Director general: Miguel Cantón Zetina | @MiguelCanton1
Somos parte de:
Domingo 21 Enero del 2018
nubes rotas 27°

Lo que bien se dice... bien se entiende

Esos locos por la educación

Sin desperdicio alguno el pensamiento del grande, Nelson Mandela, con el cual coincido totalmente en su afirmación de que “la educación es el arma más poderosa que puedes usar para cambiar el mundo. La educación es el gran motor del desarrollo personal.

También te puede interesar: Los líderes, ¿nacen o se hacen?

Es a través de la educación que la hija de un campesino puede llegar a ser médico, que el hijo de un minero puede llegar a ser cabeza de la mina, que el descendiente de unos labriegos puede llegar a ser el presidente de una gran nación.

No es lo que nos viene dado, sino la capacidad de valorar lo mejor que tenemos lo que distingue a una persona de otra.”

Lo que faltaría describir u ofrecer es el cómo lograr que esto suceda en la época actual y es que se ha pasado de la pedagogía tradicional a la pedagogía constructivista, luego la enseñanza por proceso, se ha diversificado y facilitado la educación  en formas variadas, pasando de la presencial a semipresencial, sistema abierto, a distancia y cada modelo o sistema tiene sus beneficios aplicables a un segmento que aprovecha y avanza en el logro de sus metas.

Sin embargo hay aún un gran reto que cada día es mayor cuando se enfrenta el profesor con la gran cantidad de distractores desde emocionales, físicos y tecnológicos, que cada día hacen más interesante y en ocasiones complejo, atraer, mantener y motivar a los estudiantes en sus diferentes niveles.

Hay un gran número de profesores, maestros, instructores y catedráticos que aplican muy bien ese dicho de hacer circo, maroma y teatro con tal de lograr que los objetivos del proceso enseñanza-aprendizaje se cumplan y es que pareciera que traen un gen diferente que les permite hacer de todo, bailar, cantar, jugar, salir del aula y usar los pasillos, jardines, parques, áreas públicas, organizan viajes de estudio, eventos como simposio, conferencias, congresos, foros, y muchas actividades más que contribuyen a la formación de los educandos, muchos les llaman locos, … “estás loco por organizar tantas actividades, si por eso no te pagan”…

Esos locos por la educación, son señalados, criticados y muy pocas veces reconocidos, pero son los que se suben al escritorio, organizan círculos de estudio, mesas redondas, debates, exposiciones y trabajos en equipo, sin que esto les represente un ingreso extra, más allá de la gran satisfacción de ser recordados por algunos de sus estudiantes y en ocasiones reconocidos por los seres queridos.

Estás loco si quieres estudiar para maestro, le dijo un padrino a su ahijado, siendo él maestro y le dio muchas razones para convencerlo de que tenía la razón. Pocos son los que sin pasión, lograrían dignificar su vida como maestros, pero muchos son los que con esa gran pasión, transforman la vida de miles de seres humanos que tuvieron la fortuna de encontrarse en el camino de la educación como motor del desarrollo personal y el arma más poderosa para mejorar al mundo.

A esos locos, muchas gracias.

¡Si entran a robar a tu casa! ¿Qué haces o dices?

La felicidad de los seres humanos va de la mano con la tranquilidad del mismo ser, con la satisfacción del deber cumplido y de la paz que se siente en cada momento de la vida, pero ¿Cómo se logra mantener esa paz y tranquilidad?

También te puede interesar: Crea felicidad en tu vida

Estar tranquilo y en paz, en los momentos de bonanza, en los momentos de gloria y de triunfo, eso debe ser muy fácil y hasta ordinario, lograrlo en la adversidad y en los momentos difíciles de la vida y de lucha constante por lo que se pretende alcanzar, eso sí es extraordinario y aunque difícil pero es posible.

¿Qué haces o dices si entran a robar a tu casa?, es una pregunta difícil de responder desde afuera, si no se tiene una experiencia al respecto; sin embargo, seguramente muchos podrán responderla porque tienen cerca a alguien que ha padecido alguna situación de esta naturaleza.

Eran las 15 horas cuando llega Jaan a casa y al subir a su habitación pregunta con la exigencia de un puberto de 12 años, ¿Dónde está mi Xbox? Y la respuesta inmediata fue ¡eres el único que lo usa y debe estar en su lugar!

Así empezó entre todos los integrantes de la familia, el cuestionamiento de si alguien había movido el videojuego junto con el Kinect, controles, teléfono celular, entre otros, y después de todos buscar, sorprendidos y hasta con la suspicacia de que alguno estuviera jugando una broma, nos percatamos de que la protección de la ventana de una de las habitaciones, había sido cortada y forzada, para hacer un espacio suficiente para que cupiera una persona y todo lo desaparecido.

La grata sorpresa fue, las reacciones inmediatas de Magri, que siendo una adolecente, sus primeras palabras fueron, ¡Qué bueno que estábamos fuera!, a lo que seguidamente Jaan complementó, ¡lo mejor es que estamos bien, aunque espero que, el que se lo robó, sea para su hijo y que lo haga feliz!, estas reacciones nos dejaron con poco que decir a mi esposa y a un servidor, porque nos parecieron ejemplares en el sentido más amplio.

