Web Analytics
Director general: Miguel Cantón Zetina | @MiguelCanton1
periodico basta
Somos parte de:
Jueves 17 Octubre del 2019
nubes rotas 21°

Voces

Si la federación ignora, ¿por qué no ser recíprocos?

Fue de 300 millones de pesos el costo de la inversión adicional tendiente a fortalecer la promoción turística de Quintana Roo dentro y fuera de nuestro país; hemos de cerrar el año con una inversión total de 700 millones de pesos y ello tiene relación directa con la participación de todas las marcas que promueve el Consejo de Promoción Turística de Quintana Roo en ferias nacionales e internacionales.

Definitivamente no se trata de “una fórmula”, de una estrategia que requiera mostrar o no efectividad; es evidente que en cada participación de Quintana Roo en las ferias más importantes del mundo, comenzando con la FITUR, el reporte de logros  siempre ha representado resultados importantes para la captación de turismo para todas las marcas quintanarroenses; pero de todo esto, vale la pena la pregunta: si la federación no sólo ha puesto en duda la estrategia de la promoción, sino que además ha cancelado su participación en el financiamiento de los trabajos de cada estado, ¿estaría obligada la administración estatal a promover, a la par de sus propias marcas la marca comercial “México”?

Y no se trata de alguna falta de patriotismo o de respeto a la Federación, no tiene que ver con filia o animadversión con la figura del presidente de la República, se trata, sencillamente, de una sugerencia en los márgenes de la congruencia: “si me niegas, mal haría en salir a anteponer tus intereses a los propios, más aún cuando de la promoción depende en más del 80 por ciento la economía de mi territorio.

Y es que 80 millones de pesos que aportaba el gobierno federal a Quintana Roo para el ejercicio de promoción, si bien no representan apenas el 11.42 por ciento del total que ahora ha logrado invertir Quintana Roo, el rechazo a una de las actividades que para una entidad dedicada a la explotación de su capacidad turística, la cual además es reconocida en el mundo entero, no sólo por la belleza de sus destinos turísticos, sino por la calidad y calidez de sus anfitriones, los trabajadores hoteleros y demás prestadores de servicios.

Muchos han sido los cuestionamientos, históricamente sobre “quién hace el favor a quién”, respecto de la intención permanente y durante las anteriores administraciones de no permitir que Quintana Roo contase con su propio están en las más importantes ferias internacionales de turismo; siempre fue condición sine qua non que formara parte de las instalaciones de la marca “México”, a fin de que, los hombres de negocios de la “industria sin chimeneas” que llegaran a buscar hacer negocios con las marcas quintanarroenses pudieran ser al mismo tiempo abordado por la marca México o alguna otra vinculada a ella.

El liderazgo de las marcas quintanarroenses son el resultado de muchos años de arduo trabajo en relación, no sólo a la promoción, sino a la profesionalización del servicio de excelencia que se brinda  cada uno de los visitantes que llegan a éste, el estado más joven de la República Mexicana.

EL HARTAZGO QUE PUDIERA LLEGAR

El tema con la administración pública federal es que, al negar o minimizar un problema que, evidentemente desconoce, ignora o soslaya para su mayor comodidad, afrenta, y hasta ofende, no sólo a la administración local, sea ésta la estatal o municipal, sino a los propios ciudadanos quienes confían en que sus autoridades trabajarán en la solución de sus más severos problemas, pero resulta que se encuentran con respuestas como: “ni es todos los días, ni en todos los destinos”, claro, al referirse al tema del sargazo; o “la promoción turística fue motivo de actos de corrupción de desvíos millonarios, por eso lo cancelamos” y de todo ello, qué responsabilidad tendría principalmente Quintana Roo quien aún no ha logrado diversificar la generación de riquezas en el estado.

Desde el año 2016, la actual administración no sólo ha tenido que cargar a cuestas con todos los excesos que representaron las anteriores administraciones las cuales dilapidaron al erario público, malbarataron el territorio estatal, empoderaron a la delincuencia organizada y por si lo anterior fuera poco, acabaron con las esperanzas de trabajar en la diversificación de la economía a través de fortalecer la producción de alimentos y demás productos del campo en la región y maya del estado.

Una labor que si bien se ha trabajado en resolver, ha sido una situación que avanza a paso lento debido al dispendio anterior, pero que avanza y que no obstante, se complica terriblemente por que el tema de la prestación de servicios, en los últimos años también se ha complicado con el recale de sargazo, la erosión de las playas y el tema de la violencia generada directamente por grupos fieles a Roberto Borge y otros ex funcionarios públicos.

Ante este complicadísimo panorama, lo que faltaba, la administración federal determina minimizar los problemas, en todo caso soslayarlos y hasta abandonar prácticas que en todo momento le han generado buenos resultados al estado.

Lo que no se puede dejar de lado es la partición del estado en la economía nacional con casi el 40 por ciento del total de las divisas que capta el país por concepto de turismo, es decir, 50 mil millones de dólares al año, monto que desde luego pudiera disminuir, pero en un caso extremo: ¿y si a la federación le deja de ser fundamental la captación de divisas por concepto de turismo por ocuparle más lo que recibe por concepto de transferencias de paisanos o por la sobre-explotación de petróleo?; ¿qué pasaría con el estado de Quintana Roo y los problemas graves que tienen que ver con la erosión de playas, recale masivo de sargazo, enfermedades del arrecife de coral, entre otros que nos resultan fundamentales y además, falta de promoción turística?; la pregunta fundamental es, ¿qué hacer cuando las prioridades de un estado y de la federación son tan dispares que en ningún punto se concilian? ¿Cuál es la prioridad cuando el bienestar de 1.6 millones de quintanarroenses está en riesgo, lo mismo que las inversiones millonarias de quienes han puesto su confianza y recursos en el estado?

Buongiorno.

 

Lo que siempre se supo: fue el estado mayor Presidencial

Los militares siempre supieron que el 2 de Octubre de 1968 fueron elementos del Estado Mayor Presidencial quienes dispararon.  Contra los estudiantes y contra ellos.

El general Antonio Riviello lo asumió públicamente en un desayuno con periodistas el 23 de diciembre de 1994.  Afirmando que los protagonistas, ese “Ejército” ya no estaba en el activo.

El presidente López Obrador declaró, en su conferencia mañanera de este jueves, que el general Cárdenas le contó, testimonio de “viva voz” insistió, que el general Marcelino García Barragán así se lo contó.

En sus memorias, entregadas a Julio Scherer por su nieto, afirma esto y todavía más.  El periodista reprodujo una carta que el general García Barragán le envió a su hijo Javier: “… el 2 de Octubre, en el tiroteo de Tlatelolco, el general Luis Gutiérrez Oropeza mandó apostar, en los diferentes edificios que daban a la Plaza de las Tres Culturas, a diez oficiales armados con metralletas con órdenes de disparar contra la multitud ahí reunida”.

El Estado Mayor Presidencial, que estaba bajo el mando del general Gutiérrez Oropeza actuaba por órdenes directas del entonces secretario de Gobernación, Luis Echeverría Álvarez.

Estos oficiales, y muchos más, habían participado infiltrados entre los estudiantes en varias manifestaciones anteriores, incluso ametrallando la Vocacional 7.

Los oficiales, militares hay que insistir, que obedecían órdenes superiores, eran los que llevaban un guante blanco.

En el vídeo que mostró el general Riviello Bazán en ese desayuno, que transmitió íntegro esa noche Jacobo Zabludovsky en su noticiero, se observa como los soldados que estaban en la Plaza corren a refugiarse, protegiendo a civiles, de las balas que vienen de arriba, de los edificios, donde no habían entrado.  Hubo muertos y heridos militares, que no fueron dados a conocer. Excepción de un general.

¿Por qué pudo suceder esto?  O, mejor dicho, aquí estaría la gran explicación de la desaparición del Estado Mayor Presidencial: Porque un grupo militar pudo actuar sin conocimiento del DN1, es decir del secretario de la Defensa Nacional.

Fue hasta que el general Gutiérrez Oropeza, consta en sus memorias publicadas, llamó al general García Barragán para pedirle apoyo para que salieran sus hombres de estos edificios, que se enteró.  Y esto porque un teniente, de los diez, estaba detenido por el general Mazón Pineda, que lo había encontrado al revisar los edificios después de la balacera.

“… un teniente no pudo salir… ¿Quiere usted ordenar que lo pongan en libertad?” Le dijo el general Oropeza al general García Barragán.  Esto lo interrogó: “… ¿Por qué no me informaste de esto oficiales?”  La respuesta es histórica “Porque así fueron las órdenes, mi general”.

Un general con mando de tropas pudo no informar a su superior de un operativo de esta envergadura.

Todos los documentos que existen conducen a que las órdenes fueron dadas directamente por Luis Echeverría Álvarez.  Y que no estuvo enterado el presidente Gustavo Díaz Ordaz, quien junto con el general García Barragán asumieron la total responsabilidad de estos hechos.

La historia es aterradora. Sobre todo, por el saldo de muertos que sigue presente a 51 años de distancia.

En la marcha conmemorativa de estos hechos hubo infiltrados. Imaginemos que estos infiltrados fuesen militares armados y tenemos la visión aterradora de esos días.

Los militares, todos, del Estado Mayor Presidencial, obedecían órdenes de sus superiores.  Y el responsable de estas órdenes, que incluyeron la de disparar contra otros militares y contra los estudiantes, fue el general Luis Gutiérrez Oropeza.

E incluso si hubiese recibido la orden directa, específica, textual de disparar que no lo creo así, de Luis Echeverría, estaba fuera de toda Ley.  Y de todo lo que dice la legislación militar donde el mando es piramidal, donde el único que podía darle órdenes era el secretario de la Defensa Nacional.

Es tiempo de contar bien la historia.  Y de reconocer a los verdaderos villanos.

Lo que dijo el Presidente es totalmente cierto.  Tenemos el testimonio de uno de los protagonistas, el general Marcelino García Barragán, falta el del todavía vivo Luis Echeverría Álvarez.  Que sabemos no va a contar la verdadera historia.  Quien estén cerca de él podrán escuchar las voces lejanas, la pesadilla repetida donde le ordenan, a su vez, que detenga a los estudiantes “a como dé lugar”…

 

La esperanza

Escuche mientras lee: “La Belleza”, un pieza del maestro Luis Eduardo Aute. Sugiero para usted la versión de Miguel Bosé.

Una de las más fuertes cargas emocionales para quien se dedica a la investigación, el ensayo, o el periodismo, es ser plenamente consciente de la realidad; conocerla, convivir con ella y soportar a cambio, discursos, promesas… mentiras. ¿Cuántas veces no escuchamos a los avaros, a los delincuentes, a los depredadores decir: “no tiene ningún sentido replantar mangle de donde fue talado, ya no se recupera” y mentiras por el estilo?

Esperanza en la humanidad; eso es lo único que nos resta; ¿en las siguientes generaciones?, seguramente. Ha sido muy emotivo haber visitado el parque Punta Sur en Cozumel; saber que son los estudiantes, los niños, la familia de esa paradisiaca isla la que se ocupa, ¡se ocupa!, de replantar manglar; ha sido muy esperanzador saber que al fin, una Norma Oficial Mexicana –la NMX-AA-133-SCFI-2013, dispone de la gestión integral de la preservación de los hábitats de uso turístico, pero sobre todo, saber que existen seres humanos ocupados en aplicar esos criterios.

Punta Sur ha logrado acreditar sus actividades en el marco de esa legislación y no es cuestión menor; se ha requerido del trabajo comprometido de todos quienes trabajan allí. Más allá de un reconocimiento simplón; tan sólo tratar de entender todo el trabajo que ha representado obtener este reconocimiento.

