A seis días de la balacera

En Quintana Roo a Emigdio Gutiérrez Rojas, no se le pudo atender y ahora está en el ISSSTE de la ciudad de Mérida en espera de que se le realice la cirugía

65

CANCÚN.- A seis días de la dramática balacera nocturna ocurrida en la popular Gran Plaza, el profesor del Colegio de Bachilleres que recibió un impacto de bala en la cabeza, continúa delicado de salud y con el proyectil incrustado en el cráneo. Por si fuera poco, arrumbado en un pasillo de la clínica del ISSSTE de la ciudad de Mérida, con dolores intensos y sin los servicios que su delicado estado de salud amerita.

Por la falta de espacio y capacidad hospitalaria en los diferentes centros médicos del municipio Benito Juárez, el maestro del platel III, Emigdio Gutiérrez Rojas, en sólo seis días ya fue ingresado a cuatro diferentes instituciones sin que se le haya podido retirar la ojiva del arma, lo que tiene desesperada a la familia, hermanos de religión y amigos cercanos.

El día de los hechos ingresó de emergencia al IMSS de la Región 510, a las pocas horas fue llevado al hospital particular Playa Med, posteriormente al Hospital General, y hace unos días fue trasladado al ISSSTE de la ciudad de Mérida, Yucatán, en donde tampoco se le ha podido retirar la bala debido a que la institución médica y Ministerio Público siguen haciendo investigaciones del caso ocurrido el pasado 2 de julio, a las 23 horas.

La víctima tiene más de 30 horas ingresado en el hospital del vecino estado, donde los médicos reportan estabilidad de salud y recuperación de presión sanguínea, pero no han podido dar fecha para la cirugía que tanto anhelan sus allegados, como lo explicó Freddy López, amigo de la familia.

“La bala ya tiene seis días en ese lugar, y no se ha hecho cirugía porque supuestamente se le harían valoraciones y se siguen haciendo investigaciones. Es decir, estamos comenzando de cero en Mérida… Al maestro se le tiene en el pasillo, con pocas atenciones y con mucho dolor. Vamos a seguir orando para que le apoyen con los protocolos necesarios, se le designe un cuarto y le pongan en mejores condiciones”.

Por otro lado, la familia y allegados adoptaron cuantiosa deuda con la clínica Playa Med, debido a que en el IMSS no había espacio para ingresarlo en terapia intensiva, por lo que amigos y alumnos de la víctima lanzaron una colecta ciudadana para tratar de reunir los 121 mil pesos que se adeudan a dicho centro médico por tan solo siete horas de atenciones.

Francisco Robles
Grupo Cantón