Habemus Compadre, regresó el compadre incómodo de Félix, Ivonne y Peña Nieto…

53

Dicen que ladrón que roba a ladrón tiene cien años de perdón… Y, por lo visto, Felipe Enríquez consiguió mucho más que eso: Regresar a manejar las campañas electorales en el PRI.

¿Qué irá a poner en el financiamiento el compadre de Félix González? Porque no es casual su nombramiento, junto con Rubén Moreira, en la secretaría electoral de ese partido.

Habemus compadre de vuelta. Félix debe estar dando saltos de alegría. Esto supone, antes que nada, más negocios a la vuelta de la esquina.

Pocos personajes definen el lado más oscuro del sistema político mexicano como Felipe Enríquez, hijo de un modesto vendedor de seguros que, a través de sus puestos políticos, desde secretario particular hasta diputado federal, frustrado aspirante a la Alcaldía de Monterrey ha conseguido ser socio de varias inmobiliarias, tener innumerables terrenos e intereses en Isla Mujeres y Cancún, así como en Mérida.

Con Felipe Enríquez se demuestra que más vale ser compadre del poderoso que cualquier otro nombramiento. Su yate, su avión particular, sus locuras del poder político, su capacidad para engatusar hasta a Mario Villanueva al que le quedó a deber varios millones de dólares por sus terrenos, no tienen otro origen que el servicio público.

Y por eso, por esta capacidad de transformar influencias en dinero, es que lo colocaron al lado del “Yo Mero”, del candidato presidencial ciudadano que presume de honestidad, José Antonio Meade.

En Quintana Roo conocemos muy bien a Enríquez. Sabemos de sus empresas: Inmobiliaria RCO, S.A. de C.V., Raíces Consultoría, con la que compró los terrenos de Isla Blanca, Desarrollos Punta Piedra, S.A. de C.V., con la que adquirió 4 hectáreas con mar en Tulum, empresa RYR… más lo que se acumule.

Punta Piedra, como sabemos, son tierras muy valiosas, miles de metros, con frente de mar, en el camino a Punta Allen, donde existe un litigio con el Ejido, terreno que casualmente se compró en diciembre de 2009 siendo gobernador su compadre Félix.

¿En cuántas de estas empresas tendrá “intereses” Félix González, o Eugenio Hernández hoy en desgracia, u otros de sus compadres?
Vaya que salió hábil para ganar dinero.

¿Qué mensaje tiene su nombramiento en el CEN del PRI? Según algunos millones de mexicanos, no significa, sino que no entienden que no entienden y por eso van a perder. ¿O es que de verdad pueden pensar, imaginar, que los mexicanos somos tontos o no tenemos memoria?

Ahora solamente nos falta ver en que participa en Quintana Roo… Otra vez mi pensamiento amoroso para don Nassim que tanto abominó a estos personajes y su ruindad… ahora organizando la campaña política de su nieto…

En Twitter: @isabelarvide

Blog: CambioQRR.com