Web Analytics
Director general: Miguel Cantón Zetina | @MiguelCanton1
periodico basta
Somos parte de:
Martes 18 Junio del 2019
nubes dispersas 21°

Voces

Agua de Limón

En un curso titulado, “Cerebro total y aprendizaje acelerado”, se llegó a un momento de análisis donde se discutía el proceso “correcto”, para preparar agua de limón, ya que algunos aseguraban que primero se debe verter el limón en el agua y posteriormente se endulza, otros tantos alegaban que eso era incorrecto, ya que primero debe endulzarse el agua y al final se exprimen los limones y sin que se llegara a una conclusión definitiva, el ejercicio me sirvió para observar cómo se invirtieron más de 30 minutos para ese debate, además del apasionamiento de algunos por convencer a otros de tener la razón.

Si habláramos de las matemáticas, en suma y multiplicación, diríamos que el orden de los factores no altera el producto, pero en el caso del agua de limón, la instructora aseguró que, si se altera el sabor, dependiendo que se adiciona primero y que después, y ese análisis me ha sido de mucha utilidad en diferentes ámbitos y al compartirlo hoy, espero sea también de utilidad para ustedes.

Me gusta observar y analizar, esos momentos donde se suele discutir o invertir tiempo en temas que son triviales, como cuando dos personas se esfuerzan por demostrar que un color es más bonito que otro o un auto más elegante que otro o si una comida es picante o si hace mucho frio o calor, o como se debe preparar el agua de limón, etc.

Si los seres humanos nos hiciéramos conscientes del valor del tiempo y como lo invertimos, podríamos ser más productivos, enfocar esfuerzos en asuntos que nos lleven a lograr metas y objetivos de manera más efectiva, mejoraría las relaciones humanas y se fortalecería mucho el trabajo en equipo.

También hay otro tipo de actitudes en las cuales se pierde tiempo y es precisamente cuando al querer obtener resultados diferentes, se actúa igual que antes, sin entender que si actúas igual seguirás obteniendo los mismos resultados.

Si regresamos al ejemplo del agua de limón, es el ejemplo más ilustrativo que podría ofrecer, independientemente del proceso de preparación, es como si alguien quisiera obtener agua sabor mango, y en la preparación verte agua, endulzante y jugo de limón, y al probar el agua se enoja porque quería que fuera sabor mango y podría repetir el proceso miles de veces y el resultado seguirá siendo el mismo.

Discurso excelente, el pollo para vomitar, el pan duro

El gobernador llegó, sorpresivamente, temprano.  La cita era a las nueve de la mañana, lo que fue entendido como que “más menos a las diez”.  Sin embargo, Carlos Joaquín cruzó la puerta del Centro de Convenciones a las nueve treinta.

A partir de ese momento todo fue muy rápido. La tira, así, tira de papaya, fue levantada y en su sitio colocaron un plato con pollo.  Menú del sexenio pasado, esa pechuga rellena con un amasijo de maicena y una plasta de papa a punto de fermentar, tan favorecida en eventos oficiales.  El pan, que pena que ni siquiera se podía comer el pan, era de uno o varios días.

O sea, pan duro para los periodistas.  Organizado, ordenado por la señora Haide Serrano.
Inmenso contraste con la voluntad del gobernador para convivir.  Su paciencia para ir de mesa en mesa, saludando a cada uno.  Tarea que le aligeraron las ausencias porque una tercera parte de las mesas se quedó vacía.

Sin embargo valió la pena la levantada porque el discurso del gobernador fue muy bueno.  Sobre la libertad de prensa, pero sobre todo sobre la democracia.  Y algo que pocas veces he escuchado en un gobernante: “salir a buscar la verdad”.

Ejercicio ajeno para muchos de los asistentes.  Ejercicio, por el contrario, cotidiana para algunos de los reporteros ahí presentes. La verdad, esa utopía siempre lejana.
La tradición dice que en junio se conmemora la Libertad de Expresión. Carlos Joaquín insistió en que estos son momentos de reflexionar, de analizar cuánto debemos “cuidar, preservar la libertad de expresión”.

Una frase que Carlos Joaquín dice que una frase que siempre “va con él” es que “que no puede existir el ejercicio de la democracia sin el libre ejercicio de la libertad de expresión”. Habló de los periodistas que han sido asesinados “algunos”, entender bien, algunos por ejercer su profesión.  Y aseguró que esto pone en evidencia que los mecanismos de protección no han sido totalmente eficientes.

No es un tema que sólo atañe a los medios, sino a la sociedad. Donde no hay libertad de expresión está ausente la democracia y no hay dignidad humana.

Aceptó, más que interesante, que todavía hay trabas para acceder a la información en instancias de gobierno… surge la pregunta, si hablaba de su gobierno o en general.
Preguntó, una vez más, cuánto se valora la libertad de expresión. Habló de las siete fuerzas políticas presentes en el Estado.  Se refirió a una realidad que no entienden muchos, a un cambio dejando atrás prebendas y compra de voluntades… Fue un discurso excepcional… que se perdió en la Dirección de Comunicación Social.

Creo en el ejercicio pleno de la política, en la democracia que disminuye desigualdades, que permite que se pongan de acuerdo los que no piensan igual… aseguró el gobernador.

Porque pasaron las horas sin que hubiese una versión escrita del mismo.  Porque lo único que hicieron, como si no fuesen tan importantes sus definiciones, fue subir una versión grabada de audio. Lo que, deberían saber en cualquier oficina de comunicación social, provoca que se infinitamente difícil escribir de esto, lo que obliga a, una y otra escuchar sin poder copiar textualmente conceptos.  Qué pena que no respetasen el discurso de excelencia, pleno de definiciones.  Suele suceder verdad Haide…

En Tuiter: @isabelarvide  Página: isabelarvide.com

¿QUIÉNES GANARON, QUIÉNES PERDIERON?

¿Ganó “Chanito” Toledo? No, en definitiva, no, porque el proceso electoral se encargó de sepultar cualquier aspiración futurista. No consiguió, siquiera, el número de votos suficientes. ¿Ganaron los tres que repiten diputación? Obviamente no, porque no se atrevieron, a sabiendas, a presentarse como candidatos. A lo que debe sumarse un futuro incierto, con un grupo minoritario en el Congreso.

¿Sabrán ser oposición? Sobre todo, el señor de infinita prepotencia, Eduardo Martínez, que como líder levitaba veinte centímetros del suelo. Sin dinero, sin poder, mucho va a cambiar de su realidad. Cristina Torres se mide aparte, la única con pública y total identificación con el gobernador. O, al menos, así era antes de su derrota anterior.

El PRI logró meter, vía impugnada, otra diputación con Edith Rodríguez Villanueva. Que ni siquiera conocen en Google. Dos no pintan, de cualquier forma.

Otra vez tenemos que preguntarnos quién ganó, quién perdió en esta elección para diputados locales. Como partido político MORENA perdió presencia, poder, cantidad de votos. Que no es poco. Con los candidatos, impresentables, que están metidos en su “bancada” es obvio que seguirá perdiendo espacios, que habrá mayor rechazo público.
No van en caballo de Hacienda para lo que sigue localmente.

El Congreso se pintará de morado, si es que éste sigue siendo el color del partido MORENA después del próximo cambio de dirigente. ¿Se traduce esto como “oposición”? ¿Quién de los que ganaron la elección bajo esas siglas sabe, realmente, de leyes? ¿Quién entiende a fondo los entretelones del poder legislativo?

Es buen momento para examinar qué hicieron los diputados que ya se van. Quiénes se distinguieron. Quiénes fueron oposición. Quiénes pudieron traducir su trabajo ante la sociedad.

Cuando hablamos de un 22 por ciento del listado electoral que fue a votar, a elegir, estamos señalando a un porcentaje muy pequeño de la población. Y todavía hay que agregar a los más de 14 mil quintanarroenses que acudieron a las urnas, pero anularon su voto.

Con los resultados de la elección ya sobre la mesa, varios perdieron, otros ganaron migajas, otros perdieron ganando. Y los demás, es decir, la sociedad, el pueblo, nosotros, perdimos en verdad.

¿Puede Carlos Joaquín gobernar con tranquilidad con este poder, esta Cámara de Diputados enfrente? De sobra…

Sacan al Municipio del palacio en Benito Juárez

“No les estamos haciendo un favor; es nuestra obligación atenderles”; con estas palabras la edil Mara Lezama les habló a los ciudadanos de la región 227. Y es que la alcaldesa decidió volver a sus orígenes, tener contacto directo con los cancunenses.

Mara durante 25 años tuvo un programa de queja ciudadana previó a ser Presidente Municipal. Fue a través de esas emisiones radiofónicas y televisivas donde Lezama gestionó muchos trámites, apoyos y peticiones de la ciudadanía con el gobierno en turno. Es algo que se le da, que lo tiene muy bien practicado y que además, parece disfrutarlo, por lo menos se le vio contenta en esta audiencia.

El reto será darle puntual seguimiento y respuestas inmediatas a los asistentes, pues de no hacerlo, estas buenas acciones pudieran convertirse en molestias y resentimientos ciudadanos.

Mara tendrá que estar muy atenta de sus directores, porque muchas veces son éstos, los que dejan en la decidía los seguimientos.

Las audiencias “Tierra de Todos” se realizarán cada 15 días y visitarán todas las Regiones y Supermanzanas del municipio de Benito Juárez.

En la pasada elección a diputados locales, los cancunenses reafirmaron su apoyo a la edil, pues Morena ganó las 7 diputaciones locales que se disputaron por este municipio.

Las audiencias de este estilo, aunque no son nuevas en su tipo, si lo son para Mara. Por lo que deberán ir mejorando los detalles que vayan teniendo a lo largo de los meses. Además es la primera edil que las hace en este periodo 2018-2021.

Así que querido lector, esté atento de cuándo pasarán cerca de su Región o Supermanzana y prepare su lista de peticiones, quejas y sugerencias.

Trump amaga y revuelve

El lunes diez de junio no llegó la crisis tan auguralmente mentada. Las variables económicas mostraron tranquilidad y, en algunos casos, ganancias para el país que tres días atrás parecía estar encaminado a pasar momentos muy difíciles.

Puesto a elegir entre dos opciones altamente negativas, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador hubo de escoger lo “menos peor”. De no haber aceptado las imposiciones trumpistas en materia migratoria, el obradorismo habría arribado al lunes de la verdad en muy malas condiciones, con un arancel estadunidense sobre productos mexicanos que dañaría a la economía del vecino país pero, sobre todo, a la de México, colocada esta en situación de crónica terapia intensiva como acumulación de las políticas económicas de los gobiernos anteriores, que saquearon la riqueza nacional, impidieron el desarrollo de industria y agricultura que nos dieran capacidad de resistencia ante embates externos y convirtieron al Estado en una maquinaria adversa a los intereses mayoritarios del país.

El muy amargo trago referente a la imposición migratoria trumpista ha sido manejado con vocación edulcorante por el presidente de México y sus principales operadores políticos, con excepción de quien ahora ha quedado irónica y provisionalmente colocado más a la izquierda que sus compañeros de élite: Porfirio Muñoz Ledo, el camaleónico político que considera “gravísimo que el país selle sus fronteras, en contra de los tratados internacionales”, lo cual sería “imposible y contrario al derecho humano a la migración”.

El propio sábado del mitin tijuanense, ante el presidente López Obrador, el multipartidista Muñoz Ledo planteó: “Lo que es inmoral es el doble rasero de ambas fronteras, en la frontera norte pedimos que nos abran la puerta y en la frontera sur se nos pide cerrarla para hacerles un oscuro favor a los Estados Unidos”.

Sin embargo, el presidente de México logró algo de lo poco alcanzable: tiempo. Poco tiempo, es cierto, y sujeto a una revisión que coloca a México en condición de castigable párvulo ante el sádico profesor Trump. Pero, a fin de cuentas, la bomba no explotó este diez de junio, aunque el propio evaluador norteño comenzó de inmediato a carcomer la base discursiva de aterrizaje político que el obradorismo ha tratado de consolidar.

