Ex borgistas buscan ‘blindaje’ con Morena

21

 QUINTANA ROO.-Priistas ligados al borgismo como Mauricio Góngora Escalante, Cinthya Osorio de Góngora y Gabriel Mendicuti Loría, buscan mantener su “coto” de poder y evitar a toda costa la acción de la justicia en su contra al impulsar la campaña de Omar Sánchez Cutis y Laura Corrales, integrantes de Morena en Playa del Carmen.

Ante la complacencia del líder estatal de este partido, José Luis Pech Várguez, los ex borgistas apoyan logísticamente y con sus “redes” ciudadanas a los dos políticos anticipados de Morena.

Omar Sánchez y Laura Corrales operan con actos anticipados de campaña, ya que a través del periódico local “Regeneración”, menores de edad realizan encartes con propaganda proselitista de la pareja.
Los militantes y simpatizante de Andrés Manuel López Obrador en Quintana Roo han mostrado su preocupación por el arribismo de oportunistas a las filas de Morena, como Hernán Villatoro Barrios, líder del PT; y Ramiro de la Rosa Bejarano, ex integrante del PRI, entre otros.

Las alarmas de los morenos comenzaron a sonar con el nombramiento que el dirigente estatal de Morena hiciera en favor de Sánchez Cutis, como “coordinador” en el Distrito Electoral Uno.
A decir de alguno de los entrevistados, Laura Corrales aparece en Morena a invitación de Omar Sánchez Cutis, pero nadie sabe de dónde apareció o cuál ha sido su trabajo previo dentro del partido, pero que tiene una relación estrecha con Francisco Cardeña, enlace de Pech Várguez.

Los integrantes inconformes de este partido político dijeron que la operación del grupo que al parecer financia, opera y gestiona en favor de Sánchez Cutis y Laura Corrales, se notó durante el acto masivo que encabezó el pasado 2 de julio Andrés Manuel López Obrador en el Parque de las Palapas en Cancún, en donde los seguidores del proyecto del político tabasqueño, simpatizantes y militantes de Morena, vistieron una playera, camisa o blusa blanca y el logotipo de Morena en tipografía café, pero los del grupo de Sánchez Cutis lucieron playeras rosas, mismo color y características de las que usaron las redes de apoyo de la campaña de Mauricio Góngora Escalante en la elección local de 2016.

VAN POR ALCALDÍA

Aunque la legislación electoral determina la prohibición de los actos anticipados de campaña o precampaña y sólo faculta a dirigentes nacionales y estatales hacer pronunciamientos públicos, sin que ello represente una abierta campaña, Sánchez Cutis y Laura Corrales se encuentran en franca y abierta carrera a la alcaldía de Playa del Carmen, debido a que operan a través del reparto puerta por puerta del periódico Regeneración, al cual le encartan una propaganda y una tarjeta de presentación a nombre de ambos.

Además, movilizan a un grupo de menores de edad para hacer la campaña proselitista o trabajo territorial, ya que les pagan tres mil pesos mensuales por repartir los volantes.

La falta de un consejo estatal abre la posibilidad de operación de cualquier expresión o grupo de interés al interior de Morena, lo que permite que políticos con intereses muy particulares participen en la colocación de personas que les permitan, a la postre, conseguir la impunidad de las acusaciones por la cual se les persigue, tal es el caso de los antes mencionados.

La angustia de los morenos radica en el peligro que representa que se le finquen responsabilidades al partido político gracias a los actos ilegales de quienes no son ni precandidatos, o cuentan con algún nombramiento oficial, aún ello podría actuar en detrimento de Morena y su dirigente nacional, Andrés Manuel López Obrador. (Renán Moguel/QUINTANA ROO HOY)