Un niño demuestra la verdadera pasión

El club Brujas comparte uno de los momentos más significativos del duelo ante el Royal Excel, cuando un pequeño se abraza fraternamente con su papá tras conseguir la playera de un jugador

11

CIUDAD DE MÉXICO.

Un niño en las gradas desbordó la verdadera pasión del futbol, luego de que acabara el partido entre el Royal Excel Mouscron y el Club Brujas.

Tras el silbatazo final, un jugador del cuadro visitante se acercó a las gradas para obsequiarle su playera al menor. El papá y su hijo celebraron el acto, gritaron, levantaron el puño en señal de victoria, los demás aficionados aplaudieron, pero el momento más significativo fue cuando ambos se fundaron en un fraterno abrazo. El niño no pudo contenerse las lágrimas.

El club Brujas compartió el momento a través de redes sociales y recibió varios comentarios positivos.

Hans Vanaken marcó el gol del triunfo para el Brujas, un duelo del fin de semana que estuvo muy dividido y se decidió en los instantes finales del encuentro de la Jupiler League. Con esta victoria, se pone como líder de la clasificación con 26 puntos.