron molestos por la consulta del aeropuerto y piensan que vamos a usar este mecanismo solo para lo que nos conviene. Les digo que en casi todo lo que amerite, vamos a hacer consulta. Vamos a reformar el artículo 35 de la Constitución, para que se haga valer la democracia participativa, para que las consultas sean vinculatorias, que se puedan llevar a cabo consultas y, de acuerdo al resultado, el gobierno tenga que acatar el mandato de los ciudadanos” -dijo-

Por su parte, Enrique Calderón Alzatí, presidente de la Fundación Rosenblueth, a cargo de quien estuvo la primera, y correrá esta segunda consulta ciudadana nacional, considera importante la participación de los mexicanos, dado que los proyectos a consultar serán financiados con los impuestos que pagan los ciudadanos. Y que los planeados, son para mejorar la situación económica de entidades que han quedado rezagadas con el paso del tiempo, tal es el caso del Tren Maya que habrá de beneficiar al sureste del país.

El dinero de donde se realizarán tales proyectos habrá de venir de los impuestos, es por esta razón que la gente debe participar en las consultas para que ellos decidan si lo aprueban o no, ya que ese dinero es del pueblo y NO de los gobernantes.

En Quintana Roo, a diferencia de la consulta del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, que no incluyó a todos los municipios, en esta ocasión, los 11 tendrán su mesa receptora de votos, el único requisito para los interesados en participar, es presentar su credencial de elector.

En las reformas propuestas por AMLO al artículo 35 de la Constitución, incluirá la revocación de mandato, es decir, que a través de las consultas, los ciudadanos podrán decidir si un gobernante permanece o no en el cargo, según sea juzgado su trabajo por el pueblo.

Lo cierto es, que siempre será mejor participar que solo juzgar, criticar y señalar. Al tiempo…

¿No se preocupen, ex presidentes?

Deseoso de promover su próxima consulta de reafirmación (ahora con diez puntos, entre ellos el Tren Maya), Andrés Manuel López Obrador ha recorrido en días recientes los estudios de Televisión Azteca, Televisa, Imagen TV y Aristegui Noticias. Ha sido natural que el interés periodístico haya abordado otro tipo de temas (con una notable disposición de AMLO a contestar todo), en especial lo relacionado con la creación de una Guardia Nacional y con el perdón a los políticos corruptos.

La entrevista de ayer, con Carmen Aristegui, fue particularmente ilustrativa. A diez días de que le sea colocada la banda de tres colores en el pecho, el tabasqueño ofreció, durante más de dos horas, la mayor y mejor exposición pública de su visión y razonamientos en la parte final de su largo recorrido como político opositor, ya en la antesala de la toma de un poder que necesariamente ajustará o modificará las posturas propias de la recolecta electoral.

Triunfante en julio pasado merced a una profusión de votos deseosos, sobre todo, de poner fin a la terrible etapa de saqueo de la riqueza pública que encabezó Enrique Peña Nieto (pero que han practicado, en diversa medida, casi todos los anteriores ocupantes de Los Pinos) , López Obrador ha mantenido su postura original de perdonar a los causantes de la crisis nacional y ver hacia adelante a partir del próximo primero de diciembre, en un lance sintetizado en la frase popular de “borrón y cuenta nueva”.

Ayer, sin embargo, en la entrevista difundida a través de Radio Centro y del portal Aristegui Noticias, AMLO se comprometió a que, organizadas por el Instituto Nacional Electoral y con una normatividad modificada, se realizarán consultas sobre tres temas: el consejo asesor empresarial que recientemente fue anunciado, la mencionada Guardia Nacional y un eventual enjuiciamiento a Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y el siguiente “ex”, Peña Nieto.

López Obrador advirtió: “Desatamos… (¿A los demonios, habría sido la frase que el presidente electo no completó?: astillado breviario preguntón), nos empantanamos, se suelta la confrontación entre los mexicanos, porque tendríamos que enjuiciar a Salinas, Zedillo, Fox, Calderón y Peña Nieto, y habría demasiado escándalo, y no podría hacer lo que quiero hacer para acabar con la corrupción (…) “Le haríamos más daño al país que beneficios si desatamos una cacería de corruptos”.

Una primera reacción a estas palabras puede ir del desconsuelo a la ira. Todo el poder derivado de las urnas (treinta millones de votos, Presidencia de la República, mayoría dominante en el congreso federal, gubernaturas y congresos locales) resulta impotente ante “los mercados” (que dieron muestra de su fuerza ante el intento de corregir el sistema de comisiones bancarias) y la necesaria “estabilidad política”. Todo se puede mover y remover, menos lo sustancial del sistema.

