Videoclubes locales, al borde de la desaparición

2

FELIPE CARRILLO PUERTO,Quintana Roo.- La “piratería” fue el inicio de pérdidas para los propietarios de negocios de renta de películas, y la tecnología los acabó de “amolar”.

 
A los establecimientos de renta de películas, poco a poco se les está acabando su tiempo de vida y no aguantarán más de dos años, ya que de los ocho videoclubs que había en la cabecera municipal de Felipe Carrillo Puerto, sólo sobreviven dos y poco a poco han ido “bajando sus cortinas”, así lo dieron a conocer sus propietarios.


En la década de los noventas cuando inició la primera tecnología de películas en cassettes de VHS, sorprendió al mundo todo en modo analógico, es cuando comenzó la industria de la renta de películas, cuando algunas personas lograron comprar sus reproductores llamados videocaseteras, y así tener entretenimiento de cine en casa.

 

 

AVANCES TECNOLÓGICOS

 
Los avances no cesan, tal como lo dio a conocer David Beltrán, propietario de conocido videoclub en la cabecera municipal, que a 10 años al servicio a los carrilloportenses, todavía sigue tratando de contribuir, ofreciendo a sus socios material de estreno que hay en cartelera.

 
“Recuerdo que a seis meses de haber abierto el negocio, el VHS se cambió por el CD, una inversión que quedó desperdiciada; claro que la tecnología tiene que revolucionar, pues iniciamos con un nuevo material, pero se hace presente la “piratería”,

 

aunque con los cassetes también existía esta práctica, ya que había reproductores de doble casetera que podían grabar las películas”.

 
Manuel “N”, joven cibernauta, comentó que ahora ya no es necesario rentar películas, ya que hay aplicaciones y páginas para poder descargarlas.

 
“Ya no se necesita un disco compacto, ahora es en USB, con esto ya no se raya y se puede compartir a otras personas por una ‘lana’ para los chescos”, dijo.

 
Ebert Noe Hugo Chan, con tres años en la renta de películas, señaló que ya no compra varios estrenos como antes.

 
“La inversión sería como arriesgada, porque los estrenos tardan un mes en surtirlos, y algunas personas optan por ir al cine a verlos, ya hasta en el Facebook lo trasmiten y es una pérdida para nosotros”, comentó.

 

 

RECUENTO DE SU EVOLUCIÓN

 
Direct-to-video en inglés, vidéofilm en francés y en Japón V-Cinema y OVA para el ánime, es aquella que salió publicada directamente en el mercado audiovisual para un entrenamiento en el hogar; históricamente inicia la reproducción en VHS, que es 100% análogo, actualmente en formato CD, DVD, Blu-ray o por descarga por Internet, tienen mejor calidad.(Alejandro Valdez /QUINTANA ROO HOY)