Eagles, Campeón de la NFL, comienza la dinastía Phil

Un balón suelto de Tom Brady en los minutos finales fue valedero para que Filadelfia se impusiera a los Patriotas

10

Rodrigo Mojica
Enviado Agencia Basta!

Dicen los expertos y analistas que las defensivas ganan campeonatos y, aunque sería demeritar a las ofensivas, los cierto es que históricamente una acción de los primeros, aludiendo a la lógica, hacen la diferencia en el marcador.

Esta noche, haciendo trizas aquello de que el Super Bowl LII entre los Filadelfia Eagles y los New England Patriots sería uno con puntos a cuentagotas, una sola jugada de la retaguardia terminó por definir el título en favor de las Águilas.

Brandon Graham (55’) provocó el balón suelto de Tom Brady, y su compañero, Derek Barnett, lo recuperó cuando se venía el último ataque.

Acción clave, apenas justa: Filadelfia es el nuevo Campeón de la NFL (41-33), cobrándose la afrenta, y además estrenándose como poseedor del trofeo Vince Lombardi.

Nick Foles mandó tres pases de anotación y además atrapó el balón para otro touchdown. Actuación redonda, es el MVP.

Sorpresivo

Torrey Smith recibió un pase largo de Foles, en apenas el segundo intento de la ofensiva de los Filadelfia Eagles.

Corey Clement, enseguida, tuvo una acción en la que puso en situación inmejorable a su escuadra; sin embargo, luego de tres intentos, la cosecha tuvo que limitarse a un gol de campo.

Para abrir boca los Pats, luego de una excelente escapada de Chris Hogan, el ataque igual se mantuvo aplacado y sólo pudo empatar el duelo, al validar los tres puntos opcionales.

LeGarrette Blount, quien hace algunos ayeres defendió el jersey de enfrente, por lo que conoce de estas lides, tuvo una escapada que puso en situación inmejorable a Phili.

Nick conectó con Alshon Jeffery, quien, cual acto circense, se quedó con el ovoide de forma espectacular. Jake Elliott falló el punto extra (9-3).

Brady, después de que parecía acorralado, salió del aprieto y, en tercera y siete, encontró a Danny Amendola con un lanzamiento largo. Un mal centro trajo consigo nada a la cosecha.

Explosión y defensa

Una reversible que pasó de manos de Dion Lewis a Amendola tuvo como desenlace un pase a Brady, quien demostró que lo suyo no es recepcionar. Patriotas se fue con las manos vacías en cuarta y diez adelante de mediocampo.

A la contra, Nick encontró otra vez a Jeffery, de día inspirado, lo que abrió la puerta a la anotación terrestre. Blount, quien está en una distinguida lista de tipos que entregaron touchdown en distintos Juegos Grandes, llevó el balón hasta las diagonales, aunque la conversión fue fallida (15-3). La respuesta trajo consigo tres unidades para el de Foxborough (15-6).

Jay Ajayi eludió tacleadas y acercó a su ataque a territorio enemigo, en la acción siguiente el ‘17’ de las Águilas cedió el ovoide a Duron Hamon, para la primera y única intercepción del encuentro, con cinco minutos por jugarse en este segundo cuarto.

Y James White, aquel que brilló y fue clave en la consecución del Super Bowl LI, estaba de regreso para darle seis puntos a su equipo, gracias a un excelente acarreó en el que nadie pudo detenerlo (15-12).

Pero los de Doug Pederson no cedieron, y Clement, en otro instante de explosividad puso a Filadelfia cerca de la zona cero.

Decisión temeraria. En cuarto down cambiaron los papeles: Trey Burton mandó a Foles, quien se apuntó la anotación (22-12).

Pura ofensiva

Tres minutos necesitaron Brady y compañía para armar una buena ofensiva en la reanudación. Rob Gronkowski, quien durante la semana estuvo en protocolo de conmoción, ocupó dos jugadas para acercar a Nueva Inglaterra (22-19).

Pero nadie podía descontar al ‘9’ de los verdes. Un lance que pasó entre dos defensivos fue tomado con gran concentración por el running back Clement. La jugada se fue a revisión, y el veredicto indicó siete más para Filadelfia, con el extra (29-19).

De toma y daca. Respuesta a cada punto. Tom se combinó con un muy participativo Hogan, quien bajó la parábola y entró al campo enemigo (29-26).

La definición

Sólo un gol de campo en ofensiva que dio pie al último cuarto lograron las Águilas, una diferencia de seis que aun parecía corta hablando de que enfrente estaba New England (32-26).

Para estas alturas, el duelo que se perfilaba con un marcador corto, por supuesto no lo fue, pues la dupla Brady-Grown provocó la voltereta del Campeón de la Conferencia Americana (AFC).

Con poco más de cinco minutos por jugarse, otra vez Pederson se la jugó en cuarta, y Zach Ertz estuvo seguro para darle al menos cuatro oportunidades a los de Pensilvania.

Nelson Agholor, de actuación discreta, atrapó tres balones en un momento importante, pues el monarca de la Conferencia Nacional podía aspirar a recuperar la ventaja perdida. Jugada apretada, de Foles a Ertz. Los oficiales dieron por bueno el touchdown. Conversión fallida. Filadelfia 38-33 New England.

El último ataque de los Patriotas se topó con Graham y Barnett; el ovoide estaba de vuelta, tres unidades más: Águilas levantó su primer título (41-33).

67,612 AFICIONADOS entraron al U.S Bank para presenciar el Super Bowl LII