En ese contexto de crudo pragmatismo es explicable la injustificada insistencia de AMLO en proclamar “respeto” a Peña Nieto, convencido de que este propició o permitió las condiciones electorales adversas a un nuevo fraude electoral. Por ello, EPN se encamina al tranquilo disfrute de su retiro, al igual que la mayoría de sus compinches. La estabilidad política del sistema no acepta conspiraciones justicieras.

La ruta inmediata de reinstalación de Elba Esther Gordillo en el poder sindical pasará por la realización de un consejo nacional del SNTE (que se tiene programado para hoy), la renuncia de Juan Díaz de la Torre (el personaje impuesto por el peñismo para sustituir a Elba Esther) y la convocatoria a un congreso nacional en el que podría “devolverse” a la profesora el puesto directivo o, bien, instalar a alguno de sus subordinados políticos, para quedar ella como poder tras el trono.

Este miércoles los integrantes del gabinete de Enrique Peña Nieto,conocieron la vida sin vigilancia y ayudantía de militares pertenecientes al Estado Mayor.

Calidad o cantidad

Educación de calidad, es una aspiración y promesa de muchos líderes de países que se encuentran en la búsqueda de mejora para las personas que otorgaron su voto de confianza y los eligieron como sus gobernantes, así como finanzas sanas, servicios públicos de calidad, oportunidades de desarrollo y empleos dignamente remunerados, seguridad y muchas otras necesidades que tienen y que, en la búsqueda de satisfacerlas, le apuestan a quien muestra mayor convicción para lograrlo.

Muchos son los pensadores e investigadores que se han manifestado a favor de la EDUCACIÓN, como una palanca impulsora de todas las demás competencias de desarrollo y facilitadoras de herramientas que el ser humano debe tener para lograr igualdad de oportunidades y reales posibilidades de alcanzar sus metas y sueños de autorrealización, Nelson Mandela, por ejemplo, aseguraba que “La educación es el arma más poderosa que puedes usar para cambiar el mundo”

Sin embargo, a falta de un análisis serio, sustentado con investigaciones que otorguen instrumentos de toma de decisiones fuertes y sólidas, al momento de tomar el control y enfrentar la realidad, se encuentran en la disyuntiva entre CALIDAD o CANTIDAD en materia educativa, entre aprendizaje real o estadística favorable y existen resultados en ambas vías, entre quienes deciden apostarle a la CALIDAD y quienes prefieren irse por la cantidad.

Ser líder de un gobierno en un país que aspira a la mejora continua, que se encuentra en vías de desarrollo y que pretende ofrecer reales oportunidades de elevar el nivel de vida de sus habitantes, debe ser una tarea ardua y de entrega total, seguramente requiere de largas jornadas de trabajo y dedicación al análisis y toma de decisiones, pero sin duda alguna, subordinar la calidad a la cantidad en materia educativa, jamás ha dado resultados favorables en lo que la historia nos deja aprender; Hoy ante una promesa de cambio para México, la expectativa es para mejorar, elevar los niveles que se tienen, que permita continuar con un crecimiento a quienes han logrado despegar hacia ese rumbo y abrir un abanico de oportunidades para los que siguen luchando para encontrar los caminos que les lleven al pleno desarrollo propio.

El poder de la droga

En mi libro “Entre Políticos y Rufianes” escribo sobre la forma en que se transportaba la droga en Cancún en tiempos de Mario Villanueva.  Y la fórmula es muy simple: La bajaban en “pistas” muy cerca de lo que ahora son las avenidas principales, rumbo al aeropuerto, y a partir de ahí iba “protegida” por una clave que apuntaban en un papel.

Ésta contraseña era mostrada en todos los retenes, militares, de policías locales y federales.  Y así llegaba tranquilamente a su destino.

Poco ha cambiado.  Los camiones llenos de cigarrillos llegan al resto del país, desde la Zona Libre de Belice, frontera con Chetumal, con una persona que viaja junto al chofer “repartiendo” dinero.

Y, es obvio, que si seguimos encontrando avionetas en la franja fronteriza, que llegaron transportando droga, o vemos todavía recale en nuestras playas, es porque de Quintana Roo hay “vías libres” para el resto del país, supongo rumbo a Estados Unidos.

Cuando el hermano del “Mayo Zambada”, uno de los jefes criminales más inteligentes, que ha sabido mantenerse en un perfil muy discreto, que conoce Quintana Roo como la palma de su mano, declaró en Nueva York que repartían dinero para asegurar el trasiego de droga no hizo sino decir la verdad.  Así es como ha funcionado su actividad criminal en el país.

Esto, vale la pena decirlo, no tiene nada que ver con los sicarios, con los ajustes de cuentas, con los asesinatos, con los jaloneos entre narcomenudistas.  Son temas muy distintos.