Trump ha centrado sus nuevos ataques en tres puntos: 1), la presunta existencia de acuerdos secretos; 2) entre esos acuerdos no confesos, la supuesta disposición mexicana a comprar productos agrícolas a los “patriotas” productores estadunidenses; y, 3) la advertencia de que la guillotina de los aranceles se mantiene en lo alto, para ser activada cuando sea necesario./

La facilidad con que Trump logró doblegar a México en materia migratoria, a partir del manejo fullero de la carta de difícil aplicación real de los aranceles, y la inmediata continuación de sus tácticas ventajosas, confirman el Talón de Aquiles de la economía y la política mexicanas, talón que nunca era exhibido o golpeado en anteriores gobiernos priistas o panistas porque su entreguismo a Estados Unidos lo hacía innecesario, pero que ahora es resaltado ante los intentos de cambio que plantea López Obrador: Washington puede condicionar y someter los proyectos populares de cambio con la simple amenaza de mover resortes económicos determinados. Una verdad sabida, pero nunca tan drásticamente confirmada como ahora.

En ese sentido, es de preverse que Trump se aplique a amenazar y golpear al gobierno mexicano cuantas veces le sea necesario en el proceso de búsqueda de un segundo periodo en la Casa Blanca. El rubio multimillonario usará a México como escalón para subir de nuevo al podio ganador, mientras el gobierno obradorista intenta hacerse de más tiempo, pergeña posibilidades de una diversificación de relaciones comerciales geopolíticamente muy complicada y afianza su base política y electoral ante la guerra con el trumpismo que podría durar el resto del periodo a cumplir por el tabasqueño.-

Casos como el del joven Norberto Ronquillo no son inusuales en el país. Por el contrario, suceden de manera cotidiana, tanta que suelen diluirse en una memoria social anestesiada o fugitiva. El secuestro y asesinato de una persona, haya pagado o no el pedimento de rescate, es una estampa constante del libro de las desgracias nacionales. Ayer, el impacto afectó la conciencia de los habitantes de la Ciudad de México, cada vez más alcanzados por hechos sangrientos que parecían propios de otras latitudes, no de la capital del país.

Lo sucedido con el joven Ronquillo, a reserva de las precisiones forenses y judiciales que correspondan, se inscribe en la espiral delictiva que ha ido golpeando a los habitantes de la Ciudad de México. Peor y ya crónica es la situación en las áreas del Estado de México conurbadas con la capital chilanga: el gobernador Alfredo del Mazo es un ejemplo extremo de irresponsabilidad, solapada en la 4T porque no ofrece resistencia al obradorismo y pareciera estar totalmente dispuesto a allanarse ante la futura postulación de Morena a la sucesión.

La jefa del gobierno capitalino, Claudia Sheinbaum, ha respondido con esclerosis política en momentos críticos de su gestión. Mostró pasmo ante las graves contingencias ambientales de semanas atrás, con la perniciosa irrupción en altísimas proporciones de las partículas denominadas PM2.5. Y ahora, en el caso del estudiante Ronquillo, que generó alerta y solidaridad sociales, ella apareció en pantallas acompañando en segunda fila al presidente de México en un mitin realizado en Tijuana. Más que ese viaje sabatino para propósitos de escaparate político, a muchos capitalinos les hubiera gustado ver a Sheinbaum concentrada en atender directa y ejemplarmente dicho caso y muchos más que se acumulan en la accidentada realidad chilanga.

Y, mientras el secretario de Estado, Mike Pompeo, ha anunciado que se incrementará “a gran escala” la “devolución” de migrantes a México, ¡hasta mañana!

No hay fecha que no llegue ni plazo que no se cumpla

Se les advirtió que las malas decisiones de política pública podrían tener consecuencias, pero como decía mi abuela: no hay fecha que no llegue, ni plazo que no se cumpla. En los últimos días, nuestro país ha vivido un escenario económico tremendo, desde tensiones comerciales con EUA hasta la degradación de nuestra nota soberana.

Es un hecho que México necesita recuperar el rumbo hacia el crecimiento sostenido e incluyente; pero, desafortunadamente, esto no podrá suceder si nuestros funcionarios continúan manteniendo una transparencia color chapopote y engañando al Presidente.

La coyuntura nacional nos muestra que el camino que decidió tomar la actual administración es bastante preocupante. Estoy convencida en que todos tenemos que ser solidarios con mi paisano el Presidente; sin embargo, eso no significa que no alcemos la voz ante la incapacidad de nuestros funcionarios, y mucho menos, darles carta abierta para volver al Estado mexicano un circo de ocurrencias donde los principales protagonistas son la falta de transparencia y de legalidad.

Los proyectos de infraestructura impulsados carecen de planeación; de ahí que un grupo de organizaciones hayan iniciado un juicio de amparo, no sólo para parar la construcción del aeropuerto de Santa Lucía, sino directamente contra la cancelación del de Texcoco. Por otro lado, está la Refinería de Dos Bocas, la cual decidieron iniciar sin contar con los estudios que mandata la ley, particularmente el de impacto ambiental.

Así, las consecuencias llegaron. ‘Fitch Ratings y Moody’s’ degradaron nuestra nota soberana y la de nuestras principales empresas productivas, debido, principalmente, al deterioro del perfil crediticio de Pemex, ocasionado por la pérdida de inversiones y un modelo de negocios que aún no convence a nadie.

A pesar de estos días negros en materia económica, yo mantengo la tesis que si reactivan el proyecto de Texcoco, las rondas petroleras y las subastas eléctricas, podríamos recuperar la confianza que hemos perdido en estos últimos meses. Por eso insisto, para que se pueda retomar el rumbo correcto del país que merecemos, el único camino es consolidar la política de apego a la legalidad y total transparencia que se prometió durante la campaña. De lo contrario, en menor tiempo y plazo de lo que creemos, perderemos la estabilidad que aún gozamos, y las inversiones y empleos que aún tenemos.

La irrupción de “Lord Cacahuates”…

Debe ser su “asesor” de cabecera. Es decir, su hombre de confianza.
Porque mientras Marcelo Ebrard evidenciaba graves problemas con su peluquín, que necio insistía en moverse de lugar, el joven Velasco tenía la misma jerarquía en las negociaciones con el gobierno de Estados Unidos.
¿De parte de quién?

De la voluntad primera de Marcelo Ebrard. Porque le dio la gana. Porque puede nombrar a quien quiera en la oficina de prensa. Aunque falta saber qué dice el reglamento de la SRE sobre su presencia en esta clase de negociaciones internacionales.

¿Quién es este personaje, de tan corta edad y tan grande protagonismo? Formalmente trabaja como director de Comunicación Social de la Secretaría de Relaciones Exteriores. Pero hasta su aparición, cacahuates sobre la mesa, frente a la líder del Partido Demócrata de Estados Unidos, no existía.

Un Twitter de su autoría, afirmando que Ebrard no había renunciado, cuando el rumor era fuerte, había “justificado” su salario. Hasta ahí.

De prensa, de periodistas, de medios, el joven Velasco Álvarez es un ignorante. Es decir, que ignora todo. No tiene ninguna experiencia. ¿Quién se lo recomendó, de quién es hijo o nieto, quién es su padrino? ¿Es una relación “personalísima”?

De buena familia, como se decía antes, tiene que ser por sus estudios en Chicago, donde se dedicó también a escribir en revistas técnicas, de esas que ninguno lee. Quiero creer. Porque mejor que sea un “Chicago Boy”, a quien su familia le pagó estudios en Estados Unidos, que un norteamericano que regresó al país. Para representarnos ante el gobierno de Trump.

¿Qué significa que comiese cacahuates? Un desparpajo, una total confianza en que su papel en esa mesa, de negociaciones delicadas, estaba totalmente justificado. Una expresión de su cercanía inmensa con Ebrard. Y, también, una falta de respeto.

¿Será el autor, el verdadero autor de la posición de nuestro país en estas negociaciones? Es decir, de la aceptación de recibir a quienes piden asilo en Estados Unidos. Con techo y comida, obvio. O del envío de la Guardia Nacional a la frontera Sur. En una de estas “Lord Cacahuates” hasta da instrucciones a generales.

¿Necesita Ebrard este tipo de “asistencia”? A lo mejor está envejeciendo. Tal vez su dominio del idioma inglés sigue siendo torpe, a recordar que él estudió en Francia, país al que regresó cuando se “autoexilió”. ¿Desconoce Ebrard las leyes norteamericanas y, por lo tanto, necesita a su lado al “Chicago Boy” con todo y cacahuates?

Cualquiera que sea la conclusión Marcelo no lo llevó de gratis. Puede deberse a que no confía en la señora embajadora, que obviamente llegó sin su opinión a ese puesto, después de una larga historia en la diplomacia mexicana, de la que carece el susodicho.

De cualquier manera, Roberto Velasco Álvarez, de quien ninguno tiene ninguna referencia, que no existía, políticamente hablando, antes de este gobierno, debió ayudarlo con el peluquín… llevar pegamento junto con los cacahuates…

Sector sin fines de lucro

Las organizaciones sin fines de lucro en México tienen un surgimiento, evolución y una interacción hace apenas unos 15 años; esto puede explicarse en tres etapas:
Primera: Luego de la transición en México poscolonial al independiente en 1821, la cuestión más urgente y crucial para el país tenía que ver con su transformación en Estado-Nación. Por lo tanto, dejaron de abordarse otros temas, como el papel de las organizaciones civiles en el panorama político.

Segunda: Los orígenes de la nación mexicana, marcados por un férreo control gubernamental, obstaculizaron el establecimiento y la operación de una democracia participativa, asimismo, el suministro de bienes y servicios públicos efectuados por el gobierno al término de la Revolución Mexicana (1910-1917) legitimó aún más la omnipresencia del Estado en la vida política y retrasó el surgimiento de la sociedad civil.

Tercera: debido al espacio estrecho y marginal dejado a la participación sobre todo hasta mediados de los años ochenta, debían superarse obstáculos culturales y legales para abrir y desarrollar una opción no gubernamental dentro de la sociedad civil.

En este artículo se presentan las tendencias recientes en la situación de las organizaciones civiles en México; al igual que los logros más destacados de su evolución como sector, entre ellos: un cambio en el enfoque prevaleciente de su papel y actividad, sus relaciones con el gobierno, la conciencia pública de la importancia del sector, al igual que la introducción de temas legales y fiscales relacionados con las organizaciones civiles en la agenda nacional mexicana.

Tamaño y presencia de las organizaciones civiles. Las organizaciones civiles han obtenido el reconocimiento creciente de la sociedad civil por el valor colectivo de sus actividades. En primer lugar, como contribuyentes a la consolidación de la gobernabilidad democrática en los años noventa y en fechas recientes como participantes de importancia en el fomento de una mejor gobernabilidad.

En México, la información y los datos organizados relacionados con el número de organizaciones civiles, de sus actividades, de la fuerza laboral que representan, de la eficacia de sus proyectos, por lo menos, un registro de sus esfuerzos de evaluación, son escasos e incompletos.

La información más reciente es proporcionada por tres organizaciones civiles reconocidas que funcionan en una modalidad de red (el Centro Mexicano para la Filantropía, Cemefi; el Foro de Apoyo Mutuo, FAM; y la Fundación Demos; un Centro de Información sobre Organizaciones Civiles, Cedioc), y un organismo gubernamental (el Sistema de Información para las Organizaciones Civiles, SIOS, del Instituto Nacional de Desarrollo Social, Indesol).

En dos trabajos de investigación hechos en 1998 por Demos y FAM, los resultados revelaron que la presencia de las organizaciones civiles en los estados es mínima si se compara con la situación de la Ciudad de México (Brito, 1997). De tres mil 451 organizaciones, en total 52% se ubican en la Ciudad de México y 48% están distribuidas en el resto del país.

En 2001, el SIOS publicó un informe según el cual, de tres mil 846 organizaciones, 31 % tiene su sede en la Ciudad de México y 69 % se localizan en el resto del país.
En 1999, el Cemefi y el Fam aceptaron como válido un intervalo de entre cinco y seis mil organizaciones, pero en 2001, SIOS y Cedioc identificaron tres mil 846 y 10 mil 582 organizaciones respectivamente (Procura, 2001). Las notables diferencias entre estos resultados señalan que en la actualidad no es posible determinar con precisión el número total que operan en México.