“Oídos para quien pueda oír”; los simplones, los ignorantes y críticos a priori seguro que advertirán que este es un reconocimiento simplón a las actividades que realiza la Fundación de Parques y Museos de Cozumel, pero desde luego que no es así; es más, ojalá que otros municipios aprendieran de las actividades que implementan Emilio y su equipo; ojalá que hubiera la capacidad de entender, pero si no se está allí y se escucha al profesional equipo, se seguirá en la ignorancia, en la avaricia, en la terquedad. ¿Temas?, muchos, desde el manejo de residuos, hasta el tratamiento de aguas, restauración de manglares…

Buongiorno Amici.

El que corre, es libre

Dar un paso hacia adelante seguido de otro más, impulsarse para avanzar, visualizar la meta que se planteó, caerse y volverse a levantar, escuchar el latido del corazón al iniciar una jornada y sentir como se acelera conforme se va elevando el ritmo y, sobre todo la respiración incesante que expresa, por un lado, la señal más contundente de que aún hay vida y, por otro lado, el agotamiento físico producido por la distancia recorrida; y todo lo anterior reflejado en la gota de sudor que recorre el rostro de arriba hacia abajo, sirviendo en muchas ocasiones de líquido que remoja los labios y en muchas otras más, acompañada de gotas de lluvia que caen como bendición en pleno entrenamiento de distancia.

Así se siente la libertad, al menos para el que corre y va al encuentro de la brisa producida por el aire fresco que en sentido contrario al que se desplaza el corredor, acaricia cada parte del cuerpo, haciendo el entrenamiento más intenso y sin duda alguna, invitando a elevar los pensamientos y emociones al máximo nivel y abstrayendo de una realidad inevitable, en los pensamientos provocados por la vibración que permite pensar y re pensar los sueños, objetivos y metas, construyendo los caminos estratégicos para que se logren uno a uno.

El que corre es libre, pero el que corre con pasión, con sentido, con un objetivo y con la determinación de fortalecer el espíritu guerrero que se requiere como la fuente naciente del ser en su máxima expresión, partiendo justamente desde el espíritu fortalecido para que su intermediaria llamada mente, se mantenga en un estado positivo y sirva de conducto para que el cuerpo obedezca las instrucciones y juntos confirmen la unidad completa que da vida al que siendo libre corre, y al correr es libre.

Son innumerables los beneficios de hacer actividad física y variados también los objetivos de cada individuo y se requiere disciplina para hacer de esta actividad un hábito y un estilo de vida, que, si bien en el intento se descubre la esencia del ser, también en el camino se aprende a ser libre y a correr. Todo empieza con el primer paso y a partir de ahí, nunca sabrás cuando será el último, porque la libertad es la búsqueda permanente y en la carrera entre más avanzas más amplio ves el horizonte. Se libre y corre. Empieza hoy y da el primer paso.

 

 

Urge regresar algo de lo mucho que Q. Roo aporta

Escuche mientras lee: “Aranjuez concerto”, de la inspiración original de Joaquín Rodrigo, en la interpretación alternativa de Isao Tomita.

Con una aportación, tan sólo en lo que se refiere a divisas derivadas de la captación de turismo del orden de los 50 mil millones de dólares al año, Quintana Roo representa una de las aportaciones más importantes para la federación. No sólo ello, nuestro estado presenta los mejores números en cuanto crecimiento económico y generación de empleo, a pesar de que el desarrollo desigual del resto de la región genera esquemas complicados para la captación de migrantes en busca de mejores condiciones de vida a través de la realización de un trabajo digno y además, sino la captación también de delincuentes, organizaciones delictivas de origen nacional e internacional, debido también a la generación de riqueza.

A contra parte, el Caribe Mexicano está resintiendo las peores consecuencias del descuido humano global; recale de sargazo, de basura desde otros continentes; erosión de sus playas, invasión de especies depredadoras y de todo ello, las últimas estrategias hubieron de ser planteadas desde el plano local, porque las federales, finalmente no cumplieron con los objetivos; tal vez, mediáticamente, pero sólo allí.

Aportaciones que superan el 35% del total que recibe el gobierno federal en diversos rubros y a cambio, muy poco, o nada del total recaudado se dedica a la solución de los problemas más graves por los que atraviesa Quintana Roo.

Relativo al tema del sargazo, los expertos han planteado que lo que ha hecho falta todos estos años, es el trabajo de prevención, justo en estas fechas en que el arribo aminora, no cesa, pero sí baja y el tiempo restante para preparase es muy corto, apenas unos cuatro.

Pero resulta que a la hora de plantear el Presupuesto Anual de Egresos para el gobierno federal, no hay ningún reflejo de pretender apoyar al Caribe Mexicano con las soluciones, las cuales cuestan, pues de ninguna manera se trata de ‘ir a hablar con la mamá del sargazo para pedirle que su hijo se porte bien’, es necesaria la inversión para acciones concretas, para el estudio a detalle del fenómeno, para estar listos y no sentarnos impotentes a contemplar la formación de montañas de la macro alga inerte.

Por ello, la senadora Mayuli Martínez Simón ha hecho un planteamiento importante en la Máxima Tribuna del País; hacemos votos por que sus compañeros legisladores no se dejen llevar por las vísceras y la cólera de sus recientes derrotas; por el bien de todos, ‘primero el medio ambiente’.

Buongiorno.

 

¿El vendedor de silencio? Las omisiones de Enrique Serna

Los olvidos de Enrique Serna en su novela “El Vendedor de Silencio”, donde opta por darle nombre y apellidos a los protagonistas, dibujan el gran desconocimiento del sistema político mexicano que se mantuvo en el poder hasta hace poco tiempo.  Cuyas costumbres corruptas se magnificaron en el sexenio que encabezó Enrique Peña Nieto.

Al escritor, que no ha sido analista político, que no ha vivido lo que describe, le gustan las caricaturas grotescas.  Ni Carlos Denegri fue el villano horripilante que describe, ni los otros personajes fueron santos a quienes montarles un altar.  Tal vez porque no ha estado en esa línea movediza, donde el equilibrio es tan complejo, no supo dotarlos de los necesarios, indispensables matices.  De claroscuros que los definiesen como lo que fueron: humanos.

La novela está dirigida a un público ávido de meter las manos en el miasma del pasado.  A una sociedad que repele, a veces con razón, la corrupta relación entre periodistas y políticos.  Probablemente por esto, el escritor  crea arquetipos.

¿Sirve a algún motivo político esta “exhibición”? Definitivamente no.  Ni siquiera contribuye a concientizar a grupos sociales sobre los túneles podridos por donde han caminado, de la mano, columnistas políticos y hombres de poder público.

No, no funciona así, porque olvida el papel importantísimo de los intermediarios.  De los jefes de prensa.  Y, sobre todo, de un personaje clave para entender la historia política del país durante el siglo pasado: Francisco Galindo Ochoa.

Que fue, entre tantas cosas, el creador del monstruo en que se convirtió Carlos Denegri.  No solamente de él. 

Don Pancho era el verdadero dador de silencio.  Que no su vendedor.  Sobre todo esto, no fue vendedor de silencio, sí su dador.  Porque si bien el silencio es un bien que puede negociarse, no se vende.  Y, menos todavía, se vende con la brutalidad, la torpeza extrema que describe Serna en su novela.

Poner a don Pancho como el “compadre” con quien come alguna vez Denegri demuestra una ignorancia supina sobre la relación que tuvieron.  Que yo conocí de voz de Galindo Ochoa. En el relato, poco logrado, de su “conversación”, el escritor apenas esboza algo que fue definitorio de estas relaciones: La lealtad a una persona o un grupo político.

¿Dónde se abrevaba información?  Tan indispensable para escribir o para callar.  En su oficina.  Por muchos años.  ¿Dónde se construían o destruían carreras políticas?  En su oficina.  Por muchos años.  ¿Dónde llegaban los hombres de poder a rendir pleitesía, a pedir clemencia, a rogar por ayuda?  En su oficina.  Por muchos años.  Todo lo que fue, por varios sexenios, la “nomenclatura” oficial.

¿Qué buscó siempre Galindo Ochoa?  Defender el sistema.  Su partido, el PRI.  Las instituciones. ¿Qué defendió siempre?  La lealtad.

Don Pancho conocía, tenía en su cabeza, los cordones umbilicales de todos los protagonistas del poder público.  Conocía sus inicios, sus negocios, sus debilidades, sus socios, sus padrinos.  Y muchos columnistas políticos nos nutrimos de este conocimiento invaluable.  Relación impecable, sin dinero de por medio.

Ignorar que Galindo Ochoa estaba detrás de mucho de lo que escribió Denegri es inaceptable.  Porque al hacerlo, Enrique Serna desconoce los entresijos de lo que verdaderamente sucedió em ese tiempo.

También excluye, error garrafal, la existencia de los “mensajeros”.  Fuesen los jefes de prensa o quienes tenían esta encomienda otorgada por los poderosos.  Ellos eran los que trataban temas monetarios, los que llevaban sobres o portafolios llenos de dinero. Existían valores entendidos.

Olvidar la consigna, fama bien ganada, que utilizaba el jefe de prensa de Echeverría, Mauro Jiménez Lazcano que decía a los periodistas, respecto a lo que debían escribir: “Ahí como cosa tuya”, es borrar de un brochazo, por quién sabe qué razones, la realidad del siglo pasado.  Que comenzó con Denegri.

Como también, por alguna extraña razón, el escritor ignora a Manuel Mejido y a Olga Moreno, ambos personajes claves con Denegri.  Que no creo que hubiesen compartido el botín, pero sí los secretos, las verdades que el periodista fue acumulando. Ese archivo que heredaron.

¿Fue Carlos Denegri un monstruo? Fue un hombre de excesos, que pecaba de alcoholismo como muchos otros periodistas importantes.  Beber era parte del ritual, del método para relacionarte, para obtener información, incluso para existir como columnista político.  Lo de sus mujeres, su violencia, quién sabe hasta dónde sea cierto.  La escena donde desnuda a una es real, pero faltó el piano.  Yo conozco otras anécdotas de periodistas.  Una mujer ofendida, amante del entonces director de Excelsior, bajo una noche al bar del Ambassador para intentar romperle la blusa, jalarle la falda, a una reportera que estaba tomando una copa con él.  Como ésta sobran.

Denegri, además, publicó entrevistas, reportajes muy bien escritos.  Era muy difícil el siglo pasado llegar a la primera página de Excelsior.  Sabía escribir, era un hombre culto.

Aunque Serna habla de alguna complicidad entre Denegri y el director de Excelsior, hace mutis sobre el infinito poder que tuvieron, siguen teniendo, los dueños, los directores, hasta los jefes de información sobre lo que se publica o se deja de publicar. Y que sigue vigente, aunque al revés.  Porque para muchos diarios lo que no es aceptable es, hoy por hoy, hablar bien del gobierno que encabeza López Obrador.  El “cochupo” está inmerso en los convenios de publicidad, sigue estando.

Otra omisión grande, no tuvo acceso a la información, de Serna es la ambientación.  Esencial en las relaciones políticas de ese tiempo.  Dónde desayunaba quién, qué mesa le era asignada a quién.  Los comederos políticos donde se escribió la historia.  Por ejemplo, el Ambassador, el “Amba”, abajo del diario Excelsior donde iban, a comer, al bar, a sus privados, los reporteros cuando ya “eran alguien”.  O que don Pancho tenía una mesa, comía ahí todos los días, incluso ya muy cerca del final, en el Champs Elysees de la Zona Rosa.

A lo que hay que agregar el lenguaje.  O la falta de conocimiento de la manera en que hablaban, políticos y periodistas.  La importancia de la columna de sociales.  La misoginia presente en Excelsior, incluso con Julio Scherer.  No olvidar que Isabel Zamorano y yo fuimos, el mismo día, las primeras mujeres aceptadas en la redacción general.  Antes de nosotras, en 1976, las mujeres escribían de sociales y espectáculos.

¿Había cochupos?  Obvio que sí.  No estoy segura si fueron a cambio de silencio.  Porque había más interés en que los columnistas escribiesen a favor. Había usos y costumbres.  El famoso “sobre” era normal.  Tanto así que los chistes de ese tiempo hablan de que Pedro Ocampo Ramírez, muy conocido, solía decir que un día estaba dormido cuando repartieron sobres y a partir de ese momento no se había podido quitar la fama de honesto, y ni siquiera intentaban darle uno.

