LICETY DÍAZ
GRUPO CANTÓN

CANCÚN.- A un paso de que den marcha atrás al semáforo epidemiológico de naranja a rojo, el gobierno se aguanta y lo mantiene por una semana más en ese color a pesar de estar el estado en un punto crítico.

La velocidad de crecimiento del coronavirus en inminente, desde el lunes hasta el jueves de esta semana fueron 510 casos, y en el transcurso de estos días, tres veces se rompió el nuevo récord de contagios en Quintana Roo.

Por ello lanzan advertencia sobre todo en Othón P. Blanco que suma 725 casos y en una semana subió del tercer lugar que ocupaba de casos al segundo peldaño solo superado por Cancún, además de que este jueves se anota un nuevo récord de contagios 72.

Al parecer la pandemia está cobrando fuerza en el sur del estado, por lo que llaman a la ciudadanía a ser responsables para que las actividades económicas se reactiven de manera paulatina en la entidad.

Alejandra Aguirre Crespo, Secretaria de salud en Quintana Roo informó que los números para nada son reconfortantes, por consiguiente no se debe bajar la guardia.

Añadió que la tasa de crecimiento del virus en la zona norte es de 1.0, mientras que en la zona sur es de 4.6.

El ‘Quédate en Casa’ no es un juego, muchas personas creen que es mentira lo del virus, pero no es así, recomendamos salir si es necesario de los contrario se tomarán otra medidas, indicó.

Derivado de la contingencia sanitaria en Othón P. Blanco se ven en la necesidad de extender el plazo previsto de suspensión de actividades presenciales, el cual terminaba originalmente el 1 de julio.

Mediante una circular instruyen a las dependencias municipales a continuar sus labores desde casa, excepto las que realizan actividades esenciales como seguridad pública y servicios públicos prioritarios como recolección de basura, limpieza de áreas públicas, entre otras