Aspectos de la reglamentación de las organizaciones civiles.
Las organizaciones civiles en México pueden registrarse en dos modalidades: Instituciones de Asistencia Privada (IAP) o Asociaciones Civiles (A.C.). Ambas están integradas por personas que comparten un propósito sin fines de lucro y se sujetan a un tratamiento distinto. A pesar de que las dos son las comunes en México. El marco legal que las reglamenta presenta puntos de incertidumbre que impiden realizar una distinción clara de sus características.

Una de las principales diferencias entre ambas modalidades legales consiste en que la supervisión es realizada por autoridades distintas. Las IAP deben estar registradas ante una Junta de Asistencia Privada (JAP) que actúa como intermediario representante entre la IAP y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Las A.C. sólo rinden cuentas ante la Secretaría de Hacienda, de este modo gozan de más autonomía, pero están sujetas a un conjunto más riguroso de requisitos para tener acceso a los mismos privilegios fiscales.

Conclusiones:
La transición democrática en México condujo al surgimiento de valiosas oportunidades para solucionar debates que están en el centro de una difícil relación con las organizaciones civiles. Parce que en la actualidad la voluntad de logar la colaboración entre el gobierno y las organizaciones civiles alcanzó un impulso positivo que no había sido posible en décadas anteriores.

La primera señal de este logro se observó durante el gobierno del presidente Ernesto Zedillo, cuando el Plan Nacional de Desarrollo 1994-2000 se reconoció oficialmente, por primera vez, que las organizaciones civiles eran elementos importantes para el desarrollo social de México.

Asimismo, se reconoció la necesidad de crear un marco legal adecuado para regir y fomentar las actividades del tercer sector. Sin embargo, en la actualidad, este marco aún no ha sido creado.

En lo que respecta a las tareas pendientes, el proyecto gubernamental debe incluir los siguientes temas:

—Aclaración del régimen fiscal de las organizaciones civiles.
—Consolidación de los esquemas formales de colaboración en los proyectos dentro de los programas del gobierno, entre otros.

Ese Medina Mora…  

El Medina Mora del que hablan es el mismo que le dijo al presidente electo Felipe Calderón que había una investigación en Estados Unidos, por narcotráfico, donde aparecía el nombre el general Salvador Cienfuegos.

Es el Medina Mora tan amigo de Enrique Peña Nieto, el mismo que fue procurador general de la República y, magia del sistema político mexicano, en Ministro de la Suprema Corte.
Fue el Medina Mora que  quitó de la PGR a José Luis Santiago Vasconcelos, porque le estorbaba su honestidad.

El Medina Mora que compró en 2008, muchos dólares, la flota de helicópteros Black Hawks de la PGR, que tampoco sabemos a qué empresa.

O sea que hablamos del Medina Mora que era titular de Seguridad Pública cuando Atenco, con Peña de gobernador del Estado de México.

El mismo Medina Mora que siempre, muchos años en el servicio público, se ha negado a hacer públicas sus declaraciones patrimoniales.

Hombre de muchas facetas, hablamos del Medina Mora que fue embajador en Gran Bretaña y en Estados Unidos.  Del mismo que fue titular del CISEN.

También, el señor Medina Mora del que hablamos, suspendió ya en la Suprema Corte, una investigación contra el entonces presidente Peña Nieto, iniciada por el gobernador Javier Corral.

¡Cuánto se puede decir de Eduardo Medina Mora!

Lo que no tenemos es la información sobre los millones de pesos que ha depositado en sus cuentas bancarias de Estados Unidos y Gran Bretaña.  ¿De dónde puede haber salido tanto dinero?  Porque se antoja difícil que además de tantos cargos públicos, en el país y en el extranjero, pueda haber tenido tiempo para dedicarse a los negocios.

Los mal pensados están seguros de que este Medina Mora del que tanto se habla, recibió dinero precisamente por los favores que hizo en estos cargos.  Favores que se pagan muy bien, creen estos.

Por su parte, los bien pensados, creen que todo es un error.  Que el hombre que cobra cientos de miles de pesos en la Suprema Corte de Justicia de la Nación ha sido ahorrativo.
Lo cierto, según toda la información que se ha dado a conocer, es que son las autoridades inglesas, y sus pares norteamericanos, quienes están investigando por las sumas que se depositan habitualmente en varias cuentas en esos países.

La suma, hasta donde se sabe, es del equivalente, si el dólar no sigue subiendo, de 102 millones de pesos en los últimos dos años.  Es decir, en el tiempo en que Medina Mora ya era Ministro.

¿Cómo le hizo para ahorrar esas cifras millonarias, porque es dinero depositado en el extranjero, dinero extra, dinero que le quedaba después de pagar todos sus gastos y deudas, el Medina Mora de que hablamos?

Todo en su vida fue, hablamos de Medina Mora, ascender. ¿Y ahora, será suficiente el silencio, quiénes estarán dispuestos a protegerlo? ¿Habrá impunidad para este personaje de apellidos Medina Mora?…

El Apóstol y las Bellas Artes

Un día antes de la reunión entre altos funcionarios en Washington para hablar sobre el amago trumpista de imponer un arancel a productos mexicanos se produjo en California la detención de un peculiar líder religioso, lo que en términos políticos favorece la posición descalificatoria de Donald Trump hacia nuestro país y afecta, de forma no tan indirecta al morenismo-obradorista (sobre todo si se considera el uso propagandístico adverso que en Estados Unidos se puede dar a este capítulo).

Si fuera una película, o una serie de las que ahora se difunden a través de distribuidoras de contenido bajo demanda en internet (Netflix, la más poderosa), la historia podría arrancar mostrando el cénit: Naasón Joaquín García en el Palacio de Bellas Artes, escuchando El guardián en el espejo, la obra musical que daría marco a la conmemoración de sus cincuenta años de vida (un marco extraoficial pero real: no se pudo realizar de manera formal el homenaje para el cual se había contratado el citado Palacio, pero en los hechos todo giró en torno al máximo jefe de la asociación religiosa denominada La Luz del Mundo).

Apóstol de Jesucristo es el título oficial de quien esa noche de gloria terrena fue acompañado por una serie de personajes que también están en el goce mundano de eso llamado política y poder:  el presidente de la mesa directiva de la cámara de senadores, Martí Batres; el presidente de la comisión de cultura de la cámara de diputados, Sergio Máyer, y, según varias crónicas periodísticas, los senadores Félix Salgado Macedonio, presidente de la comisión de la defensa nacional, Ricardo Ahued Bardahuil (luego nombrado director de Aduanas, para quitarle contrapesos internos al alicaído gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García), Juan Manuel Fócil, Julio Menchaca, Roberto Moya y Gabriela Benavides.

Una conjunción escénica de tal magnitud (el préstamo de Bellas Artes y la asistencia de políticos morenistas) no provino de un milagro, por más que la ocasión pudiese sugerirlo. La presencia de altos mandos legislativos de Morena era una forma de sellar otra de las peculiares alianzas que se van dando en el rodar pragmático de lo que llaman la Cuarta Transformación: un orgulloso miembro de La Luz del Mundo (LLDM), el Verde senador Israel Zamora, solicitó el arrendamiento de Bellas Artes e invitó a sus colegas de la izquierda electoral para dar cuerpo al acto en el que el Apóstol Joaquín García fue el personaje central.

La detectable treta implicó que una Asociación de Profesionistas y Empresarios de México, asociada a LLDM y presidida por el padre del senador Zamora, fuera la solicitante oficial del recinto. Aún así, la secretaria federal de cultura, Alejandra Frausto Guerrero, gozó de mejor suerte que la del medio ambiente, Josefa González Blanco y, pertrechada tras una bien elaborada y perdonada serie de enredos, logró resbalar la notable pifia.

La siguiente toma de la hipotética película o serie sobre los rudos tiempos de la política mexicana y binacional correspondería a alguna cárcel californiana a la que fue enviado el Apóstol Joaquín, acusado de veintiseis delitos, entre los cuales se incluyen los relacionados con pornografía infantil y abuso de menores. Del católico Marcial Maciel al orbelumínico Naasón Joaquín García.

La caída, cuando menos en prisión, del mencionado Joaquín García, golpea varios flancos del morenismo-obradorismo: en horas clave, agrega ajaduras a la imagen facinerosa que Trump promueve entre su público tan predispuesto a ir contra lo mexicano; incentiva en México a la oposición a la 4T, al mostrar como presunto delincuente a un personaje que días atrás ocupó el máximo recinto cultural de nuestro país; impacta la política de alianzas de Palacio Nacional con los credos no católicos, justo cuando se cocina la posibilidad de darles concesiones para radio y televisión y, finalmente pero no al último, exhibe las maquinaciones que están potenciando al Partido Verde Ecologista de México como nuevo canal alterno de desahogo de planes y maniobras especiales del morenismo obradorista.

La historia de la que sería denominada “La Iglesia del Dios vivo, columna y apoyo de la verdad, La Luz del Mundo», comenzó en 1926, justo cuando el Estado mexicano buscaba la forma de contrarrestar la insurrección de católicos conocida como La Cristiada. El fundador fue Eusebio Joaquín González, nativo de Jalisco y enrolado en la milicia en la etapa revolucionaria y postrevolucionaria. A partir de 1926 se hizo llamar Aarón, como parte de las revelaciones divinas que dijo recibir. Una de ellas, establecerse en Guadalajara, pues “quiero que prediques el Evangelio en esta ciudad, porque tengo un grande pueblo que me servirá; y esta será la prueba de que yo te he enviado: Yo estaré contigo”.

A la muerte de Aarón Joaquín en 1964, le sucedió su hijo Samuel Joaquín Flores, quien murió en diciembre de 2014, siendo relevado por su hijo, Naasón Joaquín García. Todo en familia, por “llamado divino”, según explica la página oficial de LLDM ( lldm.org/Historia.html ). Dicho llamado divino llegó el mismo día de la muerte de Samuel, el 8 de diciembre de 2014, pero fue “manifestado a la iglesia” hasta el 14 del mismo mes.

En ese mismo año, la revista Expansión publicó: “En los años de 1990, el diario Los Angeles Times realizó una investigación sobre las actividades de Samuel Joaquín Flores y expuso el caso de una mujer identificada como Amparo Aguilar, en ese momento de 31 años, que aseguraba fue violada cuando era menor de edad por el líder religioso. De acuerdo con Los Angeles Times, Aguilar reportó el caso ante las autoridades estatales y federales, junto con tres acusantes más, exmiembros de la Iglesia.

“Un estudio sobre la iglesia publicado en 2009 en la Revista Académica para el Estudio de las Religiones, realizado por la doctora Lourdes Arguelles de la Universidad Claremont en California, señala una acusación más: la del joven Moisés Padilla, quien asegura fue violado por el líder religioso también cuando era menor de edad. Ninguna de estas acusaciones avanzaron en el ámbito legal y la iglesia siempre las negó” (https://bit.ly/31arzeQ).

Este gobernador tan singular que tenemos que… 

Vaya que somos especiales.  Pueblo y gobernante.

Por una parte 77 por ciento de los quintanarroenses en edad de votar, con credencial oficial para hacerlo, no fueron a su casilla.  Es decir, les valió sombrilla decidir sobre el futuro del Congreso.

Lo que, de entrada, habla pestes de todos los candidatos de todos los partidos políticos.  Ni eran populares ni lograron convencerlos.  Incluyendo en esto a los que repetían, a los que ya eran conocidos.

¿Qué paso?  Malos candidatos, hay que insistir, y peor organización partidaria.  Porque ninguno que no fuese de MORENA llevó a gente a votar.

Por la otra parte, nuestro gobernador, Carlos Joaquín, no metió las manos.  Ejercicio verdaderamente excepcional, al que no estamos acostumbrados.  No metió manos, apoyo oficial ni dinero.  Se paró en la puerta de Casa de Gobierno a ver el desfile, totalmente a salvo de cualquier condición.

Y, lo que es más importante, a sabiendas de que el Congreso que viene, el que se estaba eligiendo, pondrá obstáculos a priori a cualquier iniciativa de su gobierno.

Se la jugó, insisto, con total conocimiento, a sabiendas.