Porque también existió eso: No recibir dinero.  Muchos lo vivimos así.  Dinero, sobres, cochupos, que muchos jefes de prensa se embolsaron.  Costumbre que el presidente del CEN del PRI, Alejandro Moreno, sigue manteniendo a través de Carlos Velázquez, y supongo que muchos más.

Recuerdo que cuando llegó a Gobernación, Alberto Peniche, que me conocía mucho, encontró una lista de periodistas que recibían dinero… falsa.  O sea que nos incluían sin que fuese cierto que, siquiera, nos ofrecieran ese dinero.  Muchos jefes de prensa se han enriquecido así.

¿Había chantaje?  No me parece.  No lo creo.  No en los términos tan burdos que plantea la novela. El lenguaje de la relación, de Carlos Denegri a la llegada de Ernesto Zedillo era pleno de sutilezas, de valores entendidos.  La llegada de los tecnócratas cambió mucho esta realidad.  El portafolios lleno de billetes y censura lo tenía Carlos Salomón, el tema político su secretario particular, Liébano Saénz.

¿Qué pretende Serna con su novela?  Supongo que contar una buena historia, lo que sabe hacer.  En esto hay que reconocer su talento.  Si su intención era adentrarse a la corrupción, a los usos y costumbres  del poder político y los periodistas, se quedó trunco.

 

 

Entre invasores te veas

Escuche mientras lee: “Scooby Snacks” de la banda Fun Lovin Criminals.

Respecto del concepto “invasión”, hay mucho para revisar en la historia universal, de hecho, el concepto apunta frecuentemente, a la intervención militar de un pueblo para someter a otro. Hablamos inclusive de invasiones pacíficas, por ejemplo, la intervención de la música inglesa en el resto del mundo y en años recientes, la enajenación nos lleva a creernos todo lo que nos vendan como “verdades” respecto de una o miles de diferentes y muy variadas invasiones de extraterrestres o “aliens”; pero la peor de ellas, la invasión que un sujeto hace de la propiedad de otro; más patético aún, la invasión de los derechos de vía federal, con el objetivo de que la administración pública le resuelva sus problemas básicos.

En Quintana Roo tenemos cualquier cantidad de ejemplos; las invasiones a tierras propiedad de la Nación, en el entendido de que, la permanencia en ellas, de forma pacífica genera derechos de enajenación legal; las invasiones a humedales, las cuales están prohibidas en el artículo 5 de la Ley General de Bienes de la Nación y por el Reglamento para el Uso y Aprovechamiento del Mar Territorial, Vías Navegables, Playas, Zona Federal Marítimo Terrestre y Terrenos Ganados al Mar, invasiones esas con las que se enriqueció fraudulentamente Francisco Rangel Castelazo y su familia y luego, las invasiones fomentadas por políticos; desde la colonia Colosio, ordenada por el ex gobernador Mario Villanueva que tenía el objetivo de frenar la ambición de los Rangel Castelazo y que terminó beneficiando, no sólo a Francisco Rangel, sino al Negro Hendricks; las invasiones en Cancún encabezadas por un tal Hugo Morales quien se mantiene prófugo de la justicia, y las que usufructúa y hasta regentea Juan Carlos Pereyra, en fin, cualquier hijo de vecina pues.

Pero las más recientes, apuntan a que cualquier parásito viva del Erario Público, bajo el argumento de que, el actual gobierno federal prefiere la mediación; hablar con las progenitoras o cualquier otra cosa antes de actuar con apego irrestricto a la ley. Así, por ejemplo en Quintana Roo, cada vez son más las personas que invaden zonas denominadas “Derecho de Vía Federal”, que considera las orillas de carreteras y, desde luego, la parte inferior de cables conductores de energía eléctrica, sobre todo ahora que se pretende que por allí transite el celebérrimo, pero aún inexistente Tren Maya.

Resulta más que interesante que la gente que llega a invadir esos espacios, condiciona, amenaza, sentencia y hasta lucra con tierras que, evidentemente no les pertenece, que se las han “agandallado” porque es una forma muy efectiva de hacerse mantener por el gobierno federal. Ahora resulta que ‘los patos les tiran a las escopetas’, ahora cualquier vago o provocador a sueldo puede gozar de la libertad de afectar, infectar, ofender y más aún, de imponerse en tierras que no le corresponden y aún así, actuando fuera de la ley, ponerse en el plan de amenazar, exigir e intransigir.

Este extrañamiento no tiene absolutamente ninguna relación con la geografía política; no es que sean de izquierda, ultraizquierda o de la derecha recalcitrante, vaguitos contratados por enemigos políticos al sistema, o mercenarios pagados para desestabilizar, no, sólo se trata de parias, de lúmpenes que ahora resulta que han encontrado en la administración pública actual, la mejor manera de resolver sus problemas sin esfuerzo alguno.

Hay que tener cuidado, el mismo Rangel Castelazo era uno de éstos y mírenle ahora, todo un potentado, un cacique, un Señor Feudal. Llama la atención cómo se extiende por todo el sureste; ahora resulta que en el derecho de vía de lo que será el Tren Maya, inmediaciones de Chiapas y Tabasco, ya hay más de varios miles de vivales que se han apropiado del derecho de vía, con conocimiento de causa y hasta ponen a la venta esos terrenos que, desde luego, no son suyos.

Claro que ya condicionaron al gobierno federal: “o nos pagan unos 8 mil pesos por terreno invadido, o no nos vamos a mover de aquí”. ¿Pagarles para que se vayan?, ¿con el dinero de la ciudadanía?, ¿por qué no mejor, fincarles responsabilidad y llevarlos detenidos ante un juez? Pero igual en Quintana Roo; ¿por qué no encerrar al líder de los invasores de “In House” –Juan Carlos Pereyra-, por ejemplo y luego a cada uno de los parias que habitan allí?, ¿por qué tendrían que condicionarnos y vivir en ventajas evidentes los invasores, si no son personajes o aliens holliwoodenses?

Buongiorno.

 

El trabajo que hace la diferencia

Escuche mientras lee: “El Triste”, introspección auto-reflexiva de la mexicanidad herida con la pérdida de una de sus mejores voces, la de José José QEPD.

En el ejercicio cotidiano y maravilloso de informar, me encontré con cifras dignas de destacar, las cuales sí que marcan una diferencia respecto del combate a la violencia y la impunidad, me refiero desde luego al incremento superlativo del 300 por ciento en el número de delincuentes que se han logrado vincular a proceso.

Lo que no podemos, ni debemos perder de vista, es el hecho de que, durante las anteriores administraciones, no sólo se entregó al estado y sus principales ciudades en calidad de “plazas” al narcotráfico y los grupos delincuenciales, sino que además, se les “blindó”, a través de la gestión cómplice del cuestionadérrimo ex fiscal del estado, Miguel Ángel Pech Cen y de un importante número de jueces, todos ellos a las órdenes de los grupos delincuenciales y de los ex gobernadores Roberto Borge Angulo y Félix González Canto, aun cuando ya trabajaban en la presente administración.

El cambio en la Fiscalía General del Estado (FGE), fue notorio, precisamente por la información constante relativa a la vinculación a proceso que se logra recurrentemente en la presente gestión, contrario a lo que fue muy evidente, absolutamente obvio durante la anterior administración, cada vez que se aseguraba a un delincuente, días después lo veíamos salir airoso de los separo o de la cárcel, debido a que justo la FGE no había hecho bien su trabajo y claro que se trataba de consecuentes actos de corrupción.

Antes, acaso lograban vincular a proceso a dos de cada 10 malvivientes, a diferencia de los 8 de cada 10 que logran ahora. Lo interesante sería llamar a cuentas a Miguel Ángel Pech para que se haga responsable por todos los actos de corrupción de los que sería responsable, hay que destacar que aunque los funcionarios hayan renunciado o los hayan despedido, queda un plazo perentorio para investigarlos y en su caso fincarles responsabilidad, que no se nos olvide.

 

¿Y Peña Nieto, a cinco años?

Enrique Peña Nieto es el responsable histórico de adecuar la estructura política, jurídica y administrativa del desgobierno que encabezó para impedir que se conociera la verdad de lo sucedido en Iguala, Guerrero, cinco años atrás, y de permitir u ordenar que su cínico subordinado, Jesús Murillo Karam, fabricara y postulara la criminal “verdad histórica”.

Tomado por sorpresa cuando creía estar en un punto muy alto de su gestión, Peña Nieto pretendió esconder bajo la siempre agitada alfombra guerrerense la tragedia que marcaría su sexenio. Acababa de recibir un reconocimiento de Enlace Judío y la élite empresarial, diplomática y religiosa de Estados Unidos relacionada con México, como reseñó esta columna en 2014 (https://bit.ly/2mJ4QXC ): “el 23 de septiembre de este año, el rabino Arthur Scheneier se aventuraba en Nueva York, al entregar a Enrique Peña Nieto el premio Estadista Mundial 2014: “A veces tengo profecías, y usted me oyó decir antes acerca de que usted va a asumir un papel de liderazgo en la escena mundial”.

La verdad es que la invertebrada administración peñista entró en imparable declive a partir de aquella noche de Iguala. Nunca como en esa ocasión quedó de manifiesto la postración del Estado mexicano (sus órganos de “inteligencia”, civiles y militares; su aparato de seguridad pública, en los niveles municipal, estatal y federal) ante el aplastante poder de los grupos del crimen organizado que resultaron intocables, imparables, ante la decisión de la criminalidad mafiosa de imponer sus leyes y castigos contra decenas de estudiantes de la normal rural de Ayotzinapa.

Peña Nieto reaccionó como lo había hecho y seguiría haciendo mientras ocupó la silla presidencial: un maniquí de copete distintivo cuya función principal era la de permitir o propiciar que los grandes intereses de cualquier signo y ámbito pudieran continuar en sus tareas de depredación, saqueo, iniquidad e inequidad. Primero pretendió mantener el tema Iguala-Ayotzinapa a distancia, confinado al ámbito guerrerense. Diez días después tuvo que asumir que era una tragedia de resonancia internacional y bajo su frívola inducción comenzó la tarea de esconder, disimular, engañar.

Hacer que nada se supiera, haciendo como que todo se hacía. Borrar indicios de la colusión de narcotraficantes, políticos y funcionarios. Abrir la puerta a instancias e investigadores internacionales para luego impedirles llegar al fondo e incluso para desatar en su contra campañas de desprestigio. El clásico juego del policía-funcionario bueno y el malo: instancias gubernamentales más comprensivas, preocupadas pero acotadas o francamente paralizadas por los policías-funcionarios malos. El Ejército como instancia inalcanzable, con el secretario de la Defensa Nacional convertido en rudo garante de la impunidad de sus subordinados bajo sospechas o acusaciones.

A cinco años, la vergüenza nacional continúa. No se ha podido deshacer el embrollo voluntariamente realizado por el peñismo y sus ejecutores más visibles, Murillo Karam y Tomás Zerón de Lucio. No bastan las buenas intenciones explícitas del aparato de gobierno ahora a cargo de Andrés Manuel López Obrador. Se necesita un alto presupuesto operativo, que la austeridad obradorista no ha determinado si se otorgará.

Y se necesita una férrea voluntad política que esté dispuesta a abrir el arcón de los horrores complicitarios, lo cual implicaría investigar y procesar a personajes del pasado hasta ahora amnistiado a discreción por el actual Presidente. Además, se necesitaría hurgar y castigar a segmentos de las fuerzas armadas que hoy dan respaldo esencial, casi inafectable, al gobierno andresino sujeto a presiones crecientes.

Cinco años: Peña Nieto tan campante; Murillo, preocupado pero haciendo declaraciones y sosteniendo su versión mendaz; el actual gobierno, solidario y cercano a los familiares de los 43 pero aún insuficiente a la hora de teclear estas líneas; y aún sin saberse el paradero y la verdad de lo sucedido con 43 jóvenes. Esto es México. ¡Hasta mañana! 

