Director general: Miguel Cantón Zetina | @MiguelCanton1
Somos parte de:
Martes 18 Septiembre del 2018
algo de nubes 21°

Sport

¿Sheinbaum o Monreal?

Este viernes arranca en Morena el levantamiento de encuestas caseras que permitirá, a la semana siguiente, declarar un ganador de entre los tres participantes autorizados por el consejo estatal de la Ciudad de México para contender por la candidatura a gobernar esta demarcación: Claudia Sheinbaum, Ricardo Monreal y Martí Batres.

El interés se ha centrado en Sheinbaum y Monreal porque, más allá de la contienda interna, y luego la externa, por el gobierno de la caja de resonancia política del país, ellos encarnan dos modelos de trabajo y relaciones políticas hasta ahora contrapunteados sin generar escándalo, de tal manera que la victoria de uno de esos modelos tendrá trascendencia en el futuro general del joven partido y en los relevos directivos que habrán de llegar.

El proceso capitalino habría transcurrido como ha sucedido en casi todos los casos de designaciones internas de candidatos, en otras entidades federativas. Siempre se ha privilegiado la búsqueda del “consenso”, que en la realidad interna de este partido acaba siendo “consenso de uno”, es decir, de una persona en la cúspide de la organización. Enviados o delegados del centro del país suelen conseguir en los estados, por gestiones, presiones o imposición, que determinada persona recorra la ruta diseñada para luego formalizar su candidatura.

En la Ciudad de México, aunque Andrés Manuel López Obrador buscó que hubiera consenso, no lo consiguió, particularmente por la postura del zacatecano Monreal, lo que llevó a desempolvar el método de una segunda fase, la de la encuesta (se supone que sin los “cuchareos”, siempre denunciados cuando son otros los que recurren a este método demoscópico).

Como jefe delegacional en Cuauhtémoc, Monreal decidió mantener canales abiertos de comunicación con el jefe de gobierno, Miguel Ángel Mancera, bajo el argumento de que no podría conseguir recursos y apoyos, ni mantener gobernabilidad en esa muy difícil delegación, si se peleaba con el gobernador de la Ciudad de México, por más que éste fuera perredista y que la línea para los jefes delegacionales morenos fuera la de restringir los entendimientos políticos con el citado Mancera. Además, Monreal ha sostenido relación con segmentos del PRD y de otros partidos, incluso para cerrar negociaciones importantes para Morena, como el apoyo del PT a Delfina Gómez en el Estado de México.

Sheinbaum representa el polo de quienes se han apegado a la línea de reducir los puntos de contacto con Mancera, llegando al rechazo político. La jefa delegacional de Tlalpan fue secretaria del medio ambiente con López Obrador como jefe de gobierno del entonces Distrito Federal y tuvo a su cargo proyectos tan importantes como la construcción del segundo piso y el Metrobús. Se le considera sumamente apegada a la figura de AMLO y, en ese sentido, su precandidatura ha sido apoyada por el primer círculo del tabasqueño, incluyendo a quien en los hechos es una especie de poderoso comisionado para la Ciudad de México, Andrés López Beltrán, llamado Andy.

Hasta ahora, las posibilidades de ruptura han sido sistemáticamente negadas por los participantes. Aunque falta precisar los detalles correspondientes a los delicados puntos del levantamiento, procesamiento y validación de dichas encuestas. Hasta ahora, Morena ha evitado en su seno la repetición de la recurrente historia de las divisiones e incluso impugnaciones jurídicas que han caracterizado a las elecciones perredistas.

Todo hace suponer que Sheinbaum es la candidata deseada por el máximo nivel directivo de Morena. Ella, o Monreal, ambos con sus claroscuros, serían candidatos muy fuertes de Morena para gobernar la capital del país. En realidad, es tal el posicionamiento positivo de este partido, fincado en el declive del PRD y en el mal gobierno de Mancera, que cualquiera de los tres podría ganar en la elección del año entrante. Batres aparece con menos probabilidades de triunfo en la contienda interna en razón de la polarización, por razones cupulares, entre los jefes de Tlalpan y Cuauhtémoc, pero no por falta de méritos o base política (recuérdese que ha sido secretario de desarrollo social en el gobierno capitalino y actualmente preside el comité local de Morena).

Lo grave sería que el zacatecano no quedara conforme con el método y la operación de las encuestas, si la triunfadora oficial fuera Claudia. Del otro lado del encordado boxístico están Mancera, quien realmente no tiene un candidato fuerte para su propio relevo, y la tentación del frente opositor, PRD-PAN, que podría ceder la postulación capitalina a alguien de eso llamado izquierda, para quedarse con la candidatura presidencial.