¿Por qué?  Quiero entender que, porque Carlos Joaquín ha comprendido, antes y mejor que muchos, el momento que vive la Nación.  Porque se ha sumado a nuevos usos y costumbres políticas. Y, sobre todo, porque no se parece a sus antecesores.

Fracasaron partidos políticos: PAN, PRD, PES, y demás.  Fracasaron ambiciones grandes como las de Chanito Toledo o Greg Sánchez, fueron derrotadas otras “ambiciones” peores como las del hermano Beristain en Solidaridad.

Pero, a entender para lo que viene, para las próximas elecciones, fracasó MORENA al impulsar a gente impresentable, que no entiende nada de leyes, por lo que su triunfo, que tiene la inercia de López Obrador, está sembrando un descalabro inmenso a futuro.  A un futuro muy cercano.

 

También hubo una derrota, inmensa, en comunicación.  Porque la gente no salió a votar porque no sabe, no le han comunicado con eficiencia, qué hacen realmente los diputados locales.  De qué manera su “trabajo” en el Congreso puede afectar su vida, para bien o para peor.

Debemos quedarnos con una pregunta a responder: ¿Cómo vencer, en todos los ámbitos, desde la misma casa, la escuela, los medios de comunicación, la apatía ciudadana que evitó que salieran a votar?

Al fin la refinería

Apegados a la legalidad, con permisos y con todos los estudios, es como oficialmente el Gobierno Federal anunció que se iniciaban los trabajos de construcción de la Refinería de Dos Bocas; sin embargo, la realidad es otra, una que nos deja claro que esta sólo será un monumento a la transparencia color chapopote.

El día de ayer, junto con mi paisano, el Presidente, asistí a la ceremonia de la primera piedra de la nueva Refinería; sin duda un acto histórico y de gran relevancia, especialmente para los tabasqueños que ven a esta magna obra como la única solución viable para reactivar la economía estatal. No obstante, considero que esta no será lo que promete ser, gracias a la manera en la que se ha ocultado información sobre su factibilidad y se han violentado los procedimientos de transparencia.

Como legisladora federal, durante los últimos meses he incorporado el tema de la Refinería dentro de mis prioridades de trabajo; siendo particularmente vigilante de su rendición de cuentas, ya que estoy convencida que aquí lo importante es Tabasco, su crecimiento y su rescate del infierno en el que está inmerso. Sin embargo, tras haber realizado más de 100 solicitudes de transparencia pidiendo todos los documentos públicos relacionados con esta obra, se me ha hecho notar, claramente, su inexistencia.

Lo que me parece aún impresionante es que, a pesar de esto, las autoridades responsables siguen insistiendo en que el proceso de construcción se está realizando con un estricto apego a la ley y bajo los mejores estándares a nivel internacional; discurso que claramente choca con la falta de transparencia. Por esa razón quisiera sumarme al llamado que recientemente realizó el INAI instruyendo a PEMEX a informar sobre los estudios de impacto ambiental y presupuesto para la construcción de esta obra.

Si algo ha quedado claro es que lo que necesitamos es una estrategia integral y responsable que rescate al sector energético mexicano. Es indispensable que los funcionarios encargados del sector le dejen de mentir al Presidente. Insisto, si se tienen los estudios, que se muestren, ya que, de lo contrario, lo que fomentan es la desconfianza y la incertidumbre en lugar de las inversiones y la creación de empleos. Lo he dicho y lo reitero, no estoy, ni nunca he estado, en contra de la Refinería, pero esta debe de hacerse conforme a la legalidad; así lo exigen los mexicanos, y en particular nuestro Presidente.

¿Por Qué Fue Ejemplar La Elección En Q.Roo?.

El proceso electoral en Quintana Roo fue ejemplar porque transcurrió con plena garantía de libertad y respeto a la voluntad ciudadana.

La elección para renovar el Congreso local fue una jornada pacífica y sin mayores sobresaltos.

Mucho tuvo que ver la forma en que se ejerce el poder en Quintana Roo, la cual abona a que se arraigue la democracia en esta entidad que antes del 2016 estuvo gobernada durante más de 40 años por el PRI.

Ejercer el poder con inclusión y pluralidad no tendría que considerarse un nuevo modo de hacer política; sin embargo, es nuevo cuando en Quintana Roo se tuvo que rescatar la función pública del abuso, la tiranía y la intimidación hacia quienes se expresaban de manera diferente, no hace muchos años.

Tampoco debería ser nuevo, sino un recordatorio, el hecho de que gobernar no es sólo administrar los recursos y el patrimonio del estado; es también gestionar las diferencias entre fuerzas políticas y colectivos ciudadanos para ir construyendo un acuerdo de civilidad que permita a la comunidad avanzar en términos democráticos.

Un acuerdo sólo se construye si integra todas las orientaciones y el poder sólo es efectivo para gobernar, cuando se comparte; de otra forma sería el poder de una sola persona o un solo grupo sobre los demás.

El poder visto como inclusión y pluralidad nos fortalece a todos porque no sirve a unos cuantos sino a la consolidación del estado en libertades, derechos, pacificación y desarrollo.
Nunca ningún poder absoluto o poderes sin contrapeso han servido para el ejercicio pleno de la función pública.

Celebremos entonces los resultados de este domingo 2 de junio.

Derecho de petición, su importancia y trascendencia

Todos los mexicanos tenemos a nuestro alcance el Derecho De Petición, el cual constituye un derecho fundamental tutelado por nuestra Carta Magna. El ejercicio de este derecho representa una gran oportunidad que debe ser explotada por los mexicanos, toda vez que puede servir para aclarar una duda u obtener un criterio de parte de la autoridad correspondiente que puede servir de base o sustento para aplicar determinado procedimiento, estrategia o planeación en cualquier área en que se desarrollan los negocios ó simplemente para conocimiento general. Ahora bien, este derecho al igual que muchos, para ejercerlo se deben cumplir con los requisitos que al efecto establece el artículo 8º. Constitucional y observando siempre lo que al efecto establecen las tesis y jurisprudencias que sobre el tema emitan las autoridades del poder judicial.

Es importante mencionar que en la práctica, el ciudadano se enfrenta a una serie de problemas: no hay respuesta, es muy tardada, o a veces, la respuesta de la autoridad no cumplen los requisitos constitucionales de fundamentación y motivación, al respecto se puede presentar una demanda de amparo ante un juez federal con el fin de lograr que la autoridad a la que se le presentó la petición responda de manera expedita, debidamente fundada y motivada. Aquí el procedimiento puede ser muy largo, pero al final se puede obtener la respuesta esperada.

Fundamento del derecho de petición.
El Artículo 8º. De la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos establece: Los funcionarios y empleados públicos respetarán el derecho de petición, siempre que ésta se formule por escrito, de manera pacífica y respetuosa; pero en materia política sólo podrán hacer uso de ese derecho los ciudadanos de la República.

A toda petición deberá recaer un acuerdo escrito de la autoridad a quien se haya dirigido, la cual tiene la obligación de hacerlo conocer en breve término al peticionario.

Sobre el tema, es importante considerar, las tesis y jurisprudencias que al respecto se han emitido, de las cuales y a manera de ejemplo, se mencionan, las siguientes:

Época: Novena Época. Registro: 165204. Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito.

Tipo de Tesis: Jurisprudencia. Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta.

Tomo XXXI, Febrero de 2010. Materia(s): Común. Tesis: VI.1o.A. J/49. Página: 2689.

Petición. Modalidades de los actos reclamados en el juicio de amparo que se promueve por violación a ese derecho. El derecho de petición previsto en el artículo 8º constitucional, como premisa normativa se traduce en que a toda solicitud de los gobernados presentada por escrito ante cualquier servidor público, de manera respetuosa y pacífica, debe recaer una respuesta por escrito y en forma congruente, haciéndola del conocimiento de aquéllos en breve plazo, pero sin que el servidor esté vinculado a responder favorablemente a los intereses del solicitante.

De dicha premisa pueden advertirse distintos elementos o variables de los actos reclamados en un juicio de garantías promovido por violación al derecho de petición, dependiendo de la actuación omisiva o positiva que asuma la autoridad ante quien se presente una solicitud en los términos señalados en el precepto antes referido. Las variables fundamentales a que se alude son enunciativamente las siguientes:

1.- Si el quejoso reclama que la autoridad responsable no ha dado respuesta a una petición presentada en forma pacífica y respetuosa, el acto reclamado será de naturaleza omisiva, y la acción de amparo tendrá inicialmente como finalidad obligar a la responsable para que en breve término emita una respuesta congruente a lo que le fue solicitado, y la notifique legalmente al quejoso. En este supuesto, en el juicio de amparo pueden derivar al menos otras dos situaciones complementarias:

1.1.- Que exista una solicitud presentada ante la responsable con la oportunidad debida y en la forma que prevé el artículo 8º constitucional, sin que ésta haya sido respondida por dicha autoridad, situación en que el acto reclamado es en sí mismo inconstitucional y amerita la concesión del amparo al momento de la celebración de la audiencia constitucional.

1.2.- Que se demuestre la existencia de la mencionada solicitud, en los términos ya descritos, pero que durante la tramitación del juicio de amparo la autoridad responsable exhiba la respuesta a dicha petición y su notificación, en cuyo caso, inclusive cuando la responsable aduzca que tales actuaciones son anteriores a la presentación de la demanda inicial, éstas podrán ser combatidas por el quejoso mediante la ampliación a la demanda de garantías, o con la promoción de un nuevo juicio de amparo.

2.- Si el quejoso reclama que la respuesta emitida y notificada por la autoridad responsable a una petición presentada en forma pacífica y respetuosa, es incongruente a lo realmente solicitado, el acto reclamado será de naturaleza positiva, siendo la materia de litis en el juicio de garantías el contenido propio del acto de autoridad, en cuyo caso el juzgador de amparo deberá analizar y calificar la congruencia de la respuesta frente a lo solicitado por el quejoso, y en el supuesto de concluir que no se respondió lo realmente pedido, el amparo deberá concederse para el fin de que se responda congruentemente y se notifique la nueva contestación.

3.- Si el quejoso reclama que la respuesta emitida por la autoridad responsable a una petición presentada en forma pacífica y respetuosa, no le ha sido notificada, el acto reclamado será de naturaleza omisiva, y la acción de amparo buscará obligar a la responsable para que notifique al quejoso la respuesta emitida a su solicitud, y que éste desconoce. En este último caso, dada la naturaleza omisiva del acto reclamado, pueden presentarse también en el juicio de amparo dos diversas situaciones complementarias:

3.1.- Que aun cuando se demuestre la existencia de la respuesta, ésta no se haya notificado al quejoso, en cuyo caso la concesión del amparo tendrá como finalidad notificar tal contestación al impetrante.

3.2.- Que durante la tramitación del juicio de amparo la autoridad responsable exhiba la respuesta a la solicitud y su notificación, supuesto en el que éstas podrán ser combatidas por el quejoso mediante la ampliación a la demanda de garantías, o con la promoción de un nuevo juicio de amparo. En consecuencia, el derecho de petición reviste características diversas que por su naturaleza práctica y casuista deberán ponderarse por el juzgador de amparo en cada caso concreto en que se promueva un juicio de garantías por violación al artículo 8º constitucional, pues será atendiendo a ellas que surjan en aquél diversas cargas y oportunidades procesales para las partes, que influirán en el trámite y resolución del juicio, en congruencia con los principios contenidos en el artículo 17 constitucional.

CARAS VEMOS, PROMESAS CUMPLIDAS NO SABEMOS

Temas como los gasolinazos, el alza a la canasta básica, los servicios públicos y otros tantos relacionados al bolsillo de las familias, fueron tomados como bandera por los políticos durante las contiendas electorales para simpatizar con los votantes y tener oportunidad de sumar adeptos en las urnas.

La concesión y las tarifas de Aguakan fueron la principal promesa de casi todos sin importar el color del partido, aún al tener claro que no es la empresa quien establece las cuotas del servicio, sino la propia Comisión de Agua Potable y Alcantarillado (CAPA) por disposición del Congreso del Estado de Quintana Roo.