 

Delincuencia Organizada

Escuche mientras lee, “Sowing the Seeds of Love” del dueto inglés “Tears for Fears”: “Open hearts, feel about it / Open minds, think about it / Everyone, read about it”

Cómo cambian lo tiempos (is’n it?) Antes, los funcionarios públicos de mayor rango cargaban con sus “guachomas” dentro de sus lujosísimas camionetas, en otras que los escoltaban y hasta en motocicletas BMW con pilotos profesionales quienes, prepotentes se cruzaban en las intersecciones de calles y avenidas para cerrar la circulación, a fin de que “el patrón” pasara. A esos Guachomas, les protegía la impunidad del nivel del jefe al que le hacían los favores descritos en el acrónimo, claro, la primer sílaba es de “guarura”.

Pero resulta que ahora cualquier rascuache e insignificante agente de Movilidad también se hace acompañar por gorilas, aunque éstos actúan desde el mimetismo de la cotidianeidad, es así que el pasado martes, cuando a un ciudadano se le ocurrió grabar a los inspectores del Imoveqroo, unos changos súper desarrollados, armados con profesionales manoplas le hicieron el favor al ciudadano de modificarle la imagen de su rostro a golpes; el único pecado del ciudadano fue estar grabando los detalles del operativo que realizan los de Imoveqroo, el cual inicia con la cacería de un UBER para la cual, aguardan con las unidades escondidas, para luego coordinarse con los changos estos quienes vienen haciendo labor de “halcones” –sí, exactamente igual que con la delincuencia organizada, de hecho me pregunto, ¿serán los mismos changos con dos o tres trabajos distintos?; yo creo que sí.-

El punto es que, como cualquier periodista urbano, el ciudadano sacó el celular para filmar las incompetencias de los remedos de funcionarios públicos en su cacería del UBER, cuando los changos pestilentes le tiraron el carro encima con el objetivo de atropellarlo; como no lo lograron, regresaron y le cayeron a changazos –es decir, ellos son changos, ¿no?, aunque se dice de otra forma más peyorativa pero con lenguaje más vulgar.

La definición de “delincuencia organizada”, evidentemente tiene que ver con que más de dos tipejos se organicen para delinquir, no importa si uno o más de estos sujetoides son además funcionarios públicos.

Por último, dejo para esta reflexión un par de pertinentes preguntas: ¿por qué instrumentar la caería de los UBER desde la administración pública?; ¿por qué agregar naquitos guachomas y halcones a la operación?; cazar a los UBER, ¿con qué objetivo si ya ni al sindicato de taxistas le conviene? Ojalá que algún de estos ratoncitos de campo vestidos de funcionarios públicos me lo pudiera responder. Mientras tanto…

¡Ciao Amici!

 

Vaivén, sin principio ni fin

¿Cuántos años debería tener una institución para considerarse consolidada?, seguramente la respuesta a esta pregunta tendrá muchos asegunes, sin embargo, el interés es relacionar una de 800 años de existencia, como lo es la Universidad de Salamanca, en España, la cual se ha fortalecido en el tiempo y ha mantenido sus principios rectores que le han dado identidad y credibilidad, gracias a sus líderes o rectores, su prestigiado personal docente y sus egresados.

Al tomar como base ocho siglos de existencia de una institución como la antes mencionada, entonces una de 80 años, ¿en qué etapa podría considerarse? Y de la misma forma, tendría muchos asegunes la respuesta, sin embargo, el interés es abordar aquella institución que surgió como escuela de ciudadanos en el año de 1939, su esencia se describía en la siguiente frase: “Una organización de todos aquellos que, sin prejuicios, resentimientos, ni apetitos personales, quieren hacer valer en la vida pública su convicción en una causa clara y definida, coincidente con la naturaleza real de la Nación y conforme con la dignidad de la persona humana”.

La fortaleza desde sus inicios, fueron sus fundadores integrados por grandes pensadores mexicanos, como: Manuel Gómez Morín, Efraín González Luna, Aquiles Elorduy García, Luis Calderón Vega, Francisco Fernández Cueto, Alejandro Ruiz Villaloz, Rafael Preciado Hernández, Juan Gutiérrez Lascuráin, Manuel Herrera y Lasso, Trinidad García Aguirre, Toribio Esquivel Obregón, Gustavo Molina Font, Jesús Guisa y Acevedo, José Fernández de Cevallos Martínez y Manuel R. Samperio Méndez, entre otros.

Aunque dentro de sus estatutos y reglamentos, las puertas están abiertas para quien desee participar cumpliendo los requisitos básicos de ser mexicano, con un modo honesto de vivir y atender el curso-taller de introducción, seguido de los formatos requisitados, a veces entran y salen como un vaivén sin principio ni fin o más bien con un fin más personal que institucional y con actos que rompen con los principios y fines de la misma organización, debilitando la credibilidad y fortaleza que con el paso de los años se ha logrado.

Hay personas o personajes que tuvieron su tiempo y su protagonismo, que al cobijo de los principios básicos, lograron escalar a la cima y posterior a sus periodos de gloria, como una constante, han dado la espalda a lo que representa la que en sus inicios fuera escuela de ciudadanos y posteriormente gran impulsor de cambios positivos para México, pero su tiempo ya fue, y en un vaivén sin principios ni fines, pretenden regresar sin darse cuenta que lejos de ayudar, perjudican, sin querer comprender que mucho ayuda el que no estorba y que hay mucho camino por recorrer aunque en la distancia podrían seguir luchando como su legítimo derecho, pero no apareciendo en una asamblea nacional queriendo arengar en el micrófono lo que por ser su voz, ya no tiene eco. Falta mucho camino para los ocho siglos.

 

La estrategia que confronta, vulnera a todos

Escuche mientras lee: “Soledades” con el grupo Euskera, Mocedades; original del poeta español Lope de Vega con título original “A mis Soledades Voy”. A propósito del mismo, coincido: “Entiendo lo que me basta y solamente no entiendo cómo se sufre a sí mismo un ignorante soberbio”.

El detonante fue un hecho violento que pretendió vulnerar la estructura gubernamental: el secuestro y ulterior asesinato de un mando de la Secretaría de Seguridad Pública, el comandante José Antonio Archi Yama. Luego de la consecuente condena que hiciera el propio gobernador del estado y como si se tratara de una “competencia”, la representante popular, Marybel Villegas Canché se apresuró a hacer tantas declaraciones mediáticas como pudo, a fin de continuar con su campaña proselitista anticipada con miras a la gubernatura del estado, elección para la cual aún faltan tres años.

El objetivo de esas declaraciones, burdamente fue vilipendiar a la administración pública estatal y respaldar, sin que nadie se lo pidiera o hubiese razones fundamentales para hacerlo, al gobierno municipal de Laura Beristain. La pregunta es; ¿a caso la relación cercana de la “senadora de la República” con los ex gobernadores Félix Arturo González Canto y Roberto Borge Angulo fue el resorte que la expulsó de la caja de sorpresas?

Fue tan improvisado y reaccionario, que incluso mintió en el manejo de datos oficiales para pretender que en Quintana Roo se ha perdido el control en el tema de la seguridad pública, cuando el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) ha publicado cifras que contradicen abiertamente a las declaraciones de la senadora.

Desde luego que entre los ciudadanos existe desazón por los niveles de violencia que se han disparado en otras entidades en las cuales sí que ha crecido en el último año o dos anteriores como es el caso de los estados de Baja California Sur, Guanajuato o Michoacán.

Es en verdad muy sospechoso que justo cuando el gobernador del estado sentencia que las anteriores administraciones se coludieron con el crimen organizado, sale el arlequín de su caja a sorprender con su sonoro salto y un discurso agresivo y de sentencias.

Los hechos violentos y provocadores de la toma de la Cámara de Diputados del 3 de septiembre pasado, cuando un grupo de personas trasladados desde Cancún y Playa del Carmen fueron comandados por la “senadora” Marybel para agredir verbal y físicamente a quienes se les pusiera enfrente, fue la advertencia sobre la forma en que la señora habrá de conducirse en su obsesiva carrera en pos de la gubernatura.

Buongiorno.

La justificada indignación del gobernador…

Casi se siente, en las palabras, el golpe fuerte para teclearlas.  El coraje inmenso. Lo que sigue de la indignación.  Que, obvio, el gobernador Carlos Joaquín debe haber expresado de viva voz al general Bucio, comandante de la Guardia Nacional, durante su encuentro del sábado pasado.  Que para nada fue casual.

No es para menos, el asesinato, vil, cobarde, de un comandante de la policía estatal, con el agregado de la exhibición, tiene que provocar, no solamente en el gobernador sino en toda la sociedad, el mayor enojo.

El comandante José Antonio Archi Yama, que regresaba a su casa cuando fue secuestrado para posteriormente ser asesinado, no es responsable, en lo absoluto de una política que ordenó el gobernador, que ejecuta el secretario de seguridad pública Alberto Capella.  No era su bronca, no era su decisión, no era personal.

Y esto es lo más importante, porque Archi Yama era un policía profesional al que mandaron a Playa del Carmen, a una posición que no solicitó.  Lo victimaron, esto quedó absolutamente claro, por hacer su trabajo.

No hubo un elemento de relación con los criminales.  A diferencia de otros crímenes de este tipo que hemos padecido en todo el país, no se trataba de una “traición” a un grupo criminal, a una vinculación delictiva, simplemente lo mataron por hacer su trabajo.  Que es, justamente, lo que todas las autoridades, municipales, estatales, federales deben hacer.

A cualquiera que vea las imágenes, que atestigüé los últimos minutos de vida del comandante, se le debe partir el corazón, literalmente.

La indignación del gobernador, expresada en sus redes sociales, va acompañada de una acusación grave a la colusión de anteriores gobiernos, sus autoridades, con el crimen organizado que, seguramente, debe haber hecho personalmente al general Bucio para que éste, a su vez, lo haga del conocimiento de sus jefes.

La primera lección de este asesinato tan brutal, es la necesidad de estar con el gobernador Joaquín en este esfuerzo para devolver la seguridad a los quintanarroenses, de estar con Alberto Capella independientemente de cualquier tema personal, de cualquier asunto de simpatía o contrario, no es juego.  El comandante asesinado nos mostró que los intereses que se están tocando, en cualquier ámbito, son poderosísimos.

Ahora, obvio, sigue proteger a la familia del comandante Archi Yama.  Dar el mayor apoyo oficial a los policías que hacen su trabajo y que, a partir de este crimen bestial, sabemos que están en peligro…

En Tuiter: @isabelarvide  Página: isabelarvide.com

El orgullo y alevosía del poder Ser

Escuche mientras lee: “Charisma” de la banda neoyorkina Kiss. -Some times I ask to my self-: “Is it my body or my brain Do I drive you insane, ha…” –jeje-.

En días recientes, el propio gobernador del estado lo destacó: “Es una gran responsabilidad seguir impulsado el crecimiento de Quintana Roo”. Desde luego, ser la entidad número tres en crecimiento económico con un registro del 4.1 por ciento anual, no es labor menor; que el estado haya logrado salir avante de la dilapidación, el hurto, el descrédito que sólo un terrible gobernante pudiese generar a una entidad, al mismo tiempo que se generan las condiciones para crecer económicamente, desde luego tiene que ver con una administración pública que encontró las fórmulas del éxito.

Seguir con una tendencia de crecimiento a pesar de problemas muy graves como el recale, hasta entonces atípico de sargazo, sumado a la erosión acelerada de las playas y por si ello fuera poco, tener la necesidad de combatir a las bandas delincuenciales que empoderaron las anteriores administraciones, requiere de concretar pasos precisos, transparencia administrativa y combate a la corrupción, estrategias ya aplicadas.

