Alto al ‘sueño’ en el Caribe

4

CANCÚN,Quintana Roo.-El sector empresarial y educativo de Cancún reconoció que no se está preparado en cuestión de infraestructura educativa y empleos suficientes para albergar a cientos de “dreamers” y sus familias que pudieran ser deportados de Estados Unidos, luego de que Donald Trump cancelara el programa de Acción Diferida para el arribo de menores de edad, DACA, por sus siglas en inglés.

Apenas el martes pasado, el presidente del vecino país del norte anunció la conclusión de este programa creado por su antecesor Barak Obama y en donde el 70 por ciento de casi el millón de “soñadores” que hay en Estados Unidos son jóvenes indocumentados mexicanos.

Carlos Gorocica Moreno, subsecretario de Educación en la zona norte, reconoció que desde mucho antes del anuncio de la cancelación del programa DACA, la Secretaría de Educación y Cultura (SEyC) en Quintana Roo ya analizaba las condiciones de revalidación de estudios de los “dreamers” que puedan venir a vivir a la entidad.

Según agencias de Estados Unidos, los destinos turísticos de México han sido “escauteados” por las familias de los “Dreamers”, ante la situación que veían venir con el programa DACA y arrojó que Cancún es el destino preferido por la conectividad que tiene, por ser una población multicultural, donde hay muchas personas bilingües, así como por la oportunidad de trabajo.

Ante esto, Gorocica Moreno reconoció que se tiene que buscar el mecanismo de celeridad para la revalidación de los estudios de los “Dreamers” que lleguen al estado y puedan continuar sus estudios sin problema.

PROBLEMAS

Sin embargo, dijo que el tema más álgido es que se tienen que generar espacios educativos y es allá en donde se tendrían problemas para buscarles acomodo en los diferentes planteles.

“Cancún es un polo atractivo para ellos, nos estamos preparando para un arribo inminente, ya que sabíamos que algo podía venir y la indicación que tenemos es brindar la oportunidad de educación y tener espacios educativos, pero se tendrá que afinar, porque no se tiene la idea de cuánta gente podría venir”, recalcó el funcionario estatal.

Adrián López Sánchez, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), dijo que Cancún no tendría problema en brindarles un espacio laboral a las familias de los “dreamers”, pero que el problema es que quizá no sea el mejor remunerado o el que esperan.

“Para recibirlos temporalmente si estamos preparados, pero no para tenerlos de manera permanente, porque no hay tantos espacios de trabajo y lo mejor sería que vinieran también a emprender”, comentó.

Eloy Peniche Ruiz, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) del Caribe, dijo que no solamente los “Dreamers” mexicanos vendrán al país, sino de otros países.

Ahondó que las personas que tengan las habilidades podrán encontrar espacios de trabajo y los que no, tendrán que volver a retomar los estilos de vida que tenían antes de irse a Estados Unidos. (Renán Moguel/Quintana Roo Hoy)