Como telón de fondo, más importante de lo que a primera vista parece, está el futuro de Morena, es decir, el tipo de liderazgo que sucederá a López Obrador, ya sea porque éste arribe a la silla presidencial o porque no la haya alcanzado y llegue el momento de dar paso a nuevas corrientes y figuras en el partido mencionado.

Ayer iniciaron las negociaciones para acomodar lo que quede del Tratado de Libre Comercio de América del Norte a las necesidades políticas y económicas de Donald Trump, quien sigue teniendo en el gobierno federal de México un aliado inerme para que, a costillas de éste, el habitante de la Casa Blanca trate de resarcirse de las derrotas políticas que por otros lados le infligen.

Reunión de amigos, hoy, en la Procuraduría General de la República: Raúl Cervantes Andrade (a quien Peña Nieto quiso hacer ministro de la Corte, terminó colocándolo en la PGR y ahora intenta dejarlo nueve años más, a título de fiscal “independiente”) recibe a Emilio Lozoya Austin (miembro del equipo de campaña de EPN, como el propio anfitrión Cervantes). El reencuentro se debe a la necesidad mediática de Emilio de presumir que ya fue a la PGR, pues su abogado, Javier Coello Trejo, gulp, insistió en que la procuraduría “recibiera” a Lozoya, como si con ello se demostrara inocencia en el caso Odebrecht y los sobornos que un exdirectivo dijo se entregaron a cuentas designadas por el entonces director de Pemex. ¡Hasta mañana!

Ex jugador de la NFL y su esposa son asesinados por su hijo de 16 años

antonio-armstrong

El fin de semana pasado, Houston Texas estuvo en el radar con la noticia de la muerte del ex jugador de la NFL Antonio Armstrong y de su esposa a manos de su hijo de 16 años.

Una llamada al 911 en la madrugada del viernes puso en alerta a la policía donde anunciaron que el ex jugador y su esposa Dawn habían sido agredidos con una arma de fuego.

El hijo de 16 años fue el encargado de hablar al 911 para informar los hechos y horas después murió la pareja.

El hijo de la pareja ya fue acusado de asesinato, sin embargo aún no se saben los motivos que lo llevo a cometer el delito, donde la madre murió al instante, mientras que Armstrong en el hospital.

El matrimonio tenía otros dos hijos que están a salvo y dormían mientras sucedieron los acontecimientos.

En la ciudad todos se encuentran sorprendidos por la noticia debido a que Armstrong era pastor de una iglesia y al parecer no tenía problemas con nadie en la comunidad.

Antonio era uno de los 25 atletas más importantes de Texas A&M y jugó profesionalmente para los Dolphins de Miami y los 49ers de San Francisco.

El menor de edad ya se presentó hoy en la corte a la espera de mostrar su inocencia o aceptar su condena.

 

Información. Sin Embargo

Pelea entre “Cepillín” y el Pirata Morgan

Captura333
Agencias
CIUDAD DE MÉXICO

Los ánimos se calentaron en una conferencia de prensa cuando el luchador insultó a los hijos de Cepillín, provocando que este lo encarara y le diera tremenda bofetada.

Se presentó de manera oficial el proyecto luchístico “Cepillín, Cepi y Franky vs. Los Héroes del Ring”, evento donde la música y la lucha libre se unirán el próximo 14 de mayo en el gimnasio Juan de la Barrera.

En plena conferencia de prensa, el luchador Pirata Morgan se adueñó de los micrófonos para poner en duda las cualidades deportivas de Cepillín y sus hijos.

“Quiero dejar en claro que si estos hijos de Cepillín tiene licencia de luchador que se dediquen a payasos o a luchar, porque está es una empresa seria y yo no soy cualquier luchador para ponerme con este par de payasos”, dijo.

Posteriormente, Cepillín se paró de su asiento para encarar al luchador para defender a sus hijos y darle una cachetada a Morgan, calentando así este evento para los amantes de la lucha libre.

No sonó el himno mexicano pero Rommel Pacheco lo cantó

Agencias
CIUDAD DE MÉXICO

El clavadista mexicano ganó la medalla de oro en trampolín de 3 metros

El Himno Nacional Mexicano no sonó en la premiación de Rommel Pacheco, quien ganó esta tarde la medalla de oro en la Copa Mundial de Clavados que se realiza en Río de Janeiro.

Sin embargo, y pese a que en la alberca sonaba el Himno de la Federación Internacional de Natación (FINA), el clavadista yucateco no le importó y entonó la letra del Himno Nacional Mexicano ya con su presea colgada al cuello.

Y es que la FINA tiene suspendida a la Federación Mexicana de Natación, por lo cual la delegación nacional no puede hacer uso de la Bandera y el Himno, y en su lugar compiten con la bandera y el himno de la FINA.