“Antes muerto que traídor”: AMLO

Presume el Presidente que ya cumplió 62 de 100 compromisos, y asegura que no hay asomo de recesión y que la economía del país está en marcha.

33

CIUDAD DE MÉXICO.– Es el primer gran evento del presidente Andrés Manuel López Obrador, en Palacio Nacional. Toda la formalidad, solemnidad. En el Patio Central, hay más de 450 invitados.

Destacan, como no ocurría en el pasado, kepis blancas y azules. Unos 170 oficiales y altos mandos de las Fuerzas Armadas mezclados entre todos los invitados, y la mayoría concentrados en el centro. No hay duda del lugar tan importante que ocupan en el proyecto lopezobradorista.

Andrés Manuel desciende de sus oficinas y llega hasta ahí con su esposa, Beatriz Gutiérrez Müller, quien ocupa un lugar en la primera fila de invitados. Ahí también están todos los integrantes de su gabinete.

En el estrado, acompañan a López Obrador el presiente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Arturo Zaldívar, y sus homólogos del Senado, Martí Batres, y de la Cámara de Diputados, Porfirio Muñoz Ledo.

Ahí están los empresarios que forman parte de su Consejo Asesor, como Ricardo Salinas, de TV Azteca; Carlos Hank González, de Grupo Banorte. Y otro muy importante, el más acaudalado de México, Carlos Slim, quien le da un espaldarazo a López Obrador.

Considera que es muy claro que se ha confrontado la corrupción, y la austeridad va en serio. Y muestra tranquilidad sobre el panorama económico.

“No me preocuparía nada. Está bajando la inflación, hay una mayor austeridad, sobriedad, y la necesidad e importancia de que se complemente la inversión pública y la privada”, dice Slim. Difícilmente un mejor aval.

Durante su discurso, habla de apoyos a adultos mayores, a jóvenes, combate a la corrupción, respeto a los derechos humanos, y el duro golpe asestado al huachicol.

Y también cuando resalta que la recaudación en el primer bimestre del año es 2.6% mayor en términos reales a lo observado en el mismo periodo de 2018.

Al final, el primer mandatario dice estar confiado que “cuando se avance más en la entrega de Programas del Bienestar y logremos con la Guardia Nacional –la suma de elementos son 220 mil elementos del Ejército, 40 mil de la Marina, más los 10 mil efectivos de la Policía Federal–, todos juntos en 266 coordinaciones, permitirá proteger a la gente y se reducirá sustancialmente el número de homicidios, robos, secuestros y otros delitos”. Así el respaldo y la responsabilidad de las Fuerzas Armadas.

 

Por Alejandro Lelo de Larrea/Grupo Cantón