Consulta del tren maya se realizará en cinco lenguas indígenas

La consulta se llevará gran parte de 2019, pues primero tendrá que estar listo el proyecto ejecutivo del tren MAYA para poder presentar la información

27

JESÚS VÁZQUEZ
GRUPO CANTÓN

La consulta a pueblos originarios sobre el Tren Maya se realizará en al menos cinco distintos distintas lenguas indígenas, reveló Pablo Careaga Córdova, coordinador del proyecto en el tramo Bacalar-Tulum.

El funcionario dijo que la consulta se llevará gran parte de 2019, pues primero tendrá que estar listo el proyecto ejecutivo del tren para poder presentar la información diferenciada por regiones a los distintos pueblos originarios por donde correrá la vía férrea.

“No es lo mismo el impacto que tendrá el tren en Calakmul, en Palenque o Bacalar; las inquietudes son distintas en función del tramo, pero también de la forma en la que el tren se integrará a la vida económica, social y urbana de las distintas regiones que recorrerá”, dijo.

La consulta será organizada por el Instituto Nacional de Pueblos Indígenas, pero requiere de los insumos de información regionalizada para que se entregue en sus distintas lenguas a los representantes de las distintas comunidades; para ello está ya lanzada una primera licitación para elaborar el proyecto ejecutivo de uno de los tramos del tren el cual definirá la forma en que éste impactará las diferentes zonas por las que corra la vía férrea, agregó.

Se tiene que entender, dijo, que el proyecto está avanzando en diferentes frentes, por una parte la rectificación de la vía en el tramo Palenque-Valladolid donde ya hay infraestructura férrea que tiene que acondicionarse; por otra parte ya se lanzó una primera licitación para el proyecto ejecutivo que se construirá desde cero todo el trazo férreo en el tramo Escárcega-Cancún, y de manera paralela se están haciendo los preparativos para la consulta con los pueblos originarios y los estudios para someter el proyecto a evaluación de impacto ambiental, explicó.

También tiene que quedar claro que “no se va a realizar ningún tipo de obra que no tenga previamente los estudios correspondientes, ni las anuencias ni el consentimiento de los pueblos originarios”, insistió.

En entrevista aparte, Pedro Uc, miembro de la Asamblea de Defensores del Territorio Maya, aseguró que hasta el momento ningún funcionario del gobierno federal se ha acercado para hablarles sobre los impactos del Tren Maya en las comunidades originarias, por lo que todo lo que saben ha sido por los medios de comunicación y redes sociales.

De manera extraoficial, se han enterado de nuevas ciudades en la zona de Calakmul, en las que se aprovecharía la madera y la piedra caliza de la zona, así como la producción de pimienta y miel, creando empresas productivas para las comunidades originarias y usar el tren para transportar esos productos.

Nada de esa información que conocen ha sido por canales oficiales sino trascendidos que están generando mucha incertidumbre entre las comunidades, aseguró.