¡Sé agradecido y fortalécete!

3

El sufrimiento no es algo que soportar, es una experiencia para capitalizar, ya que aprender se convierte en un proceso de crecimiento y desarrollo que nos prepara para la vida..

Si logras agradecer, sentirás que tienes la fuerza que se nos da para ser capaces de trascender el dolor, pena, sufrimiento, duelo o separación que se hayan presentado en nuestras vidas.

“Para lograr ser felices, salir airosos y fortalecidos de cualquier experiencia de dolor tenemos que asumir la responsabilidad de nuestros sentimientos y sentir las experiencias que se hayan presentado en nuestra vida con amor, comprensión, compasión y perdón”.

Las personas que no tienen suficiente fuerza, voluntad, entereza, decisión y amor para perdonarse a sí mismas, pero sobre todo para perdonar a los demás, viven con amargura, coraje, frustración, dolor y rabia, no logran disfrutar un momento de su vida, ya que el sufrimiento que les produce el recuerdo del pasado les llena de amargura, la ansiedad y frustración no les permiten vivir tranquilas y al final el coraje y la rabia enferman su existencia.

Al coraje vuelto hacia afuera se le llama rabia. Al coraje vuelto hacia adentro se le llama diabetes, úlcera, cáncer, depresión y muerte.
Agradecer cada momento en nuestra vida nos ayuda a encontrar amor, paz, alegría y felicidad.
¡Atrévete a ser y vivir feliz cada día!