En los últimos días se ha generado una discusión sobre el hecho de que, el Presupuesto de Egresos de la Federación representa o no un retroceso para la captación de recursos para Quintana Roo, la respuesta es muy simple; un incremento que apenas se antoja marginal, que ni siquiera llega a equipararse con el índice inflacionario, no puede considerarse un avance; pero más aún, cuando una entidad depende del crecimiento y fortalecimiento de su infraestructura para captar más divisas, notificarle que se han cancelado rubros que le son vitales y a cambio, la administración federal aplica en el estado una política económica “de culto proteccionista”, -populista, vamos-, desde luego, obvio es que ello representa malas noticias para el esperado crecimiento sostenido en materia económica que permita a los quintanarroenses vivir dignamente.

Por ello, la declaración de la secretaria de Finanzas y Planeación sobre el camino que ha de seguir la administración pública estatal para buscar las estrategias que garanticen el seguir creciendo, es una muy esperada y que genera confianza en inversionistas, turistas y en los propios ciudadanos. Quintana Roo se basta a sí mismo, el reto es manejable, habrá que trabajar en armonía para garantizarnos, lo que desde luego podemos: crecer.

Buongiorno.

¿Quiénes te acompañan?

El secreto de los grandes éxitos en la vida de las personas, estriba principalmente en, de quien se hacen rodear durante el trayecto y sobre todo como se trabaja con las personas y sus respectivas cualidades, para alcanzar las metas planteadas.

Si se hace un análisis de la vida de las personas que se consideran exitosas o de las organizaciones que tienen esta característica, se podrá encontrar que para el primer caso, depende mucho de quiénes influyeron en esas personas desde los primeros años de vida, en cuyos casos, la mayoría tuvo padres y familiares que le impulsaron a desarrollar habilidades útiles y le educaron con visión de futuro y valores firmes, entre otros aspectos; en el segundo caso, el éxito se atribuye a las personas que conformaron a la empresa u organización, quienes tuvieron justamente las mismas bases y rodeados de personas con las mismas cualidades que los primeros.

Quiénes te acompañan y las cualidades con las que cuentan, es un factor determinante para los resultados que se han de obtener en los proyectos y metas planteadas a alcanzar en un periodo determinado o en los objetivos establecidos en alguna empresa o institución.

Sin duda alguna, habrá momentos en la vida en los cuales se tendrá la oportunidad y libertad de elección y en esos casos, debería ser muy cuidadoso y selectivo el ser humano, para hacerse acompañar de personas que busquen objetivos en común.

Bibiano Villa nombrado en Tecamac…

Cuando la lógica nos llevaba a la noticia de una orden de aprehensión en su contra, el general Bibiano Villa Castillo, fue nombrado secretario de Seguridad Pública en un municipio del Estado de México, gobernador por Morena, por una mujer que se arrepentirá como de sus peores pecados.

Reproduzco la que su publicó en Quintana Roo, en el Portal Noticaribe, el 18 de abril de 2013, después de mi renuncia como jefa de asesores del susodicho: “… para mí es muy sencillo, si lo que está mal es la realidad, tienes que entender que llega un momento en el que tienes que retirarte, porque no pudiste cambiarla. Si ni siquiera quieren escuchar cuál es la realidad, no quiero ser parte de ella”.

No querer ser parte de una realidad, de corrupción, que no podía cambiar. Por eso, después de haberle renunciado 16 veces al gobernador, me retiré. Dejando claro que había una red de complicidades consentida. Ejemplo, en Cozumel: “… en la isla todos se regodeaban con el narcomenudeo, y cuando empecé a detener taxistas, porque es lo que hay que hacer, ellos venden la droga a los turistas, me lapidaron. Entonces, cómo limpiamos…”.

Y, profética, dije: “El siguiente paso en convertirnos en Ciudad Juárez, en ese Norte del país dominado por criminales”.

Así fue.

Bibiano Villa era utilizado por el gobernador para espiar a sus novias, a su esposa, a sus adversarios políticos como Carlos Joaquín. Eso provocó que le fuesen toleradas sus locuras. Publicada mi declaración: “Villa es un asesino que se regocija en serlo”. Esto en abril de 2013, quiero insistir.

¿Por qué la presidenta municipal de Tecámac, Mariela Gutiérrez, no revisó lo que está escrito, lo que consta en redes sociales, sobre el general Bibiano Villa antes de nombrarlo?

Mi entrevista termina diciendo que el general “se orina en las leyes”.

Antes, en mi libro “Mis Generales”, había escrito sobre Villa en Coahuila, en el gobierno de Humberto Moreira, en cómo se jactaba de decir que “había hecho gusanitos” a quienes detenía.

Lo que nunca ha negado Villa. A su salida de Quintana Roo, cuando era imposible aguantar sus excesos, hasta para el gobernador Borge, asumimos que ahora sí tendría que retirarse. O que habría una orden de aprehensión en su contra, por el desastre que hizo con el presupuesto que recibió. En lugar de esto, ya muy cerca de los ochenta años, vuelve a ponerse el uniforme de policía.

Y lo hace en un municipio conurbado con la Ciudad de México, donde viven más de 500 mil personas.

¿Por qué una mujer, presidenta municipal en el Estado de México, perteneciente a Morena, puede nombrar a alguien así? Y no hablamos de fama pública, no únicamente. ¿Es la mano dura que necesita, desapareciendo a presuntos delincuentes?

Qué inmenso retroceso con este nombramiento.

La impunidad y complicidad que no cesa

Un nuevo y patético acto de impunidad se registró el pasado sábado, ahora encabezado por chafiretes del sindicato de taxistas de Isla Mujeres, “Gustavo Díaz Ordaz”, en contra no sólo de socio-conductores de UBER, sino que ahora han arremetido hasta contra los usuarios, a quienes les “aplicaron un escarmiento” por haberse atrevido a solicitar los servicios de la plataforma digital.

Los hechos se registraron en el hotel Grand Paladium Costa Mujeres, allí, un par de turistas nacionales solicitaron el servicio de dos unidades de UBER. Cuando el personal del hotel les hizo saber a los taxistas del sindicato lo que estaba ocurriendo, es decir, cuando las unidades llegaron a recoger a los turistas, los sindicalizados llegaron en varias unidades, cerraron el paso de los socio-conductores de la plataforma y pretendieron agredirlos.

Los socio-conductores regresaron al interior del hotel; ahí, los turistas hablaron con los empleados para pedirles ayuda. La respuesta fue: “no debieron pedir el servicio de UBER, ahora cancelen el servicio y arréglense con los taxistas del sindicato. Otros socio-conductores fueron alertados de lo que estaba ocurriendo, por lo que llamaron al 911 para solicitar ayuda; la despachadora les dijo que estaba en camino la unidad 6040, pero ésta, nunca llegó.

Los choferes de UBER que acudieron al llamado estaban aprisionados en el interior del hotel, pues era obvio que no los iban a dejar salir y que los estaban esperando para aplicarles un “escarmiento”, ello es una flagrante Privación Ilegal de la libertad y es un delito grave. Los de UBER sólo lograron salir de allí ilesos, gracias a que una unidad de la Policía Militar con número 1665367, sí respondió al llamado y escoltó a los de la plataforma para que lograran salir. Los militares aclararon que quien tendría que responder sería la Policía, pero, debemos insistir, nunca llegaron.

El Código Penal Federal establece en su artículo 366.- “Al que prive de la libertad a otro se le aplicará 1. De quince a cuarenta años de prisión y de quinientos a dos mil días multa si la privación de la libertad se efectúa con el propósito de: b) detener en calidad de rehén a una persona y amenazarla con privarla de la vida o con causarle daño, para que la autoridad o un particular realice o deje de realizar un acto cualquiera o, c) Causar daño o perjuicio a la persona privada de la libertad o a cualquiera otra”. Aún más, en la fracción “II”, el Código es aún más específico respecto de la violencia o que el delito lo cometan dos o más personas.

Pero además, en Quintana Roo, seguimos presas de particulares o asociaciones (sindicales en este caso), quienes se toman atribuciones que no les corresponden, es decir, toman las atribuciones que, en todo caso competen al Instituto del Transporte de Quintana Roo, para detener, amedrentar, amenazar o restringir la circulación de los socios-conductores de UBER y más grave aún, tomar represalias en contra de los usuarios quienes solicitan el servicio a través de la plataforma electrónica.

Este delito, también está considerado en el Código Penal Federal. “Artículo 402.- El que ilegítimamente ejerciere actos propios de una autoridad o funcionario público atribuyéndose carácter oficial, será castigado con la pena de prisión de uno a tres años”.

El hecho es que, dos horas después del llamado que hace un ciudadano, no había llegado la policía, cuando en otros estados como Yucatán, ocupan no más de 20 minutos para atender el llamado, desde luego, la complicidad hace muy tardado el arribo o mejor ni se aparecen, pues estos taxistas están investidos con tal impunidad, que me hace corroborar que no pudieron haber escogido mejor personaje para bautizar a su sindicato, un ex presidente de la República responsable de una de las matanzas más infames de la historia Universal, la del 2 de octubre de 1968 en la Plaza de las Tres Culturas de Tlatelolco.

Los turistas, a quienes se les escucha hablar en el video que está registrado https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=2717051691640935&id=100000083933235, tuvieron que cancelar su visita a Plaza las Américas, debido a que los chafiretes la tomaron contra ellos y pretendieron hacerles pagar dos o tres veces el monto que regularmente cobran por haber hecho uso de la plataforma digital.

Quintana Roo es la única entidad donde los taxistas “son la ley” y delinquen a placer, es este un tema que no hemos logrado regular y del que padecemos ciudadanos y hasta los visitantes. Si como sociedad somos capaces de soportar estos excesos, debiéramos preguntarnos si estamos dispuestos a que los turistas padezcan por estos “numeritos”, del todo patéticos que hoy por hoy nos caracterizan.

Buongiorno.

¿Cómo se jugará el juego?

Desaceleración, tasas de interés y distorsión de los precios de los activos, deuda, deflación, despoblación, depresión, incumplimiento.

Algunas personas me han preguntado cómo funcionará el escenario demográfico para la población actual, y cuáles son los efectos en la economía, las finanzas, la política y el medio ambiente. Para darle el trasfondo de mi idea, desarrollaré el concepto de stock en relación con el flujo. El mundo gira en torno a la cuestión del crecimiento; mes tras mes, trimestre tras trimestre y año tras año.

En un mundo de 7.8 mil millones de personas, desde una perspectiva de crecimiento, todo lo que importa es el crecimiento anual de personas, la economía y los activos financieros. Por supuesto, me centraré en el punto clave, el crecimiento de la población, de acuerdo con las perspectivas de la población mundial de la ONU de 2019.

De 1950 a 1988, el crecimiento total de la población mundial de un año al siguiente se aceleró de +48 millones / año a +93 millones / año.

Pero desde 1988, el crecimiento de la población total mundial de un año al siguiente se ha desacelerado, aumentando solo 81 millones por año en 2019, 12 millones menos que el pico alcanzado en 1988. Pero el mundo se caracteriza por fuertes desigualdades entre “los que tienen” y “los que no tienen”. El Banco Mundial tiene la amabilidad de clasificar a las naciones del mundo en cuatro categorías, de acuerdo con el ingreso nacional bruto per cápita (por habitantes) en todo el mundo.

Los países de altos ingresos oscilan entre $84 mil y $12 mil per cápita, los países de ingresos medios altos tienen $12 mil a $4 mil per cápita, los países de ingresos medios bajos $ 4 mil a $ 1 mil y los países de bajos ingresos tienen bajos ingresos.

Ingreso de menos de $ 1 mil per cápita. Para simplificar lo que está sucediendo, he agrupado a la población menor de 65 años en países de ingresos altos y medios altos, ya que estos países representan el 90 por ciento del ingreso global, el ahorro y el acceso a crédito.

Consumen el 90 por cieto de la energía y compran el 90 por ciento de las exportaciones mundiales. Son el motor de la actividad económica mundial. Del mismo modo, reagrupo a la población menor de 65 años de los países pobres.

