Abandonan conservación de la vaquita marina

Plantarán vegetación nativa, al ser la que provee de la calidad del aire, el oxígeno y para bajar las temperaturas de calor

18

CANCÚN, QROO.- Tras los resultados científicos de que la vaquita marina no se podía tener en cautiverio, las organizaciones ambientalistas que apoyaban el proyecto, conocido como Vaquita CPR, decidieron abandonarlo y no investigar más, dijo Cristian Sánchez, coordinadora de Educación Ambiental del Museo de la Ballena y Ciencias del Mar de la Paz, Baja California, en el trabajo de divulgación que realiza por estos días en Quintana Roo.

“Cuando realmente quieres que algo suceda hay que seguir investigando; hay un barco del Museo de la Ballena que continúa trabajando en la preservación de la especie, a pesar que las donaciones concluyeron en diciembre de 2018 y que para que este año se necesitan 15 millones de pesos”, indicó.

Mencionó que en promedio el barco gasta al día 50 mil pesos solo en combustible y la tripulación es muy reducida solo para cubrir la principal responsabilidad de cada vez que salen al santuario de la vaquita marina, que es la de buscar redes activas o inactivas.

Dijo que se han topado en ocasiones con fauna muerta atrapadas en las redes, entre ellas 32 lobos marinos, más de 10 tiburones y en menor escala tortugas, ballenas, delfines, totoabas y mantas.

Añadió que el panorama actual es difícil porque no hay otras embarcaciones en el alto del Golfo de California que haga esta gestión, ni tampoco se han unido otras empresas privadas para continuar el proyecto. “Solo escucharon que la vaquita era muy difícil de sobrevivir y se fue el interés, solo Delphinus continúa apoyándolos y necesitan que la ciudadanía también se comprometa”, señaló.

Informó que entre el 2016 y 2018 se pudieron conseguir 29 millones de pesos, de ellos 15 millones por parte de la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca, ocho millones de pesos por el Museo de la Ballena y Ciencias del Mar, tres millones de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad, un millón 450 mil pesos del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF por sus siglas en inglés) y un millón 210 mil pesos Petróleos Mexicanos.

Explicó que se lograron quitar más de 40 mil metros lineales de redes fantasmas.

 

Por Licety Díaz/Grupo Cantón