¿Este dinero ha llegado más arriba?  Personalmente lo dudo.  No creo que un “Yanqui” de la PGR, que en su momento tuvieron mucho poder, es decir, un jefe policiaco destinado a una delegación estatal, repartiese para arriba.  Lo del dinero tiene, también, sus códigos.  Si Zambada, como testigo protegido de Estados Unidos, declarando en el juicio contra “El Chapo” Guzmán, habla de repartir dinero quiere decir, también, que se quedó ahí.  En las manos a las que llegó.

Es muy distinto decir, como declaró, que él personalmente se lo entregó a un general con nombre y apellido, a funcionarios públicos, políticos, de más alto nivel.  Yo me inclinaría a creerle si afirma a quién, en persona, y dónde lo entregó.

¿Esto significa complicidad de las autoridades que estuvieron, que han estado por encima de quienes fueron o siguen siendo cómplices de los criminales en el trasiego de droga (conste, en esta actividad únicamente)?  No me lo parece.  Es ineficiencia, omisión, ganas de no ver, deseo de no enterarse, decisión política de no meter las manos en el tema.

Esto no quiere decir otra cosa que lo anterior.  Insisto: Omisión.  El trasiego de droga, de Quintana Roo al Norte del país, existe porque hay complicidades de todas las autoridades.  O que alguno me explique cómo pasan todos los retenes los vehículos cargados de droga, por todas las carreteras.  Y, obviamente, esta complicidad también existe en Estados Unidos, o qué algún otro me explique cómo cruzan la frontera…

Lo que está exhibiendo, en una Corte de Estados Unidos, el hermano de Zambada, quién sabe por qué razones, a cambio de qué, no es una verdad nueva.  Lo novedoso será enterarnos de qué sigue, de qué harán las autoridades norteamericanas con esa información, o si en su momento alguna autoridad del nuevo gobierno que comienza en diciembre pondrá interés en estas declaraciones, así sea para “abrir una investigación” a sabiendas de que no habrá quién cierre la puerta…

Ciudades prósperas

De conformidad con lo establecido por el Programa de la Organización de las Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos “ONU-Hábitat”, Una ciudad próspera es aquella donde los seres humanos realizan sus aspiraciones, ambiciones y otros aspectos intangibles de su vida. Es donde encuentran condiciones para buscar la felicidad y donde se incrementan las expectativas de bienestar individual y colectivo.

Es un lugar privilegiado donde los habitantes mejor atienden sus necesidades básicas, donde acceden a los bienes y servicios de manera suficiente y donde cuentan con los servicios públicos esenciales para la vida común.

El Índice de las Ciudades Prósperas es la herramienta diseñada por “ONU-Hábitat” para medir el progreso actual y futuro de las ciudades hacia la prosperidad. La ONU-Hábitat y el INFONAVIT actualizaron el cálculo del índice de las ciudades prósperas en México, basándose en 305 municipios, incluidas la Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey.
El Estado de Quintana Roo aporta tres municipios al índice de ciudades prósperas en México: Benito Juárez, Solidaridad y Othón P. Blanco.

A Estos tres municipios pronto podrían sumarse Cozumel, contando así con una medición de varios factores económicos y sociales en donde se concentra gran parte de la población de la entidad.

La información que arroja el índice se traduce en estadísticas y datos que permiten una eficiente planeación urbana en las ciudades, y sirve para conocer las condiciones en las que se encuentran los servicios y las necesidades más urgentes de las comunidades de nuestro Estado.

La semana pasada se llevaron a cabo diversos foros enfocados al crecimiento y desarrollo urbano en nuestro Estado, dentro de los cuales participaron estudiantes, empresarios, organizaciones de la sociedad civil, funcionarios federales, estatales y representantes políticos.

El gobernador del Estado destacó la importancia de planear un crecimiento ordenado que permita conservar el entorno y reducir la desigualdad social en nuestros centros urbanos e ir impulsando a una planeación y gestión del crecimiento responsable en las ciudades de la entidad. Debemos aspirar a la prosperidad.

Narcos: Casos de la vida real

-Cantantes en Brooklyn
-Muerte de funcionarios
-Actores en Netflix

El juicio a Joaquín Guzmán Loera, en Brooklyn, es en realidad un juicio al sistema político mexicano, no solo a sus ramificaciones policiacas, militares o judiciales. Pero justamente cuando la “Guerra contra el narcotráfico” entra a su segunda transformación (Felipe Calderón planteó el modelo original y Enrique Peña Nieto realizó la primera transformación, que en realidad fue continuidad), ahora con el ropaje de una Guardia Nacional de origen militar, bajo mano militar y con militares aún más intrusivos (de aprobarse el correspondiente proyecto de ley, en sus términos, podrían ser “auxiliares” de las agencias del Ministerio Público), las revelaciones provenientes de Nueva York muestran sin atenuantes el nivel de control del aparato estatal que han llegado a adquirir los grupos ejecutivos del crimen organizado, los llamados cárteles, más allá de planes ingeniosos, declaraciones enjundiosas y buenas intenciones de reformismo compaginado.