El hecho es que, el crecimiento de la población menor de 65 años en el mundo está a punto de terminar y que, el final del crecimiento es el comienzo de una disminución secular que debería ser la culminación de esta evolución.

La falta de transferencia efectiva de riqueza de los ricos a los pobres es ahora un gran problema. El colapso en el número de consumidores y el aumento en los activos totales son inminentes.

Lo sorprendente es que la ONU espera que aumenten las tasas de fecundidad en América del Norte y Europa, ya que ambas continúan cayendo en picada a niveles históricamente más bajos desde 2007.

Por lo tanto, con las tasas de fecundidad cayendo en picada y una disminución de la población en edad fértil en los países consumidores desde 2007, con un nivel de confianza muy bajo, es seguro que el crecimiento no volverá pronto.

Se espera que la población mundial alcance su máximo punto mucho antes y de manera más dramática que la fecha actual de las Naciones Unidas de 2100. Se proyecta que la población mundial de 7 mil 800 millones alcanzará los 8 mil 600 millones en 2030, los 9 mil 800 millones en 2050 y los 11 mil 200 millones en 2100, según un nuevo informe de las Naciones Unidas.

Han entendido ustedes todo el problema, todos los problemas están ahí ante nuestros ojos. Mao Zedong, el antiguo presidente de la república popular de China daba esta definición del el hombre: “El hombre es dos manos para trabajar una boca para comer”.
Mi pregunta es la siguiente: ¿Qué pasará cuando no habrá más para comer?

Llama traidores a Morenos

Al acusar de traidores a sus correligionarios, Paula Pech, Alberto Batún y Linda Cobos, por reunirse con integrantes de partidos opositores; diseñar la traición al pueblo y a la Cuarta Transformación, Reyna Durán Ovando, de Morena, calificó de vulgares, ambiciosos y mezquinos a sus homólogos que sólo por beneficios personales, dieron la espalda al pueblo a pesar de que juraron defenderlo a cambio de nada.

Visiblemente consternada, la joven legisladora sostuvo que dan pena sus compañeros de fórmula, toda vez que prefirieron permanecer en la búsqueda de satisfactores personales antes que el beneficio que pueden legar a los ciudadanos quintanarroenses.

De ahí que el proceso de selección e integración de las comisiones de trabajo en la XVI Legislatura, mostró el divisionismo que prevalece al interior de la fracción parlamentaria de Morena y las graves diferencias con sus aliados del Partido del Trabajo (PT) y Verde Ecologista de México (PVEM) al obtener el grupo representativo de la dirigente nacional, Yeidckol Polevnsky (Citlalli Ibáñez Camacho) con las de mayor representatividad y quedar relegados los de la senadora Marybel Villegas Canché.

Con una votación por mayoría y los votos en contra de los diputados Edgar Gasca Arceo, Luis Fernando Chávez Zepeda, Euterpe Gutiérrez Valasis, Reyna Durán Ovando, María Fernanda Trejo Quijano y Erika Castillo Acosta, los diputados del PT; Hernán Villatoro Barrios, quedó al frente de la Comisión de Puntos Constitucionales y Roberto Erales, en la Comisión de Puntos Legislativos y Técnica Parlamentaria.

A Lily Campos Miranda, del PAN, le fue otorgada la presidencia de la Comisión de Justicia; José de la Peña, Comisión de Hacienda, Presupuesto y Cuenta y a Alberto Batún -identificado con el grupo de la presidenta municipal Mara Lezama– de la Comisión de Asuntos municipales.

Las referidas comisiones conformaban las de mayor importancia en la ya desaparecida Gran Comisión, figura jurídica que estuvo vigente hasta la pasada legislatura.

Otras comisiones fueron encargadas al diputado Carlos Hernández Blanco, del PRI, que quedó como presidente de la Comisión de Turismo; Paula Pech de Morena, Comisión de Movilidad; Gustavo Miranda García, del PVEM, de la Comisión de Seguridad Pública y Protección Civil y Eduardo Martínez Arcila, del PAN, en la Comisión Anticorrupción, Participación Ciudadana y Órganos Autónomos.

El favorito de la senadora Marybel Villegas Canché, el vergonzante ex del PRI, Edgar Gasca Arceo, fue nombrado coordinador de la bancada de Morena así como presidente de la Comisión de Trabajo y Previsión Social.

Antes de la votación y al hacer uso de la palabra, Reyna Durán Ovando, cuestionó la distribución de las comisiones y afirmó que fueron cedidas a los partidos que afectaron a los intereses del estado y “quien pierde es el pueblo de Quintana Roo porque algunos diputados no se pueden llamar representantes del pueblo cuando traicionan a este”.

¿Y las dignas esposas ladronas?

La indignación de feministas y anexos porque el señor Mireles se atrevió a llamar, coloquialmente, “nalguitas” a las mujeres que buscan ser colocadas en el trabajo por sus relaciones muy personales, se convierte en silencio cómplice frente a las elegantes, dignas esposas de gobernadores que en los hechos son unas ladronas.

Grupo que encabeza, de sobra, la esposa de Javier Duarte que, después de robar y ordenar robar, de usufructuar el erario, vive como vecina de la Reina Isabel en Londres.

En Tabasco se anunció una auditoria a Martha Lilia López Aguilera, esposa del entonces gobernador Arturo Núñez, que abarca únicamente el último año del presupuesto del DIF cuando debiera abarcar los seis años en que hizo y deshizo a sus anchas, desde los nombramientos importantes, hasta palomear compras, pasando por la exigencia de que le llamasen “señora gobernadora”.

Bajo el membrete de “labor social” las sufridas esposas de gobernadores, que en la intimidad sufren todo tipo de agravios y humillaciones, son presidentas honorarias de una institución que recibe un presupuesto oficial.  A veces se conforman con utilizar este presupuesto. 

Otras no.

Una simple mirada a la cuenta de Twitter de la esposa del gobernador de Oaxaca, la señora Murat, demuestra que en todo momento se asume como parte de ese gobierno, sin tener puesto ni responsabilidad legal.  

La misma señora Murat que compró departamentos en Nueva York y Miami sin recibir ningún ingreso ni pagar impuestos en nuestro país.

A cada momento doña Ivette anuncia su poder: “En la 8ª Audiencia Pública en Miahuatlán de Porfirio Díaz, el Gdor. Alejandro Murat, titulares del Gabinete legal y ampliado y yo, les esperamos para atenderles”. 

Publicó el martes 10 de septiembre.

¿En calidad de qué, si no es funcionaria pública, si no tiene nombramiento, si no recibe un sueldo, debe o puede “atender” a los ciudadanos?  Lo peor, es la comodidad en que estas mujeres se instalan en el servicio público sin ningún freno, sin ninguna legislación que las limite porque su puesto es “honorario”.

Y así hay muchas.  

En mi libro “Sí Merezco Abundancia” abundan los ejemplos que magnifican la impunidad de que gozan.

Si existe voluntad de destapar la cloaca en Tabasco, la auditoría a la “señora gobernadora” puede ser un primer paso. Lo importante sería una iniciativa de ley que ponga freno a la impunidad de las “primeras damas”. 

Que diga claramente cuál es su papel legal, si puede o no utilizar vehículos oficiales, si puede o no actuar como funcionaria, si puede o no manejar el presupuesto del DIF sin dar cuentas.
No necesitamos ladronas en las casas de gobierno.  

Y esto tiene que pasar por la ley, no ser una decisión personal de cada una de ellas.

Decir o dejar de expresarse en público como lo hace el doctor Mireles no hace daño a ninguno. Comprar casas en Miami, departamentos de lujo en Nueva York como hizo la señora Murat, ostentarse como “cogobernadora” de Oaxaca, sí.

Hasta que da una Chanito

Yo siempre he criticado a José Luis “Chanito Toledo Medina; lo he hecho de manera profesional. Cuando se inscribió como candidato a la alcaldía de Benito Juárez, lo titulé “Chanito engaña al INE”; luego demostramos que había entregado un acta de residencia falsa.

En fin, un tramposo, al mayor estilo de su ex padrino.

Sin embargo, debo admitir que, en esta ocasión, su manejo en el congreso, ante la ilegalidad morenista, ha sido el correcto, al defender la legalidad.

El ahora diputado encabezó una “clausura” simbólica del congreso y eso se lo aplaudo.

Aunque seguiré siendo crítico de su trayectoria, debe decirse que en esta ocasión pisotearon sus derechos congresistas y, peor aún, fue objeto de un abuso y una falta de respeto por parte de Gustavo Miranda, otro “chamaco verde”, quien encabezó “la otra vergüenza de Morena en el país”.

“Chanito” tenía derecho a ser escuchado, tenía derecho a debatir, o ¿Que no es eso lo que hacen los congresistas? Miranda lo dejó parado en tribuna, con el micrófono apagado, como si no existiera.

Apuesto que a Chanito le pasó por la mente ponerle una buena trompada a Miranda, pero José Luis si algo ha aprendido, son tablas políticas.

Creo que por primera vez en toda su trayectoria me sentí un poco representado por él.

¿Cuantas veces los ciudadanos tenemos que aferrarnos como “Chanito” a la tribuna para ser escuchados ante los oídos sordos de la autoridad?

Gustavo Miranda le debe una disculpa a él y, sobre todo, a los quintanarroenses.

El Congreso no es su casa; se comportó como un “dictadorcillo verde”, se mareó en la silla y se sintió no sé qué.

Debería entender que rinde un servicio a la ciudadanía; no es patrón, no es su empresa, y ahí no se hace lo que él diga, sino lo que la ley mande; el pueblo le confirió una responsabilidad, y bien remunerada, además.

El reto más grande de Gustavo “El Verde” Miranda será comportarse como un servidor público, ya veremos si lo logra.

“Son una vergüenza”, dijo AMLO; Porfirio mejor les mentó la madre

Este tema del asalto a la Cámara de Diputados del estado de Quintana Roo, muy a pesar de lo incómodo que fue ver a una “senadora de la República”, envilecerse y llegar a extremos de –disculpe usted la analogía-, “vieja verdulera”, reclamando un absurdo, si lo analiza usted a fondo, no deja de ser una enorme pieza de humor; negro claro, pero si no fuera tan absurdo y divertido al punto del ‘pastelazo’, la realidad efectivamente podría ponernos a llorar.

Un Congreso con mayoría morenista, ¡un Poder Legislativo moreno!, resulta que hace entrar a sus huestes porriles a hacer un escándalo más vil que los panchos del “Mosh” en Ciudad Universitaria, pero ¡¿para qué!?, ¿para garantizar que se violentara la ley orgánica del Poder Legisaltivo?, ¡pero si sólo bastaba con mayoritearlo carajo!, ¿para qué tantos panchos?

Este asunto de habilitar una ley orgánica de 1995 para cancelar la desaparición de la Gran Comisión y dejar a un delincuente como Edgar Humberto Gasca Arceo al frente de la Cámara, es exactamente lo mismo que en su momento hiciera el panista Lorenzo Martínez Arcila y sabemos para qué y por analogía, lo que nos resta por deducir, es que los morenos no quieren que ahora nadie les estorbe para poderse robar el dinero de la ciudadanía y para ello ocuparon de “la banda madreadora” encabezada, ni más ni menos, que por una senadora.

Desde luego, la intención de ella, es la misma desde hace 2 años, ser la próxima gobernadora del estado, pero ese es un tema que se resuelve fácil; denuncia por actos anticipados de campaña.

Aun con todo, se supone que no cuentan con el respaldo de Andrés Manuel, que les dijo a los morenos que pretenden el absolutismo, “son una vergüenza” y hasta el vocero de la presidencia de la República, Jesús Ramírez Cuevas se los espetó: “Somos demócratas convencidos. Ni en los estados ni en los congresos debe modificarse la ley en beneficio de ningún interés político o de grupo. El @GobiernoMX velará porque la ley se respete en función del interés público de los mexicanos. Somos demócratas convencidos. Ni en los estados ni en los congresos debe modificarse la ley en beneficio de ningún interés político o de grupo.”

