Abuelitos, en el olvido

10

FELIPE CARRILLO PUERTO,Quintana Roo.- Este 28 de agosto que se celebra el Día del Adulto Mayor, algunos abuelitos de la zona maya esperan un regalo, mientras que para otros, no habrá ni un abrazo.

Prestadores de servicio ya se preparan para ofertar sus productos para este día.

Es común ver las florerías con la elaboración de arreglos y restaurantes con el inicio de reservaciones, todo para consentir a estas personas de la tercera edad.

Para el septuagenario Orlando Balam Uc, no hay día del abuelo. Cabizbajo comentó que, cuando falleció su esposa, sus dos hijos pocas veces lo visitan y sus nietos llegan cuando van con sus padres; la pérdida de su vista cada día se va empeorando por diferentes enfermedades crónicas, él solo se las ingenia para ir al baño, ha sufrido varias caídas pero sigue de pie.

“Me he quedado solo, mis hijos tienen una familia por la que tienen que trabajar y velar, a mis 72 años qué más puedo pedir, no reniego a la vida, soy feliz, aunque no tenga una felicitación por el día del abuelo, la verdad ya se me había olvidado cuándo es”, indicó.

Doña Celestina Uc May, septuagenaria de la comunidad de Señor, dijo: “hace más de 40 años que se me olvidó que se celebran a los abuelos; todos los días desde las 6 de la mañana, acompañada de mi esposo, voy a vender productos del campo en las afueras del Mercado Municipal, mis hijos una vez que crecieron se fueron a vivir a Playa de la Carmen, se olvidaron de mí y de su papá, ni los nietos llegan”.

Doña Guerma Tun es otras de las abuelitas “guerreras” de Felipe Carrillo Puerto, desde las 6 de la mañana empieza a empujar un triciclo viejo para buscar entre la basura algo que se pueda reciclar para vender; vive con su esposo que padece un problema motriz, y desde hace más de 20 años ella es el sustento del hogar. “Tengo apoyo de Prospera, pero la verdad no alcanza, es bimestral y yo tengo que pagar luz y agua al mes, y la comida es diario”, señaló. (Alejandro Valdez/QUINTANA ROO HOY)