Violan derechos de los transportistas

Denuncian a inspectores que bloquean a transportadoras con placas federales, a solicitud de chafiretes

74

COZUMEL/ CANCÚN.- Rangel España Santos, propietario de transporte publico turístico federal “El Español” en Cozumel y Playa del Carmen señaló que están siendo violando sus derechos, por lo que ha levantado una denuncia federal en contra de inspectores corruptos de la Secretaría de Infraestructura y Transporte, quienes aseguran, operan a la orden de los taxista.

Esto, dijo, para perjudicarlos y bloquearlos y es que, destacó que la Sintra es autoridad estatal y ellos tienen placas federales, por lo que únicamente la Secretaría de Comunicaciones y Transportes podría decirles algo les podría decir algo.

El problema, aseguró es que la Sintra ha estado bloqueando sus unidades, cuando ellos se encuentran de manera legal y establecidos en Cozumel como transporte público federal; su rubro corresponde a servicios precontratados con las agencias de viajes para turistas.
“Nosotros no dependemos de Sintra, dependemos nosotros de la Secretaria de Comunicaciones y Transportes (SCT) que es federal”, dijo.

Ante esta situación, destacó que desconocen a la autoridad estatal para cualquier acción en su contra, debido a que ellos al contar con placas federales únicamente la SCT los podría sancionar o realizar algún tipo de requerimiento.

CONFLICTOS

Recordó que apenas la semana pasada tuvieron un conflicto y bloqueo en las instalaciones de la plaza del muelle Punta Langosta, donde tenían el servicio precontratado para 40 personas.

“Llegó un inspector de Sintra sin ninguna autoridad, el delegado nunca lo envió, los taxistas son los que hacen su santa voluntad, como es un monopolio, pues ellos hablaron a este inspector y este fue sin tener la jurisdicción, ni motivo por el cual actuar como actuó, bloqueando el paso a la unidad en un recinto federal”, señaló.

Dijo que para evitar que se diera más mala imagen a los turistas y retrasarlos, dejaron que los taxistas dieran el transporte a estos turistas.

Rangel Santos indicó que desde ese día han seguido siendo hostigados por los taxistas e inspectores, quienes les toman fotos y los siguen; sin embargo, la transportadora sigue dando el servicio en el muelle.

EXIGEN SANCIONES
Aun cuando en octubre de 2016 se acordó en reunión, en la que estuvieron SCT, Policía Federal y Sintra, que se evitaría bajar a los turistas de camionetas con placas federales a fin de evitar una mala imagen del estado, las disputas que se dan en sitios como Cozumel, Playa Mujeres, Cancún, Puerto Morelos y Playa del Carmen, ocasiona que la Asociación Mexicana de Agencias de Viajes (AMAV), que encabeza Sergio González Rubiera, exija sancionar a los taxistas que toman la ley en sus manos y agredan a quienes para ellos representan una competencia.

González Rubiera, quien también tienen camionetas con placas federales, afirmó que a los taxistas se les permite bloquear accesos, obstaculizar la vía pública, amedrentar turistas, agredir a operadores-choferes, cometer actos de vandalismo, proferir insultos, proclamas que incitan a la violencia y hasta amenazar de muerte públicamente, sin que nadie intervenga o se les sancione en forma ejemplar.

Ahondó que es a la Sintra a quien le corresponde con base en lo establecido por la ley, supervisar que cumplan con lo estipulado en sus concesiones y que no transgredan leyes y reglamentos y no perseguir al resto de transportistas que están fuera de su jurisdicción.
Además, destacó que no puede ser posible que los funcionarios en turno, en el afán de “ayudar” a los taxistas, les pidan que hagan acuerdos con ellos, cuando no es el fin de la concesión de los gremios de taxistas.

Aseveró que no tienen por qué hacer acuerdos con taxistas, porque se trata de aplicar la ley, que cada actor haga lo que le corresponda y que las agencias de viajes y sus transportistas aliados o afiliados no tienen por qué ceder parte de su negocio sólo por apoyarlos.

Hay que frenar el monopolio

González Rubiera precisó que, en el caso de Cozumel, la situación que les preocupa es la falta de transporte digno y de calidad, que no permite que la isla sea competitiva, debido a que sigue sin atenderse con verdadera voluntad.

“El argumento de que los permisionarios federales no pueden prestar servicios en la isla, porque en ella no existen vías federales, es débil y ciertamente muy discutible”, dijo.

Rangel España Santos destacó las irregularidades de Sintra en la isla.

Externó que el transporte en la isla de Cozumel es un monopolio en manos de los taxistas y de políticos y funcionarios que han negado el acceso a la competencia y han limitado muy lamentablemente el desarrollo de la Isla para favorecer a sus muy particulares intereses.

dav

Alberto Tejero/Renán Moguel
Quintana Roo Hoy