Aun así, se promovió como en campañas anteriores el derecho humano al agua sin aclarar el papel de los gobiernos respecto a la asignación de tarifas, considerando los costos de extracción, potabilización, distribución, recolección y tratamiento, criterios aplicables por igual no sólo en el estado sino a nivel global en la gestión de los servicios para brindar agua segura y de calidad a la comunidad.

Los candidatos tampoco mencionaron que así como existe el derecho al acceso al agua potable, también es responsabilidad de la ciudadanía pagar por los servicios recibidos, como lo establece el artículo 20 de la Ley de Cuotas y Tarifas de Agua Potable, Alcantarillado y Tratamiento de Aguas Residuales del estado. 

Entre las medidas propagandísticas para la elección popular, los candidatos apelaron al desconocimiento y desinformación generalizada, asegurando que cientos de clientes se les han acercado solicitando ayuda para frenar las injusticias provocadas por la concesionaria. 

Por su parte Aguakan no ha buscado defenderse de los discursos electorales pero se ha mantenido activa a través de sus redes sociales; desde abril aseguró que respecto a los casos de la PROFECO “el número real de año 2018 son 64 casos y en 2019 van 3, cifras que representan menos del 0.02% de la base general (de cliente)”.

A través de sus mismas cuentas ha informado sobre las diferentes acciones en el tratamiento del agua, los apoyos, descuentos, convenios, programas sociales y educativos, así como su postura sobre los recursos necesarios para brindar los servicios.  

Tras una jornada preelectoral extenuante y más de 180 candidatos sobre la mesa, la población deberá analizar las propuestas, evaluar cuáles están fundamentadas en información certera y con soluciones viables para los verdaderos asuntos prioritarios del estado como lo relativo a seguridad, empleo, vivienda y turismo.

Alianza Farfan-Beristain, La traición del Ingeniero.

¿ A poco les sorprende?

Si, La alianza Farfan-Beristain parece estar desde la elección a la presidencia municipal donde ganó Laura Esther. Farfan pudo haber operado en contra de Cristina Torres.

Me llama mucho la atención que no han despedido a algunos de los elementos mas cercanos a Alberto Farfan en la presente administración, tal es el caso de su secretario personal. Se pudiera pensar que son sus posiciones que negociadas.

Farfan siente que no lo tomaban en cuenta, que no lo dejan brillar y tal vez era verdad. Farfan siempre ha tenido en mente ser alcalde, ¡y porque no! Si tiene la experiencia, tiene mucha gente, tiene recursos y conoce bien Playa de Carmen.

La traición de Farfan pareciera que se empezó a gestar desde antes de la selección de Laura Beristain como candidata de Morena. Alberto Farfan deseaba la silla y la busco, se acercó al Movimiento Regeneración Nacional en busca de la candidatura a la alcaldía de Solilaridad, pero esté no la logro.

Durante su período en la Secretaria General del Ayuntamiento con Cristina Torres, salió muy molesto y frustrado. Repito no se sentía valorado, sentía que lo bloqueaban y sentía que no lo dejaban crecer, por tanto, ahí no podría concretar sus objetivos, sus ambiciones personales y políticas.

En una plática casual con él, lo note rápidamente. La sensación que me trasmitió en dicha platica, fue exacta, lo sentí resentido, molesto y culpaba a otros por perder la reelección de Cristina Torres.

La traición de Farfan, era evidente. No fue el único, Zavaleta igual, solo con una diferencia, este último lo manifestó, lo expreso y no escondió su operación en contra de Cristina Torres, por lo tanto, Zavaleta no traiciono a nadie.
Por el contrario, Farfan decidió guardar silencio y operar con su resentimiento como bandera de justificación. Así logro permanecer y conseguir espacios. Lo hizo por debajo del agua.

Farfan piensa que él tuvo que haber sido el candidato a la alcaldía por solidaridad y no fue así. En esta campaña seguramente sentía que llevaba la primera mano para ser el coordinador de campaña de Lili Campos, pero no fue así otra vez. Seguramente, creció más su resentimiento y por ellos la “extraña” foto.

La evidente ineptitud de Juan Carlos Beristain como Síndico Municipal, sus participaciones vacías y llenas de preguntas, mostraban que Juan Carlos no sabía nada de los asuntos públicos, se notaba que nadie del cabildo le ponía atención e incluso hasta se mofaban de él. Farfan también pensaba que Juan Carlos era un inepto, un pendejo, así lo expresaba el y los regidores “en privado”.

Recuerdo una sesión de Cabildo a la que asistí, ahí lo comprobé, vi las risas burlonas y la concentración en sus celulares cuando Juan Carlos Beristain hacia uso de la voz. Recuerdo también que en esa sesión Juan Carlos propuso reformar un reglamento para que le permitieran tener a un asesor sentado a su lado, alguien que le dijera que decir, porque esté no sabia sobre los asuntos que se exponían.

Juan Carlos Beristain también fue exhibido desviando recursos públicos con la nómina de sus trabajadores cuando fue regidor, esta grabado en video.

Con la alianza Farfan-Beristain, el Ingeniero Alberto, no solo traiciona al grupo político que lo considero leal, sino que también se traiciona a si mismo. También, traiciona a los solidarenses, pues sabe bien de las ineptitudes de Juan Carlos Beristain y su evidentes actos de corrupción.

La otra remota posibilidad es que este jalando gente de Morena en favor de Lili Campos y Cristina Torres. ¿Cómo confiar ahora en Farfan? Así como traiciona a uno puede traicionar a otro.

Algunos piensan que Farfan sería un excelente Presidente Municipal, otros piensan que el que traiciona, siempre traicionaría a todos, opiniones respetables todas.

La foto donde el Ingeniero Alberto Farfan aparece con Juan Carlos Beristain, con su gorra morada, solo ilustra un pequeño panorama de la política y realidad de las traiciones de la vida pública de los playenses.

Con desconocimiento de causa

El nivel más bajo de conocimiento es la opinión. Platón en el libro VI de La República, expone que, al igual que existen dos grados diferentes de realidad, existen también dos grados de conocimiento, que poseen distintos niveles de certeza. El primero que es un conocimiento inteligible, fiable, llamado episteme (ciencia) que tiene como objeto las ideas y el segundo que es un conocimiento sensible, poco fiable, llamado doxa (opinión), que tiene como objeto las cosas del mundo material.

Si en el entorno se considerara esa clasificación, seguramente la mayoría de las decisiones cotidianas, entrarían en la doxa (opinión), debido a que son pocas las personas que, para tomar decisiones, previamente investigan y se aseguran que lo que consideraran como elementos decisivos, están comprobados y validados por la ciencia o el método científico.

Claro que, si estas decisiones son para asuntos muy personales, lo peor que podría pasar, sería que se tengan que pagar las consecuencias y las afectaciones, también tendrían un impacto hacia el individuo y tal vez hacia su círculo más cercano.

Sin embargo, existen decisiones que impactan a muchas más personas, a veces miles o hasta millones de seres humanos, y ahí la responsabilidad cambia.

Un ejemplo que podría ilustrar de mejor manera esta explicación, podría ser, las decisiones que toman los legisladores; al modificar o crear leyes, tienen la gran responsabilidad de asegurarse, más allá de la opinión, el sentimiento o incluso, la línea que pudieran recibir; deberían considerar también las bases científicas, el conocimiento probado y comprobado, la necesidad y sobre todo la visión de lo que se pretende lograr.

Recientemente se debatía la reforma para la nueva ley de educación, tema demás trascendental en la vida de una nación y, sin lugar a dudas, de un impacto directo a quienes integrarán las nuevas generaciones, un tema además de sensible, de suma relevancia para el futuro de los individuos, y quienes han tomado la decisión del contenido de esa reforma, son, en su mayoría, llevados por la doxa más que por la episteme.

Los faltantes de comunicación social

El sexenio pasado no se pagó un centavo de publicidad sin que Andrés Chao, subsecretario de Gobernación autorizase.

Es más, ni siquiera una invitación a un evento presidencial podía enviarse sin que previamente fuese aprobada por él. Tanto le sirvió al verdadero poder de Los Pinos, no exactamente Peña Nieto, que fue inamovible seis años.

Ahora faltan, según la Auditoria Superior de la Federación, 2 mil 826 millones de pesos por comprobar en este rubro. Y seguramente se los querrán endosar a Miguel Osorio Chong que, por orden superior, ni siquiera se enteraba de lo que sucedía en esa oficina.

Chao vetó, por instrucciones de sus verdaderos jefes, sin ninguna anuencia de Peña Nieto que estaba ocupado jugando golf, a periodistas incómodos para ciertos funcionarios del Gobierno. Todos los que NO aparecen (aparecemos) en las listas que han comenzado a conocerse. Les decretó una especie de “muerte civil” donde estos, críticos en mayoría “incomprables”, estuvieron seis años proscritos no únicamente para obtener publicidad sino para cualquier tipo de trabajo lícito.

Es decir, esta “subsecretaría” se encargó de la peor censura, incluso contra derechos humanos. No se diga de libertad de expresión.

Para algunos elegidos, ya lo comprobamos, hubo millones de pesos. En los últimos meses del gobierno anterior se inventaron “campañas” para hacer un pago de marcha a periodistas afines.

Ahora falta algunos millones. Poca cosa si se analizan las cantidades gastadas. Tal vez por las prisas de final de sexenio, o porque se sintieron, así lo deben haber comunicado sus jefes, intocables. Con Andrés Chao hay que señalar a Eduardo Sánchez que no fue sino un peón de éste.

Es obvio que en todo momento tuvieron el “apoyo” de Luis Videgaray. De otra manera no se entiende que pudiesen disponer, con total libertad, de miles de millones de pesos. Sin dar resultados. Que es lo más dramático, gastar tales cantidades sin mejorar la imagen presidencial.

Supongo que las cuentas bancarias de estos funcionarios están limpias. ¿Hubo comisiones pagadas por los beneficiarios? Estamos hablando de periodistas que deben haber recibido más de diez millones de pesos mensuales, si sumamos la “publicidad” de las dependencias del Gobierno. Hasta de la Casa de Moneda…

No se sabrá nunca. Reglas del juego. Lo que sí debería investigarse, para que no vuelva a ocurrir, es el criterio que rigió el otorgamiento de publicidad oficial. Y si se compraron criterios. ¿Pagaban para que les pegaran? No lo creo.

Miguel Osorio Chong fue el titular de Gobernación. Y, por tanto, le corresponderá legalmente justificar dónde quedaron esos 2 mil 826 millones de pesos que están buscando. A ver cómo explica que Andrés Chao nunca se dignó informarle sus decisiones.

Tenemos ya las primeras listas del destino de muchos millones de pesos que salieron de esa Subsecretaría. Nos falta, por aquello de la salud de las instituciones, que vengan los responsables a contarnos su parte, a decirnos qué criterio, que manipulación, hubo para este alegre reparto de los dineros públicos.

¿Se arrepentirá Peña Nieto de haber prescindido de David López?

Manuel Velasco, al acecho

Josefa González Blanco Ortiz Mena cerró su ciclo como secretaria del medio ambiente de una manera tan imprevista como amarga. Cometió un pecado de lesa austeridad: habló por teléfono a un amigo que es director o propietario de una línea aérea (Aeroméxico) para pedirle que se retrasara la salida de un vuelo a Mexicali porque ella iba retrasada rumbo al aeropuerto de la Ciudad de México (al menos, eso es lo que en esencia relató el presidente Andrés Manuel López Obrador, al comentar que había aceptado la renuncia de Josefa). Ya en la pista de despegue, el capitán comunicó a los pasajeros que debería esperar, pues había una “orden presidencial” para esperar a una persona, según relató en Twitter uno de los viajeros.

De ahí se derivó la caída (virtual destitución) de una de las extrañas designaciones en el gabinete obradorista. Josefa es una mujer con una amplia relación con el mundo político: es hija de Patrocinio González Blanco Garrido (Canabal), quien fue gobernador de Chiapas y secretario de Gobernación con Carlos Salinas de Gortari. El padre de Patrocinio, y abuelo de Josefa, fue Salomón González Blanco (casado con Josefa Garrido Canabal), quien también fue gobernador de Chiapas y, durante más de doce años, secretario federal del trabajo (un pequeño tramo de Adolfo Ruiz Cortines y los sexenios completos de Adolfo López Mateos y de Gustavo Díaz Ordaz como presidentes de la República).

