Encuentra un estado en bancarrota

5

CANCÚN,Quintana Roo.-Luego de haber ganado las elecciones, el 2 de agosto de 2016 se reunieron en la casa de gobierno de Cancún Roberto Borge Angulo y Carlos Joaquín González, para iniciar el proceso de transición…

En ese momento, mientras Borge Angulo decía que este proceso tendría que darse en un marco de cordialidad y profesionalismo, Joaquín González aseveraba que la reunión no obedecía a un acto de aceptación de la administración que concluía, sino por el contrario, del inicio de la rendición de cuentas que tenía que dar al pueblo quintanarroense.

No era sorpresa para nadie que el gobernador electo encontraría a un estado en bancarrota, endeudado y con problemas sociales, que al menos en los hechos, nunca fueron atendidos y a los cuales, según papeles presentados, se les destinó millones de pesos.

LA CONFIRMACIÓN

Esto lo confirmó en su momento el equipo de transición de Joaquín González, que anunció que Quintana Roo presentaba un adeudo histórico, al grado que lo ubicaba como el segundo estado del país con este problema, pese a tener ingresos millonarios por concepto de divisas e impuestos.

Francisco López Mena, coordinador general del equipo de transición, fue el encargado de notificar el 13 de septiembre de 2016 que Borge Angulo dejó a la entidad en “una situación de quiebra financiera”.

“El actual manejo de las finanzas públicas está teniendo diferentes aspectos: un déficit de operación que al recibir el gobierno, este día 25, se estima en alrededor de 2 mil 700 millones de pesos“, afirmó el funcionario en su momento en conferencia de prensa.

Según las primeras cifras oficiales del equipo del gobernador electo, Carlos Joaquín, la deuda de largo plazo ante instituciones financieras asciende a 19 mil 197 millones de pesos, y la de corto plazo a 2 mil 421 millones de pesos.

LOS SEÑALADOS

En sus primeras declaraciones entorno a los malos manejos de su antecesor, luego de los resultados obtenidos del equipo de transición, Joaquín González dio a conocer que se presentarían siete denuncias en contra de funcionarios que trabajaron en la administración de Roberto Borge, luego que diferentes auditorías arrojaron irregularidades por el monto antes mencionado.

Sobre el argumento por el cual se interpondrían las denuncias, explicó “algunas serán por rentas de maquinaria que fueron hechas durante el ejercicio 2013, por cerca de 430 millones de pesos; renta de maquinaria del ejercicio 2014, por 348 millones, que además de que son unas rentas un poco confusas, no existe la documentación de soporte ni la evidencia de los servicios”.

PRIMEROS INVOLUCRADOS

La lista de las personas que serían denunciadas las encabezaba Fernando Escamilla Carrillo, ex secretario de Infraestructura y Transporte; Ariel Federico Meeser, ex subsecretario de Infraestructura; Andrés Canul, que también era subsecretario de la misma dependencia; Eliezer Villanueva, que era funcionario de la Secretaría de Finanzas; y Paulina García, que era ex secretaria de Desarrollo Urbano.

Sin embargo, luego de intensas revisiones que duraron casi un año, hace poco más de una semana la Auditoría Superior de Quintana Roo (Aseqroo) dio a conocer 27 denuncias penales en contra de 84 colaboradores del ex gobernador Borge Angulo por diversas irregularidades cometidas durante los últimos dos años del sexenio del mandatario expriista.

Eduardo Martínez Arcila, presidente de la Gran Comisión; y Emiliano Ramos Hernández, de la Comisión de Hacienda, Presupuesto y Cuenta, dieron a conocer que las denuncias son contra funcionarios de ocho dependencias y ocho municipios de Quintana Roo por un monto de daño al erario por 11 mil 813 millones de pesos.

Al final, Carlos Joaquín encontró un Quintana Roo cansado, hastiado y con sed de justicia, por toda la impunidad con la que se vivió durante el sexenio de Borge Angulo.(Renán Moguel/Quintana Roo Hoy)