Y por su cuenta, el grande, el congruente Porfirio Muñoz Ledo, mejor renunció y con el micrófono aún abierto durante la sesión en la Cámara de Diputados federal, les mentó la madre; no lo estoy inventando, allí está el video; hasta Proceso lo publicó.

Es el tiempo de hacer las denuncias del caso; es tiempo de espetarle en la cara al tal Gasca Arceo sus realidades: el seis de Julio del 2016 él mismo aprobó el “Paquete de Impunidad” o “el robo del siglo” al ex gobernador Roberto Borge Angulo; en detrimento de las finanzas públicas estatales del orden de más de 30 mil millones de pesos.

Lo demás es sólo ruido, habrá que exigirle a AMLO que cumpla su amenaza de abandonar su propio partido político en beneficio de la ciudadanía, a ver si así aleja a tanto priista del poder porque, por lo menos en Quintana Roo, a quien empoderan es a Borge y su cómplice, Félix González.

Buongiorno.

¿A quién se le ocurre sembrar en el mar? Los tres años de gobierno de Carlos Joaquín…

Quintana Roo tiene una galería de gobernadores, en sus pocos años de vida política como Estado, más que singular.  Cada uno, con sus características, respondió o dejó de responder a su tiempo.  A una realidad cambiante que igual los apabulló que los dotó de fama pública aterradora.

A Carlos Joaquín, lo he escrito antes, le toco bailar no solamente con la más fea de la fiesta, sino en una escenografía devastada mientras llegaban hordas a tocar las puertas.

Va a gobernar la segunda mitad de su sexenio frente a un Congreso que se parece al mercado del templo que relatase la Biblia.  Donde lo que prevalece es la ambición, la incapacidad y el interés personal.

Y lo hará, se puede apostar en ese sentido, de manera muy tersa.  Porque en eso se especializa Carlos.  En navegar las aguas más movidas con asombrosa suavidad, sin perder el control, sin bandazos.  Y, sobre todo, sin enojarse.

Su paciencia se ha fortalecido en estos años.  Le ha correspondido gobernar en tiempos de un cambio apabullante en el país, sobre todo en el gobierno, y no ha caído en la trampa de envolverse con la bandera de la oposición a priori,

Para Quintana Roo sería suficiente, en este calendario convulso, con la impecabilidad.  Con el estilo “aterciopelado” que parece no parpadear mientras citan a declarar a Félix González, o Borge sigue en prisión.  Al tiempo que la senadora Marybel Villegas se instala en una tramoya de lucha libre futurista.  Y Carlos Joaquín sigue sin caer en la trampa.  Que, insisto, sería más que suficiente para valorar su gobierno.

A eso agréguese la infinita batalla contra el sargazo.  Pesadilla sin límite.

Yo, primera persona del singular, me quedo con uno de los más recientes actos de su gobierno que lo llevaron a sembrar corales.  Sí, a sembrar en el mar. Porque es la gran diferencia con sus antecesores que se sirvieron de las riquezas naturales del Estado.  Carlos Joaquín tiene la inmensa humildad de ver la realidad y, sobre todo, de hacer algo para enmendar los errores que han destrozado los corales, la naturaleza profunda del mar.

Por eso la Ley que impulso contra el uso de plásticos.

Si todos siguiésemos ese ejemplo, limpiásemos el mar, revirtiésemos en cualquier medida el daño, sembrásemos flores en el mar… la realidad sería mejor.

Y eso, hacer que la realidad sea un poquito mejor en Quintana Roo, es lo que mejor sintetiza estos tres años de su gobierno.

La sesión del congreso de ayer me recordó a la primera sesión de Cabildo en Solidaridad

A gritos, empujones y sombrerazos se instaló la mesa directiva del Congreso del estado de la nueva legislatura.

Con un tufo a ilegalidad se instaló la mesa  y ahora pretenden nuevamente imponer la polémica Gran Comisión, escudados en una ley de 1995. Los congresistas morenistas y aliados aplicaron en “mayoritazo” e hicieron lo que quisieron.

No podían faltar en este desorden, las estrategias “porristas” de la Senadora Marybel Villegas que ya rayan en lo vulgar.

Lo que empieza mal termina mal, a cuenta de esto, recuerdo la primera sesión de Cabildo de la alcaldesa Laura Beristain, en el municipio de Solidaridad, donde hasta apagaron la luz del teatro municipal para tumbar la sesión. Hoy dicho municipio se desarrolla en un ambiente de desorden y está envuelto en enormes escándalos de corrupción, como el tema de la concesión de la basura, entre muchos otros.

La entrada de rebote de diputado Edgar Gasca, flamante Borgista y cobijado por la también ilustre Felixista-Borgista  Senadora Marybel Villegas, debe prender las alertas del todos los quintanarroenses ya que en las pasadas administraciones fueron grandes alacahuetes de  actos de corrupción e impunidad , mismos que hoy ellos mismos abominan, solo recordemos el caso de Aguakan  y la aprobación de la cuenta pública de Roberto Borge que ellos mismo avalaron.

Huracán, el ‘Corazón del Cielo’ visto con los ojos de la ignorancia

Huracán (Hurakan), es una palabra cuya etimología proviene del Maya Quiché, una de las muchas lenguas del maya que se habla en regiones de Guatemala. Significa Corazón del Cielo y está relacionado al más grande los dioses: la tormenta. La interacción de los elementos naturales dan origen al más grande y poderoso de los “fenómenos naturales”, el gigante que convoca al trueno, al rayo, a la lluvia, a los vientos; un soplo purificante que arrasa con todo a su paso para que, con la muerte de lo viejo, renazca la vida. Interacción de temperaturas diversas en el aire y en el agua, la energía más poderosa desatada en un solo evento.

Los mayas, en su infinita sabiduría, respetuosos del entorno, integrados a la comunidad biológica, veneraron a cada ciclón, cada tormenta, pero respetaron también a los manglares, al agua a todos los seres vivos con los que convivieron y lo siguen haciendo; claro, ahora con una fuerte carga enajenante de la cultura occidental, pero aún tratando de sobrevivir.

Hoy, el hombre antropocéntrico, egoísta, el que se siente dios, el mismo que considera que “los recursos naturales están allí para prestar un servicio a la humanidad…” Ese ser que se aleja cada vez más de la lógica de su hábitat, ha logrado lo impensable, desde un planteamiento lógico, uno que entienda que la humanidad representa apenas unos cuantos segundos en la vida del planeta Tierra; transformar el hábitat para lograr su propia extinción.

Así tenemos por ejemplo que, el presidente norteamericano, Donald Trump, el tipo más aberrante e ignorante que haya encabezado la administración pública del país más poderoso y en decandencia, se ha atrevido a considerar la posibilidad de “desviar” la trayectoria de los huracanes con el uso de bombas atómicas.

Los huracanes que se han gestado en los últimos años, desde luego que han sido cada vez más poderosos; desde la perspectiva humana, desproporcionados. Por ejemplo, el más reciente, Dorian, llegó a rebasar el límite de la escala “Safir Simpson” que sólo llega hasta el 5.

Vientos sostenido de 300 kilómetros por hora y un desplazamiento mortalmente lento, se dirige hacia las costas de Estados Unidos. Cada vez más al norte, cada vez más poderosos; los huracanes nos deberían hacer reflexionar sobre lo frágiles e ignorantes que somos.

Este es apenas el primero más peligroso de la actual temporada de huracanes; habrá que esperar, apenas iniciamos y ya hay dos en ciernes; los “dados a los que no juega Dios”, desde la perspectiva del científico y humanista Albert Einstein, es una mezcla de circunstancias que hoy suman factores como el Calentamiento Global, la contaminación y miles de factores adicionales que representan la mayor de las posibilidades de hacer desaparecer a la raza humana de la faz de la Tierra.

No se preocupe usted gentil lector porque el planeta vaya a sucumbir; sobrevivió a los dinosaurios y deshacerse de quien le estorba o daña, es tan simple como que a un cuerpo sano, atacado por virus o bacterias, sencillamente aumente la temperatura hasta aniquilarlos.

Preocupaos por los ignorantes y antropocéntricos humanos; los que llegamos a creer que somos el centro de “La Creación”, los “Hijos Favoritos de Dios”; tan sólo piense: en un planeta que tiene 4 mil 600 millones de años, ¿qué tanto le puede representar un ser tan frívolo, ignorante y egoísta que apenas cumple unos 100 mil años?

O cambiamos, o nos vamos.

LA NECEDAD DE VIOLAR LA LEY

En otros temas, continúa la lucha intestina por no permitir que la plataforma electrónica de servicio de conductores UBER, aún pasando por alto el hecho de que un juez federal ha determinado proteger el derecho de los socios-conductores a trabajar. Es decir, a pesar de que cuentan con un amparo; pero los excesos de la autoridad local, ha determinado que, no obstante nada, no permitirán que esos socios-conductores hagan su trabajo.

El asunto es que se acumulan las violaciones a las garantías individuales, ahora llamados “derechos humanos”, debido a que, la actividad que realizan, contraviene a la actitud monopólica de quienes detentan las concesiones que otorga el estado para realizar el servicio de taxi.

Pero además, se sigue favoreciendo la impunidad de la delincuencia organizada que hoy por hoy mantiene el poder y control de los propios sindicatos taxistas del estado.

Muy caro le va a salir a la autoridad estatal y a las municipales haber apostado por estos pseudo-dirigentes que siguen trabajando a las órdenes de sujetoides tan detestables como Roberto Borge Angulo, Félix González Canto o el propio Joaquín Hendricks Díaz, personas que se empoderaron en el predominio de la corrupción y el absolutismo en el ejercicio del poder, el cual no soltarán hasta en tanto no se haga justicia a los quintanarroenses a quienes la autoridad debe desagraviar, pues tan sólo con la impagable deuda pública que dejaron nos han perjudicado, a algunos por lo que nos resta de vida y a otras generaciones a quienes también se esclavizará.

Lo que no debemos perder de vista, es que con estas impagables deudas, mientras los ciudadanos nos quedamos con compromisos que no adquirimos, estos tipejos se han hecho multimillonarios.

Reflexione, lo invito.

Ciao.

Venir de un pueblo… y buscar el bienestar del alma

El primer Informe Presidencial, definitivo, es un resumen del cambio. Del que ya se hizo. Del que ya comenzó a hacerse. Del cambio que vamos a seguir viviendo.

Es, también un discurso que ratifica lo que es, lo que dice y, sobre todo lo que hace en el gobierno López Obrador.

Como síntesis de su “sentimiento”, un hombre que toca madera sin ruborizarse, el “buen viento” al que se refirió.

El lenguaje presidencial resume el cambio de una manera extrema. Casi tan fuerte como la incapacidad de comprensión de sus palabras que sufren algunos sectores sociales. No se trata, no únicamente, del ejercicio cotidiano de lapidación, a priori, de todo aquello que dice, intencional.

¿Por qué no pueden entender lo que dice López Obrador unos grupos sociales y otros no hacen sino festejarlo, incluso entronizarlo?

Porque la diferencia está en tener o no un pueblo en el pasado, en el presente. Y si me apuran una formación religiosa fuerte, donde existe una diferencia enorme entre el bien y el mal.

Quien haya nacido, vivido en un pueblo, uno de los muchos miles de pueblos que todavía perviven en nuestro país, sabe perfectamente de qué habla y para qué habla López Obrador.

Cuando se refirió a que una enfermera, un médico debieron conseguir el medicamente de una niña enferma de cáncer, si en eso le iba la vida, así fuese viajando a otro país, el Presidente se instaló en una realidad pueblerina donde el médico hace, siempre, todo lo que está en sus manos para curar a sus pacientes.

Son otros valores. Otro modo de vida. Donde existe una profunda, visible línea divisoria entre lo legal y lo ilegal, donde las familias viven en carencias, pero con principios, donde a ninguno se le ocurre robar ni matar. Esa vida de pueblo que los citadinos no saben que existe está, siempre, presente en el discurso de López Obrador.

