JESÚS VÁZQUEZ
GRUPO CANTÓN

CANCÚN.- Los acuerdos para mantener el mayor número posible de plazas laborales en hoteles de Cancún y la Riviera Maya son indefinidos.

En el caso de la CROC, cuyo número de agremiados alcanza los 55,000, se logró mantener la fuente laboral de 80% de ese total, pero la gran mayoría con acuerdos que van desde rotación de personal, descansos solidarios o salario mínimo los cuales se extenderán indefinidamente, reconoció Mario Machuca, dirigente de esta organización sindical.

Los hoteleros están argumentando que aunque desde el pasado 8 de junio se reanudaron las actividades, en realidad los centros de hospedaje están a menos de 20% de ocupación hotelera y prevén que esta tendencia se mantenga hasta noviembre próximo, explicó el dirigente sindical.

Hasta ayer jueves, la Asociación de Hoteles de Cancún, Puerto Morelos e Isla Mujeres reportaba la reapertura de 118 hoteles, que suman ya más de 28 mil habitaciones disponibles. La ocupación que reportan es de 15.7% en Cancún; 13% en Puerto Morelos y 10.3% en Isla Mujeres.

Todavía se mantienen 76 hoteles cerrados que representan 18,748 cuartos. Machuca Sánchez reconoció que aunque la afectación es generalizada, la gran mayoría de los trabajadores operativos de la hotelería percibían ya desde antes de la pandemia un salario mínimo, lo cual significa que el gruesos de sus ingresos provenía de las propinas que dejan los turistas.

Al haber una muy baja presencia de visitantes los ingresos extraordinarios del grueso de la plantilla laboral son también muy bajos, y a ello se debe sumar que sus ingresos son intermitentes, pues deben rotarse con sus compañeros para que todos puedan percibir “algo” a lo largo de la quincena, añadió.

Alrededor de un 30% de las plazas laborales corresponden a puestos administrativos o de mayor jerarquía dentro de los hoteles, que son a quienes se les logró mantener el sueldo mínimo profesional, pero sigue siendo un golpe muy duro y sobre todo indefinidamente prolongado que están teniendo que soportar los trabajadores, expuso Machuca Sánchez.

Los acuerdos que negoció la dirigencia sindical con la mayoría de los hoteles varían, dijo, dependiendo de las condiciones de cada empresa; algunas como los hoteles Royal han mantenido el 100% de sueldos y prestaciones a sus trabajadores; otras como la cadena de restaurantes Hong Kong u hoteles pequeños como Adhara, dieron de baja a todos sus trabajadores y en esos casos se han tenido que interponer los juicios laborales correspondientes.

Machuca Sánchez informó que hasta el momento han tenido que irse a juicios laborales un aproximado de 500 trabajadores, por no haber logrado que las empresas les pagaran lo que especifica la ley por despido injustificado, en el resto de los casos han podido mediar, pero con condiciones que han precarizado las situación laboral de los empleados con el fin de mantener las fuentes de trabajo, insistió.