Tren Maya encarrilado, obras no se suspenderán: Fonatur

La institución respondió a la CNDH sobre suspender las obras no esenciales del proyecto que no podrá detenerse al ser una infraestructura crítica del país

72

CANCÚN.- Luego de que la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) solicitase suspender obras no esenciales del Tren Maya, el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) respondió este jueves que las obras de dicho proyecto corresponden a la infraestructura crítica del país, por lo tanto no podrán detenerse.

Mediante un comunicado, Fonatur señala que la CNDH es “bien intencionada”, pero está “mal informada”, ya que “las acciones emprendidas por Fonatur, sus empresas subsidiarias y los consorcios ganadores de las licitaciones se han hecho en estricto apego a la ley y en atención a las necesidades comunitarias”.

Asegura además que, en acatamiento a la ley y a la responsabilidad institucional del Gobierno de México, “el proyecto Tren Maya ha suspendido todas las actividades no esenciales para su realización” durante la actual pandemia.

Con base en el acuerdo nacional por el que se establecen acciones extraordinarias para atender la emergencia sanitaria generada por el virus SARS-CoV2, el organismo señala que podrán continuar en funcionamiento actividades, consideradas esenciales como “las necesarias para la conservación, mantenimiento y reparación de la infraestructura crítica que asegura la producción y distribución de servicios indispensables; a saber: agua potable, energía eléctrica, gas, petróleo, gasolina, turbosina, saneamiento básico, transporte público, infraestructura hospitalaria y médica, entre otros más que pudieran listarse en esta categoría”.

Ante lo cual asegura que las licitaciones del Tren Maya correspondientes a los trayectos Palenque-Escárcega, Escárcega-Calkiní y Calkiní-Izamal pueden continuar de manera normal, “ya que corresponden a obras de reparación de la línea férrea existente y pueden considerarse como infraestructura crítica, amparada por dicho acuerdo”.

Añade que ante la “caída estratosférica” del turismo a corto y medio plazo, las obras de rehabilitación de infraestructura crítica del proyecto pueden considerarse como “un salvavidas” para las economías estatales que verán prontamente los efectos de creación de empleos directos, indirectos e inducidos.

 

Por Jesús Vázquez/GRUPO CANTÓN