Sospechosismo tras la llegada de Borge

En México, Borge enfrentará diversas causas.

47
sospechosismo-llegada-borge

El ex gobernador de Quintana Roo, Roberto Borge Angulo finalizó su corta estancia en Panamá, ya que finalmente fue extraditado; Borge Angulo llego a México en un avión de la Procuraduría General de la República , que despegó a las 10:12 horas de un hangar del Servicio Nacional Aeronaval (Senan) del Ministerio de Seguridad Pública de Panamá, en el aeropuerto internacional de Tocumen, Roberto Borge es el segundo ex gobernador del Partido Revolucionario Institucional que se encuentran en líos con la justicia y que ha sido extraditado a México.

En México, Borge enfrentará diversas causas.

A nivel federal, por lavado de dinero, y en el ámbito local por los delitos de aprovechamiento ilícito del poder, peculado (malversación de fondos públicos) y desempeño irregular de la función pública.

Se estima que realizó un quebranto al erario de Quintana Roo de alrededor de 3 mil millones de pesos, disparando de manera exponencial la deuda del estado.

Roberto Borge, durante su gestión, junto con algunos de sus colaboradores y amigos empresarios, vendió terrenos de la entidad al uno por ciento de su valor real.

Posterior al arribo de Roberto Borge a la Ciudad de México, el Gobernador Carlos Joaquín González durante entrevista a un medio de TV local señalaba, que lo que se llevaron ex funcionarios alcanza los tres mil millones de pesos.

Pero si se suman consideraciones comerciales como la venta ilícita de tierras, esta podría alcanzar los 10 mil millones de pesos.

Lo que nos da una idea del robo que Roberto Borge y ex funcionarios de la pasada administración le causaron al estado.

Su caso no es el único, según un recuento de Mexicanos contra la Corrupción, hay actualmente 24 ex gobernadores con escándalos de corrupción.

Dieciocho de ellos son del PRI, tres del izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD), uno del conservador Partido Acción Nacional (PAN) y dos más en alianzas PAN-PRD.

La extradición del ex gobernador Roberto Borge, acusado de corrupción, es positiva pero no deja de despertar sospechas, y es que pareciera que el partido de Enrique Peña Nieto usa el suceso con el afán de limpiar la imagen del oficialismo previo a los comicios de mediados de 2018.

No olvidemos que durante el sexenio del presidente Peña Nieto, nueve gobernadores han sido detenidos, seis de ellos priistas y dos panistas.