Gaby Ramírez evitó un acto criminal en Q. Roo

3

CIUDAD DE MÉXICO.- Después de que la guapa conductora de Estrella TV se llevó el susto de su vida hace un par de meses, cuando en el aeropuerto de Cancún unos taxistas la cercaron para casi golpearla porque no la dejaban abordar un UBER, ahora la conductora se siente satisfecha de haber evitado un acto criminal al evitar que estos taxistas golpearan al chofer del UBER.

En exclusiva para BASTA! desde Los Ángeles, California, la guapa modelo dio su parecer.

“Gracias a BASTA! y a las redes sociales, se pudo dar a conocer lo que está pasando en el estacionamiento del aeropuerto de Cancún. Yo no levanté ninguna denuncia contra los taxistas golpeadores, porque realmente no me pegaron ni me hicieron nada; pero sí evité que se cometiera un acto criminal al evitar que golpearan a un inocente chofer de UBER”, dijo.

Además, destacó que, aunque la gente de Cancún cree que es un tema federal, ella considera que es un tema estatal “en el que simplemente los taxistas del aeropuerto se quejan de que los UBER no pagan su cuota por el uso de suelo como ellos lo hacen”.

A la conductora le gustaría que haya servicio de taxis para todos los presupuestos. “Si la gente quiere tomar el ADO, perfecto, o si quieres salir de la puerta del aeropuerto y que te lleven a la puerta de tu casa por 600 pesos, está perfecto; y su quieres caminar hasta un punto del aeropuerto y el UBER pasa por ti por 180 pesos, también es válido”, aseguró.

“Lo que pasa es que hay vuelos de avión que te salen hasta en 500 pesos y no es posible que salga más barato que un taxi. Tal vez para los extranjeros no es caro pagar un servicio de 600 pesos, pero para los mexicanos sí, es impresionante”, continuó.

La conductora aclara que no tiene bronca con los taxistas del aeropuerto, pero tampoco está de acuerdo con sus actos vandálicos. “No estoy peleada con los taxis del aeropuerto de Cancún, sino con que los choferes dejen meter a los UBER al aeropuerto, se vale que haya opciones. A mí afortunadamente no me hicieron nada, pero evité que los taxistas del aeropuerto le dieran una golpiza al chofer del UBER que pedí. Yo no iba a permitir una salvajada de esas enfrente de mi madre y de mi hijo, un acto criminal como se dice en Estados Unidos, y por eso se armó todo el relajo”, dijo. (Rafael Suárez / Agencia Basta)