Por eso puede decir, sin ruborizarse, que hay que “moralizar” a la sociedad, o de la falsedad de aquellos seducidos por “falsos brillos”. También hablar de la felicidad como tema de gobierno.

Todo esto corresponde a su realidad. A lo que quiere para el país. Por eso habla de que se “porten bien”, de que ninguno robe, de ayudarse los unos a los otros, por eso, sobre todo, la divulgación de la “Cartilla Moral”.

Así se vivía en Tabasco hace cincuenta o más años, en una comunidad fraterna, con las puertas y ventanas de las casas abiertas, conociendo a todos, con la mirada ingenua puesta en la Feria anual, estudiando, trabajando, sin grandes ambiciones, aplaudiendo que pavimentaran la calle.

Ese es el pueblo que trae a cuestas. El pueblo bueno qué estará presente en todos sus discursos. Y cuya irrupción en la realidad política mexicana, así sea solamente en palabras, es el mayor cambio que hemos vivido.

Si no tenemos presente esta realidad no podremos comprender al presidente que tiene aprobación de setenta por ciento de los mexicanos.

SIN GAFETE

MAÑANERA 1

La escenografía era para festejar.  Cifras, de las que no le gustan, que se traducían a una mayor cantidad de pensión para los aportadores a sus afores.  Explicación técnica difícil de entender porque Arturo Herrera, el secretario de Hacienda, habla con una voz bajita y tan aguda que necesita traductor.  Invitados de palo, vestidos formalmente, mudos como tragarse una escoba, en primera fila para enojo de los reporteros que llegamos a las 5.30 am a formarse para alcanzar lugar en ese espacio.

Es decir, para permanecer más de una hora parados en la calle de Moneda. O sea, levantarse a las 3.45 de la madrugada para medio recomponerse, regaderazo de por medio.

Y los ejecutivos de quién sabe qué historia apoltronándose en los lugares deseados, en esa plataforma para escuchar y, aspiración periodística permanente, preguntar.

El dueño de los números, chaparrito e ininteligible hablaba de un grupo de privilegiados, que dentro de veinte o treinta años tendrán unos pesos más en su retiro.  Futuro que no comparte el presidente.

Porque nuestra generación, la de nacidos de 1950 a 1954, más menos, no conoció la palabra afore.  Y muy pocos, no los meseros, no López Obrador, no una periodista “independiente”, no trabajadores del campo, no ingenieros o médicos, pueden hablar de haber tenido, ahora sí pasado, un solo empleador que los hubiera dado de alta en el IMSS.

Por lo que ni siquiera la paupérrima pensión de trabajador podemos recibir. Como López Obrador. Y peor, no hubo respuestas satisfactorias sobre la enmienda de nuestra pobre realidad. Herrera aceptó que el estado está en deuda con una generación trabajadora que lleva más de 45 años en la joda diaria. Y que debemos seguir chambeando por aquello del recibo de la luz y demás. Después nos felicitaría, a mí y a él, los únicos de edad presentes, por el día del adulto mayor.

MAÑANERA 2

Llegó tarde el entrevistado.  Y me eligió para la primera pregunta.  Que uno debe tener, por si sí, en la punta de la lengua, padeciendo el síndrome de abstinencia de café.  Mi pregunta era buena: ¿Cuál considera que haya sido el mayor impedimento que encontró, en estos meses de gobierno, para impedirle gobernar como se le había planteado en tantos años de candidato?  Sin referirse a la corrupción o al mugrero que encontró…

Y como López Obrador es el maestro de la comunicación, el mejor experto en decir siempre lo que quiere decir, tomó un camino transversal para aceptar que lo más le preocupa, y ocupa, es la inseguridad.  A partir de ahí, dio una catedra sobre lo que él considera, los graves problemas inherentes a esto, que tienen que ver con la descomposición familiar, con el olvido oficial de los jóvenes, con la llamada torpeza de Felipe Calderón para iniciar una guerra…

Conclusión, que expresé en voz alta, Con la realidad hemos topado…

Luego insistió en que él es diferente. Imposible contradecirlo. Diferente y sin posibilidad de retirarse con una pensión medianamente digna…

Al alza las finanzas de Quintana Roo

El desastre financiero que heredó el gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González de la administración, Roberto Borge Angulo, -bandera de los agoreros del fracaso y enemigos naturales del actual régimen- han ido subsanándose en los 3 primeros años de su régimen, gracias a las decisiones oportunas y realistas del propio mandatario y de sus más cercanos operadores, y es que la recomposición de un esquema quebrado técnicamente por causas imputables a Borge y a su otrora titular de Finanzas y Planeación, Juan Pablo Guillermo Molina, -un pillo de siete suelas- ha sido de un remar cotidiano, porque dejaron a la entidad con un déficit presupuestario de más de 3 mil millones de pesos.

Sin embargo, a partir de que Joaquín González tomó posesión el 25 de septiembre del 2016, se lanzó a la tarea de rescatar a Quintana Roo a un puerto seguro, donde la viabilidad financiera tenía que ser el común denominador y debería significar el parteaguas de la nueva historia económica de la entidad.

Es cierto, la tarea del rescate ha sido ardua y nada fácil, máxime que Borge y su camarilla de bandidos se dedicaron a saquear al estado con abusos y excesos delineados –aunque lo niegue el propio ex gobernador- quien aprobaba todo lo que fuera benéfico para sus cuentas personales sin importarle que se dejara de pagar a decenas de proveedores.

Con esos antecedentes, ni el mago Mandrake podría “cirujear” los auténticos boquetes que dejó el borgismo en los 5 años y 5 meses de desgobierno y corrupción que lo caracterizó.

No debe dudarse que al término del gobierno joaquinista se notará la manufactura de su fuerte influencia en las finanzas estatales. Y cuando Quintana Roo vuelva a tomar su paso sostenido y equilibrado, la ciudadanía volteará para agradecerle esa experiencia y estabilidad que los enemigos y neófitos del sistema, pretenden banalmente escatimar.

La complicidad oficial, tragedia nacional

Escuche mientras lee: “El Delfín Azul”, composición de Stephen Schlaks de 1976. Esta era una de las piezas más reproducidas por estaciones de radio como Radio 13, Radio Mundo o 620 en la Ciudad de México.

Otro artero, despiadado, inhumano y ESTÚPIDO atentado hemos tenido que soportar los mexicanos de manos de un grupo de Niardentales, pseudohumanos, basura, escoria… pero desde luego, la culpa no la tiene el imbécil, sino quien se prostituye desde el poder para hacerles impunes. Coatzacoalcos, el escenario. Un club nocturno, las 10 de la noche y con la clara, evidente intención de generar terror, un grupo de enajenados imbéciles incendian el lugar y le causan la muerte a 28 personas.

Una muerte extremadamente cruel por dolorosa; la incineración.

Algunos medios de comunicación comparan el hecho con el registrado el 25 de agosto de 2011 en la ciudad de Monterrey donde otro grupo de delincuentes asesinaron a 52 personas, en el Casino Royale.

Pero nos falta memoria; Cancún ya ha padecido los horrores de ataques incendiarios; el 31 de agosto de 2010, integrantes de un cártel encerraron a los empleados del bar “Castillo del Mar” y con bombas Molotov, prendieron fuego, lo que resultó en la muerte de 8 personas, 6 de ellas mujeres, pero el caso quedó impune porque, al igual que en Coatzacoalcos, la entonces Procuraduría General del Estado, actuó como cómplice de los autores materiales e intelectuales de los hechos; en el caso de Coatzacoalcos, es la ahora Fiscalía estatal la que ha dejado libre a un espécimen denominado “La Loca”, un delincuente que, gracias a la complicidad del staff de la FGE del estado de Veracruz, mantiene asolados a los ciudadanos, principalmente a dueños de negocios a quienes extorsiona a su antojo, con la complicidad y hasta protección de las autoridades.

¿Qué sigue?, ¿que la tal loca defeque sobre sus víctimas en público y luego se limpie con los billetes que va a entregar a los ansiosos funcionarios públicos que esperan su “mochada”? En verdad, ¿hace falta llegar a estos extremos con tal de tener dinero mal habido?, ¿es tal la adicción?

Pero resulta que también esos funcionarios siguen gozando de impunidad: ministerios públicos, jueces, fiscales, policías de todos los niveles, metidos hasta el cuello en tanta inmundicia, pero los seguimos conservando libres y hasta nos referimos a ellos con respeto.

Sobre todo en Quintana Roo; cuánta impunidad han fomentado seres tan despreciables como el anterior fiscal, Miguel Ángel Pech Cen, jueces, ministeriales. Dicho sea de paso; en lo relativo al caso del Castillo del Mar, quien ha quedado impune, no obstante haber sido un cínico cómplice: Francisco Alor Quezada, para entonces, procurador del estado.

Buongiorno.

La maraña criminal de Castillejos…

Las relaciones peligrosas de Humberto Castillejos, el gran “consiglieri” de Los Pinos, se hicieron presentes ante la acusación de Santiago Nieto de encabezar una banda criminal que, a través de despachos de abogados, regresaba dinero, mucho dinero, a criminales. Que les devolvía sus cuentas bancarias incautadas.

¿Pudo hacerlo? Eso, más, mucho más pudo haber hecho Castillejos.

El poder hace sentir invulnerable a quien lo detenta. Le nubla la realidad, le borra las líneas divisorias entre lo correcto y lo que se puede hacer.  Y vaya que Humberto Castillejos fue poderoso el sexenio pasado, cuando tuvo a su cargo la “vicepresidencia” política.

La historia de Castillejos está inmersa en un mundo donde no existen parámetros morales, desde el padre asesinado a las puertas de un despacho donde igual defendía a los hijos de Martha Sahagún de Fox que a criminales, o a Genaro García Luna acusado por Gertz Manero; hasta su cuñado Luis Cárdenas Palomino tan cuestionado en su paso por la policía federal, junto con Igor Labastida y Edgar Eusebio Millán, cuyas “actividades” provocaron acusaciones y señalamientos que nunca terminaron de probarse, como su participación en el asesinato de Enrique Salinas de Gortari.

La carrera de Humberto Castillejos, acusado de ser el responsable de devolver dinero a criminales, comenzó en la PGR con el general Rafael Macedo de la Concha, que tenía una cercana relación con su padre. Pasó por los tiempos de Medina Mora en esa institución y se vinculó a Enrique Peña Nieto desde el gobierno del Estado de México.   Su primo Alfredo Castillo, con Alberto Bazbaz, a quien él llevó al cargo de procurador del Estado de México, protagonizaron el escándalo de Paulette, aquella niña cuyo cadáver no pudieron encontrar en su propia cama.

Alberto Babaz, otro consentido de Peña Nieto, fue titular de la Unidad de Inteligencia Financiera. Responsable de quitar el “congelamiento” las  722 cuentas de criminales el último semestre del sexenio pasado. En sus oficinas, al irse al CISEN en 2018, quedaron incondicionales de ambos, bajo el mando de Mauricio Moreno.

Según Santiago Nieto lo que se investiga es la información de que “… Humberto Castillejos operaba todo desde una serie de despachos… donde contactaban a la gente que estaba bloqueada”.

¿Qué pudo hacer Castillejos desde su gran poder en Los Pinos?  Todo, mucho, lo que la imaginación nos diga. Peña jugaba Golf  mientras él operaba en todos los ámbitos. Llegar a este personaje va mucho más lejos que la acusación de una complicidad delictiva, cuando ya había renunciado a su nombramiento oficial.

¿Castillejos puede llevar hasta Peña Nieto?  Llegar a Humberto Castillejos significa penetrar un mundo de oscuras alianzas donde no existe diferencia entre criminales y funcionarios públicos. Peña puede haberse enterado o no, pero sucedió, comenzó a su lado, en su propia casa. Él creó al monstruo.

¿Se atreverán a tocar todos los intereses, tantos años en la PGR, tantos en el Estado de México, tantos en el poder corrupto, que resume Castillejos?  Es un tema perfecto para los fines de la 4T… hasta donde tope.