La secretaria declinante es hija de Patricia Ortiz Mena Salinas de Gortari (prima del ex presidente de la República), quien a su vez fue esposa de Antonio Ortiz Mena, quien fue secretario de hacienda durante dos sexenios (con Adolfo López Mateos y con Gustavo Díaz Ordaz) en los que aplicó una política económica conocida como “desarrollo estabilizador”. En diferentes grados pero Josefa también es familiar del ex gobernador de Morelos, Graco Ramírez Garrido Abreu, de la ex procuradora general de la República y ex secretaria de la Función Pública, Arely Gómez González Blanco, y del ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena.

Pero Josefa no tuvo antes ninguna responsabilidad política o de administración pública que fuera relevante. Se dedicaba a atender el parque ecológico denominado Los Aluxes, en Palenque, en coordinación con su padre, Patrocinio. De ahí pasó a la secretaría federal del medio ambiente, donde fue quedando aislada y restringida a causa de los recortes presupuestales.

Para suplir a González Blanco Ortiz Mena se mencionó con insistencia a Manuel Velasco Coello, ex gobernador de Chiapas, quien ha jugado un papel clave en los entendimientos confidenciales del morenismo con parte de la élite priista, sobre todo en términos electorales con el entonces ocupante de Los Pinos, Enrique Peña Nieto. Velasco ha sido, además, la pieza central en el alineamiento del Partido Verde Ecologista de México a Morena y a López Obrador (como siempre, con garantía de impunidad, negocios y cargos para los “aliados” Verdes). Un momento vergonzoso del morenismo se produjo en el Senado cuando se repitió una votación para permitir a Velasco que regresara a la gubernatura, que había dejado para ser senador, y luego volviera a su asiento senatorial.

Velasco Coello, por sí mismo y por vía de su Abuelo, Fernando Coello, amigo de López Obrador desde décadas atrás, está en espera de una oportunidad para ser integrado al gabinete andresino. Su mayor ambición es relevar a Olga Sánchez Cordero en Gobernación. Ahora, con la salida de su paisana Josefa, comentaristas mediáticos que le son cercanos lo promovieron como el sucesor de González Blanco y una legión cibernética (que en su historial de granjas opinantes tenían constantes apoyos a Morena, a la 4T y a Miguel Barbosa) soltaron una retahíla de mensajes elogiosos de la gestión de Velasco en Chiapas (que la mayoría de la población de ese estado considera nefasta, corrupta y frívola). Ya se verá si en esta ocasión u otra entra Velasco a un cargo de primer nivel. Pero es un activo obradorista en espera de su oportunidad.

Además de las relaciones de afecto entre la familia Coello con López Obrador, y de los grandes servicios prestados por Manuel Velasco para que se diera una alternancia de siglas partidistas en la elección presidencial de 2018 (respeto al triunfo andresino a cambio de impunidad para la élite peñista), hay una necesidad estratégica del gobierno federal, urgido de contar con una figura fuerte que dé cuerpo político a los proyectos desarrollistas del sur y el sureste mexicanos. De hecho, se había mencionado a Velasco Coello como aspirante a coordinador oficial de la construcción del Tren Maya, aunque tal puesto resulta muy pequeño para las intenciones del ex gobernador chiapaneco.

En esencia, el obradorismo requiere de un operador político vigoroso para enfrentar las varias formas de resistencia a esos proyectos sureños. En especial, está anunciada la oposición fuerte del neozapatismo y los grupos indígenas y de resistencia social al citado Tren Maya, al corredor transístmico y al Proyecto Integral Morelos. Suponen, en ciertos ámbitos decisorios del gobierno federal, que la experiencia y el oficio político de Velasco Coello podrían ayudar a conjurar el rechazo de ciertos segmentos sociales a tales planes.

Frente a la posibilidad de que Velasco Coello sea el próximo secretario del medio ambiente se levantó una fuerte oleada de rechazo, proveniente sobre todo de seguidores del obradorismo que consideran inaceptable, casi una traición, que se premie la carrera política de un personaje marcadamente adverso a los valores que propone la llamada Cuarta Transformación. Además, sabido y cantado es que el citado ex mandatario chiapaneco tiene la vista puesta en aspirar a la candidatura presidencial en 2024, a través de una alianza en la que participen Morena, el Verde y algunos partidos menores.

¡Hasta mañana, con los candidatos a gobernar Puebla que antier cerraron campañas electorales!

Los columnistas o el chayote transgénico

La prometida lista de periodistas que recibieron fortunas del gobierno de Enrique Peña Nieto no ofreció sorpresas. Más de mil millones de pesos repartidos en apenas unas decenas de personas. En su mayoría se trata de conductores de programas de televisión y radio que a la vez publican columnas de opinión en algún diario. Joaquín López-Dóriga encabeza la lista con 251 millones y le siguen otros como Óscar Mario Beteta (74 mdp), Adela Micha, Ricardo Alemán, Raymundo Riva Palacio, Pablo Hiriart, Jorge Fernández Menéndez con cifras que superan los 20 millones de pesos, entre otros.

Tampoco es sorpresa que estos periodistas se encuentren entre los más acérrimos críticos del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, que ha suspendido los pagos desde el arranque de su sexenio.

Tales cifras supondrían que estas personas habrían sido remuneradas por el gobierno priista, en cantidades que superan el salario nominal que recibían de los medios de comunicación en los que han venido participando. Cabría preguntarse en términos estrictamente económicos para quién realmente trabajaban. Por lo demás, es conocido que el gobierno del Edomex, el de la Ciudad de México y buena parte de los gobiernos estatales han invertido sumas millonarias en partidas similares, aunque los beneficiarios nunca han sido precisados. Las cifras, que no conocemos, podrían alcanzar montos verdaderamente escandalosos.

Y sin embargo, las cosas no son tan simples como parecen. Ciertamente en más de algún caso se trata de verdaderos extorsionadores de la pluma, capaces de cambiar su opinión a golpe de billetes, otros quizá simplemente se han dejado querer por lo que celebran sus opiniones. Pero también hay otros casos que habría que matizar antes de proseguir con el linchamiento desatado.

Desde tiempos inmemoriales la opinión pública en México ha conocido como “el chayote” a las partidas entregadas por el soberano a los periodistas que influyen en la opinión pública. .

Los misterios de la “lista”

La lista de periodistas que recibieron dinero en el sexenio pasado tiene muchos misterios. Uno de ellos resuelto a la mitad: Quién la filtró. Mientras el Presidente negó que habían sido ellos, ésta fue entregada por su oficina de Transparencia.

O sea que López Obrador no fue consultado, no sabía, y algún empleado la envió en automático. Lo que pone en una pésima posición a Jesús Ramírez Cuevas. Sea por no enterarse, o por no haber “inventado” una explicación más creíble para justificar una filtración, no autorizada por su jefe.

En cualquiera de las opciones, el Presidente no sabía. De otra manera, hubiese sacado partido del tema, en lugar de negar toda intencionalidad.

Muchos periodistas respondieron con furia insólita, y se llamaron “víctimas”, “perseguidos”. Lo cierto, es que el gobierno anterior gastó muchos millones de pesos. Que algunos periodistas recibieron dinero por concepto de publicidad de la manera más legítima a imaginar, y que no puede haber señalamiento negativo en esto.

Todos se defienden. Corresponde a la sociedad creer o no sus argumentos.
Importante que no hayan dado a conocer los montos que entregaron las demás instancias de Gobierno, el Gabinete “ampliado”. Ahí está el gasto de muchos millones de pesos.
De la lista publicada hay que tomar un nombre, porque ejemplifica las torpezas y/o “colusiones” del gobierno anterior, porque tipifica un tema muy oscuro que puede ser de la mayor corrupción: Eunice Ortega Albarrán.

De entrada, no había escuchado su nombre. No estamos hablando del conocimiento público que existe para cualquier otro de los enlistados. Los ingresos que recibió fueron, aparentemente, por un portal de internet que ya desapareció, que tuvo 13 seguidores. A sus manos llegó dinero de todos lados, por ejemplo, en octubre de 2015, una factura que pagó la Casa de Moneda por 50 mil pesos por un “banner”, para este sitio sin seguidores, “Mesa Revuelta”, que ya cerró. Pemex le pagó 465 mil pesos en el sexenio pasado, por publicidad en ese inexistente portal. También la Secretaría de Turismo, cuando era público que su portal no tenía ni 100 visitas al día.

La Asamblea del entonces Distrito Federal firmó con ella un contrato, en mayo de 2015, para inserciones mensuales de hasta 200 mil pesos. Ese mismo año, el gobierno de Miguel Ángel Mancera le pagaba 320 mil pesos. En 2018 Liconsa le pagó, por una campaña de octubre a noviembre, 1 millón 293 mil pesos, contrato que dice a la letra: “Difusión a través de portales de internet”. En Infonavit consta que le dieron dinero, sin especificar monto.

Y podríamos seguir. O mejor aún: Revisar Compranet…
En la lista publicada consta que le “dieron” 10 millones 607 mil pesos en Presidencia, donde casualmente cubrió la fuente para el diario “La Razón”.

En Instagram tiene 130 seguidores. En Twitter tiene 2 mil 319.

Sería sano conocer las razones por las que el anterior gobierno, todo, además de Cámara de Senadores y Diputados, gobierno del Distrito Federal, Asamblea, le pagaron millones y millones de pesos a esta “periodista”…

Que no sea el botón de pánico

Maestro, AMLO dijo que Pemex será la palanca del desarrollo en 2022.
—Con que no resulte el botón de emergencia o el de pánico… Está en chino levantar a la empresa.

Don Andrés pidió a sus funcionarios ser perseverantes, tercos y que no se rindan.

—Igualito que millones de mexicanos que estamos esperando la justicia prometida: con perseverancia, terquedad y sin claudicar, y pidiendo rendición de cuentas.

Un juez marcó el 8 de julio para que vendedores del viejo ‘Excélsior’ rindan cuentas de la operación a cooperativistas.

—La justicia, ciega como es, se ha tardado más de 12 años, pero es tiempo de que llegue a buen puerto.

El Senado determinó que la Guardia Nacional será 100% civil.
—Y luego López Obrador determinará que sea 100% militar, y así…

Santiago Nieto reveló que Roberto Sandoval y Duarte desviaban dinero a una asociación ganadera del mismo César.

—Bajo la premisa de quítenle al César lo que no es del César, que siga escarbando hasta sacar toda la podredumbre de ambos pillastres.

Zoé Robledo ya dirige el IMSS y Germán Martínez regresa al Senado.

—¿Y estará en el lado morenista o se decantará por la bancada blanquiazul?

La PGJ capitalina busca la pena más alta para la Miss Moni del Rébsamen.

—Que sea cadena perpetua: 5 años por cada uno de los 19 niños (95), y 2 años por cada adulto (7, o sea 14 años más) suman 109, sin derecho a jacuzzi en la crujía.

Y que aparece Chetumal

Chetumal apareció, como cosa de magia, en el análisis que hace Skyscanner, una plataforma de búsqueda de lugares para viajar, en el cuarto lugar de las ciudades más buscadas en 2018.

Del mundo. Junto a Bogotá, Melbourne, Beijing, Dublín, Reikiavik, entre otras.
Es decir, que fue uno de los sitios con mayor número de interés para los viajeros.
El Chetumal nuestro. A donde no les gusta ir a los que viven en Cancún. La ciudad capital de Quintana Roo gobernada por ineptos, cuando no corruptos, desde hace muchos años, sin importar el partido político. La ciudad de los baches. La que no tiene playas. Donde se dice que el mejor lugar para comer es en tu casa. La que viven como “castigo” funcionarios estatales que provienen de otras ciudades.

La ciudad donde no llegan los empleados de la Secretaría de Turismo, pese al compromiso presidencial. La ciudad donde se venden cervezas en la calle para que los jóvenes las beban en la calle, con la complacencia de los policías. La ciudad donde la autoridad municipal no resuelve ni siquiera el problema de la basura.

Chetumal se puso de moda. Asombrosamente para muchos.
El número de viajeros que llegan a Chetumal por vía aérea aumentó exponencialmente, pese a que el aeropuerto parezca del “quinto mundo”, a que ni siquiera haya lugares suficientes para esperar los vuelos, siempre, retrasados.