Todas las declaraciones y acusaciones surgidas del jurado de New York han de tomarse con las reservas del caso, pues obedecen a estrategias de defensa o ataque por voz de apoderados legales o partícipes y testigos que suelen tener beneficios y si se conducen en la línea deseada por los controladores del proceso. Sin embargo, señalamientos crudos, en particular contra personajes de primer nivel, como los citados Calderón y Peña, como presuntos receptores de sobornos provenientes de determinados cárteles, embonan con precisión y los antecedentes de corrupción y abuso que caracterizaron a sus reprobadas administraciones.

En el coro de delaciones que se desarrolla en Nueva York ha tenido un papel destacado Jesús Zambada, apodado “El Rey”, hermano del discreto “Mayo”, reputado como el máximo jefe real del Cártel de Sinaloa. Ayer, “El Rey” relató que en 2005 se urdió un plan para asesinar a José Luis Santiago Vasconcelos, quien era titular de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO, que en 2012 se convirtió en SIEDO, Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada; meros cambios de fachada).

La orden de ejecución contra Santiago Vasconcelos tuvo como sustento su grave pecado operativo, según lo dicho por “El Rey” Zambada: dicho subprocurador “no agarraba dinero… de parte del narcotráfico” y, en ese sentido, “no cooperaba con nadie”. Los jefes del Cártel de Sinaloa desistieron de la intención exterminadora y desactivaron a los verdugos, según el citado “Rey”. Pero ese subprocurador murió en otro de los extraños accidentes aéreos que caracterizaron las etapas de Vicente Fox y de Calderón como ocupantes del poder presidencial.

En la tarde del 4 de noviembre de 2008, en viaje de San Luis Potosí a la Ciudad de México, se desplomó el avión cuyos pasajeros más conocidos eran el propio Santiago Vasconcelos y, sobre todo, Juan Camilo Mouriño Terrazo, el joven economista nacido en Madrid al que Felipe Calderón hizo todopoderoso secretario de Gobernación y virtual precandidato explícito a la sucesión en 2012. El mayor golpe político e íntimo que recibió Calderón durante su paso por Los Pinos fue la muerte de su gran amigo y principal proyecto político a futuro.

En 2005, el mismo año en que los mafiosos sinaloenses tramaban el asesinato del fiscal antidroga; Santiago Vasconcelos, murió en accidente aéreo el secretario federal de seguridad pública, Ramón Martín Huerta, quien había suplido a Vicente Fox cuando éste dejó la gubernatura de Guanajuato para buscar Los Pinos. Y en noviembre de 2011, al caer el helicóptero en el que se transportaba, murió quien entonces era secretario de Gobernación con Calderón, el tijuanense José Francisco Blake Mora.

Con esos y muchos episodios más (la muerte de Héctor Beltrán Leyva, por ejemplo, que pareciera mensaje con rumbo al norte), pareciera informe oficial de labores lo que la serie de Netflix, Narcos, muestra en su cuarta temporada, con Diego Luna, Tenoch Huerta, Joaquín Cosío, José María Yazpik y Michael Peña en los papeles principales.-

El futuro secretario de hacienda, Carlos Urzúa, sigue realizando filtraciones, imprecisiones y errores de su propio equipo (tal vez la primera pregunta debería ser si de verdad tiene “su” equipo de trabajo).

El episodio más reciente se produjo ayer, al publicarse que el presupuesto para las universidades públicas sería 32.5% menor a lo correspondiente al año en curso. Tal versión provocó reacciones inmediatas, pues el presidente electo había prometido a rectores de esas casas de estudios que se mantendrían las asignaciones monetarias en términos similares a las actuales e incluso se estudiaría la posibilidad de un pequeño incremento.

Ayer mismo salió al quite el propio Urzúa, para informar que un “error de cálculo” hizo aparecer el citado porcentaje tan negativo para las universidades públicas. Sin embargo, al estilo en curso, de dar golpes mediáticos o políticos para luego suavizar o negociar, no se ha precisado si habrá reducción a esos presupuestos, así fuera en proporción menor a la que al ser develada provocó escándalo.

Tomó posesión el michoacano Marko Cortés de la presidencia del comité directivo del Partido Acción Nacional. Lo hace en los peores momentos para su organización y él mismo no muestra el empaque que algunos de sus antecesores llegaron a ofrecer.
Y, mientras el nuevo logotipo de la Ciudad de México entra al terreno de la polémica, por el presunto plagio contra una banda metalera de Monterrey.