Medicina: carrera de mucha determinación

25
Medicina-carrera-de-mucha-determinación

CANCÚN, Quintana Roo.- Los jóvenes interesados en cursar la licenciatura en medicina, primero que nada deben saber que la formación académica es constante y no termina, ya que tienen que estar continuamente en capacitación y actualización después de dedicar siete años para obtener su Cédula Profesional como Médicos Generales, y otros siete años o más si desean cursar una especialidad y subespecialidad.

Con frecuencia se observa a internos, de servicio social y médicos residentes en los hospitales del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Delegación Quintana Roo, en los nosocomios de la Secretaría Estatal de Salud (SESA) y en la Clínica del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issste), en donde tienen que cumplir con una serie de obligaciones, como las prácticas profesionales y la parte académica.

En México, al año más de 40 mil médicos generales presentan el Examen Nacional para Aspirantes a Residencias Médicas (Enarm) y sólo se dispone de 7 mil 500 plazas en promedio en las instituciones de salud pública del paíspara que puedan cursar una especialidad, de acuerdo con los reportes oficiales.

La endocrinóloga Margarita Chávez Hernández, coordinadora auxiliar médico de educación en salud de la Delegación del IMSS en Quintana Roo, explicó que la formación de un médico requiere de varios años, primero 4 o 5 años de escuela para obtener la licenciatura en medicina, después hacen un año de internado médico denominado “hospital-escuela” y es parte del programa curricular, toda vez que realizan prácticas en seis módulos: cirugía general, ginecología, medicina interna, medicina familiar, pediatría y urgencias, es decir, 2 meses en cada área.

Una vez que aprueban el año de internado, deben cumplir con un año de servicio social, por lo regular son canalizados a las comunidades rurales o unidades de primer nivel de atención, así como en el área de investigación o trasplante.

Detalló que una vez que terminan con todo ese proceso, es cuando pueden presentar el Examen Profesional para obtener el Título y Cédula para ejercer como médicos generales, y los que desean continuar con su formación para una especialidad, participan en el Examen Nacional para Aspirantes a Residencias Médicas (ENARM) e invierten de 3 a 7 años más, para después realizar una subespecialidad sí así lo desean, que también les llevará otro par de años en promedio, según su elección.
En el IMSS Quintana Roo, hay 109 médicos residentes actualmente en las especialidades troncales como: cirugía general, anestesiología, ginecología y obstetricia, medicina familiar y urgencias médico quirúrgicas, ya que los médicos llegan cada año, toda vez que inician el curso el 1 de marzo de cada año y en este caso sólo permanecen el primer año, al ser únicamente una subsede en el Hospital General de especialidades número 17, después son canalizados a otras entidades para concluir con su formación.

De igual forma, la institución tiene 126 internos, y 219 pasantes en servicio social en medicina general, odontología, enfermería tanto de licenciatura como técnicos, así como de nutrición, psicología, químicos y terapia física.

Señaló que de los 109 médicos residentes, 51 son de medicina familiar, cuya especialidad es de 3 años al igual que urgencias, y los otros antes mencionados de 5 años en promedio. Mientras que para que los médicos generales sindicalizados, que quieren especializarse en medicina familiar, existe un convenio entre el IMSS, el Sindicato y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), que les permite ser becados y llevar su formación en esa modalidad en la Delegación Quintana Roo, hoy en día sólo son 5, y reciben su formación en la Unidad de Medicina Familiar Número 11, que es la sede.

El horario de los médicos residentes es de 7 a 18 horas de servicio, debido a que hacen actividades asistenciales de docencia e investigación, además participan en todas las actividades que realizan los médicos y cubren la parte académica, sesiones de departamento, estudio de casos clínicos y bibliográficos, toda vez que hay que cumplir con el programa académico y práctico.

El trabajo es arduo y constante, ya que también deben cubrir guardias, saliendo de su horario normal se quedan en la jornada que les toca y muchas veces pueden pasar hasta 36 horas o más en el hospital, al ser un sistema implementado a nivel nacional, mientras que en países como Estados Unidos, los médicos no tienen esas jornadas laborales tan extenuantes, ya que cuidan que el ambiente sea propicio para el aprendizaje.

La doctora Chávez Hernández, recordó que en el 2000 iniciaron los cursos de las residencias médicas, por lo que existe 17 años de experiencia en la formación de médicos familiares, y son subsede desde el 2010 de las especialidades troncales, en el hospital regional de especialidades número 17.

En el sector salud también se recibe a un número importante de internos, en servicio social y residentes, de otros estados, pues hay que recordar que en Quintana Roo, la carrera de medicina es relativamente nueva y solo se imparte en la Universidad de Quintana Roo (Uqroo) del sector público y en la Universidad Anáhuac de Cancún en el sector privado.

Por ello, los médicos responsables del área de enseñanza subrayan que para ser médico hay que tener vocación y compromiso para dedicar de 7 a 14 años en la formación, además de seguirse preparando con cursos y talleres para la actualización, debido a que la ciencia avanza, surgen nuevas enfermedades, medicamentos, tratamientos y nueva tecnología de uso médico.

La carrera de medicina es una de las más difíciles y más costosas, y no todos los jóvenes que ingresan logran concluir, ya que muchos se quedan en el camino por diversos factores.
No todos pueden con las exigencias, porque demanda más tiempo de estudio y preparación; sin embargo, los que llegan a la meta se debe a que están convencidos de su vocación.

Angélica Pool/Unisymas