Desde hace algunos meses, Chetumal se convirtió en el destino favorito de muchos mexicanos que visitan, también, Bacalar o Mahahual. Ahora también es lugar “interesante” para viajeros de todo el mundo.

Y yo, ingenuamente, me pregunto qué estamos haciendo para merecer esto. Y, también, más ingenuamente, me pregunto de qué manera vamos a responder a este “interés”… preguntas que uno se hace…

Ser llamado maestro

Dicen algunos, que se le ha perdido el respeto, que todo ha cambiado, que ya no es como antes. ¿Será del todo cierto? ¿Cuál es el lugar que ocupa el maestro en la sociedad actual? ¿Qué significado tendrá, para un maestro, ser llamado maestro y dedicarse a la actividad que, por excelencia, trasciende más allá de la propia imaginación?

Permítame compartir con usted, estimado lector, una enseñanza que recibí de la maestra Martha Limón (Marthita), la cual usó para dar inicio a un curso dirigido a docentes… Hay en la historia de la humanidad, un hombre, que aun cuando hacía milagros, no se hacía llamar santo, y aun cuando curaba enfermos, tampoco le llamaban doctor, pero sí permitía que le llamaran maestro… y continuaba con la siguiente afirmación: Por eso, cuando los estudiantes a quienes les enseñen, les llamen maestro, siéntanse orgullosos de recibir el título más elevado que alguien puede merecer.

Ser maestro y lograr que le llamen a uno por ese nombre, es un halago y conlleva consigo una enorme responsabilidad, porque es una actividad y para muchos una profesión en la cual se tiene en las manos a seres humanos, los cuales, después de recibir las enseñanzas de cada profesor con el que coincide en su vida, se convierte en el resultado de lo que cada uno aportó y dejó, muchas ocasiones sin darse cuenta, a diferencia de otras actividades, en las cuales se recibe materia prima y se transforma en productos terminados, materialmente hablando; si cometes un error de producción, se repite el proceso y se corrige. En el caso de un maestro, difícilmente se da esa segunda oportunidad.

Decía Albert Einstein, que “el arte supremo del maestro consiste en despertar el goce de la expresión creativa y del conocimiento”. Y ese despertar es lo que hace la diferencia entre un alumno y otro y entre un maestro y los demás. La imagen del maestro sigue teniendo el respeto y admiración de sus estudiantes y sigue ocupando un privilegiado lugar en la sociedad. Feliz día y que siga siendo un alto honor el ser llamado maestro.

Todos tenemos un “1994”

Diego Enrique Osorno demostró con su documental “1994” una inmensa valentía.
Hurgar en las entrañas del año más complicado de nuestra historia reciente, en heridas que todavía están vivas, sin tomar partido, sin meter sus entrañas, sin confundir la memoria colectiva con el imaginario de muchos, tiene infinito mérito. Porque lo que vemos en pantalla, con ese narrador omnipotente que tiene todas las voces, es un fragmento de la verdad.

Y vaya que en nuestro país es complicado hablar de “verdad”, así, sin adjetivos.
Yo vi los cinco capítulos de la serie de Netflix, con la ventaja del sistema vigente, de corrido, en una noche insomne. Después, ya de mañana, no podía dormir. Muchos testigos de esos días han dicho que tuvieron una vivencia semejante, porque la intensidad de ver lo que sucedió, de mirar los personajes en pantalla, de escuchar voces de entonces y de ahora, tiene un sentido de catarsis. De las que duelen.

En varias escenas, al escuchar explicaciones incompletas, o al constatar la parcialidad de algunos, comencé a “filmar” mi 1994 sobre la pantalla. A decirme que faltaba esto, que había parcialidad, que no están los cadáveres de Chiapas, que lo que vivimos en esos días en San Cristóbal de las Casas fue diferente, que nos quedó a deber el “Error de Diciembre” a faltar… sí, pero esa es mi visión.

Los que vivimos ese caos, ese devenir apabullante, seguimos sin respuesta a muchas interrogantes, que no solamente tienen relación con Mario Aburto. ¿Y José Córdoba Montoya? Ya que hablamos de posibles autores intelectuales.

Sí, pero hay que insistir, esa es mi narrativa. Y creo que todos los que vivimos 1994 de cerca tenemos nuestro propio documental en la mente. Lo invaluable, todavía me impacta como lo logró Diego Osorno y su equipo, es que la serie de Netflix consiguió que nuestra memoria fuese sobrepuesta a las imágenes que vemos.

Me tranquiliza que Jesús Silva-Herzog haya escrito: “Luis Donaldo Colosio es retratado como un santo” porque esa fue mi percepción. O que se refiera a la participación de Carlos Salinas de Gortari como yo la vi: “… a ratos el documental parece el testimonio de Carlos Salinas sobre aquellos días, la versión del presidente impera sobre el resto de las voces”.

Tal vez porque las otras voces eran interesadas, excepto la de Federico Arreola, testigo privilegiado de la cercanía de Colosio. O porque Salinas se detiene, siempre, al borde de hacer parciales sus declaraciones.

El ahora secretario de Seguridad, Alfonso Durazo, es otra voz de excepción en la narrativa de Osorno, que vale la pena entender, o analizar por lo menos. En la perspectiva de su nueva realidad.

Los que vivimos ese 1994 que nos regala Diego Osorno ya no somos los mismos. Ni siquiera cuando nos encontramos en esas tomas un poco oscuras, casi fuera de foco. Sin embargo, los que fuimos estamos ahí, presentes, casi en estado de shock frente a esa realidad que tanto define todos los vicios y virtudes de lo que llamamos, por tantos años, sistema político mexicano…

Los intocados

Lo ha dicho en otras ocasiones, pero en tierra del neozapatismo usuario de pasamontañas el mensaje del presidente Andrés Manuel López Obrador reavivó significados: «Por eso tengo prisa, para que avancemos lo más que se pueda, que no se las pongamos fácil a los de la mafia del poder; que si ellos vuelven otra vez, que les cueste trabajo echar para atrás lo que se ha avanzado».

Tales advertencias, más la insistencia en mencionar que él no se postulará para un nuevo periodo presidencial (lo cual, hasta ahora, está prohibido por la Constitución), podrían constituir, como sospechan algunos de sus adversarios, una inducción de psicología inversa que buscaría preocupar a los futuros votantes proclives al obradorismo ante el riesgo de que la figura central del movimiento y partido denominado Morena no encabezara personalmente un esfuerzo de continuidad electoral y administrativa: del “denme por muerto” de antes de 2006 al “no me voy a reelegir” de 2019 en adelante.

Cierto es que hoy la fuerza del morenismo es apabullante y sus estrategas y operadores se plantean una estancia en el poder de varios sexenios, con Claudia Sheinbaum, Marcelo Ebrard y Ricardo Monreal como unas de las pocas figuras a las que se les ha permitido cierto crecimiento acotado, y eventualmente el Verde ex gobernador de Chiapas, Manuel Velasco, si finalmente entra al gabinete en una tanda de relevos.

Pero la estancia de las novedades partidistas de relevo presidencial ha sido corta: Acción Nacional sólo logró ligar dos periodos, con Vicente Fox Quesada y Felipe Calderón Hinojosa como abanderados; el Revolucionario Institucional sólo se sostuvo un sexenio en su regreso al poder, con el abollado Enrique Peña Nieto casi como accidente político. Falta ver cuánto durará Morena como alternancia de siglas en el poder.

Por lo pronto, los equipos e intereses sustanciales de los equipos políticos del panismo y el priismo están indemnes. Se espera una acometida contra el peñismo en un plano políticamente menor, si se cumple la orden de aprehensión y se procesa al general Eduardo León Trauwitz, encargado de cuidar la riqueza petrolera durante el sexenio de Peña Nieto pero finalmente involucrado en casos de huachicoleo virtualmente institucionalizado. Hay por ahí otros amagos de acción penal contra algunos representantes menores de lo que se ha llamado “la mafia del poder”. Pero puede decirse en general que dicha mafia goza de cabal salud política.

Un ejemplo de esa lozanía, de esa condición política de intocados, se ha visto este fin de semana en una fiesta por nupcias en la que entre otros invitados estuvieron el antes mencionado Peña Nieto (quien no ha sido tocado ni con el pétalo de una crítica directa y contundente), el jeque petrolero Carlos Romero Deschamps (quien parece estar en curso de una prejubilación sindical negociada), el ex encargado del despacho de la Procuraduría General de la República, Alberto Elías Beltrán (responsable durante el último año de “gobierno” de EPN de horrores institucionales tan proclamados por Alejandro Gertz Manero), y el gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo (quien disfruta de tranquilidad política, a pesar del pésimo gobierno que realiza, casi como si estuviera cumpliendo con un papel de transición rumbo a la siguiente elección, en la que Morena le releve).

También estuvieron (según publicó la revista Quién) el ex gobernador Manuel Velasco Coello, Manlio Fabio Beltrones, Diego Fernández de Cevallos, Rosario Robles, Raúl Salinas de Gortari. Y en fotografías se pudo ver al ministro de la Corte, Eduardo Medina Mora y a Aurelio Nuño, entre otros. Los contrayentes fueron Gonzalo Zavala y Mar Collado, ella, hija del abogado Juan Collado, uno de los litigantes preferidos por figuras relevantes de la política metidos en problemas jurídicos.

El presidente López Obrador, mientras tanto, desde comunidades bajo influencia o control del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, se daba prisa en avanzar en su proyecto de Cuarta Transformación. No vaya a ser que los malosos retomen el poder.-

Anunció el presidente López Obrador que se colocarán placas, en obras que sean realizadas con fondos decomisados a grupos criminales, con los nombres de los cárteles o personajes del narcotráfico o la política a los que se les quitó determinada cantidad de recursos en procesos judiciales: “Se va a repartir todo eso a todos los pueblos y se les va a poner su plaquita: esto se obtuvo del cártel fulano mengano; esto se obtuvo de lo que se le confiscó al político corrupto fulano de tal”.

La propuesta es polémica: no faltará quienes terminen agradeciendo a esos cárteles o personajes el haber aportado involuntaria pero concretamente a la realización de determinadas obras. En varias ciudades del país suelen llegar regalos en fechas festivas (día del Niño, Navidad, por ejemplo) con la etiquetación del grupo criminal dadivoso. La gente suele apreciar de manera especial tales benevolencias, de tal manera que la base social de determinados jefes criminales suele ser amplia y leal, como se ha visto en Sinaloa y Tamaulipas respecto al cártel largamente identificado con Joaquín Guzmán, el Chapo, y con el Cártel del Golfo, en las entidades antes citadas.

La Megalópolis entrará a partir de hoy a una fase de aparente normalización en materia ambiental, luego de largos días en los que al ozono se sumaron las partículas finas como formas de grave agresión a la salud de los habitantes de la amplia conurbación que tiene como cabecera a la Ciudad de México. “Normalización” no significa resolver los problemas de fondo sino continuar con las prácticas lesivas a la salud pública en tanto los indicadores negativos no se eleven de manera escandalosa./

Y, mientras los candidatos a gobernar Puebla debatían en domingo (encuentro del cual se hablará en la siguiente entrega de esta columna). ¡Hasta mañana!

Paridad total, el cambio en nuestras manos

La participación de las mujeres en la vida pública de un país es uno de los temas más importantes dentro del contexto nacional e internacional. Como mujer y funcionaria pública, de primera mano he podido constatar los grandes beneficios que emanan de la participación femenina en los procesos de toma de decisiones y su impacto en el crecimiento económico. Reconozco que México ha logrado avances relevantes en esta materia, pero también hay que darse cuenta que aún queda mucho trabajo por hacer.

Afortunadamente, la necesidad de atender este tema está en el centro de la coyuntura política nacional. Después de un intenso debate, el Senado mexicano aprobó una reforma a la Constitución en aras de garantizar que exista la paridad de género en los tres órdenes de gobierno; ¡un logro enorme! Ahora, será tarea de nosotros los Diputados Federales, asegurar un futuro incluyente para todas las mexicanas.

