Regalaron Borge y Félix 2,700 placas

Decenas de trabajadores del volante perdieron sus derechos para beneficiar a personas ajenas al sindicato

76
CANCÚN, Quintana Roo.- De los 35 mil concesionarios de placas de taxi en Quintana Roo, buena parte de los beneficiados son políticos de ayer y hoy, y líderes venales que obtuvieron los permisos al final de cada sexenio, dejando atrás a trabajadores del volante con más de 23 años de servicio; los dos últimos gobernadores, Félix González Canto y Roberto Borge Angulo, convirtieron el sindicato de Cancún en “caja chica” y con la venta de placas financiaron campañas políticas.
Félix González Canto (2005-2011) en los primeros cinco años otorgó 700 juegos de placas a sus allegados y al final de su sexenio dio otras 800 concesiones, mientras que Roberto Borge Angulo (2011-2016) dio a sus preferidos durante los primeros cuatro años 300 láminas y al final rebasó a su antecesor con 900.
Desde el primer gobernador, Jesús Martínez Roos (1975-1981) se hizo costumbre que el jefe del ejecutivo estatal entregara a su círculo más cercano, amigos, funcionarios, periodistas afines y familiares, juegos de placas como muestra de agradecimiento a su “lealtad”. Los gobernadores subsecuentes hicieron del sindicato bastión del corporativismo priista.
Hoy ya no es así, hay el compromiso del gobernador Carlos Joaquín González de que ya no dará más placas a recomendados ni utilizará al sindicato para financiar campañas políticas.
En el padrón de taxistas de 8 mil 500 concesionarios en Cancún, destacan los apellidos Azueta Cárdenas, Azueta Martínez, Ayuso Achach, Martínez Ross, Castro Basto, Muza Simón,  Villanueva Madrid, Viveros Salazar, Novelo Espadas, Villanueva Marrufo, Castilla Madrid, Ávila Lagos, Ortiz Yeladaqui, entre muchos otros, que  siempre se han mantenido en primera línea de la política local.
Las concesiones las han obtenido como “regalo sexenal” de cada gobernante.
LA BURLA
Tal parece que en sus “ratos libres” y para completar “la leche de la chata” , un ex secretario estatal de Educación Pública, una  ex diputada federal,  y muchos políticos de renombre así como algunos de sus familiares más cercanos se ganan la vida “ruleteando” en Cancún.
Eduardo José Patrón Azueta, ex secretario de Educación Pública Estatal es el ruletero 2587;  Eusebia del Rosario Ortíz Yeladaqui, ex Oficial Mayor del gobierno del estado, es la “martillo” número 1246; hasta el exgobernador Mario Ernesto Villanueva Madrid desde la cárcel en Cuernavaca regentea el taxi número 1338, al igual que algunos de sus parientes como Arturo (2245) Addy (3431) y Javier (3622) de los mismos apellidos.
Todos ellos han sido beneficiados al amparo del poder por los cargos que han tenido en la administración pública y como pago a favores políticos se han hecho de “unas plaquitas”.
El padrón de taxistas de Cancún, según el último censo, cuenta con 8 mil 500 concesionarios y 11 mil operadores; en el estado son 35 mil concesionarios y 55 mil operadores.
No todos los nombres de los beneficiarios están allí porque cientos de concesiones se han dado directamente al Sindicato.
Otras operan con  dudoso membrete: “Fondo para la Educación y la Cultura” y otras tantas se encuentran en una “Comisión del Deporte” (Codeport).
Lo cierto es que tener una concesión de taxi en Quintana Roo cuesta de 300 a 500 mil pesos, depende del comprador y de la época, pese a que en teoría estas concesiones son gratuitas.
El Sindicato de Choferes, Taxistas y Similares del Caribe  “Andrés Quintana Roo” fue fundado en 1972; muchos de sus líderes hicieron fortuna por el mercado negro de juegos de placas que hasta hace unos años era pujante.
Líderes como Manuel Pérez Mendoza, Enrique Romero, Luís Cervera, Nicolás Castillo, Higinio entre otros. Tan solo Manuel Guadalupe Pérez Mendoza tiene en el padrón a un sinnúmero de familiares.
Tiene placas a nombre de su hermana, de su esposa, de su hijo, sus compadres, mamá, tíos: placas 1804 Elizabeth del Rosario; 863 Jenny Leticia Pérez Mendoza; 2623 Carmen Pérez Mendoza; 3793 Jorge Carlos Pérez Mendoza; 13176 Manuel Guadalupe Pérez Mendoza; 1462 Marco Antonio Pérez Mendoza y 903 Roxana Georgina Pérez Mendoza; la 323 a nombre de su hermano Manuel Jesús;  la 415 a nombre de su hermana Linda Rebeca, la 903 a nombre de Rocío, la 2127 a nombre de Linda, la 2279 a nombre de Ricardo Novelo Pérez, la 1518 a nombre de Lorena. Todos ellos familiares directos.
Víctor Manuel Viveros Salazar, ex Oficial Mayor y ex representante del Gobierno del Estado en la Zona Norte durante la administración de Roberto Borge Angulo: tiene las placas 3229 a nombre de Viveros Salazar Fabiola; 1028 Viveros Salazar Jorge;  1424 Viveros Salazar Efraín; 1491 Viveros Salazar Renato; 1867 Viveros Salazar Víctor Manuel; 494 Viveros Salazar Nora; 2627 Viveros Salazar Felicia.
Algunos de los privilegiados que han logrado placas sin gastarse las asentaderas: placas 140 Azueta Cárdenas Pedro Manuel Jesús; 2745 Azueta Cervantes José Ángel; 2146 Ayuso Achach Elda Candelaria; 225 Martínez Ross Lorenzo; 273 Castro Basto Emigdio Efraín; 581 Castro Basto Alexandra; 919 Castro Carrillo Emigdio Efraín ; 238 Muza Simón Sara Esther; 1338 Villanueva Madrid Mario Ernesto; 2245 Villanueva Madrid Arturo; 3431 Villanueva Madrid Addy; 3622 Villanueva Madrid Javier; 2777 Novelo Espadas Pablo Rolando; 2778 Ascencio Reynoso José Julio; 3605 Castilla Madrid César Augusto; 4834 Castilla Madrid Marisol; 2422 Castilla Madrid Marco Antonio; 3742 Ávila Lagos Milena; 10 Rejón Jiménez Santiago Apóstol; 2149 Rejón Jiménez Higinio Victoriano; 2795 Loría Martín Ramón Antonio; 563 Yeladaqui Arceo Sonia; 1246 Ortiz Yeladaqui Eusebia del Rosario ruletero Cancún; 1271 Regalado Hendricks Javier; 1329 Regalado Hendricks Luis Arturo; 1274 Castillo Madrid Eloísa Aurora.(XAVIER MÉNDEZ CAMACHO/GRUPO CANTÓN)