Me daría mucho gusto que leyera este escrito el ratero, y que sepa que deseamos de todo corazón que ojalá y lo que robó le sirva para algo positivo, para darle de comer a su familia, para la escuela de sus hijos o para medicamentos y salvar una vida, porque lo que se adquiere con el fruto de tu trabajo y esfuerzo, cuesta mucho y se cuida y valora como para que alguien llegue y lo arrebate tan fácilmente; sin embargo, me uno a la visión de mis hijos.

Para ti querido lector, mi recomendación es que se tomen todas las medidas y precauciones, pero si llegas a pasar por algo similar y te roban en tu casa tus pertenencias, jamás permitas que te roben tu paz y tranquilidad.

Círculo vicioso Vs. Virtuoso

Se dice que el ser humano es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra en el sentido más amplio se puede interpretar esta afirmación como aquella conducta que se repite más de una vez a pesar de caer en el error.

También te puede interesar: Lo que no te mata, Te FORTALECE

Si quieres cambiar los resultados primero debes cambiar las acciones y es justo en este punto donde es por demás necesario hacer un alto o al menos una pausa y analizar los ciclos o círculos por los que hemos pasado como país, sociedad, institución, empresa y hasta de manera individual.

Quien no conoce su historia está condenado a repetirla, dijo Abraham Lincoln y la historia misma le ha dado la razón.

Hay dos temas que llaman poderosamente la atención es estos momentos, el primero es sin duda El Buen Fin y el sin fin de recomendaciones que se ofrecen para evitar caer en la tentación en el consumismo inducido y el segundo tema es el proceso electoral que tenemos en puerta.

El pasado “Buen Fin” una vez más se convirtió en un círculo vicioso, donde por más recomendaciones que se hacen e incluso advertencias, los consumidores caen en las redes de la mercadotecnia y de la tentación para posteriormente caer en la cruda realidad de saberse endeudados y muchos de ellos engañados.

Convertir esta actitud consumista y de desencanto, es posible a través de mantenernos informados, aprender de experiencias anteriores, definir claramente las necesidades y satisfacerlas sin caer en deudas a largo plazo o a “meses sin intereses”.

El segundo tema es el relacionado al proceso electoral que oficialmente empezó en septiembre pero que para algunos ya son muchos años de promoverse sin que haya realmente consecuencia alguna y eso es un círculo vicioso en el cual muchas ocasiones se cae en la complicidad.

Convertir esa actitud de apatía para algunos, complicidad para otros y oportunismo para los menos pero que también los hay, es posible a través de mantenernos informados, aprender de experiencias anteriores, definir claramente las necesidades de nuestro país/sociedad y satisfacerlas sin perder la dignidad, sin empeñar el futuro de las nuevas generaciones y apostando al proyecto que, desde la convicción y análisis, contribuya a la construcción de una sociedad fuerte, sustentable y vanguardista.

¿Indecisos, presa o sorpresa?

¿Indecisos, presa o sorpresa?

La seguridad en la toma de decisiones provoca menos vulnerabilidad en las personas en todos los aspectos de la vida, sin embargo, existe un alto porcentaje de la población que es influenciable debido a la falta de enfoque e investigación profunda en los temas de interés o de influencia.
Una sociedad informada es más firme en sus decisiones al momento de invertir su dinero, cuando planea vacaciones, al momento de elegir que estudiar, donde estudiar, incluso hasta para comprar en “El Buen Fin”, analiza lo que necesita antes de dejarse llevar por las ofertas o promociones.
Sin embargo, me voy a referir a ese segmento de la población a la cual siempre se refieren los estudiosos en tiempos electorales, “Los Indecisos” y en los que basan sus esperanzas los candidatos o candidatas o sus equipos de campaña, cuando está apretada la elección, y se refieren a ellos como aquellos que harán la diferencia, sin darse cuenta que por su propia indecisión, podrían cambiar sus intenciones de voto de un momento a otro o incluso esa puede ser su decisión al estar indecisos y dejar de votar.
Es un círculo más que vicioso que se repite elección tras elección, sin considerar que la misma indecisión está provocada por la falta de acciones de parte de quienes tienen o han tenido la oportunidad una y otra vez y siguen cometiendo las mismas omisiones y errores: Incumplimiento de promesas de campaña, justificaciones para dejar de actuar en congruencia con su plataforma política, confiarse una vez que pasa la elección y salen ganadores y adoptar las mismas actitudes reprobables por la sociedad, caer en la tentación de servirse en lugar de servir, entre muchas otras más.
Los indecisos pueden ser presa fácil pero también pueden dar la sorpresa, son un porcentaje lo suficientemente alto para lograr cambiar las tendencias de un momento a otro, son personas que pueden tomar decisiones al momento de escuchar, ver, analizar y conocer los perfiles y acciones de las y los contendientes y además son el segmento de la población más difícil de engañar.
Para quienes se adelantan en presentar integrantes de gabinete o plataformas políticas como planes de gobierno (en caso de ganar), deberían entender y atender a este grupo de personas que cuentan y mucho al momento de elegir y que, al jugar con las necesidades de la población, retan significativamente a este segmento al cual se debe atender con respeto y dignidad, pero sobre todo, con acciones antes que con promesas.

Quintana Roo Hoy

1,682 Followers
Follow

Quintana Roo para que te enredes

135,571FansLike
1,682FollowersFollow
8,372FollowersFollow
51SubscribersSubscribe