La importancia de esta iniciativa no es menor, ya que el empoderamiento de las mujeres es vital para el desarrollo de un país. Según la OCDE, cuando el número de mujeres ocupadas aumenta, las economías crecen de manera exponencial. También estudios de ONU Mujeres han revelado que la participación femenina en la economía aumenta la productividad y la igualdad de ingresos; algo que desesperadamente necesita nuestro país.

Por otro lado, está la cuestión de la seguridad. México es uno de los 20 países con la tasa de feminicidios más alta del mundo, según la CEPAL. En lo personal, esto es más preocupante, ya que mi estado, Tabasco, ocupa uno de los primeros lugares en esta materia a nivel nacional; un reflejo más del infierno por el que están viviendo mis paisanos. Dada esta situación, quisiera exhortar a las autoridades locales a que se establezca la Alerta de Género en nuestra entidad, y se discuta con mucha seriedad políticas públicas que mitiguen la zviolencia de género.

Como mujer que forma parte de la vida pública de nuestro país, estoy convencida que somos nosotras las que debemos impulsar cambios que promuevan la inclusión. México se encuentra en el momento preciso, con un Congreso que por primera vez en la historia es casi paritario y con mujeres decididas a hacerlo realidad. Celebro la disposición del Senado de dar el primer paso hacia una verdadera equidad de género, ahora está en nuestras manos, ¡no les fallaremos!

La seguridad de los “periodistas”

A los reporteros les estorba mucho, para ejercer su profesión, estar rodeados de policías. Quien haya tenido escolta sabe que es una de las relaciones más complicadas, para ellos y para ti. Que la sensación de agobio es lo común.

Sin embargo, hay que entenderlo, el tema es de seguridad. De verdad. De la necesidad de contar con alguien que ayude a “subir el precio” de tu vida, para que los sicarios se lo piensen dos veces. Para que quienes quieren matarte, tengan que pagar más, que contratar a más gente, que pensar que tu persona tiene interés para la autoridad. Y, por tanto, no cuentan con la misma impunidad.

Es un mensaje. Y, también, dos manos, dos pistolas… En el caso de Francisco Romero El Ñaca Ñaca, el reportero asesinado en Playa del Carmen la semana pasada, hubo una decisión. Personal, suya, por razones que no conocemos, de quedarse sin escolta.

Y aquí entran los viáticos que el señor Alberto Capella determinó quitarles a los escoltas. Sobre todo, antes que, a cualquiera, a los escoltas comisionados con periodistas. Es obvio que ni Romero, ni otros periodistas, tienen capacidad económica para pagarles este dinero “extra”.

Pagarles a policías que están “comisionados”, como era en su caso, fuera de su lugar de origen, Chetumal, donde está su familia y su casa.
Resulta común que el periodista, el que tiene a los policías comisionados, trate de compensar esto con jornadas menos intensas. Tal vez por esta razón Francisco Romero mandó a dormir a sus escoltas.

Habrá quienes piensen que tal vez se iba a encontrar con alguien que no quería que se supiera, pero lo cierto es que los periodistas siempre queremos “encontrarnos” con alguien sin que ninguna otra persona lo sepa. Nuestro trabajo se nutre de “información”.
¿Le habrían salvado la vida? No podemos saberlo.

Lo que sí sabemos, lo que, sí es seguro, es que el tema de la seguridad, de las amenazas, de las escoltas, debe tomarse por todos con mayor seriedad. Es de verdad. Te amenazan, te quieren matar y te matan.

La situación de los policías estatales comisionados como escoltas es algo que debería revisar Alberto Capella, el mismo gobernador. Los viáticos les son muy importantes, y no es justo que se los quiten sin ninguna justificación. Se necesita que haya disposición, de ambas partes, de los escoltados y de los policías, para entender que es un trabajo de 24 horas.

Ya lo vimos, tristemente, con el asesinato de Francisco Romero… Que alguien le explique a Capella.

Prisión a quien compre o venda facturas

El jueves 16 de mayo de 2019, se publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el Decreto por el que se reforma la fracción III del artículo113 y se adiciona un artículo 113 Bis del Código Fiscal de la Federación (CFF), para establecer prisión a quien adquiera o enajene comprobantes fiscales que amparen operaciones inexistentes, falsas o actos jurídicos simulados.

Los artículos del CFF que fueron reformados y adicionados, son los siguientes:
Artículo 113.- Se impondrá sanción de tres meses a seis años de prisión, al que:
I. y II…

II. Adquiera comprobantes fiscales que amparen operaciones inexistentes, falsas o actos jurídicos simulados.

Artículo 113 Bis.- Se impondrá sanción de tres a seis años de prisión, al que expida o enajene comprobantes fiscales que amparen operaciones inexistentes, falsas o actos jurídicos simulados.

El decreto indica que estas disposiciones entrarán en vigor al día siguiente de su publicación en el DOF, es decir, a partir del 17 de mayo del 2019.
Con el decreto antes mencionado, las autoridades fiscales buscan “cerrar el círculo” al “mercado negro de facturas” que se ha convertido en el “deporte nacional por excelencia” por las ganancias que genera derivado de la evasión fiscal que propicia.

La proliferación del mercado negro de facturas no es nuevo; viene desde hace muchos años, el cual es usado tanto por empresas del sector privado como por dependencias del sector público, con la complacencia en muchos casos de las propias autoridades fiscales; por una parte por no tener las normatividad legal que sancionara penalmente esta conducta y por otra, por no tener la capacidad operativa para realizar los actos de fiscalización necesarios para combatir esta actividad indebida o, sencillamente, por cualquier otro motivo que se desconoce.

Cabe recordar que con la reforma hacendaria de 2013 que entró en vigor en 2014, el CFF fue reformado para establecer el procedimiento que sirve para detectar comprobantes fiscales que amparan operaciones inexistentes (Artículo 69B), disposición que ha sufrido modificaciones como consecuencia de los criterios que han emitido, por una parte el Tribunal Federal de Justicia Administrativa y por otra la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Este procedimiento lo vienen realizando las autoridades fiscales, por lo que han obtenido una importante recaudación de contribuciones omitidas.

No obstante de la recaudación de impuestos reportados por las autoridades fiscales, derivados del combate al mercado negro de facturas, no se tiene conocimiento del número de querellas o sentencias por el delito de defraudación fiscal o sus equiparables por la conducta en que pudieron haber incurrido algunos contribuyentes que pagaron cantidades importantes por este concepto.

En la actualidad, las autoridades fiscales federales (SAT, IMSS e Infonavit) en coordinación con las autoridades fiscales de los estados están trabajando de manera conjunta y en estrecha coordinación para detectar, fiscalizar y sancionar el mercado negro de facturas.
Como consecuencia de la fiscalización en este sentido, las autoridades fiscales en algunos casos, se han excedido en sus juicios para determinar en materia de deducciones si una operación fue efectivamente realizada, aplicando un criterio muy subjetivo y exigiendo requisitos que ni siquiera están contenidos en las disposiciones fiscales, lo que la autoridad llama “materialidad” y que en algunos casos, el criterio ha sido reconocido por el poder judicial, dejando en un total estado de indefensión a los contribuyentes cumplidos.

Ahora bien y no obstante del esfuerzo que están realizando las autoridades fiscales federales y estatales con el fin de combatir esta gran evasión de impuestos, no se ha logrado disminuir de manera importante esta grave situación; en consecuencia se necesita una fiscalización frontal, eficiente, oportuna, que se sancione y se dé la publicidad suficiente con el fin de evidenciar a las personas que han realizado estas conductas ilícitas y que aún lo siguen haciendo, perjudicando las finanzas del Estado Mexicano, que bien, los recursos económicos no pagados pudieran convertirse en obras en beneficio de la comunidad.

Cabe mencionar que en la comparecencia ante el Congreso de la Unión de la actual presidenta del SAT y administradora General de Auditoría Fiscal de esta dependencia, se comprometieron a combatir el mercado negro de facturas y que enviarían al Congreso un informe trimestral del comportamiento y las acciones que estarían realizando en este tema, informe que hasta la fecha se desconoce si se ha presentado o no.

Conclusión:
El establecer prisión de hasta seis años, al que compre o venda facturas, es una buena medida, sin embargo, no es suficiente para que en realidad disminuya o se elimine esta práctica indebida; es necesario que las autoridades fiscales tanto a nivel federal como estatal lo consideren como una prioridad, un problema de interés y seguridad nacional y realicen una fiscalización profunda, oportuna y eficaz a estos esquemas perversos de evasión fiscal; que a los contribuyentes que descubran realizando este tipo de actividades se les sancione penalmente, se les dé una gran difusión con el fin de desaminar la realización de esta indeseable práctica.

También es importante mencionar que las autoridades fiscales cuentan con todos los elementos para detectar a los contribuyentes que realizan estas actividades, para que actúen en forma rápida y oportuna, entre otros: Comprobante fiscal digital por Internet (CFDI), complemento de pagos, cancelación de CFDI, contabilidad electrónica, declaraciones por internet, buzón tributario, sistema financiero, Unidad de Inteligencia Financiera, Ley Anti Lavado.

Laura Beristaín irá, más pronto que tarde, al basurero de la historia. La controversia política en Quintana Roo

Las leyes que rigen Quintana Roo, su soberanía, dicen que el gobernador puede tomar el mando de las policías municipales en cualquier situación de emergencia.  Sin ninguna consulta previa.

En los hechos, Carlos Joaquín no necesitaba un decreto para enviar a la policía estatal a Playa del Carmen.  Está en  su derecho.  Es una de las potestades del mandato constitucional que tiene.

Lo demás es una inmensa discusión política donde intentaron, con torpeza extrema $$$, en una “Mañanera”, meter al presidente de la República.  No es tema que afecte al “municipio libre”.  Cualquier análisis imparcial nos va a remitir a esto.

Dos personajes alimentan el amarillismo: Laura Beristaín y Alberto Capella.  Los dos permanentemente en la opinión pública, los dos sin cumplir expectativas de la sociedad. Aunque hay niveles. Y la presidenta municipal lo rebasa en negativos.

El gobernador Joaquín nombró a Capella.  Y sus razones tendrá para sostenerlo el tiempo que quiera.  Lo cierto es que hoy es el secretario de seguridad pública.

Para muchos la apuesta es que, si Capella no da resultados en Playa del Carmen, le espera su “renuncia”. Por eso, hubiese sido sano que se hicieran públicas las expectativas que tiene el gobernador por haberle entregado el control de la seguridad municipal.

La inseguridad en un municipio, una población donde comenzaron una nueva vida ciudadanos de todos los países del mundo, de todo el país, había conformado una realidad muy peligrosa para todos. No olvidemos que es el municipio que tiene, o tenía, el mayor crecimiento económico del país.  Disparos contra los clientes de una Cervecería, seguramente porque no pagó “derecho de piso”, fue lo que derramó todos vasos llenos de todas las paciencias.

Laura Beristaín es lo que sigue de discapacitada para su responsabilidad. Ganó porque se metió, literalmente, entre las piernas de la líder de MORENA, porque su único mérito ha sido trapearle el piso a la hermana, que ha dado bandazos con todos los gobernadores. Consiguió ser “candidata” a la Alcaldía.  Y después ganó por el voto a favor de López Obrador.  No quiere aprender a gobernar.  Le gusta, lo he dicho antes, el miasma de la corrupción de sus policías.

No es secreto la contraposición de la señora con el gobierno, en todos sentidos, como tampoco que ella se ha rodeado de lacras identificadas con narcotraficantes y/o con los exgobernadores.

Esto, la mala imagen de Capella, la constante de incapacidad de Beristaín, son el telón de fondo de lo que sucede en Quintana Roo.  Un telón de fondo bastante dañado, por cierto.
Carlos Joaquín es un hombre respetuoso de las Leyes, y actuó de acuerdo con lo que estas dicen.  No hay “autonomía municipal” lesionada por esto.  Lo que obligó al gobernador a tomar la decisión fue un problema gravísimo de inseguridad.

La presidenta municipal irá, más pronto que tarde, al basurero de la historia.  Carlos Joaquín, por lo pronto, está haciendo su mayor esfuerzo. Está teniendo el valor de actuar…

En Tuiter: @isabelarvide  Blog: EstadoMayor.mx  Página: isabelarvide.com