AMLO y la Casa de Los Deseos

A la oficina de transición siguen llegando las peticiones

13

CIUDAD DE MÉXICO.– Justo al mediodía, un modesto vehículo Aveo gris llegó a las oficinas de Andrés Manuel López Obrador. A diferencia de todos los demás visitantes a las oficinas de transición del virtual presidente electo, a éste automóvil se le dio acceso al pequeño patio que usan también como garaje.

Ahí viajaba Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno electa de la Ciudad de México, quien se reunió con López Obrador durante unos 25 minutos. Al salir, su auto fue rodeado por decenas de personas que esperaban. Clamaban por una selfie con ella. Amable, bajó el cristal del vehículo, y aceptó las fotografías.

Un par de horas después, llegaron a las oficinas de Obrador, Marcelo Ebrard, quien será canciller, y Juan Ramón de la Fuente, próximo embajador ante la ONU.

Casi todos los que van en busca de Obrador acuden a solicitar apoyo. Pero hay quienes van sólo a saludarlo o incluso a llevarle ayuda, según creencias.

Un compositor y artistas plásticos colocaron un “altar de luz” frente a las oficinas de AMLO. “Es para su protección, su seguridad”, comentaron.

Con sus 96 años a cuestas, doña Antonia Esquivel se trasladó con enormes dificultades hasta la casona de Chihuahua 216, pues quería darle las gracias de que desde 2001 recibe la pensión de adultos mayores de la Ciudad de México.

Edith Islas se enteró por las redes sociales que la oficina de transición le llaman La Casa de Los Deseos. Y se aprestó a pedir cuatro cosas para el país.

Alejandro Lelo de Larrea
Grupo Cantón